lunes, 29 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Todos revueltos en un mar de entrevistas inconexas y acuosas que suministran momentos rítmicos, había cierto regocijo mediante la estrategia ecuménica de reír seduciendo cada Stalingrado que permanece entre nuestro living-comedor y baños de azulejos cosmopolitas, sin olvidar la maravilla de un café vienes de posguerra. 

No hay comentarios: