sábado, 27 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Con la presencia callejera del fenómeno de la vida acudía sin propósitos patriarcales y sin proyectos educativos institucionales, las ventosidades y resfríos a un pueblo adicto al mandato de nacer para morir, porque las personas indican la opción de saber respuestas sin preguntas. Pero persisten, los jóvenes adultos, en la creencia de almorzar en algún parque fluvial. 

No hay comentarios: