jueves, 29 de enero de 2015

Historia de una calle


Seguimos observando, con suma indulgencia, a los demonios internos, en una estrategia de adaptabilidad y sobrevivencia, solo quieres jugar a ser discípulo, por lo que negociar con la realidad humana en perpetuo movimiento es conmover al experimento calle.

No hay comentarios: