lunes, 29 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Y pensar que hemos adoptado decisiones cuestionables cuando queremos descubrir un café vienes más la esperanza mutilada de unas bolsitas de endulzantes. De repente, esclavos o dueños de una supuesta certeza existencial, pero mucha soledad que desgarra originándose desde una perspectiva de dulces inquietudes y absurdos concesionados. 

No hay comentarios: