lunes, 22 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Lo único interesante es la sencillez simbólica de una sonrisa del joven artista, si es que podemos decirlo tras un comentario desinteresando, para mostrar seres dotados de espiritualidad mutilada y racionalidad desarraigada. Ojalá las calles del país de las pequeñas narrativas adviertan la picardía de un aroma a té oriental. 

No hay comentarios: