miércoles, 28 de enero de 2015

Historia de una calle


Para recordar que siempre estamos solos y abandonados al azar de leyes inescrutables, en ocasiones, ofrece caramelos en desarrollo, algo de ideología colorea el ritmo del ciclo de la vida. Sin humanos, sin papas fritas.

No hay comentarios: