sábado, 20 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Un verdadero reto al destino. Además, contra su personalidad nadie lo talla y uno mismo intuyó que el cambio es lo único permanente. De la misma consideración, degustó un conmovedor café helado. 

No hay comentarios: