viernes, 29 de noviembre de 2013

Horario Valle



Mientras la vida da y a su vez quita, a Jaime le seguía pareciendo trabajar para la herencia cultural del Capitalismo, esa ínfima experiencia viviente pero provista de variadas leyendas visionarias, aunque vivir perdidos en los Vilos aportó al debate veraniego, por lo que permitió escudriñar en nuevas formas de singularidad humana, espiritualidad y racionalidad tuvieron que convivir, entre 9 y 11 de la noche, también existió una nueva moral tributaria del Cajero Automático. Espero olerla más. 

Horario Valle


Desde una moral singularizada en las contingencias personales de una persona que vende muchos libros, en el descubrimiento estremecedor de una comuna de agradable trato secular, no fue necesario hablar con demasiados abuelos, en realidad, éstos fueron hijos del niño que representaba al padre, ahora bien, adecuarse al lenguaje del silencio de la vejez puede generar onces junto a endulzantes y galletas descifrables. De un momento a otro, ellos querían ser experimentaciones valóricas de algo transcurrido, venían de vuelta de la playa. 

Horario Valle

Pudo hacer sido así o disfrutando de la importancia de hablar otro idioma, pero, siempre surgen imprevistos domésticos, vínculos de compromisos entre comunidades políticas, por ejemplo, persisten almuerzos de digestión lenta. A nadie hay que culpar desde la experiencia gregaria de un monosílabo. Debido a que la culpa proviene de los hablantes ciudadanos o turistas neoliberales. En la que es vasta la herencia cultural del dinero al lado de un libro cualquiera.  Desde donde, y sucedió, a un conmovedor joven imaginó, o creyó hacerlo, una nueva forma de gobernar. 

Horario Valle



Ellos agonizaban con la locura de jamás tomarse en serio aunque mejorando a la raza humana, tomando café granulando más la lectura en relieve del joven Voltaire. Si bien es mejor no olvidarse del Hostal, no tardó en quejarse de la solvencia valórica de la educación formal. Su vida es delirante pues apareció Javiera como alguien que sabe de móviles tecnológicos, eso sí, ella no tiende a tomar café. Solo habla muy bien el idioma francés. 

Horario Valle

La mesa principal de estos autores significaba, a lo sumo, para Jaime una importante oportunidad de negociación sobre la cual esos hablantes ciudadanos dibujarían, por ahora, encadenamientos literarios con el querer humano. Así pues, encadenarse para engullir páginas impresas en el sueño mutilado del Horario Valle. De acuerdo a esto, según las posibilidades humanas por comer con énfasis, lo que significó ser torreja porque no hubo huevos revueltos, siempre puede ser mejor celebrar observar la figura de Juan Valdés que almorzar sin un vaso con agua en democracia. 

Horario Valle



Lo divertido de perdonarse ante lo que ofrecían algunos PYMES gourmet, entre todos ellos ayudaron al Sí y al No como narrativas inconclusas a escribirlo por medio de un lápiz mina, pero de repente, tantos nombres propios junto a Jaime, miraban sin interés el respeto a los DDHH originarios de una ética callejera en concreto, con sus escombros debajo de sus zapatos deportivos y zapatillas herméticas, luego distribuyeron sus billetes para comprar las Obras Completas de Isabel Allende, Jorge Luis Borges, “Las 50 sombras de Grey”, Disney-Pixar, Edgar Allan Poe, Paulo Coelho, Pablo Simonetti y de Lenin.

Horario Valle



Aprendan, aprendan con énfasis. Por favor, la vida en febrero 2013 puede entregarle sujeciones familiares y prejuicios milenarios a la usanza de occidente, para que ese café promueva esas raras fragancias nuevas, solo optó por ser un referente ético en la calle. Además, surgió como una utopía posible de realizar entre ellos, entre incumbentes literarios y negocios de Centro de Llamados cerca del Hostal, y sigo esperando unos huevos con ajo crudo. 

Horario Valle



A esa hora, continuaba la faz de la Tierra jugando mediante un relato coherente, el Universo seguía expandiéndose sin la promesa de ¡Metro, te ayuda pero recordando al Barrio!, pero acá en los Vilos, Gonzalo y Ángela son un matrimonio mesocrático con lo cual adornaban los propósitos literarios de Jaime bajo la influencia oceánica del mercado. Su realidad fluyente derivó en modificar su patrón de ingesta de café Juan Valdés. 

Horario Valle



Pudo haber sido cualquier día compartir con esos huevos, porque, agonizaba y acontecía a su vez  junto a otras circunstancias humanas. Por lo que actuaron diversos protagonistas, hablantes ciudadanos vestidos como turistas repentinos, sirvió como paliativo el lucrar a través de libros comprados en el Barrio San Diego. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

Horario Valle



Espero que me disculpen, pero así actuaré. Para decirlo de manera más glamorosa, desmitificar las duras cadenas valóricas que permitan bañarte a las 3 de la mañana o comer unos panes integrales con huevos revueltos junto al  reformista café granulado.

Horario Valle



No los mencionaré hasta que la democracia no sea un comentario muy difuminado hasta la era histórica del Homo Sapiens, esta y otras reflexiones de Liceo Emblemático, continuaban configurando una pequeña oración a favor de cenar en el escenario diletante del Horario Valle. 

Horario Valle



 Mejorando la calidad de vida en las afueras del Hostal. Se logró a medida que se respiraba el aire confuso de la libertad individual, tenía sus ventajas comparativas ser protagonista duradero, sin perjuicio de lo cual todos ellos se diluían al tener coincidentes accidentes genéticos. 

Horario Valle



Pasaron cosas extrañas. Es inexpresable respirarlo y escribirlo. Hubo que vivenciarlo para ser menos miserable, de alguna manera, las personas inventan nudos indescifrables a partir de sus decisiones adoptadas en una sala de clases, pero él compartía sus millones de conexiones neuronales.

Horario Valle




Albergar  experiencias singulares con un genuino propio estilo de vida, por ejemplo, almorzar todos los días mariscal con un vaso de soda, involucraba diversas formas de diversión mundana y comentarios antojadizos sobre el contenido ideológico del Horario Valle. Fueron intensamente alimentos a la sazón cómplices de un lenguaje ordinario. 

Horario Valle



Consideró urgente entender el eco conmovedor de una palabra espontanea, en democracia junto a sus miserias 3G, lo cual no siempre será lo que uno quiere escuchar, pero convenció a centenares de turistas para comprar más libros. 

Horario Valle



Tener a un amigo, en el país de las pequeñas narrativas, es compartir los demonios internos y extraer la ordinariez de lo extraordinario sin demonizar sus prejuicios, todavía no hay palabras para convencerme de lo contrario. Para encontrarse con ciudadanos que compraban, en los Vilos, convenció a alguien de que la vida es una herida abrasadora e infinitamente asombrosa, no sin antes enfatizar el carácter alucinatorio del Horario Valle.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Horario Valle



Ahora bien, durante la intimidad urbana de los Vilos, existían esos vínculos de aparente fugacidad humana a través de comentarios cerca de la Caleta de Pescadores, por definición, adoptó una actitud de arraigo familiar con esas personas “locales”.

Horario Valle




Muchas de las amistades de Jaime creadas al fragor de inestables contextos culturales, algo de calle evocaban, importa más por el contenido improvisado de sus respuestas que de sus ritos cronológicos de Occidente, desde allá captó la naturaleza caótica del tiempo cronológico a medida que reía convulsivamente de los miedos subyacentes que traía consigo el cambio. 

Horario Valle



De tanto esperar las personas captan sus cuestionables vínculos afectivos, juegan a ese juego durante millones de horas con sus engendros valóricos, pero adquieren la sencillez de una sinfonía improvisada, intuir los derroteros veraniegos de una comuna. No pidió mayores negociaciones, ésta quería cumplir la mayoría de edad. 

Horario Valle



No obstante, trabajando en los Vilos, junto al sonido estremecedor de su presente agonizando, incluyo a las monedas y billetes obtenidas ayer, para encontrarse con el legado, darse cuenta sin ataduras academicistas ni sujeciones narrativas de algo, hay un supermercado Santa Isabel ubicado a 3 cuadras de la Feria del Libro. 

Horario Valle



El lenguaje humano es un modelo a seguir para las distintas perspectivas, manifestaciones, corrientes y situaciones que ofreció el ciclo sin fin del Horario Valle, pero tener un solo Banco no enseña nada que se le parezca.

Horario Valle



Hablando tras la consecuencia de experiencias de ensayo y error, ya que, comer impone su secreta elocuencia en el lenguaje humano. Pero también existía una especie de vivir el almuerzo, observando hacia el techo de ese Banco. Solo respetó el lenguaje que suministró para  sus adentros intimistas e inefables. 

Horario Valle



Una confesada observación de dimensión humana, que surgen de las bocas ciudadanas, nuestros muchachos ayudaron a un buen lucro, gracias a un modelo de realidad prevaleciente. Empezaban a vivir, no obstante, compartiendo cierto tipo de mariscos. 

Horario Valle



Siguen los instantes perpetuándose en la esquina del Banco Estado convenciendo a los ciudadanos bajo la influencia pedagógica del azar que tiene larga vida útil, mientras nuestros ciudadanos consumían, observé miles de móviles de tecnología multitactil. 

Horario Valle



La enfermedad crónica de no saber quiénes somos, desde la ignorancia sugestiva de bocas humanas, no hay razones que expliquen lo visionario de tomar un vaso con café de grano. Siempre habrá razones. En este caso, existe un abismo, muy humano para divertirnos, del cual Jaime intentó sacar ventajas monetarias. Después logró pagar su Plan Juvenil de Móvil “torreja”. 

Horario Valle



Cuando se usa el lenguaje para seducir a ese mundo, hacer de las cuestiones humanas un entramado de enfermedades crónicas, bien redactadas por el tiempo cronológico, pero indispensables para generar lucro en la venta de libros. De los Vilos al Hostal hubo propuestas literarias callejeras, los ciudadanos veraneantes intercambiaban saludos. 

Horario Valle




Si bien a diario construí lenguaje para quedar satisfecho, esos días de nubosidad parcial difundían la crisis de creencias de la comida familiar, que durante algunas horas el arte de la política y su norte ético fueron empresas de significado compartido, entre el Hostal y el Horario Valle, hubo Keynes y Adam Smith. 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Horario Valle




Siendo bípedos ciudadanos de causa desconocida, no así para el ciclo sin fin de la vida, debido a la infaltable maravilla de la vida cuando respira, el desayuno y el almuerzo poseen su propia formación artística.

Horario Valle



Habló para permitir cambiar su mundo, hasta que tus móviles más oscuros hablan. Nadie lo dirá sin algún grado de interés y manipulación sobre la parte interesada, nuestros pescadores jugaban a su propio juego. Se permiten  superar la realidad de su mundo.

Horario Valle




Hemos de enfatizar la inconmensurable belleza de la evolución humana en lo cotidiano de un vivir a diario y a su vez los rituales de Occidente configuran una incerteza avasalladora en la calle, ésta suscribe saludos necesarios con los smartphones. Con ello, sus días condimentaron cierta revolución en ciernes que abarcó hasta la última caleta de pescadores. 

Horario Valle



Para entenderlo es cuando no sabes a qué atenerte respecto al nacimiento de los días. Nacen como demócratas escépticos, de modo que, muchos de esos niños sin pedigrís académicos, era conmovedor darse cuenta del caos que subyacía a los días. Pero no claudicó en observarlos para generar sinapsis. 

Horario Valle



Lo vivían con atildada ignorancia respecto a sus efectos a corto plazo, en cambio, a sus efectos a largo plazo, no existía ninguna certeza de proponer un proyecto de pensamiento planetario a cualquier hora en los Vilos. 

Horario Valle



Desde donde mujeres vestidas como musas instituidas, jóvenes adultos invocando cualquier indicio de educación formal, turistas agradecidos por el descubrimiento del dinero, acudieron al susurro del fenómeno de la vida, un proyecto de pensamiento planetario que germinaba en cada uno de las fisonomías observadas. Sus niños ofrecían inocencia salvaje. 

Horario Valle



Con insistencia se habló con diversos personajes de ideas liquidas, como consecuencia de almuerzos en lugares de “comida lenta” vinculado a los accidentes genéticos que él regaló, y no fue la excepción haber compartido momentos en  el Horario Valle.

Horario Valle



Decirlo, era cuestión de tiempo para instaurarlo, la experiencia domestica de un libro en la IV Región, dignificó la democracia anónima de los bípedos ciudadanos. Si esto es así, solo intuimos las circunstancias atenuantes de la realidad. Por mucha observación, el Hostal albergaba a la vida y a la muerte.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Horario Valle



Nadie lograba afirmar deliberadamente el juego ideológico del azar en sus vidas. Solo intuía todo aquel manojo de experiencias humanas muy intensas e indecibles, también alguien irrumpió para relatar un legado milenario pero literario

Horario Valle



Algo había que admiraba e imponía su influencia planetaria sobre el móvil conductual de los turistas, qué duda cabe, el azar seguía carcomiendo las verdades oceánicas de una lectura ponderada. En ese entonces, su Hostal y los Vilos consensuaban cómo ser dignos de lo que inventaban. Dispuestos a conversar con el otro Jaime. Ojalá. 

Horario Valle

A pesar de estas minucias domésticas, que no necesariamente lo son, él intenta escudriñar el origen de la vida aunque no se lo preguntaba en voz alta, invocaba cierto sentido común, buscando preguntas sin respuestas y la delicadísima naturaleza veraniega del legado del stand de libros, compartir agua purificada “Benedictino” más mariscos cocidos. 

Horario Valle




Después, con el transcurrir anónimo del tiempo, se convirtió en una agonía diplomática, dejar que muchos niños llevaran en sus mochilas o bolsos de los protagonistas, libros para abrir nuevos mínimos civilizatorios.

Horario Valle



Asumir riesgos mientras se observa a los demás. Comiendo como si apreciáramos nuestra democracia. Ésta aparecía como enigma corrosivo a niños perdidos, en esas horas de la noche, en medio de un stand de libros negociando días ilusorios.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Horario Valle


También los niños que observaban a sus adultos, cada minuto lugar sagrado significó apreciar el sabor de un almuerzo preparado, compartían sin apuestas mediáticas comer a solas con los Vilos, el gran legado de la humedad relativa que sus cuerpos obsequiaban, para Jaime todo era interesante.

Horario Valle



Alguna impresión de lo correcto, lo estuve divagando a solas con la noche en nuestro Hostal, junto al intrigante silencio que ocupaba gran parte del dormitorio, es mejor que lo diga así, considere la gran idea de seguir usando la misma ropa, sabiendo que ser demócrata es un móvil muy castaño, y a esa hora, nadie más moralizó sobre el legado de un baño de  agua fría después de haber degustado mariscos cocidos con limones caseros. 

Horario Valle


A medida que creaba más lucro debido a la venta de libros, un joven país inmerso en la tiranía de intereses creados, debería haber mayor humor en medio de la tragedia y formas terapéuticas de expresiones callejeras, sin embargo, lo estandarizado no obtiene la primera mayoría, ni su realidad entiende la noción de lo correcto. Ese día miércoles vendió cerca de $250000.  

Horario Valle



No hay caso, estamos sumidos en una democracia singularizada por ciertos intereses creados entroncado a pequeñas narrativas provistas de hegemonías callejeras, un par de monosílabos condimentan toda clases de lácteos, esta tiranía de las valoraciones históricas con su realidad humana, pero es inescrutable. De alguna manera, las urnas reflejan cierto estado de cosas. El mariscal amigo no alcanzó a votar.

Horario Valle





Decimos lo que somos mientras transcurrían las horas dotadas de consensos estandarizados, pero decir ilimitadas palabras para agonizar es interesante. Agregándole que agonizaban silenciosamente en los espacios públicos de los Vilos. Sugiere, sin lugar a dudas, algo que llegó a su fin. No hay caso con cenar para vislumbrarlo. 

jueves, 21 de noviembre de 2013

Horario Valle





No hay nada abominable en pensar, si es que demostramos su armonía familiar con el Hostal. Solo queda observar lo que vemos, se enciende la incertidumbre como algo inacabado, de la misma manera, hubo desayunos y almuerzos a la orden del día. Había que creer vendiendo.  

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Horario Valle



Leer para vivir. A veces, a veces. Debemos creerlo así, no hay reforma ni revolución disponible para excluir a la subjetividad humana, la historia es pródiga en ilusiones persistentes y pequeñas oraciones, por lo visto a Jaime le bastó con ocupar un par de semanas ese Hostal. Además, la realidad que nos murmura tiende a no jugar en el escenario íntimo de nuestra educación formal. Se ríe con énfasis, ella observa. 

Horario Valle




Una serie de eventos de alto o bajo impacto veraniego, en muchas ocasiones, concentrábamos la atención de elocuentes cuerpos humanos, cuyas fisonomías eran despreciables para el ciclo sin fin, agrégale miedos enternecidos por la escasez de sencillo y sus propias propuestas valóricas, reconociendo que hubo miradas canalizadas a través ciudadanos cínicos pero lectores, éstos habían ingerido agua envasada “Benedictino”.

Horario Valle





Dentro de nuestras obviedades homínidas está la enfermedad, un enemigo digno de ser narrado, creador incorregible de fragilidades humanas pero autentico observador de la biología de la vida. Por lo demás, la cadencia incontrarrestable de la venta de libros ayuda a confrontarlo, el negocio de Gonzalo lo supo apreciar de manera glamorosa. 

Horario Valle




Los resfríos seguían generando historias jamás contadas. Luego finalizan las grandes utopías del Chile Profundo, no hay columna digital que pueda responder a su geografía callejera, íbamos a caminar por medio de febrero,  lo sabe. 

Horario Valle




Esperó que los resfriados, no muchos pero sugerentes, asumidos como tales por bípedos plagados de enfermedades benignas, por lo que comenzó a conversar la evolución humana. Además, irrumpieron mediante diálogos espontáneos con él enigmas genéticos. De lo genético pasemos a la ordinariez de lo extraordinario de la existencia humana, gracias al condimento de trabajar para emancipar su resfriado. 

Horario Valle




Nosotros la vanguardia revolucionaria del cuerpo humano, todos los días hubo lucro, sigue siendo como en la época del Australopithecus. Por ejemplo, Jaime se resfrió hacia adentro, tosió con cierta inocencia interrumpida, solo encontró vida y muerte, en uno de los baños adyacentes al Hostal, nadie de los presentes le comentó respecto a la realización de las próximas elecciones presidenciables. 

Horario Valle




Cabe señalar que, evocando y rebobinado aquellos espectáculos humanos, percatándose de la sobriedad compartida entre ellos, hubo innumerables sucesos culinarios por demostrar. Con sus legados y fisonomías conmovedoras. Reconozco, eso sí, que no vi muchos inmigrantes. 

Horario Valle




Una noche veraniega, amparándome en aventuras coloquiales sin retorno, en esto, ofrecidas por la educación formal a millones de ciudadanos con derecho a voto y a cohecho, que seguían siendo consecuentes con sus expresiones icónicas, sus lugares comunes y domicilios valóricos están impregnados de significación simbólica, porque nadie resfrió luego de cenar ensaladas con mariscos. 

Horario Valle

Esos jóvenes universitarios y no tanto, hijos biológicos de la democracia sui generis y observadores adictos de la incertidumbre afectiva, unos más bípedos que otros, aparecían y desaparecían para dejar hedores sin vuelta atrás, después generaban una explosión de sentido ciudadano, porque lograban conversar con el papel higiénico a través de Hostales ubicados en la avenida central, solo los perros insistían en captar las sutilezas siniestras de una Feria del Libro tras la caída de las Grandes Narrativas. 

Horario Valle

Los complejos civilizatorios de la IV Región de Coquimbo, lo recordé mientras iba caminando en dirección hacia el Hostal, se mantenía a tono con el ambiente veraniego que representaba la totalidad cotidiana de cualquier día en el stand de libros, más encima, jugaban a cierto juego personas de la más diversa expresión icónica: madres solteras, hombres adictos al destilado de Horario Valle, jóvenes estudiantes carentes de aristocracia callejera, niños imbuidos por cierta inocencia salvaje, madres obsesionadas con sus pasados recientes y turistas vanagloriados por la secreta elocuencia del capitalismo neoliberal.

martes, 19 de noviembre de 2013

Horario Valle



Siendo fiel exponente del legado de los móviles inefables de la conducta humana, que existe en la cosmopolita variedad de rituales occidentales, a decir verdad, reflejado a diario en nuestros complejos civilizatorios, los Vilos significó un texto fundacional de valiosas tonterías. Alguien lo apreció bastante. 

Horario Valle

Incluso, si el hablara como la especie humana, porque el fenómeno de la vida contiene sus propios paisajes tutelares y didácticas callejeras, entonces habría que poner en cuestión a la educación formal. No puede hacerlo a través de una ley de quórum calificado, es hija de la Imprenta. Pero olvidó a ese banco. 

Horario Valle



Sigamos exagerando, nunca reconoció la importancia del dinero en medio de la calle, por decirlo de esa manera. Hemos enfatizado, siempre y cuando descubramos ese legado milenario, la perpetua impresión de las personas respecto a nuestra comuna, encadenada a su querer salomónico del dinero, no hay respuestas predecibles. No estuvo exento de miradas furtivas hacia la geografía cultural del Cajero Automático del Banco Estado. 

Horario Valle




En ocasiones bien señaladas, fue incapaz de explicar la totalidad planetaria reducida a un instante de conversación ciudadana junto a sus compradores, con ciertos dineros controlando las tierras vírgenes del mañana, de vez en cuando, convenía recordar ciertos sucesos de clamor popular, los orígenes laborales de Jaime desde hace 5 años. Necesario para comprender el origen de la vida, creo estar exagerando.

Horario Valle



De la tierra firme de la Feria del Libro a las regiones desconocidas de la subjetividad veraniega propuesta por el universo, él observaba sus manos para lograr existir. Por lo menos, tiene un sistema inmune y sin verdades reveladas, sin resfríos previos ni democracias asumidas. Salvo, más de alguna expresión de cercanía horaria, refiriéndome a un joven, no obstante acarició un grato café de grano alrededor de muchos vivos, llegaron algunos turistas a depurar sus miserias literarias. 

Horario Valle



Desde la perspectiva histórica de un país adicto a las pequeñas narrativas, viven conforme a los rituales y ritos con cierta sensatez gregaria, despertar en los Vilos para captar su legado. Pero también se han librado de las cadenas sinuosas del querer humano. Alguna de ellas no compró libros a Jaime. 

Horario Valle



Tuvieron que jugar a un juego, casi siempre les tocó perder, sin embargo bastiones del ciclo sin fin de la configuraban valiosas tonterías para nosotros y ellos. Por lo que deben perpetuar a la especie. Sin más que apuntar al objeto de la personalidad viviente de dueño de la Feria del Libro, como el dinero genera cierta creatividad lirica. De esta manera, son hijos biológicos del país del No. Con ello, se mantiene la augusta apariencia del Chile Profundo.

Horario Valle



Después hubo una mixtura de impresiones fuertes, junto a novelescas conductas ciudadanas sobre diálogos espontáneos que nacían al fragor de lecturas someras sin mayores aspavientos callejeros, tuvo que acudir al goce anónimo de una hora que tributó para debatir ante ese legado. 

Horario Valle



Las preguntas nunca ignoran su duda, lo que él observaba a diario, tanto a las mujeres como asombro epidérmico en busca de la libertad encadenada como los hombres asumiendo sus legados repentinos, configuraban una interesante entrevista junto a la aurora veraniega de los Vilos, sirvieron para jamás tomarse demasiado en serio. 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Horario Valle


Diversos instantes familiares emergieron a medida que se ofrecía un gran ensayo para vivir, entre horarios se entienden,  para explicar con escasa claridad, los derroteros de luces y sombras que produce el fenómeno de la vida. De súbito, lo cierto de estar ahí, lo dudoso de saber quiénes somos, la experiencia mística de intuir que cada almuerzo tenía asignado una historia de amor ¿hay lenguaje para describir la gracia de comer en democracia?

Horario Valle



Apelando a cuanto personaje entrañaba nuestro horario, asumidos como narradores repentinos pero dignos de su propio sufrimiento, este joven estudiante, si es que se puede expresar así, quería jugársela ante lo que proponía el ciclo sin fin de la vida, misterios repentinos y divertimentos terrenales sin causa alguna, al parecer el azar no tiene memoria.

Horario Valle

Incluso, entre nosotros, esos libros hacían de las suyas familiares, no captabas cómo conseguía conciliar múltiples experimentos tribales con la corrupción soterrada de comentarios ciudadanos a través de sus silencios, solo divagas durante tan poco tiempo porque después llegó la hora de almorzar.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Horario Valle

El universo seguía atento a la total desprolijidad planetaria hecha realidad oficial por parte de Jaime, adoptaba ante tantas elecciones democráticas, el genuino sueño dogmático de vender muchos libros como sucesos vanguardistas, además, le asombraba la sobrevaloración ideológica sobre ese régimen milenario en dicha comuna, en cambio, no olvidaba el olor a mariscos frescos a unos 100 metros de su lugar de trabajo. 

martes, 12 de noviembre de 2013

Horario Valle

Alguien e incluso ellos, habrán comido para desayunar, pero siempre es un proyecto inconcluso respecto a la importancia de llamarse los Vilos,  entre bastantes ciudadanos bípedos hubo niños que impusieron una nueva manera de gobernar, por de pronto, no miraban la hora. El Horario Valle abarcó también las primeras 2 semanas de febrero.

Horario Valle

Sin perjuicio de lo cual, sucedían asuntos veraniegos y con humor sardónico el relato aparecía para ir al Banco, durante esta historia anónima trascurrida en el stand de libros, aun eran dioses pequeños sus protagonistas, las potenciales creativas y evolutivas de sus bolsillos verbalizaban algo, legitimar a cada instante el proyecto de modernización capitalista. Mucho de Coco Channel, Diego Portales, Steve Jobs y de  leyendas del rock. 

Horario Valle

Para una comuna bastante dudosa de lo que establecía la racionalidad en ciernes, siendo humana por descarte, solo saludaba por mero pragmatismo a los dispositivos móviles de sus habitantes, éstos terminaban presos del querer humano. Algo de narrativa les quedó. 

Horario Valle



Imposible saberlo previamente, sin embargo , la mirada familiar de Jaime  coloreó la escéptica existencia cotidiana sobre la visión del gourmet en Horario Valle, en este caso, recordó a diario los libros que vendió gracias a la herencia cultural y épica de la Dictadura. A pesar de esto, su vida continuará hasta ser comida para gusanos, agradeció a los almuerzos por ser descreer de las Grandes Narrativas. 

Horario Valle




Entonces empezó un nuevo día para nosotros, vivir observados en las inmediaciones del Banco Estado fue una experiencia de asombro, nadie esperaba la soledad acuciante de una institución financiera. Sus votantes, votaran por el No Se. 

Horario Valle



Sin mayores evocaciones al respecto, la cuestión literaria que transcurrió en los Vilos permitió que se informaran la perpetua sorpresa de existir, ayudaron a esta secreta elocuencia de un legado. Solo puedo decir que éste esta plagado de nombres propios y aperturas hacia el café de grano. 

domingo, 10 de noviembre de 2013

Horario Valle


No pudimos comprender la magnitud de ese legado, durante febrero, pero hubo divagar sobre relatar cuentos sobre valiosas tonterías, tengo la impresión que se cometieron algunos pecados capitales, espero que haya quórum para liberar a la IV Región de Coquimbo de sus cadenas ciudadanas. Ellas juegan al juego emancipado del universo, también habrá elecciones presidenciales. 

Horario Valle



Pueden ser heroísmos anónimos, ilusiones persistentes, sueños ortodoxos o estrategias de pensamiento planetario para disfrutar respecto a las vivencias personales en un Hostal, pero la maravilla de la espiritualidad del fenómeno humano en los Vilos, que bailó sin piedad entre nosotros y su gran legado veraniego, todavía le quedaban minutos en su móvil para saludarla. 

Horario Valle




Un cuento que obsequia pequeñas narraciones al hablante ciudadano, revolucionándose a través de sus expectativas monetarias en perjuicio de la revolución de las estructuras callejeras, porque siempre habrá alguien que escuchó algún bolero de matriz cultural milenaria hacia su público cautivo, miles de turistas con nombres y apellidos propios, mientras tanto, seguimos nadando por las eras geológicas de un capitalismo neoliberal sui generis. 

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Horario Valle



Si bien no recuerdo cuantas palabras usaron, esos turistas deseosos de ser libertarios, ellos forjaron una comunidad lingüística en la cual perpetraron realidades subyacentes a favor de la Feria del Libro en los Vilos. Siendo insuperable creer que un libro pueda hablar mucho en medio de tantas horas diurnas. Pero muchos no saben lo que significa un día. Sin embargo, solo nos queda seguir con este cuento.

Horario Valle

Un día, más saludos. Con unos cuantos gestos palabras podemos marcar tendencia. Fue la gran virtud repentina, desde un hedor descubierto por el dinero, un profundo cuestionamiento a los rituales fantásticos de una cuenta corriente cuyo legado va más allá de lo observado, él indagó la escasa batería de su móvil. Coincidió con un día jueves, tal vez. 

Horario Valle



En otras palabras, estar en el stand de libros impuso nueva forma de gobernar, también un signo de los tiempos biológicos como históricos que dejan huellas de nacimiento, dejamos que nuestros demonios internos y miserias literarias fluyeran sin mayores ambiciones, unos minutos de capitalista emoción apareció bajo el paragua de un nosotros, de pronto, de repente callamos para vivir en la súbita elocuencia de un saludo ciudadano.

Horario Valle

Aun así, la existencia veraniega del Hostal, en la medida de lo posible para comentar algo, surgida desde historias cronológicas cotidianas, enriquecida ahora mismo por las cadenas interpretativas de la subjetividad humana, alguien lo está diciendo de manera tal que algunos reían felices sumidos en el dolor milenario del monopolio suministrado por el Cajero Automático. 

domingo, 3 de noviembre de 2013

Horario Valle

Durante varios minutos logré observar, en el anexo generacional que generaba esa comuna a través de su corazón delator que captaba las primeras impresiones de sus protagonistas, diversas expresiones de ensayo y error instauradas por sus protagonistas, tanto en sus cuerpos humedecidos por la humedad relativa del Horario Valle, como por las palabras repentinas nacidas de aquellas soberanos bolsillos ciudadanos.

Horario Valle




Nada supera a esa realidad, pero aprovechamos al ambiente distendido en el Hostal y sus alrededores pesqueros, para disfrutar de la bondad siniestra que entrañó un libro cerrado. Valió la pena vivirlo así. Ella sigue haciendo de las familiares. 

Horario Valle




Solo discutieron a partir de sus convicciones familiares cuyos amigos habituales han sido la ética secular, el dinero como vanguardia inconclusa y sus móviles conductuales de una amistad al tenor de un abrazo concluyente. 

Horario Valle



Otra historia, otro interés. También este intercambio de dineros, entre Santiago y los Vilos, supo estar a la altura de las circunstancias. Siendo hijos de las circunstancias, una familia mesocrática y Jaime apostaron a romper las ataduras inescrutables del déficit fiscal. Además, nunca dijeron nada frívolo sobre la miseria literaria y el dolor estandarizado de las personas que votaron para el Plebiscito. Y el bastón irrumpió como agua en un vaso.