martes, 13 de enero de 2015

Historia de una calle

La rutina constante de alguien ignorante de sus segundas impresiones, según el comentario de personajes ambiciosos, bueno, ahora que lo recuerdo, haber estado en un café para pensar sobre los límites del lenguaje, a cualquier hora hay adultos naciendo, lo cual habilita remedios contra lo predecible de Occidente, valiosas tonterías más agua mineral sin gas. 

No hay comentarios: