viernes, 31 de enero de 2014

Horario Valle

Desde el día en que navegamos, de alguna manera, llegamos a cierto mundo. Como ancho pensamiento de impresiones fuertes, con el vigor desquiciante de decisiones bohemias, ninguno de nosotros se arrepintió de lo que hizo, contribuyeron, no se percataron, a la risa como instrumento de gobernabilidad. Es muy poético, misterioso y maravilloso haber contribuido a degustar un Cappuccino Vienes de Postguerra. 

Horario Valle

Imposible superar a su realidad. Lo que nos lleva a otra parte siendo que, en ocasiones, el lenguaje no sirve absolutamente de nada para comprender el gran legado del ciclo sin fin. Sin embargo, hubo intentos en todas las playas de Los Vilos para saber más y conocer menos.

Horario Valle

El poder incontrarrestable de las preguntas a través de los humanos, para compartirlo con diversas calles cuyas avenidas principales han sido la excusa, en la que vislumbraron los amores frágiles entre Horario Valle y personas leyendo de modo que disfrutar de la experiencia revolucionaria sea glamoroso. A nosotros, a decir verdad, nos falta esa locura para negociar y enamorarse de la realidad de nuestro protagonista. 

Horario Valle

En otras palabras, vivir perdidos en Los Vilos, con las páginas hipotéticas de los primeros 15 días de febrero, significó captar la majestuosidad incontinente de la risa, la sempiterna capacidad de lo ínfimo y la dulce condena de una lenta agonía entre ellos y ellas. Son intrigantes sorpresas entre libre albedrio y humor absurdo, puede que exista una pregunta más para descubrir el origen de las calles. 

Horario Valle

Una pregunta para ustedes ¿necesitamos preguntas para comprender el fenómeno de la vida a través de almuerzos que irrumpen a diario y nos muestran la ordinariez de lo extraordinario?; Después de intentar asignar una respuesta insensata a una pregunta, estamos embarcados en autenticas decadencias encapsuladas entre espiritualidad y racionalidad, solo queda solucionar las supuestas ventajas de un postre. 

Horario Valle

Unos cuantos gestos faciales entre realidad y apariencia, luego hubo narraciones extraordinarias tras observar al Banco Estado durante breves intervalos de deliberación silenciosa,  sus convicciones éticas caían como segundos en las Cataratas del Iguazú, pero nunca abdicó de las imágenes paganas que suministró el ciclo sin fin, si eso es así, formularemos más preguntas con énfasis. 

Horario Valle

Cualquier tema era legítimo hablar, pero las horas aportan, desde expresiones discriminatorias acerca de la imbecilidad con énfasis de los bípedos pluricelulares que jamás se dan por enterados, hasta la realidad callejera del Hostal con sus sublimes experiencias traumáticas sobre el problema de los problemas que afectó a los turistas de la IV Región de Coquimbo, ser adictos a la observación. 

Horario Valle

Las risas humanas superadas a sí mismas ante la increíble dedicación al caos de las historias relatadas por cualquiera de los hablantes ciudadanos, ya que, dependía del estado de ánimo y de la evolución temática de sus prejuicios y atavismos viscerales, y con ello, imponían un determinado contexto cultural HD. Dicen que el humor asumió su totalidad viviente junto a un horario. 

Horario Valle

Hablando de otro asunto cotidiano, desde luego, aparecen democracias en cada uno de los almuerzos digeridos y engullidos en la imaginación del protagonista de modo que impone su ritmo delirante. En el mejor de los mundos posibles irrumpió en Los Vilos: la risa.

jueves, 30 de enero de 2014

Horario Valle

Todavía espero que sigan alimentando sus propias conclusiones sobre cambios de Andén más boleros caídos desde un stand de libros, hay ciertas menudencias que deberían ser subvaloradas. Es poco estético hacerlo. 

Horario Valle

Creo, según mis informantes a nivel Twitter, que siguen viviendo de acuerdo a sus agendas de adicciones personales. A pesar que la cronología del tiempo otoñal alude a la máscara del personaje, en consecuencia, saquen ustedes sus propias conclusiones desde el fervor aromático de una democracia muy instrumental. 

Horario Valle

Recordó que la crisis de creencias del Horario Valle,  permea todas las estructuras cerebrales, biológicas, fisiológicas, estéticas, pluricelulares, epidérmicas, religiosas, genéticas, éticas, morales, culturales y callejeras del soberano devenir ciudadano, después las personas no cambian. 

Horario Valle

Observando con fruición escolar, donde jamás los olvidaremos, con la gran ayuda de sus recuerdos inacabados, de inseguridades urbanas, de lucros indecibles, unos pensamientos subterráneos y lugares comunes que le evocaban una infancia sorprendente. Para seguir creyendo en los bípedos que cambian de Andén.

Horario Valle

Por ejemplo, a años de luz de una genialidad anónima, la observación iba y venía como un juego de gregarias consideraciones hegemónicas, como experiencia viviente de socialización urbana, La Cisterna y diversas avenidas principales promovieron exultantes momentos de diálogos, con los derroteros de luces y sombras de ciertos personajes atormentados pero convencidos de haber comprados libros en las inmediaciones del Banco Estado cercano al Hostal.  

Horario Valle

Para los humanos que suelen estar buscando singulares formas de represión, ahora ocurrió en Los Vilos y en la estación intermodal de la Cisterna, enamorándose de la posición cósmica que define un estado de cosas, caídas repentinas de las hojas de otoño sumado a sus elocuentes silencios de creatividad contemporánea, develando un breve cuento familiar.

Horario Valle

Se debe observar sin límites para proponer proyectos de pensamiento planetario, en diversos segmentos del día o en la cama matrimonial del Hostal, de este mismo modo, vislumbró la imagen de ser esclavo del universo. Incluso llegó a la conclusión, varias veces se baña para reír, de que las personas no cambian. Me pareció humano decirlo.

martes, 28 de enero de 2014

Horario Valle

Siguió adoptando lo humanamente relevante cuando el frenesí de los momentos turísticos, durante esas semanas de empleo literario, avisaba la maravilla de inventar arte milenario a través de la experiencia pueril de ser jóvenes paganos y valiosas tonterías por medio de rostros perplejos ante la cantidad de alimentos por digerir, y gracias a las tonterías instituidas en desayunos como onces, logró observar más. 

Horario Valle

Espero que lo humano sea cómplice de las andanzas cotidianas del Horario Valle, no se agote en la semántica de la aristocracia callejera de los bípedos entre intervalos de silencio, ni en la revolución pluricelular del Twitter como la sempiterna capacidad de mirarse sin piedad, ahora que las personas detrás de sus mascaras veraniegas, regalan palos de ciego a cualquiera que obsequia su muerte celular. Por eso mismo, adoptó la idea “torreja” de respirar como cualquier demócrata hermético. 

Horario Valle

Una propuesta hecha humana, de todas maneras. Desde luego, cualquier niño puede convertirse en padre de los adultos, la inocencia salvaje de éstos configuran un enigmático juego de lenguajes reveladores. Lo demás, balbuceos más y dudas majaderas, apareció entre ellos a medida que aparecía algún indicio de creatividad intramundana, inicio junto a un desayuno, aportando con un almuerzo y creando desde una cena atípica. 

Horario Valle

Una pregunta continua desarrollándose, y la infancia de los niños evolucionan, en las calles del país de las pequeñas narrativas, juegan a través de una estructura de dominación discursiva, pesares y alegrías que acontecen, involucra un eterno deseo insatisfecho desde interesantes desayunos y almuerzos. 

Horario Valle

Cuando buscas entre la escolaridad incompleta de los incumbentes y el aprendizaje en Horario Valle, surgen narraciones extraordinarias 5G y ¿si mañana fuera otro día para la Constitución Política del Estado de Chile

lunes, 27 de enero de 2014

Horario Valle

Pasamos de la loca moral establecida previa a cualquier perpetuación de la especie a legados humanos inacabados vinculados a muchos mariscos viajeros. Pronto diré algo sobre estos milagros inesperados, a decir verdad, con la observación callejera del Horario Valle. 

Horario Valle

Una genuina experiencia humana, entre los días jueves y viernes hemos modificado en apariencia nuestros móviles más inescrutables, de la misma manera, la niña de las miradas halagüeñas supo tratarlo con total dignidad y esmero, sigo hablando de una comuna que pertenece a cualquier lugar de Chile. 

Horario Valle

El esmero de esa mujer en ciernes, siempre decía algo desde un tono oracular pero escolar, que significó justificar un suceso histórico sin mayores estridencias totalitarias. Por si no lo saben, ella ama comprar libros de poesía francesa del siglo XIX, debido a la tendencia inequívoca de sus protagonistas por alimentar los entresijos del alma humana, luego concluía con 4 billetes de $20000 en clave rural. Nunca reconoció la sensatez acuciante de las horas por suministrar narraciones gourmet. 

Horario Valle

Una genuina experiencia humana, entre los días jueves y viernes hemos modificado en apariencia nuestros móviles más inescrutables, de la misma manera, la niña de las miradas halagüeñas supo tratarlo con total dignidad y esmero, sigo hablando de una comuna que pertenece a cualquier lugar de Chile. 

Horario Valle

De repente, insinuaciones planetarias del ciclo sin fin vinculado al lenguaje hegemónico de cualquier hijo de vecino, era indistinto su nombre y apellido, por lo que apostó a comer una marraqueta crujiente con altas dosis de culpa. Solo le importó algo, otra experiencia para su amigo cronológico. 

Horario Valle

Pero hubo que experimentarlo a medida que las estaciones del año aparecían sin cesar. Ahora bien, nadie puede escapar a lo que vislumbra el fenómeno de la vida, en ocasiones, se comporta como la inefable expresión de un momento obsequiado por el Horario Valle. 

Horario Valle

Lo establecido por el azar es una religiosa forma de decir que corremos encadenados al querer humano. Como una sublime forma de cantar karaoke en una democracia totalitaria. Siendo una sujeción religiosa apostar al sabor de un almuerzo cuando inicia el tercer mes del año. 

Horario Valle

Desde cualquier calle que pertenece a su país, la puesta en marcha de aquellos días marzo, por decirlo de algún modo, apuntó a una empresa de significado compartido, disfrutar de la bestia de lo cotidiano que implica vivir en sociedad, no nos debemos olvidar del nativo aburrimiento del cual formamos parte, más aún, cuando estamos supeditados a la vanguardia revolucionaria de lo establecido por él.

jueves, 23 de enero de 2014

Horario Valle

No es menor evocar ciertas experiencias cotidianas, es mejor sazonarlas para efectos gourmet de la misma manera que irrumpen  miradas distintas a las establecidas durante el primer día de trabajo. Por lo menos, estamos observando algo que mitigue la cuestión patriarcal.

Horario Valle

Lo supuestamente occidental que carcome todo intento por observar el hedor majestuoso de mariscos frescos, los humanos creen creer lo que emerge. A lo más, uno sabe más y conoce menos. Eso permitió entregar una experiencia de vida como un afán inútil, según cierta observación de él. 

Horario Valle

Resultó conmovedor despertar a diario observando el orígen de la vida humana en Los Vilos, a decir verdad, instauró la burda aceptación de pensar como si todo fuera condimento de lo que precedió al protagonista joven, no excluiría a las emociones. 

miércoles, 22 de enero de 2014

Horario Valle

Hubo oportunidades pendientes por mencionar, solo observar el sonido redentor de una hoja de otoño, observé sin ambición alguna ni nombres propios, mis adentros viscerales seguían siendo diplomáticos, pero aprecié ese lugar de conversión espiritual. Además, consume mis profundas convicciones éticas sobre la capacidad ideológica del limón como propuesta narrativa.

Horario Valle

De acuerdo al tiempo transcurrido en nuestra civilización inconclusa, dicho sea de paso, consideré la posibilidad delirante de ver caer una hoja de otoño en las inmediaciones urbanas de negocios de comida lentas por medio de alguno de los presentes turistas para seguir dejando huellas, ubicada con ambigüedad respecto del rol del Horario Valle inmerso de tantos almuerzos sin libros.

Horario Valle

Había que seguir viviendo con énfasis, ojalá fuera mera intuición. En ese entonces, percibí la infinita calidad del silencio, entre algunos días de febrero, la dimensión artística de comer se convirtió en instrumento de gobernabilidad. Pero respiré aliviado ante los demás. 

Horario Valle

De momentos aletargados por clarividencias cósmicas, tanto nuestras billeteras encarnadas en breves erotizaciones en permanente movimiento, como esos hombres dispuestos a lograr una épica de lo cotidiano cediendo más de lo habitual, el ciclo sin fin sorprende sin causa alguna a través de ese horario crepuscular. Continúo generando milagros inesperados. 

martes, 21 de enero de 2014

Horario Valle

Desde ese mes de enero muchas de las personas que atendió lucraban con énfasis, y con ello, la eclosión de perversiones e intrigas entre miradas familiares, claro está, entroncados durante largos trayectos históricos y silenciosas narrativas subyacentes a un almuerzo de “Caldillo de Congrio”.

Horario Valle

Suele ser un diagnóstico poco aclarador a estos tiempos contemporáneos y algo demenciales, donde nadie observa a nadie, permite ampliar nuestras percepciones cotidianas sobre almuerzos consensuados. Ojalá quede algo  para reflexionar, o como quieran llamarlo.

Horario Valle

De tanto acumular heroísmos anónimos, cuando la vida asume su contenido intratable, sus amigos aprovechaban de coquetear con el presente ilusorio de una lágrima sincera, si bien ellos habían perdido su locura por querer cambiar su mundo, asumían su papel ideológico, creaban la apariencia de realidad respecto al poder. Solo, uno de ellos, no comió Congrio frito con papas duquesas. 

Horario Valle

Descubriéndolo al fragor de melancólicas verdades hogareñas, la vida en off de sus protagonistas estaba en constante efusión pluricelular, surgía desde distintas calles una especie de diagnóstico médico, una imagen duradera para jamás olvidar las nimitas en comunas cota 100, que acumula cierta bondad entre lo popular y los arcanos de la conciencia humana. 

lunes, 20 de enero de 2014

Horario Valle

Después del fervor religioso por comer, todos somos revolucionarios sin nombres propios. Ni un destello de verdad pudimos captar aquel entonces debido a que son recapitulaciones históricas que nunca terminan. Solo que esos días hubo que diagnosticar a otra ciudad, más bien, la descubríamos observando en los alrededores del Hostal. 

Horario Valle

No faltaron las observaciones gourmet tras cada movimiento gestual ensalzado por los demonios internos que irrumpieron de manera seductora  a otro estomago. De algún modo, estoy hablando sobre nosotros. Necesito risas para vivir. O silencios elocuentes.

Horario Valle

Ante todo, nadie puede avanzar hacia un razonable diagnóstico sobre las tierras vírgenes de la subjetividad humana dadas a conocer por alguien, ya que, persiste una incapacidad para comprender las respuestas ambiguas de una “Reineta a la plancha” con ensaladas surtidas. Por lo que nadie puede asegurarlo. A lo más, podemos constatar que almorzar resulta ser bastante misterioso.

Horario Valle

Ante todo, nadie puede avanzar hacia un razonable diagnóstico sobre las tierras vírgenes de la subjetividad humana dadas a conocer por alguien, ya que, persiste una incapacidad para comprender las respuestas ambiguas de una “Reineta a la plancha” con ensaladas surtidas. Por lo que nadie puede asegurarlo. A lo más, podemos constatar que almorzar resulta ser bastante misterioso.

Horario Valle

Ahora perdidos en una calle, y luego habremos de construir un diagnóstico para extraer la ordinariez de lo extraordinario por medio de saludos y agradecimientos. Sin interrupciones de ninguna especie, para Jaime, los 17 días de trabajo remunerado fueron el generador de fantásticas respuestas de los turistas. Porque supongo que para algo sirve el descubrimiento del dinero, espero descubrirlo antes que me muera. Como a todos.

Horario Valle

Una existencia concreta y a su vez inconclusa junto a insinuaciones humanas inacabadas, impregnadas de rítmica visceralidad junto a las estaciones de Metro y la avenida principal de Los Vilos. 

jueves, 16 de enero de 2014

Horario Valle

A partir del comienzo de un lucro pudo cambiar algo, eso sí, dudando de la fuerza conmovedora de la pregunta ni su respuesta ensimismada, suele ser insensato responder a preguntas. Durante esos días lo pensé. Coincidió esta elucubración, en una comuna que dirigen los humanos a través del Plan de Desarrollo Urbano, con que aspiraba a seguir hablando. 

Horario Valle

Imaginar que el mercado es patrimonio histórico de una ideología política, en ciertas ocasiones, resultó para los anarquistas místicos la perfecta excusa para aderezar sus tratos con sus monstruos de la razón, ésta irrumpía en los alrededores de su lugar de trabajo. De todas maneras, dentro de la amistad sagrada que existió a lo largo de un intervalo de trabajo, su concepción valórica sobre los espejos era, a lo menos, pintoresca respecto a la pregunta ¿Qué valor tiene los valores si lo único permanente es el cambio?

Horario Valle

Las musas de impresiones apasionadas, ya volveremos a describir las bondades de los extractos naturales o no tanto, cuando las mujeres jugaban a ser preclaras a través de la intuición majadera de gestos muy arraigados en nuestro país, respecto a los hombres, entre rarezas vespertinas en medio de tantas torpezas emocionales. Por favor, no culpen a los espejos de los bañan que habitualmente son suyos. 

Horario Valle

Seguíamos vivos a pesar de la muerte simbólica de las utopías colectivas con aromas cronológicos recientemente mencionados, algo llegó a su fin, sin embargo, terminó una historia enigmática para hablantes ciudadanos que envejecían sin mucha crema humectante. Superaba la dicotomía hegemónica Avon y Natura. 

Horario Valle

Varias soledades, entre el Hostal y la Feria del Libro, anidaron esos momentos, tanto laborales como lúdicos,  veraniegos cuyos estandartes milenarios son, en verdad, la observación militante de héroes anónimos en las estaciones intermodales de Metro. 

miércoles, 15 de enero de 2014

Horario Valle

Ojala una pregunta sea aprender a vivir en ciernes. Donde hay decisiones, hay pertenencia a docentes que dan palos de ciego al asunto principal que, en definitiva, empezó un día cualquiera. No hubo distinción entre jueves y viernes porque el genoma humano siguió creando en Horario Valle. 

Horario Valle

Respecto a esos jóvenes universitarios, que asumen tener secretos sin haber oído alguna Sonata para piano de Beethoven, juegan a ser hijos éticos de la democracia y de la aristocracia callejera en el país de las pequeñas narrativas, encadenados al anecdotario de eventos cotidianos que comprometían sus decisiones, no  hubo decisiones  oficiales ¿Pudo haberse sonrojado el libre albedrio?

Horario Valle

Concluía otro día de valiosas tonterías, a lo menos, aventajábamos a la democracia, pero nadie quiere hablar sobre eso, porque ésta muere por sus propias taras congénitas, no hay nada personal que pueda agregar, solo un pañuelo desechable al lado mío escudriñó mis secretos más rurales.

Horario Valle

Hay nombres que son revolucionarios a posteriori, no cabe duda con tal de satisfacer a nuestros bípedos hermeneutas, y también que lo único permanente es el cambio, aunque en Metro proliferan diversos dispositivos móviles de los ciudadanos idiotas, implosivos, herméticos y mutismos noticiosos. 

Horario Valle

Pronto moriremos, por lo que sugiero un Ministerio del Memento Mori pues tendría muchos dilemas éticos y glamour bioético ante tanta ONG postdictadura. De todas maneras, el Horario Valle puede que haya existido en la época del Imperio de Augusto. 

Horario Valle

Ahora mismo, de acuerdo a lo que voy recordando a que despierto sin estar resfriado, millones de jóvenes carecen de la altanera condescendencia y de la semántica otoñal para vislumbrar las afirmaciones de importantes políticos durante la época histórica de la República en Roma. 

domingo, 12 de enero de 2014

Horario Valle

Si es tiempo para destacar las divergencias de personajes contradictorios, pero sublimes y brillantes en estructurar biografías intelectuales al servicio de proyectos ideológicos 4G sin la intervención minimalista de Twitter, no lo dirá el reloj que hay detrás de cada revolución silenciosa en cualquier calle del Chile Profundo. 

Horario Valle

De repente, un joven adulto cumple todos los estándares de certificación y exigencia para ignorar el origen de la vida, tanto sus cualidades semánticas como sus vericuetos vivenciales, incluso es indistinto si el ilustre Lenin y Jaime Guzmán hubieran captado las pequeñas narrativas subyacentes de un helado en el Emporio la Rosa.

Horario Valle

En la venta de libros, reflejos humanos dibujando una constelación de deseos sin nombres. Para ritualizar los milagros inesperados provenientes de esas 2 semanas de febrero. De manera tal que al intuir que la educación formal de la burocracia escolar impone otros criterios dadores de sentido, con heroísmos anónimos y muchas evaluaciones estandarizadas impresas por alguien que comió Ceviche de Salmón, usamos cierto ritual como el libre albedrio durante un día feriado. 

Horario Valle

De la estabilidad enigmática de la biología de la vida a una estremecedora educación formal de masas que castra nuestros potenciales evolutivos. Les aviso algo importante, seguimos conmemorando un ritual olvidado.

jueves, 9 de enero de 2014

Horario Valle

Estamos nostálgicos, perplejos, difuminados y asumidos como mutiladas verdades arrendadas a diario, cuando la acuciante estabilidad de las horas configura un bolero atildado, hubo bastante saldo para ir a comprar un café de grano a 100 metros de mi lugar de trabajo. 

Horario Valle

Dejamos de ser niños. Ahora somos adultos, en principio. Como enigmáticos seres inclinados a sazonar sus subjetividades callejeras en medio de tantos muertos, según lo informado por el Registro Civil, precedidas por la diplomacia cronológica. 

Horario Valle

Del ciclo democrático de un horario ciudadano a violencias simbólicas instituidas a través de los cargos detentados por organismos pluricelulares, luego ocurriría algo interesante. Para considerar la posibilidad de cambiar para promover más humor en democracia. 

Horario Valle

Del ciclo democrático de un horario ciudadano a violencias simbólicas instituidas a través de los cargos detentados por organismos pluricelulares, luego ocurriría algo interesante. Para considerar la posibilidad de cambiar para promover más humor en democracia. 

miércoles, 8 de enero de 2014

Horario Valle

Un asombro repentino, cada lágrima y risa eran subsidiados por el transcurrir histórico del silencio de los meses que la precedieron, jamás experimentó suspicacia con la temperatura ambiente de Los Vilos, no quiso darse por enterado, observó la suave conmoción respecto a nuestros rostros rejuvenecidos por la inefable sacralización al dinero. 

Horario Valle

A distintas mujeres, acudieron a ese instante de divinidad mutilada junto al Hostal, que observó las reconoció como tales. Ellas, al igual que los hombres, nacieron para morir. Puede que sean hijas prodigas de manifestaciones políticas atraídas por el Homo Sapiens. Buscaban, no muy escépticas, los minutos obsequiados por él. Lo cual admitió cierta prevalencia del silencio. 

Horario Valle

Más encima eran los primeros días de inclusión social, debido a que optó por hablar a través de sus ventosidades, tuvo la diplomacia sugerente de jamás ventilar sus secretos más elocuentes, muy interesante postura alguien adicto al Horario Valle.

Horario Valle

Buscar fuentes dispensadores de sentido a través de las primeras impresiones, después vendrán otras, le doy gracias a los Vilos y a sus amigos, surgió tras lo vivido stand de libros, significa acentuar el propósito fundacional de observar para experimentar momentos, y con ello, el desarrollo evolutivo en el trabajo de Jaime como una pequeña narrativa sin concesiones de ninguna índole.  

Horario Valle

Vivir conforme a los juegos enigmáticos de la subjetividad humana, cuando adoptar la decisión de leer un libro con la finalidad principal de jamás tomarse demasiado en serio, crees que nada es para siempre, para darle un soporte divino, tan solo decirlo se acaba la magia.


Debemos buscar alternativas respecto al cambio de sencillo y su laberíntica relación con los Vilos 

lunes, 6 de enero de 2014

Horario Valle

De repente, uno de ellos intentaba observar a su acompañante, por cierto, el lenguaje corporal de los protagonistas reflejó cierto estado de cosas, el dinero trae consigo variedades de costumbres repentinas, pero permitió jugar con nuestros demonios internos. Por ejemplo, una de las tantas excusas que configuró aquel truco de obtener dinero fue hablar sobre la incertidumbre del origen de la vida. Sin preguntar si cada afirmación implicó una respuesta automática. No había ventilación suficiente para generar más risas en el Litoral Central. 

Horario Valle

Dependiendo del humor y miradas que acontecen, estaban llenos de demonios internos y lugares desconocidos desde sus paisajes psíquicos, distinto fue darse cuenta que también aparecían enfermedades genéticas en medio de tantos turistas esperando ingresar al Cajero Automático. 

Horario Valle

María José, Javiera, Cecilia, Rafael, Sofía y Jaime son los nombres que negociaban con cualquier día presente, a decir verdad, el presente es indefinido, en perpetua narración familiar. Además, hay humor a lo largo de una faja de tierra. 

Horario Valle

No existe peor enemigo que creerse destinatario de verdades vitalicias respecto al ocurrir vital de los turistas a medida que compran libros, solo me  tranquiliza entender que hubo 2 semanas que multiplicaban la especie humana, habría que seguir leyendo las proezas legendarias de la subjetividad humana. Muchos nombres por mencionar. 

Horario Valle

Todavía lo somos. Respecto a lo vivido en los Vilos así como lo encontrado por los eventos de relevancia humana en torno a la educación formal chilena, aprendizajes esperados y escolaridad inclusiva mediante un bostezo y una habitación de bullicios taciturnos. Sin embargo, un gran abismo entre nosotros y alguien que osa nombrarse febrero. Creo, alguien me lo habrá dicho, que los teléfonos móviles son más numerosos que los depósitos a largo plazo cuyos protagonistas son los dueños de los Hostales. 

Horario Valle



Lástima que no pueda, en definitiva, decir algo más allá de lo que refleja una exclamación ¡la misma Constitución Política para todos aquellos despertaron de sus sueños dogmáticos!, bajo las trivialidades veleidosas de Twitter logró hacer un pasatiempo evidentemente imperialista. Desde el norte ético de un libro en tanto manifestación estival

Horario Valle

Ser menos solemne, de vez en cuando, ayuda a comportarnos como genuinos testigos, no podía ser de otra manera, de un proceso mutilado e imposible de verbalizar. Porque expresar deliberadamente lo que sabemos no es sino un distracción que dignifica el desarrollo evolutivo del Horario Valle. Incluso, fuimos testigos de una épica callejera, y los billetes resultan insuperables. 

Horario Valle

De recuerdos frescos a valiosas tonterías sobre la educación formal vinculada a las horas señaladas, siendo que ésta es hija biológica de la Imprenta junto a sus legados cuestionables, indisponiendo a cualquier profesor en el aula. Pero decirlo permitió que mi resfriado experimentara, y algo más, que ignoré a fin de cuentas. 

Horario Valle

Discúlpenme por la breve digresión, solo quiero describir a ese amigo que evoluciona. Con el que experimenté la gracia celestial de sus discursos hegemónicos, me advirtieron sobre el riesgo de decir tonterías sin mencionar que vivimos en una historia relatada por un vagón de Metro, continúe coqueteando con las noches en un Hostal. 

Horario Valle

No estoy en condiciones de decirlo, solo que la libre expresión de los días coincide con la sensato silencio de un dolor irreductible, inmerso en la Feria del Libro observé las ilusiones persistentes de las sonrisas, cuerpos y lenguajes sin nada que perder, al fin y al cabo, existió eso que denominan libertad y a su vez siendo hipócritas incluso con nuestra atávica lectura sobre el Horario Valle. 

Horario Valle

Recordemos para mentir sobre nuestros ámbitos íntimos. En ocasiones, sirve instaurar historias inconclusas para fragilizar su legado repentino, con esto, aludo al fragor intenso de un joven que trabaja para agudizar las contradicciones éticas entre su Cuenta Rut y una librería cualquiera. 

viernes, 3 de enero de 2014

Horario Valle

Poco a poco iremos adquiriendo la sabiduría práctica de una calle sin salida. Para comprender esta historia de lo inexplicable, el cómo hemos llegado a degustar y engullir un almuerzo como lo demuestra Occidente, más aún, su propio rito de iniciación vivencial bastó para vivir una nueva forma de gobernar. Tiene sus sorpresas acumuladoras intentar permear el aburrimiento, cuando las personas no cambian, nadie afirma la posibilidad de controlar tu peso literario. 

Horario Valle

Por ahora, los días en la comuna de los Vilos  no asume la pesada carga hogareña de observar eso,  no obstante, que lo obvio condimentó durante 2 semanas ciertas expectativas personales para que el protagonista trascendiera de su nativo aburrimiento. 

Horario Valle

Nunca lograremos acabar con la elocuencia de una brisa marina por influencias desconocidas, que llegó para quedarse en nuestra concepción de mundo personal, y en menor medida la emergencia de una loca moral compasiva tras mirar el cierre del stand de libros. En cambio, lo único cierto son 2 semanas de febrero, si a alguien le sirve esta consideración trivial pero erudita, a jueves y viernes nunca les llegó la información de que Jaime almorzaría “Congrio a lo pobre”, nadie estaba al tanto de mirar más allá supuestamente obvio. 

miércoles, 1 de enero de 2014

Horario Valle

La experiencia de la vida humana, entre ellos y nosotros, a partir de lo que se vivió durante estos días, ante todo, generó un cambio de mirada, preguntas sin respuestas a medida que agonizaban los segundos detrás de cada minuto anunciado, así, apareció un hábito de nunca acabar.

Horario Valle

Como un afán inútil condicionado al pintoresco hábitat de la fugacidad incumbente del presente, hasta esos momentos capitalistas, nadie podía asegurar estar acorde a las circunstancias históricas respecto a un baño en el Hostal, ya que, éste reflejaba la diversidad acuciante de vivir para observar. 

Horario Valle

No lo sabíamos con total exactitud, seguir comiendo o la revolución inenarrable de la sobremesa semanal. Solo que encadenándonos al suave resplandor de un día laboral sin ambiciones hídricas empezaba a manifestarse el gran secreto de la vida humana como experiencia de un afán inútil, racionalizar sobre la importancia del dinero en cualquier Hostal. 

Horario Valle

Las fronteras literarias de una mujer anónima, hasta cierto punto los Vilos  juega con sus propias dudas gourmet, no obstante, que el ciclo sin fin iba perpetuándose al andar, por lo que pudieron más esos meros juicios antojadizos que ciertos Congrios familiares.