jueves, 25 de diciembre de 2014

Historia de una calle

No sabemos quiénes somos al vivir perdidos en los arriendos comentados cerca de una estación de Metro, desde bestiales viajes al inodoro tras una comida azarosa hasta violencias fundadoras provenientes de la lucha de clases de los intestinos, de más está decir, que estos días se burlan de los aromas permanentes del baño. Después, los jóvenes ciudadanos tendrán que decidir. 

No hay comentarios: