jueves, 22 de enero de 2015

Historia de una calle

En esa ocasión, en buena hora, la dimensión veraniega de una calle expectante mantuvo la importancia de observar, compartió recompensas sin afán de reconocimiento, quiso buscar su gran legado a través de los diálogos inconexos con algunos personajes de voluptuosas obviedades, sin palabras no habría gula. 

No hay comentarios:

PRIMEROS MESES

Somos hijos de las circunstancias históricas, cuya máxima plenitud de ser es considerar que la historia es algo muy...