sábado, 20 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Después de aprender a gozar desde un jardín. Una extraña pero progresiva fascinación por demostrar valiosas tonterías: la vejez, la muerte y la enfermedad durante intervalos de tiempo. Si él existe, aplaudan con glamour. 

No hay comentarios: