lunes, 30 de junio de 2014

Horario Valle

Ellos intuían sucesos íntimos y evidentes, nunca lo insinuaron como un reto al destino o buscarlo por medio de rituales institucionalizados a partir de vivencias personales. En realidad, independiente de ingresos salariales, seguimos siendo animales extraños, enrojeció Coco Channel junto a Ingrid Bergman.

Horario Valle

De este modo, las personas creen cambiar a medida que sacan dinero del Cajero Automático, también recuerdan sus observaciones desde un horario sobrio, culpas sin sentido ante lo erótico de respirar olores cota 100, conversaciones incontrarrestables con el presente, pecados suscritos con la vida en sociedad, absurdos bien remunerados, afanes asumidos, presiones afectivas, recorridos éticos a través de la educación formal, soledades determinadas por la torpeza emocional de la civilización patriarcal, dilemas bioéticos cuando menos uno se lo espera, cafés dispersos en la historia del Barrio Lastarrea, creencias difundidas por el genio maligno encarnado en revoluciones humanas, elementos de juicio estético cuando él comió sushi, fragancias burguesas tras un sueldo docente, las maravillas entroncadas con los inventos que depara el sufrir a diario, nuevos mamíferos que generen milagros inesperados, decesos simbólicos de los días cronológicos pero elocuentes, las experiencias ignotas de pequeños seres que negocian con la realidad, dedicadas escuelas de divertimento secuencialmente callejero, sugerente humor y risas de los hermanos Marx a los humanos que nacemos para morir.

Horario Valle

Solo queda esperar a que el ciclo sin fin introduzca sus esperanzas cercenadas, risas inmanentes a términos de recreo escolar, diversas frustraciones humanas a medida que crece la codicia y la dicha de disfrutar unas tostadas con Palta Hass.

Horario Valle

Después de que millones de horarios juegan a jugar con el ciclo sin fin,  su propia manera de gobernar a través de simples tonterías, impone una compulsión creativa a medida envejecemos gracias a nuestra estructura genética. 

Horario Valle

Una idea bastante arraigada es creer que sólo existe menú durante democracia, ésta, dispuesta a representarlo todo mediante bipedismos gestuales y sus propias teorías éticas al fragor de brindis entre calles. Desde  lo anterior, algunas experiencias que aliñan la existencia histórica de inventivas humanas, el Horario Punta y los aromas imprevistos generan conflictos.

Horario Valle

Cuando vivir en función de los demás, sin mayores aspavientos personales, convocó a mujeres y hombres de una encadenada conciencia empírica, desde el secreto taller del alma, sin palabras y sin hacer mayores comentarios, he visto 4 veces la saga de Pixar/Disney porque siempre estamos solos, tal vez he sido adicto a la observación.

Horario Valle

Como una breve digresión, relató una historia de amor, entre libros y billetes versallescos, con una mujer de belleza alógica, la mirada a sus imágenes paganas incentivó sus lugares eróticos, de la misma manera, adherirse al delirante viaje de almorzar mariscos que evocó el drama lúdico de la trilogía Toy Story. 

Horario Valle

Todo humano puede ser alguien, y nos sorprende. Porque sorprenderse, como lo hacen las hormigas ante el fenómeno de la vida, implica la belleza de asumir las enfermedades congénitas del ciclo sin fin, son modelos a seguir, trabajan como insectos sin esperar nada a cambio, provocan los milagros, su única recompensa es perpetuar la especie tal como las estaciones de Metro a sus “demonios internos”.

Horario Valle

Hablar sobre vejez es una glamorosa insensatez y, con ello, hemos vuelto a dialogar sobre dilemas bioéticos. Su narrativa trae consigo la ordinariez de lo extraordinario de un café Kuchen. Dice la leyenda que San Agustín lo disfrutó bastante. 

sábado, 28 de junio de 2014

Horario Valle

Hay dificultades cuando tratamos con seres de carnes y huesos, mucha visceralidad y racionalidad, durante días enteros, bien alimentados y confiados, una precaria armonía es lo seductor. 

Horario Valle

El intento de cada persona que tendrá la oportunidad. Ésta será un remedio para negociar con su realidad, después observará cierta vereda, que obsequia silencios elocuentes con aromas gourmet. 

Horario Valle

Esos comentarios verbalizados configuran una secuela inconmovible de impresiones fuertes, sin la labor evangelizadora de la civilización occidental, con risas habituadas al mes de febrero. 

Horario Valle

Hay momentos en que existen preguntas sin respuestas, lo que resulta conmovedor porque vivir es estar atento a los resfriados del azar. Alguien tendrá que decirlo. No basta tener libertad de expresión para hacerlo. Creo, en realidad, en las calles del Horario Valle. 

Horario Valle

Comenzaba un día sábado de indescriptible clamor ético, eran las primeras horas de la madrugada, que a través de nuevos horizontes se abrían para penetrar avenidas de realidad personal. De repente, aparecieron sucesos de difícil trato con la realidad doméstica con sabor a un fin de semana, luego hubo valiosas tonterías LED.

Horario Valle

Mienten lo que argumentan sobre la importancia de febrero en un cambio de mando, de modo que, estaba dispuesto a no correr riesgos helénicos. Creí revelar algo de autorrealización cuando miré, a esa hora, el espectáculo de envejecer silenciosamente junto a café Juan Valdez. Aquí, la razón y el deseo, eran unos milagros inesperados de la historia cultural de Occidente. 

viernes, 27 de junio de 2014

Horario Valle

Fue un día, en que la noche misma y sus vanidades cósmicas precedían a lo que iba a lograr, donde envejecer abarcó cierta noche acompañada del infértil instante de nativo aburrimiento. Además, alguien informó sobre la acuciante divinidad de febrero 27.

Horario Valle

Logró estar molesto con los hombres, un cualquier día de otoño condimentó su lenguaje inexperto, y permitió justificar un café gourmet. Para vivirnos en las calles de nuestros desvaríos anónimos. Como un día que busca su destino y, ante todo, su libre albedrio a medida que las personas envejecen.

Horario Valle

Ellos viven en una crisis de creencias, cuando sabemos sobre nosotros mismos, o creemos construir una genealogía de la moral, ésta una condena demasiado silenciosa concerniente al orden cultural callejero. Pero sigamos respirando y palpitando.

Horario Valle

Luego surgen problemas. El conflicto es el motor histórico de las relaciones humanas, generan creatividad, si no me creen, pregúntele al universo, sus fotografías sacadas desde un dispositivo móvil pueden subir la presión arterial de distintos ciudadanos. 

Horario Valle

Para no sufrir ante lo obvio. Encadenados al querer humano. Un problema que no tiene escapatoria para los humanos, en esta ocasión, los niños son padres del hombre. Por eso mismo, el asombro de decirlo y manifestarlo mediante la extrañeza de responder sin cenas premeditadas. 

Horario Valle

Desde lo visto, sensata incredulidad sobre la belleza infinita de lo sencillo de preguntar comiendo. Porque preguntar es vivir. Espero que no lo escriban a través de Twitter para verificarlo. Sería el colmo de la estupidez con énfasis escuchar una canción de Frank Sinatra sin el apoyo político de una whisky. Seguimos siendo esclavos de los niños. 

Horario Valle

Si llegamos silenciados por la actual civilización del espectáculo, todos seremos empiristas. Sumada a la ruin elaboración elegantemente asumida por los rituales de Occidente. Una mezcla de racionalidad instrumental como la narrativa de la ordinariez de lo extraordinario, con la espiritualidad callejera que abdica del curriculum vitae, ella cree también en los boleros junto a varios sándwich de pan molde con salame. 

Horario Valle

Una dosis de loca bondad ante la información entregada por alguien. Nunca opté por ser más ambicioso para que el horario en cuestión  me recordara la responsabilidad de vivir sin burdas convenciones sociales, casi imposible de implementar.

Horario Valle

Tocando los pesares de sus avenidas. Por fin buscamos algo. Pues bien, parecía sospechoso mirar el más acá de lo observado. Siendo que pensar es un riesgo, en ocasiones, la bendita ignorancia toca los contornos mágicos de las zonas ignotas de la subjetividad humana. A lo menos, un amigo indigente escuchó la música de Claudio Arrau. 

Horario Valle

Todavía no hay respuesta al respecto. Por lo menos, dejemos que exista como indecible debate de luchas existenciales y gastronómicas. No seamos predecibles y aparentemente tan racionales, no te lo perdonará el universo, que no tiene necesidad de nosotros. Por lo demás, es estético y motivador  creer que somos protagonista de las otras calles del cosmos. 

jueves, 26 de junio de 2014

Horario Valle

No desapareció el destino cuando fuimos cómplices. En este país del más acá somos cómplices al querer eludir nuestros demonios internos, incluso seria más interesante si captamos lo sublime de ser meros comentarios y mutaciones aleatorias, por algunos minutos, hubo recuerdos de nacimiento para considerar la posibilidad de verbalizar las calles del ciclo sin fin. 

Horario Valle

Después de muchos instantes vanguardistas así como otoñales, en este experimento llamado vida, hay que empezar por saludar para demostrar nuestro resfrío, como un genuino acto de solemnidad necesario, a veces, resulta una imprudencia intentar retar al destino.

Horario Valle

Miradas que acontecen a diario por las calles planetarias del Horario Valle cuya existencia sigue siendo histórica. Pero de un modo interesante sus vidas paralelas generaron agendas de adicciones personales. De todo un poco, tengo entendido que disfruté la película “Magnolia”. 

Horario Valle

Mientras seguía la vida de los organismos pluricelulares lavándose a diario los dientes, con esto intento presentar a la biología de la vida como un discurso hegemónico de impresiones fuertes, desde el ámbito de relevancia callejera, de cualquier comentario que irrumpió para quedarse, los niños de la estación de Metro adquirían una bendita ignorancia. 

Horario Valle

Un secreto para esos días veraniegos y otoñales, el cambio es lo único permanente, sin lugar a dudas, la vida resurgía inescrutablemente para crear mucho azar, a cambio los humanos han sido una fuente inagotable de inseguridades, miedos, lascivias éticas, ocasos gestuales, enfermedades cómplices, ventosidades y asombros siderales. Lo que queda es comer una marraqueta fresca y crujiente con un café Juan Valdez. 

martes, 24 de junio de 2014

Horario Valle

Nadie apostó al nombre de esa persona, hubo rumores que conmovido movía sus manos debido a la pérdida de tiempo cronológico, no sé si existieron diferencias de edades que no viene al caso mencionar, de vez en cuando, la dinámica de la gula permitió tolerar  sus resfriados y momentos inmunológicos. 

Horario Valle

Pueden ser ellos, o cualquiera que intenta descubrirse bajo la incertidumbre anónima de una calle durante un día feriado, para posteriormente distinguir lo absurdo de lo ficticio, y los actos de habla de los turistas ciudadanos  configuraban diversos dramas y preocupaciones diversas, desde la locura de disfrutar un “caldillo de congrio” más un cappuccino con endulzante. 

Horario Valle

Nunca  hemos definido, con suma hidalguía, nuestras palabras a partir de lo que somos desde el historial callejero que entraña esa vida, un espectáculo de la modernidad de la cual formamos parte. Después, a pesar de todo el entumecimiento valórico, las personas o ciudadanos compraron las Obras Completas de Oscar Wilde y Mark Twain. 

Horario Valle

Unos almuerzos, que a propósito, jamás volverán al orígen de la vida, de acuerdo al fragor de sus observaciones ambiciosas y a su vez guió su elocuencia laboral a través de la venta de libros, sólo quedó el amor incomprensible del fenómeno de la vida, pura expresión vivencial y gratuidad simbólica. Además, logré llorar silenciosamente tras escuchar el aroma maravilloso de un apio con palta. Y continuaron más palabras. 

Horario Valle

Respiramos el frenesí de ciertas tonterías que generan intratables sucesos humanos con la realidad anónima que nos legó cualquier estación intermodal, desde diversas tristezas estandarizadas en medio de escasa democracia y miradas que acontecían tras el lecho materno, no se olviden de los juegos lúdicos del lenguaje y sus angelicales trajes gourmet que dibujaban otras cenas. 

Horario Valle

El aparecer radical de la inconclusa existencia humana, esos hablantes universitarios, desde los sucesos domésticos que ocurren en los baños públicos hasta el último personaje que llegó almorzar lasaña con ensaladas surtidas, después un entramado de luchas viscerales y bestiales percepciones minimalistas, con tal de actuar como tales, no bastaba haber sido protagonista de valiosas tonterías para vivir con la elegancia de un día nublado durante nuestras vacaciones de invierno. 

Horario Valle

Una apuesta arriesgada pero estéticamente ética, juega mucho con la loca aventura de la razón humana sin errores ajenos, cuando la desmedida pasión por vivir intensamente la vida, como un hombre de honor orinando y defecando a la vez, no hay ganadores ni perdedores, muchos de los golpes sutiles que infringió a esos jóvenes universitarios, sugiere que nuestra calle tiene su universo propio. 

Horario Valle

Los milagros existen, el fenómeno de la vida guía nuestra vocación de mutaciones aleatorias, sin enterarse de las razones desconocidas accede a la mayoría silenciosa del votante Juan Herrera, para ponerlo en perspectiva más allá de los móviles conductuales, no hay que permitir que la escuela interfiriera en nuestra educación.

Horario Valle

Así pues, la evolución de la historia humana siguiendo la secuela anónima de lo narrado, hasta ahora, esas vacaciones vendiendo libros ayudaron a condimentar nuestro nativo aburrimiento, también ayudó a buscarse sin certidumbres civilizatorias. En efecto, las personas compran más comentarios estandarizados. Luego, el milagro de comer sin horario laboral.

Horario Valle

Si de algo sirve tener una certeza, tener aventuras sin retorno a medida que mejoramos los índices de observación en plazas públicas, para jamás tomarse demasiado en serio lo vívido allá, el Horario Valle sigue envejeciendo.

lunes, 23 de junio de 2014

Horario Valle

Durante las vacaciones de verano fue el prologo sobre valiosas tonterías dar un sentido en Off a los libros y su vinculo con el régimen cultural neoliberal, de la misma manera, aportan imponentes grados de sensatez, recorrer los laberintos éticos de un Cajero Automático para atenuar calamidades de la existencia humana. Buscamos constantemente que una “Sonata para piano”  sea digerible y exquisita intentando tallar al destino, y lograr la suficiencia pagana de unos quesos más panes recién horneados. Sin olvidar unas paltas agregándole a éstas aceite de pepita de uva.

domingo, 22 de junio de 2014

Horario Valle

He descubierto que la educación pública es un síntoma de algo que llegó a su fin, a fin de cuentas, puede ser un gran chiste, cuando hubo que apelar al carácter alucinatorio del mundo, acudir a la calle sirve para expiar los detalles pecaminosos de creer sólo en la pizarra de acrílico. 

Horario Valle

De la saludable digresión existencial a la dosis de vida literaria en las calles de Los Vilos. Con ello, la aventura delirante de no tener retorno, sin hacer más comentarios, un aire despreocupado recorrió tangencialmente sus ojos de verde azulado. Ayudó haber sido un hijo imprevisto en los patios de la educación pública, y siguió riendo. 

Horario Valle

Nadie se atrevió a decirlo, por lo menos, la influencia ideológica del ciclo sin fin acudió a uno de nosotros, amar la vida sin lógica, sin razón; así comprendió los dilemas letales de toda revolución humana; nadie intentó entender a la culpa por medio de ristretto con agregados saludables.

Horario Valle

Creando nuestras propias realidades a partir de una mirada, y las ilusiones persistentes para intentar vivir a través del silencio, al fragor antojadizo de los alimentos que nos persiguen, con sus propios peinados nuevos, cada uno de los hablantes ciudadanos, por ejemplo, hablaban como la cantidad de “nimitas”  ubicadas en las calles del Chile Profundo.

Horario Valle

Como algo terapéutico inventar y formular preguntas en los aires inmaculados de un Hostal como si fuera algo digno de mencionar, pero insisto en el punto, nunca esperen recompensa del universo, sabrán pronto que resulta misterioso el país de las lágrimas. 

Horario Valle

Nadie ha querido pedir el papel de protagonista, respecto a un capitulo recién nacido, no obstante, las tierras vírgenes del alma humana sin los juegos de seducción de las estaciones de Metro, no tiene sentido alguno seguir hablando sobre la vida intermodal de las personas ¿Eres feliz no haciendo nada, no perteneciéndote a ningún estado de ánimo encadenado al cambio que enseñaron Heráclito o Confucio, y resignándote a reír?

Horario Valle

El protagonista jugaba bajo la mirada de ella, desde hace varias semanas de vacaciones, en su lenguaje existía una nueva forma de gobernar, procurando miserias límites a los jóvenes universitarios como a los indigentes en desarrollo, tanto a la educación formal como a los cafés en las avenidas premeditadas, desde la cual evocó la importancia de generar dinero para avergonzar el orígen de la conciencia judeo-cristiana. 

miércoles, 18 de junio de 2014

Horario Valle

La calle que escribió, charló, pensó, bailó, rio, lloró, asumió, percibió, atormentó, observó, escribió, intuyó, convenció, llamó, ironizó, alimentó, resfrió y inventó a través de ciudadanos y consumidores sin más pasión que ser ilustres artistas de sus agendas de adicciones personales.

Horario Valle

Continuando con la constatación de una historia de un amor, según lo que diga mi estado de ánimo y risas repentinas, la pequeña dimensión de lo percibido desde sus recuerdos, hubo un gran legado que verbalizar para conversar a cualquier hora del día. El gran legado del universo, con las avenidas principales pudimos sincerar la precaria armonía del ciclo sin fin, para obtener una precisa expresión existencial a partir de un té clásico pero digno. 

Horario Valle

Cualquier respuesta de los humanos parece irrisoria, más allá de la participación de nuestros Dinosaurios, hay misteriosas señales a las cuales uno no puede sustraerse, es la cuestión de confrontar a la realidad de unas tostadas o mariscales, éstas dicen más de lo que señala la educación formal. 

lunes, 16 de junio de 2014

Horario Valle

Puede ser una dulce condena, lo anteriormente señalado por Daniel, las responsabilidades que nos depara el destino. Además, no resulta comprensible decirlo, en sentido estricto, a través de simples sucesos humanos impregnados de tradiciones impuestas y prejuicios establecidos por cualquier negocio de comida lenta y su “As al paso”, sin embargo, esas 2 semanas en la vida de Jaime delimitaron las calamidades a la alegría anónima de muchos mariscales con limones sutilmente cortados en 4 trozos. 

Horario Valle

Vejez, muerte, sufrimiento y enfermedad, son sorpresas maravillosas que él regaló, todavía hay humanos perdidos en pasajes sin salida, pero intriga su manera de acceder a otra realidad que no sea comer desde lo obvio, si bien todo indicio de orden desde dentro de la estructura interna de la sensibilidad humana implica disfrutar más las calles del Horario Valle, sólo queda rezar a la manera de alguien que usa un iPhone siendo un analfabeto funcional y numérico. 

Horario Valle

Nadie te dirá lo que debes hacer, cuando captan el espectáculo coloquial de las calamidades de la existencia humana.

Horario Valle

Detrás del acontecer que el Hostal y otras latitudes geográficas aparecen en la cosmovisión del joven Horario Valle, las personas humilladas y ofendidas, suelen observar a medida que generas vínculos íntimos con las horas, minutos, segundos y pan fresco como crujiente.  

Horario Valle

De lo pintoresco a digresiones familiares, al anunciar que nada es para siempre junto a la solitaria puesta en escena de uno de los tantos desayunos  que existen en la calle, sin la fragancia esperada que ciertos estadistas y gobernantes vislumbraron, así, se pudo condimentar ese año veraniego, otoñal, invernal y primavera. 

Horario Valle

No pueden ni quieren asumir ecos que jamás volverán, la sinfonía de impresiones fuertes y creaciones milenarias, para respirar el lugar sagrado de una lágrima, y envejecen para cumplir con el mandato del ciclo sin fin, en consecuencia, sus “calles” son  leyendas vivientes en las que algún PYME podrá lucrar con énfasis desde la gula, virtualidad y preguntas con sabor a gourmet. 

Horario Valle

Desde algunas circunstancias históricas inventadas por hombres  interesantes, delirantes e inefables, en cambio,  haber mencionado a 2 personajes hambrientos y alocados, éstos tuvieron la excusa para navegar por los anhelos insumisos de la subjetividad humana, desde analfabetos callejeros hasta bípedos pudientes, a medida que negociaron con la realidad, la mayoría de sus días fueron la ordinariez de lo extraordinario. A su manera, comían para obedecer a sus “demonios internos”. 

Horario Valle

A propósito de risas lacerantes y silencios elocuentes durante una once en Los Vilos, aparecieron errores humanos junto a sus propias instituciones éticas dedicadas a la estupidez universal, independiente de que haya o no cambio de mando, hemos sabido excluir a Steve Jobs de Sócrates.

Horario Valle

Las que no podemos olvidar pero jamás razonar desde el discurso filosófico de la modernidad. Ahora bien, son lugares comunes que la vida misma acepta el olor sublime de una palta Hass, el protagonista dispone de su cuerpo para cometer errores y enmendarlos. 

viernes, 13 de junio de 2014

Horario Valle

Todo ayuda mediante exclamaciones humanas contra el crimen dispuesto por el ciclo sin fin, que uno no eligió vivir a partir de ciertos diálogos sugerentes, tampoco hemos solicitado morir, por lo que quedamos inmersos bajo una orquesta de naufragios planetarios, tanto preguntas repentinas como respuestas enigmáticas dibujan la vida de los demás. De lo que sabemos a diario, que el niño es el padre del hombre. Hay diferencias.

Horario Valle

Cualquiera puede pagar sin ser juzgado porque todo estamos siempre queriendo, no olviden eso, muy poco estético es asumir nuestra democracia occidental de reparos constitucionales, aún hay jóvenes observadores que plantean afirmaciones ¡capten el sentido delirante de las palabras y las acciones a medida que los humanos sufren sin lograr captar el aroma seductor de los billetes que aparecen!

Horario Valle

Las consecuencias humanas imponen ciertos modelos a seguir respecto a la posibilidad de la voluntad de querer a través de un gesto, donde una interesante propuesta existencial significa que nada es para siempre, a decir verdad, todo estuvo permitido. Después alguien tendrá que pagar el menú. 

Horario Valle

Espero que diversos y diferentes bípedos ciudadanos logren estar enojados en Horario Valle. Hasta lograr la quietud de espíritu, a saber, encontrar un símbolo de paz, aprender a que la vida es un precario equilibrio entre los juegos del lenguaje del maestro Hamlet y tragedias llenas de dolor lúdico, puede que el aroma a tostadas con palta refleje cierta calle en Off. 

Horario Valle

Puede que sea una misión sin límites, la cuestión de sentido reside en que puede adquirir ciertos comentarios de almuerzo, por lo que superar las fronteras ideológicas del qué dirán, inclinada a demostrarse como tal, a cuanto turista ciudadano en las calles, significó que la vida seguía con ciclo sin fin, por esto mismo, las personas no cambian. 

Horario Valle

Mencionarlo es un acto de justa belleza con los heroísmos anónimos que nos otorgaron el dinero y un Hostal, egresados estaban y atormentados vivian en un país en ciernes, siempre y cuando quiera agradecer lo inventado, que sus amigos sigan comprando otros libros,  sin duda alguna, fue la génesis de ese viaje sin retorno que finalizó en otro almuerzo gourmet. 

miércoles, 11 de junio de 2014

Horario Valle

Todavía no puedo recuperarme de lo mencionado antes, por lo que intentaré explicar, cuantas alusiones personales existan a favor de marzo, no obstante, es necesario explicar ciertos fenómenos de la vida para captar sutiles mensajes del universo.

Horario Valle

Da lo mismo, si uno tiene nombre u otro tiene apellido, en lugares comunes cargados de narraciones patológicas es insuperable la realidad oficial que entraña el tercer mes del año, atendiendo el carácter alucinatorio del mundo humano, de todas maneras, dicho horario de los humanos escapa de la hegemonía de los comentarios de un café literario. 

Horario Valle

Insisto deliberadamente en la subjetividad asumida por el fragor de los minutos transcurridos, emergió el resfriado y su calle mediante la extraordinaria sobriedad de un comentario repentino, el cielo estrellado nos miraban con cierta humildad pedante, y esto ocurrió durante las primeras semanas de marzo. Que persistió en suponer que ciertos humanos viven inexorablemente para estar resfriados. 

Horario Valle

Solo existió una tenue esperanza de haber entendido los afanes personales de su historia, aunque creamos que el problema de los problemas que afectan a los humanos no se limita a gastar dinero durante el Horario Valle, alude a  algo más glamoroso pensar que el gobierno de turno solucionará lo que inventaron los griegos. Actualmente estamos saliendo de grandes transformaciones humanas, no hay nadie que siga resfriado preguntándole a  sus “demonios internos”.

Horario Valle

No hemos ido más allá de la habitualidad acuciante de un par de endulzantes que evocan nuestra dulce condena, sólo describir el silencio elocuente del sistema inmunológico significa acariciar los entresijos callejeros de una taza con café cota 1000. 

Horario Valle

Las supersticiones seguirán existiendo aún si las personas no cambian, de esta manera, venerar la puesta en escena de las calles del Chile en Off sobre cualquier turista ciudadano, según lo que estipula el Registro Civil, habrá interesantes manipulaciones de los que observan para tolerar algo. 

Horario Valle

Responderla con total sensatez, a esa hora improvisada, sin la complicidad de una hora definida, al fin y al cabo somos organismos pluricelulares con indicios de ensayo repentino, lo cual indicaría nuestro frágil conocimiento de los límites humanos y del escaso humor para confrontarla, ni democracia no dictadura poseen la suficiente experiencia para considerar que la libertad de expresión, si bien seguía resfriado asumió la locura de compartir unos panecillos con té gourmet. Su propia superstición culinaria aportó a nuestra ciudad. 

Horario Valle

Señalar que reír para vivir seria de una obviedad letal, si bien demoré bastante días en lograr ahorrar para compartir momentos con el negocio Juan Valdez, todavía seguía abjurando de las narrativas que cierto Occidente nos legó, porque es poco estético estandarizar nuestra visceralidad primitiva. Además, hemos recorrido tantas pestes ideológicas que resulta más fácil resfriarse y comprar el menú del día en lo que concierne a la once. 

Horario Valle

Más que solucionarlo habrá que diagnosticarlo, observé que cierto resfriado había desaparecido, lo que hace pensar que la libertad de expresión es una creencia muy arraigada, habrá que aspirar a conciliar, en todo Horario Valle, la esfera de los idiotismos gourmet con sus propios móviles democráticos, y, por otro lado, los limites humanos respecto al sufrimiento atildado de una calle sin salida, alguien tendrá que ceder.

Horario Valle

Lo ciudadano también participaba activamente tras la apariencia de realidad que generó la libertad de expresión, después que viajamos miles de kilómetros, creada por los griegos para eludir el problema de la incertidumbre, por lo que cualquier calle junto al café del joven Jaime se reproduce la estructura de clases y de narrativas viscerales inconclusas. Y gracias a los mozos que nos atienden, buscan su sabor milenario. 

sábado, 7 de junio de 2014

Horario Valle

Somos la historia a cada instante, captar lo que subyace a uno mismo es la parte más pesada cuando creemos penetrar la ciudad prohibida, es decir, convertir nuestras miserias en una apuesta cósmica para un café cappuccino Juan Valdez, compartir los tiempos ciudadanos de los demás es divertido si eres alguien que disfrutó con calle de Beethoven o Schopenhauer.  

Horario Valle

Buscar una razón de ser para convivir con el gran legado de una historia, es decir, crear impresionantes lugares sagrados para conversar comiendo, la intersubjetividad humana es una de ellas, mientras tanto, sigo recordando el crepuscular atardecer sobre nuestra educación formal carente de revoluciones informáticas en ciernes, no hubo escuela que pudiera interponerse, un viaje sin retorno acerca de quiénes somos.

Horario Valle

Desde otra perspectiva, digamos valiosas tonterías a partir del aroma indecible de una lágrima. Son necesarias para hacer tolerable el juego inefable de la existencia humana, en consecuencia, ocurrió una historia más allá  de la historia de la voluntad de vivir, que progresivamente marca su terreno deliberadamente con la historia de los héroes anónimos del Chile Profundo, a saber, hay intentos personales de querer ser mayores de edad. 

Horario Valle

Mucho tiempo después, con el acallar de los días de febrero de 2013, sin cesar la fuerza incontrarrestable de los milagros inesperados impresos por alguien, de cuando en cuando, aludir a la experiencia viviente hecha luz indómita desde un stand de libros, la voluntad de vivir se hizo presente, las calles permitían aderezar el rostro estético de la miseria humana. 

Horario Valle

Iba transcurriendo la vida a partir de sus propias disposiciones conductuales, sus engendros valóricos e imperialismos de Twitter, por ahora, pertenecían a la perspectiva elegante de una estupidez legitimada, lo cual parecía consistente con lo establecido en Lampa, en ese entonces, los protagonistas seguían jugando sus cartas generacionales dispuestos a incurrir en nueva forma de gobernar, ahora mismo, habrán intentos al respecto por medio de la voluntad de vivir. Después, un notebook observa un café ristretto durante marzo de cualquier año. 

miércoles, 4 de junio de 2014

Horario Valle

Tal como él se alimentó para generar más sinapsis, a decir verdad, aquéllos días en la IV Región abrió avenidas de intima realidad callejera, en una de esas, observar mientras transcurre el horario gourmet implica que la calle tiene algo que decir. 

Horario Valle

Captar el origen de la vida, creo que volví a decirlo mientras digería unos recuerdos otoñales, lo otro estaba en una discusión en Off, con sus disposiciones valóricas sus agregados culinarios apostaban hasta el infinito, sólo significaba emprender un proceso evolutivo de indecibles consecuencias corporales. A nadie le importó sacar un billete de $20000. 

Horario Valle

De personas con delirios idiopáticos a la delirante narración de la experiencia humana mediantes historias gourmet cuyo énfasis familiar residió en inventar diversos sucesos que sazonaran a la bestia de lo cotidiano. 

Horario Valle

La señal del querer más allá de lo posible, y hacer dudar a través del silencio oculto que entraña un té o café para tres, que a propósito, seguían consumiendo exponencialmente bajo la complicidad de Adam Smith, por lo que habrá material disponible si alguien envejece. 

Horario Valle

Así no es como se logra comprender al cosmos, por decir algo durante el presente, porque para tomarle gusto a la vida hay que asumir riesgos con énfasis, éstos son unos personajes raros, nunca ha podido verbalizar las calles de la educación pública para que permita reír de manera elocuente.

Horario Valle

Unos interminables decesos simbólicos de todos los días trabajados, con la calle y en la Feria del Libro en los Vilos, junto a sus propios espejismos engañosos, luego volver a repetirse el plato de modo que la democracia es una invención de dioses pequeños. Lo que permitió recorrer historias humanas en desarrollo. Todo aquello ocurría aún esperando el divertimento de un segundo café vienes con migas dulces.