jueves, 29 de enero de 2015

Historia de una calle


Se ha dicho que la biología de la vida es un prologo de narración teatral que condiciona nuestras conductas sin móviles establecidos, no la define pero hace interesante generar interpretación. Vivimos perdidos en este segundo día y enamorados de comer una cazuela de vacuno y una ensalada de repollo con ajo. Participó el aceite de “pepitas de uva” y “oliva”.

No hay comentarios: