jueves, 25 de diciembre de 2014

Historia de una calle

Si envejecemos con total lucidez silenciosa, entonces habrá oportunidades míticas para comer unos mariscos con agregados. A cualquier sabor, cualquier dialogo lúdico con el baño. 

No hay comentarios: