jueves, 29 de enero de 2015

Historia de una calle


Porque hay que empezar algo nuevo, cuando procuramos ser imprudentes, impregnados de perfumes cuestionables, de vidas paralelas para buscar un pasatiempo respecto a las propuestas escolarizadas del destino y la experiencia sublime de hallar la segunda impresión.

No hay comentarios: