miércoles, 31 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Puede que una lágrima provoque movimientos extraños de un segundo a otro, a pesar que después fuimos testigos del nacimiento de otro niño, eso pronto lo expresaré mediante palabras veraniegas. Pero, volvamos a lo nuestro, a la pasajera mansión del fenómeno de la vida, unas conversaciones teñidas de nombres más apellidos registrados. 

No hay comentarios: