jueves, 29 de enero de 2015

Historia de una calle


Para mí, divirtiéndome enclaustrado en el mundo de las interpretaciones Horario Bajo, significó una glamorosa excusa mirar las estrellas desde una parcela y su única noche de espiritualidad asada.

No hay comentarios: