sábado, 27 de diciembre de 2014

Historia de una calle

De cualquier instante, el comer es un asunto biográfico porque induce  a reflexiones dispersas sobre el sentido de la existencia humana. También impone el conflicto como motor histórico de las relaciones de repostería y diálogos con frutos secos. Si alguien lo dice, entonces hay que callarse para caminar en silencio. 

No hay comentarios: