viernes, 30 de enero de 2015

Historia de una calle


Bueno, de la misma manera, asumo la agonía cronológica y corporal como una intimidante aceptación de lo que efímero, instauró una trama histórica de consecuencias impredecibles al fragor de negocios humanos muy variados.

No hay comentarios: