jueves, 29 de enero de 2015

Historia de una calle


Ahora, captando ritos y tradiciones a granel, no diré su nombre propio para evitar fuertes alergias, ante todo, quiero jugar a una antropología de lo cotidiano junto a perpetuas sorpresas obsequiadas por el Universo. Con el brindis anónimo y sombrero alternativo de un joven adulto, hubo galletitas sin pregunta alguna.

No hay comentarios: