jueves, 31 de octubre de 2013

Horario Valle

Aunque espero pronto inventar, lo intenté observando a mis lectores turistas, tanto al aurora que la IV Región nos obsequió como el aparecer radical del atardecer junto a un bastón, historias románticas sobre lo dicho. 

Horario Valle




Ellos seguirán existiendo, incluso antes del nacimiento de Diego Portales, desde que alguien aclaró que en nuestro juego siempre perdemos, la Feria del Libro logró convocar a los demonios internos de Jaime, con su insólita cercanía otoñal a dicho pasatiempo lúdico. Hubo que agradecer a la soledad del Cajero Automático para percibir la sobriedad ideológica del Horario Valle. 

Horario Valle




Divertidos en los Vilos. Porque la risa es un poderoso instrumento de seducción. En el ámbito de principesca decisión personal, siendo ésta una máscara muy peculiar, igual surgen las expectativas. Unas musas sobreestimadas cuando se trata de vivir en democracia representativas con enfermedades sagradas. Ni siquiera diré algo sobre esto, solo hay que aprender a negociar en tanto posibilidad milenaria legitimada por ciertos tipos de café de grano, después buscaremos a sus responsables. 

Horario Valle




Esas 2 semanas que fueron rítmicamente un modelo a seguir para nuestro desestructurado genoma humano de evidencias graduales, simples tonterías de los ciudadanos al pagar sin RedCompra, unos cuantos divertimentos cadenciosos de sus hijos menores, también agradecí de un instante a otro, tras salir de ese ambiente hogareño que generó el stand de libros, a la copa de la vida, amándola sin lógica y sin razón, descubriéndose que Jaime sigue hospedando en ese lugar.  

Horario Valle



Recapitulando lo anterior, conversar con ciudadanos resulta ser una experiencia inconmensurable para el silencio de dicha comuna, todavía seguía tenso debido al trayecto de aprendizaje del dinero junto a las decisiones que había adoptado durante su pasajera vida, con esto, Gonzalo financió todo el costo de fletes y provisión de libros, del mismo modo, que Jaime no captaba esa sutileza salvaje, hizo de la venta de libros una Constitución Política del Estado de Chile, nunca evocó la perdida de la minoría de edad respecto a cuestiones inclasificables o de orígenes ilegítimos. Sólo  sugirió que llegaba a bañarse tras un día laboral de verano. 

Horario Valle

Las palabras bastaban para que los gestos humanos transcurrieran sin piedad, comenté cualquier problema siendo escéptico de obtener una solución conveniente y aprender el idioma vernáculo del país de la Ciudad Prohibida. Todavía espero repetir un congrio con crema de queso francés, ojalá. 

Horario Valle




Como lo he dicho en otros párrafos, captar la inmediatez aventurera que ejercían más libros en cierto universo, para lo cual, era un bicho raro, lisa y llanamente, el azar de lo establecido ayudó a que mi belleza pudiera crear a través de su palabra. Posterior a eso, el cambio es lo único milenario y confiable. Hasta el régimen comunista chino habría comprendido a un Hostal.  

miércoles, 30 de octubre de 2013

Horario Valle



Ante todo lo más sorprenderte fue esa manera de ser ante la presencia rupturistas de mujeres adolescentes porque siendo quinceañeras ayudaban a la dueña del negocio de “comida lenta”, por lo que esas tonterías silenciosas y heroicas respecto al propio hermetismo, inocente y genuinamente creadora de un día nublado. Esas niñas captaron la ética del trabajo y su posición de PYMES en el cosmos. 

Horario Valle

En la que hicimos creer a los astros del cielo estrellado, supimos que Jaime observó muchas noches, para conversar como espacio de socialización viviente lo cual significaba atender a nuestras necesidades existenciales, espejismos valóricos, indagaciones dialógicas, ilusiones persistentes, aristocracias callejeras, desviaciones ideológicas, anarquismos místicos, cinismos cósmicos, locuras escolares y simples tonterías por descubrir. 

Horario Valle




Volvimos a ser niños interrumpidos por el espíritu endemoniado del hoy, o ese presente prescrito, nos avisaron que el dinero lo inventaron hace miles de años, luego estaba listo para ser interpretado y enjuiciado. Al parecer, nuestra ensimismada pero encantadora mujer Hostal recurrió a esa forma enigmática de perplejidad súbita, había llegado la hora de enfrentar al fenómeno humano. 

Horario Valle





Creí, con la equivocación en la medida de lo posible, que lo único sublime lo presentó la llegada al Hostal, siempre tuve esa percepción repentina sobre la totalidad viviente de mi hogar, con la excepcionalidad de oler mis propias emanaciones. Adiós a los mariscos en la Región de Valparaíso. 

Horario Valle




Una noche en los Vilos es vanguardia en “off”, pero sin olvidar eso. Por lo demás, él era impasible e imposible de alcanzar sin tener a su lado una botella Benedictino y unas galletas Kuchen, aun cuando, atendió a diversas mujeres en la cuales sugería que tener un hijo es un arcoíris de predestinaciones intimidantes, breves silencios aparecieron para convertirse en un juerga solemne pero admirable junto al ½ Kg de pan que compró hace 2 horas. 

martes, 29 de octubre de 2013

Horario Valle




De plagas antropogénicas a verdades mutiladas usando ropa veraniega continuando con diversas experiencias declamatorias a favor de los mariscos con libre albedrio, mientras tanto, la vida política en la Feria del Libro destacaba y acudía a pintar el ciclo sin fin a través de su héroe anónimo, el dinero comenzaba a crearse. 

Horario Valle




Sin nombres propios, esas personas ingerían muchos líquidos. Bueno, eso ocurrió a cualquier horario, y digamos las cosas como son, quise apostar a lo seguro para saber más sobre las emociones humanas durante un gourmet estival y menos sobre nuestra burda condición de fenómenos pluricelulares. 

Horario Valle




Con esa generosidad acuciante de algunos minutos, ignorantes y frágiles, olvidamos el papel ideológico del Horario Valle a medida que la biología de la vida humana seguía su léxico histórico, después habría que aceptar diálogos entre vendedores y compradores, lo que sirvió para ponderar aquello que muchos almuerzos no descifraron debido a la historia romántica que subyace a cada día. Nunca lo habíamos hecho, por lo menos, en el stand de libros hubo cierta resignación al silencio del homo sapiens en la Vía láctea. 

Horario Valle




Éstos que aportaban la audacia corrosiva de ser hijos biológicos de la educación formal de matriz occidental, algo alejada de la política contemporánea china, pero de la misma manera íbamos a luchar contra la corriente incesante de ventas de libros durante Horario Punta, que por muy estandarizando fueran sus propósitos personales, quería decir algo distinto ante tanta tontería diseminada, pudo divagarlo durante unos minutos a la distancia de un inexpresable congrio con ensaladas.  

Horario Valle





Todavía eran los primeros días de febrero como escuela de ambigüedad veraniega en ciernes e indicios de relevancia ética a medida que inventábamos lenguaje por medio de otra ensalada. Las demás días pertenecían al ciclo sin fin, a saber, unos cuantos protagonistas son unos guionistas y sus calamidades anónimas, por lo que todos estaban cubriendo sus fragilidades emocionales y adicciones sin nombres propios. Cuando alguien dijo “¡Acaso un almuerzo en febrero permea las regiones inefables de la subjetividad humana!”, nunca capté su lenguaje ordinario mientras alguien compraba libros. 

Horario Valle



Seguí investigando, desde ese ritual, nuestro viaje atípico a los Vilos. A muchos de los protagonistas ciudadanos, y no tanto, eran hijos de la Imprenta y de las redes virtuales que a través de los dispositivos móviles de los buenos muchachos demarcaban la geografía política moderna. 

lunes, 28 de octubre de 2013

Horario Valle



Vivirlo así como si no hubiera ocurrido a su vez actuamos sin previas valóricas, solo incurrimos en la gesta planetaria de construir eventos de aprendizajes compartidos y delirantemente sufrientes, ante todo, establecer el silencio de los inocentes en forma de Cajero Automático. Éste era un enigma corrosivo para la civilización callejera de los perros vagabundos. 

Horario Valle




Alguien más podría ser inexorablemente el Horario Valle. Por lo sabido, engendró narrativas inconclusas a medida que los ciudadanos cumplían la mayoría de edad, siendo hijo biológico de la geografía visceral de Febrero 27. Y en todo momento, viviendo en el país del más acá, en el stand de libros puso en cuestión los rituales de Occidente, nadie se atrevió a hablar sobre estudios o deberes escolarizados por respecto al Océano Pacifico. 

Horario Valle




A pesar de la crisis de creencias que representa la educación formal respecto a un menú que ofrezca mariscal y empanadas de mariscos, todas las mujeres que trabajan acá estudiaron hasta educación media completa, y nada más, pero captaron la delirante agudeza de la calle más heroísmos anónimos, inventan sabores que son adictivos pero engrandecen sus bolsillos. A la prima de la dueña nada le parecía más maravilloso que escuchar y tener la discografía completa de Michael Jackson. 

Horario Valle




Para eso, tuvimos que hacer uso de nuestra agudeza para alcanzar a llegar a las 9 de la mañana para tomar desayuno con la incertidumbre repentina de una taza con café y una paila con 3 huevos. Éstos eran genuinos protagonistas del campo, que se agradece. 

Horario Valle




La cuestión estética aparecía sin nombres propios con la suerte impuesta por esa amistad milenaria, a decir verdad, le dicen Dinero, cabe señalar la intrigante apuesta por existir observando y a su vez penetrar las locuras anónimas de la imagen que encarnó, cualquier día de esa semana, y cuantas horas de bohemias irresolutas. 

Horario Valle




Muchas imágenes personales en forma de segundos transcurridos, variadas sensaciones entre rostros femeninos y rostros patriarcales, con divertidas coqueterías planetarias y destellos de sumisión absoluta ante la elocuencia del Cajero Automático. Además, su vida continuaba en medio de tantos ciudadanos. 

Horario Valle



Éste inducia a ilusorias experiencias revolucionarias sobre el sentido de la lectura en Los Vilos de la misma manera también afectaba a esos radiantes rostros infantilizados por la educación escolar formal, y cabe señalar todavía larga vida al capitalismo. Además, hubo varios ciudadanos que pagaron sus libros con sencillo. 

Horario Valle



La vida continúo generando emergencias humanas. Nunca estuvo de más el humor respecto a lo que vivimos en la Feria del Libro,  siendo un valioso encuentro entre el humor y yo, para conmover a esas personas supeditadas a billetes de $10000.  

domingo, 27 de octubre de 2013

Horario Valle




Seremos animales extraños, inventores de idiotismos tutelares, como dioses pequeños en comparación al silencio omnipresente de una noche en la IV Región de Coquimbo, con la complicidad misericordiosa de alguien más. 

Horario Valle




Con pasión, humor y nostalgia pudimos enfrentar esa revolución silenciosa a unos 100 metros del Hostal porque es la incertidumbre lo que le encanta a uno, también a la democracia. Agrego a ello, que verbalizarlo con cierta estridencia sería muy poco estético argumentar en función de las taras congénitas que ésta padece, pero hay que seguir almorzando en él. 

Horario Valle





La intrigante respuesta en tiempos veraniegos, aun así, uno debe ir al baño debido a revoluciones silenciosas que emergen desde nuestra intimidad digestiva, más allá de las valoraciones literarias que descubrí, el que haya tenido que formular una pregunta en la faz de la Tierra.  

Horario Valle




Sin parar, recordé lo indispensable de reconocer al baño en tanto vanguardia anónima, adquiere ribetes épicos. Habría que ver cierta inclinación asiduo, si es que se da, entre aquellos ciudadanos que compraron libros ¿para qué habría que vivir inmersos de manera civilizatoria entre puros smartphones

Horario Valle





Tiene su validez estar en un baño, estamos hablando de nuestra estadía en dicha comuna, en la medida que el sistema digestivo acusa el golpe de la elocuencia de algunos alimentos, es así, mientras se hace, conviene tener un dispositivo móvil, ojalá un Samsung Galaxy junto a sus diseños libertarios o iPhones. 

Horario Valle




Es admirable señalar lo que puede ocurrir en una sola noche, quizás somos mutaciones aleatorias y dados a la invención de sagradas enfermedades, en realidad, supe de la vida cuando capte la tiránica fugacidad de los segundos dentro del baño, imposible de olvidar a mis libros favoritos.  

Horario Valle



Ojalá alguien haya captado el enigma atildado de la vida. A lo mejor, en caso contrario, soliciten una propuesta de plebiscito vinculante, servirá de algo si dijera que Jaime fue considerado respecto a la república que surgía en cada esquina de la avenida principal. Fue prudente en su perdición necesaria, alguna vez, comió solo para oler silencios de distinta índole. 

Horario Valle




Otros eventos cronológicos acontecían, desde baños vespertinos tras el cierre del stand de libros hasta viajes electrizantes al supermercado sin moralidad establecida para generar más sinapsis, pude apreciar que la vida misma se interponía entre nosotros. 

Horario Valle




Preservando huellas que explotan en la cara de las memorias de la Feria del Libro, que la vida es un anexo repentino, no obstante aquellos días de febrero confabularon para discutir la posibilidad cierta de condimentar proyectos de sentido estandarizado, reformas gradualistas y constituciones políticas de “pie de página”, desde el inicio del Horario Valle siendo éste un apasionado diletante de valiosas tonterías, logrando con total inocencia salvaje y dulce condena nuevos olores estivales. Apareció como algo divertido.  

Horario Valle



Para descubrir a las calles de los Vilos, se nos ocurrió una visita a ese negocio de “comida lenta”, bajo la autoridad unas PYMES que eludían los grandes temas generadores de grandes narrativas, irrumpió como un comentario agudo en muchos estómagos humanos, observar con suma atención a esas mujeres emprendedoras a través del dialogo, después divagó sobre las cadenas del querer respecto a las empanadas de mariscos porque algunos nunca logró en el cenit del Horario Valle comerlas, en cambio, otros perpetuaban su vejez. 

Horario Valle




Junto a incesantes encuentros con ese presente insatisfecho, por si no lo saben, lo satisfecho de quedar perdidos dentro del horizonte lúdico del fenómeno humano, a veces, éramos hablantes ciudadanos y escuálidos en busca de impresiones fuertes, desde esa tribuna del desconocido. A pesar que el fenómeno de la vida impartía sus incorregibles mensajes. Participó con mucho ahínco y humor los Vilos. 

Horario Valle




Incluso, las conversaciones divergentes y dispersas por esos héroes anónimos no lograron totalmente una miseria escolarizada. Todavía evoco la emoción inefable de aquel viejo cuando habló sobre “La Tempestad” del ilustre alemán. No hay palabras humanas para decirlo, sólo silencios en “off”. 

Horario Valle



Todavía no hay respuesta alguna sobre el origen de la conciencia, eso sí, compartí conversación con unos profesores jubilados de la Región Metropolitana y músicos inclinados a la pasión demencial de Beethoven, por lo menos, durante esas horas nada chato ni pop existió al respecto. 

viernes, 25 de octubre de 2013

Horario Valle




Hemos perdido la perplejidad colérica y la belleza por penetrar los arcanos de nuestra conciencia que diario crece como segundos en un segundo. 

Horario Valle



Descubriendo a esa calle. Como una empresa humana compleja, inescrutable y cosmológica. Tanto de día como de noche, fueron 2 semanas en la vida. De eso se trata vivir, no se las razones conocidas. Tal vez el mariscal del vecino de al lado, lo sabe. 

Horario Valle

Y se mostraron para describir instantes repentinos, cuando íbamos a ser demócratas desde los entresijos de las calles de la IV Región, aún cuando no esperemos credibilidad veraniega respecto a los instantes, humanos y endemoniados, las empanadas de mariscos llegaron a la boca de Jaime. 

Horario Valle




De las intuiciones personales de Jaime al terror sagrado de una sonrisa en ciernes. Puedo asegurar, siendo riguroso, que no hay discusión posible entre ella y nosotros. Entre ambos seres no hay discursos prefabricados, por muy tradicional que sean sus conductas, hábitos y comportamientos,  surgieron a su manera como una explosión aleatoria. A partir de la cual hubo discursos atendibles durante esos días. Éstos dispuestos a mostrarse a través de la vida y los humanos. 

Horario Valle




Al fin y al cabo, eran prestadas por el ciclo sin fin, siempre reglando y regalando a la civilización humana, todavía estoy hablando de los libros y el dinero, porque no había forma de salirse de esa odisea. De cuando en cuando, ese joven también figuraba como uno de las artistas protagonistas de la Feria del Libro, descubriéndose a medida que comía para cumplir la mayoría de edad. 

Horario Valle



Para ayudar a mantener, en cierto modo, en la encrucijada trágica de ser ritos perdidos en este experimento llamado vida, nuevamente, alguien de los muchos ciudadanos, o chilenos o extranjeros, apostó a seguir sacando fotos, usar trajes de baño proporcionales a su calidad dérmica y billetes que translucían incertidumbre creadora. 

Horario Valle




De más está decir lo sublime de ganar dinero para considerar la opción de plantear preguntas en esos segundos, en un horario inventado por personas descendientes del homo sapiens.

jueves, 24 de octubre de 2013

Horario Valle

Nunca supe que pensaba ese personaje, en verdad, a partir de muchos libros vendidos se legitimó con total irreverencia el paso inexorable del ciclo sin fin de la vida, jamás subestimando al Capitalismo. Bueno, éste, fue una excusa glamorosa para justificar una vasta red callejera de educación formal. 

Horario Valle




Nunca hubo una mirada interrumpida, su fisonomía lo acusa de tanto divagar sobre masas ciudadanas, ya que, la existencia veraniega de un hogar es indispensable para negociar inextricablemente con la realidad humana en permanente hegemonía. 

Horario Valle



Transcurrían los minutos en esa esfera humana, conversando a las 6 de la tarde, y esos mismos temas generadores promovían la temprana adultez de sus amigos, con tal de lucrar a través del rostro de los libros. 

Horario Valle





Seguían, eso sí, transcurriendo los minutos para cada uno de nosotros, nadie quería hacerse responsable de aquella servidumbre literaria. Es lo que hay, ni con votos ni con balas se soluciona, pero estar presenciando la perdición pintoresca de los Vilos, llenó de asombro al joven diletante y a su vez convirtió en corrosiva habitualidad, un Hostal y la avenida central adyacente fueron buenos amigos. 

miércoles, 23 de octubre de 2013

Horario Valle




El origen de la vida, del universo y la conciencia son temas generadores de comentarios breves, durante un almuerzo cualquiera en solitario, en consonancia con la influencia hogareña un país de pequeñas narrativas. Por eso mismo, jamás hay que tomarse demasiado en serio. Así, sabrás cómo comprender a un Hostal. Nadie tiene la autoridad ética para decir la última palabra, por ahora, Jaime asumió su espectáculo al aire libre. 

Horario Valle




Un entramado de espejismos históricos, va más allá que sean hombre o mujeres, ante todo, hemos sido francas mutaciones aleatorias, cuesta asimilarlo cuando logras vender toda la colección de la Historia del Arte, por lo que aparecemos sin piedad ante la realidad impuesta por el ciclo sin fin de la vida. Convertidos en plagas antropogénicas. A pesar de esto, el Hostal seguía capturando tonterías del niño que nació. 

Horario Valle




Nuevamente aquel dispositivo móvil acudió a nosotros, no recuerdo de quién era, perdón, creo que lo había afirmado Jaime, un hijo biológico de la educación pública, tanto en on como off, todavía continuaba con el esmero ideológico de vender libros hasta las 23 horas, a esa hora nacen y mueren turistas que reflejaron lo fundacional de aquella aventura veraniega. 

Horario Valle




Con ello, los mundos opuestos aparecían, por cierto, siendo humanos sus mascaras y dimensiones temporales, de la misma forma, la ingesta de líquido y mariscos hizo que perpetuáramos las fronteras bohemias de aquel experimento revolucionario inescrutable, el cuerpo humano tiene sus enigmas románticos. 

domingo, 20 de octubre de 2013

Horario Valle



Sin ninguna certidumbre con derecho a réplica, sin nada a cambio, sólo él intuía que la vida humana era un mero cambio, pero que alguien acudía a perpetuar a la especie. Lo comprobé asistiendo a cuanta venta, observación, brindis, estornudo, sollozos, risotadas, valiosa tontería y esas vidas paralelas de los libros. 

Horario Valle


Todo ocurría rápidamente. Aterrado por esa verdad sin aula magna, aposté a observar y a convertirme en un adicto de lo establecido por el Universo, una visita a mi Hostal sin moralidad impuesta. Lo único impuesto, en principio, que eran como las 6 de la tarde, y con ello, nos dispusimos a comer. Algo intrínseco a la especie que cree. 

Horario Valle



Lo hicimos. Pero ahora estoy recordándolo, espero que no se aburran mis cómplices lectores,  encapsulados en principios valóricos que promueven el aburrimiento, por ejemplo, no tener sencillo para cambiar dinero.


Aburridos pero motivados por alcanzar la gran narrativa del progreso veraniego, ser bípedos pero inmersos en la tradición moderna del capitalismo contemporáneo, hay un Cajero Automático que debe pasar por el filtro secular del Horario Valle,  incluso durante algunos días intenté una pócima para remediar esa épica de lo cotidiano. Nadie tenía la pócima para entender la crisis de creencias de esos días en la vida, gracias a mis mariscales con aderezos gourmet. 

Horario Valle





Dicen que de eso se trata, vivir inmersos en fotografías sin cinismos concluyentes, eso lo dije hace rato, ahora mismo, quería imponer otra visión de mundo, desde lo humano hasta la complejidad descarada de la biología de la vida, mientras íbamos saliendo y entrando desde el Hostal, conversábamos sobre tonteras ideológicas aplicadas a las redes sociales, callejeras, culinarias y cierto perfume a democracia. Pero en “off”. 

martes, 15 de octubre de 2013

Horario Valle




Aspiraciones ciudadanas por crear. De eso vive el hombre, entre lo oracular que sugiere asuntos humanos y los estremecedor que impone su inconclusa tradición vanguardista, incluso 2 semanas en la vida permitía enamorarse de la realidad. Con los Vilos, uno, se conmueve y ríe. 

Horario Valle



Nuestra evolución seguía su curso. Convertidos en una lectura atípica. Fue una especie de lectura atípica, muchas páginas instituidas a hace unas horas atrás, café de grano en frente de su negocio, junto a vasos vacíos en medio de una comuna con un pequeño plan regulador. De la misma manera, mucho amor incondicional y lealtad pintoresca irrumpía a medida que la elaboración doctrinaria de un par de momentos con sus estallidos generacionales, ya se inventó el dinero para conducir cierta historia. 

Horario Valle



A medida que la evolución humana continuaba accediendo, para la Región de Coquimbo todo era ilusorio, empezaban las típicas domesticaciones entre los protagonistas de un libro verbalizado y los ciudadanos con sus valiosas tonterías, y desde entonces, para Jaime fue una importante diferencia numérica entre la edad del Universo y la edad de la historia humana. 

Horario Valle



La mayoría de los incumbentes estaban impregnados de vida y muerte,  y dispuestos a creer o a pensar, en la propuesta humana de bañarse de manera digerible y digestible a esas horas de la tarde, o a cualquier hora, entonces surgió la obra magna de compartir algunos sucesos históricos que acompañaron a ese stand de libros. 

Horario Valle



Ahora bien, los demás por generación espontanea, acudieron al grito desgarrador del fenómeno de la vida humana durante esa semana, para  satisfacer sus necesidades biológicas lo cual es interesante cuando la democracia no confluye en una constitución política espuria. 

Horario Valle

Para variar a Jaime, a esa hora se ducha con el glamour absurdo de las 4 de la tarde, sin embargo, optó por degustar unos agregados de mar de la misma manera se le ocurrió que tenía hambre, aunque en la ciudad natal de Santiago lograba aderezar toda rutina posible, y tiende a ser consecuente junto a su pelo rubio oscuro. 

Horario Valle




Fue difícil lograr plena atención a las personas que miraban sin votar por alguno de los candidatos, éstos tenían forma de libros y convertidos en la institución simbólica del Horario Valle. Por esto mismo, la democracia en los Vilos atesora la fragilidad acuciante de un segundo. 

Horario Valle

Fue difícil lograr plena atención a las personas que miraban sin votar por alguno de los candidatos, éstos tenían forma de libros y convertidos en la institución simbólica del Horario Valle. Por esto mismo, la democracia en los Vilos atesora la fragilidad acuciante de un segundo. 

Horario Valle

Hambrientos en alguna comuna con olor a calle. Después almorzaríamos a partir de una oferta veraniega, reconozco que lo logré como a las 3 de tarde esperando creer. Lo quise etiquetar de esa manera, sin mayores comentarios. Ellos acudieron al llamado del ciclo sin fin, gracias a cuanta calle ayudó a Jaime a comprender que menos es más. 

Horario Valle



A pesar de la crisis de creencias que representa la educación formal, opté por decir esto para resfriarme menos, hubo muchos turistas obedecían al mandato del tiempo cronológico, nos seducía verbalizar las primeras impresiones de nuestra empresa de emprendimiento vanguardista, vendiendo libros y comiendo con énfasis. 

viernes, 11 de octubre de 2013

Horario Valle

La cuestión humana de observar aparecía sin nombres propios con la suerte impuesta por cantidades de turistas que iban de paso por nuestro stand de libros, a lo sumo, buscaban penetrar las locuras anónimas de generar un vínculo familiar, tanto con el dinero como con ciertos libros misceláneos, luego inventaban horas para mirarse. Para eso, la vida y la muerte eran artífices de un obsequio al fragor de un gran grito ciudadano. A propósito de esto, dicha botella le duró 2 horas. 

Horario Valle

Muchas oportunidades existieron a lo largo del día porque la Región de Coquimbo asumió su posición en la Vía Láctea, aunque la biología de la vida humana transcurría de manera silenciosa para él, los laberintos de dicho país ocurrían con énfasis. Desde el primer día, logró pequeñas victorias anónimas que alternó con pañuelos desechables y agua purificada Benedictino.  

Horario Valle




Todo ocurría rápidamente. Aterrado por esa observación sin V Región, aposté a mirar y a convertirme en un adicto de lo establecido por el Universo, los almuerzos en verano carente de toda moralidad impuesta. Lo único impuesto, en principio, fue saber lo ilusorio del estomago humano en la génesis personal de una aventura en un Hostal. Es algo intrínseco a la especie humana. 

jueves, 10 de octubre de 2013

Horario Valle



Queríamos ser concluir ese día, interpretaciones al fragor del cansancio tras haber viajado en bus desde Ovalle, pero también moviéndose para legitimar el interés personal, cuando los libros lo estimaran pertinente, en el cual también viajaba Ángela y Matías. 

miércoles, 9 de octubre de 2013

Horario Valle



Dicen que dicen, que vivir sumidos en recuerdos sin mayores estridencias mediáticas, sólo significa describir una espectáculo viviente desde lo humano hasta la complejidad descarada de la biología de la vida, mientras íbamos saliendo y entrando a medida que almorzaba con énfasis, conversábamos sobre tonteras ideológicas aplicadas a las redes sociales, virtuales y ciudadanas, junto a mis nuevas amigas de Los Vilos. 

Horario Valle



Inspirados pero motivados. Para encontrar una pócima para remediar esa épica de lo cotidiano. Nadie tenía la pócima para entender la crisis de creencias entre los ciudadanos y turistas, y seguía la soledad de un negocio bien considerado. 

Horario Valle




Siendo un joven adulto supo llevar a cabo verbalizar las primeras impresiones de su fisonomía digestiva, lo supo comprender al fragor de minutos inspirados y de miradas curiosas. Pero ahora estoy recordándolo, espero que no se aburran mis cómplices lectores. Encapsulados en narraciones viscerales, bueno, eso se dialoga junto a un inodoro, pero dicen que la justicia tiene un origen humano.  

Horario Valle




Al parecer las influencias humanas dejan su impronta, sin preguntarle nada al Horario Valle, de eso vivía un hombre, entre lo oracular que sugiere y los estremecedor que impone su inconclusa fragancia a mariscos, incluso en 2 minutos la vida se permitía todo aquello que es ilusorio. No es trivial que, Patricia miró a Jaime, los minutos transcurrieran olvidándose de la educación formal. El almuerzo tiene un valor de $1800, siempre pagó con efectivo.

Horario Valle




Nuestra evolución seguía su curso. Convertidos en una cena atípica. Fue una especie de revolución sin nombres propios, muchos panes humedecidos por la influencia pagana del limón, algo de granulado de marca Nescafe, junto a la gratuidad de la ingesta de bebida. De la misma manera, mucho comentario coloquial y amistad súbita hubo a medida que nuestro personaje hablaba bastante, con sus estallidos generacionales, todos miraban sus ojos de color verde consensuado. 

Horario Valle




A medida que la evolución humana hacia ese “picada” de Doña Juana permanecía imponente, durante 2 semanas aprendió mucho de mujeres adictas al empleo y escépticas a tanta educación de “pizarra de acrílico”, a la mirada de muchos turistas y estudiantes dispersos, empezaban las típicas domesticaciones entre el plato con delicias hogareñas y unos limones destrozados. 

Horario Valle



La mayoría de los incumbentes a esa hora y cualquier otra participó, o por carencia o exceso, en la propuesta humana de inventar algo digerible y digestible a esas horas del día, entonces surgió la obra magna de comer en solitario junto al doble de porción, un mariscal con unos limones 4G que surgían gracias a una Feria Libre. 

Horario Valle




Para variar a Jaime, a esa hora de almuerzo, con el glamour absurdo de una democracia tutelar y lúdica, se le ocurrió que tenía hambre, los demás por generación espontanea, acudieron al grito desgarrador del fenómeno de la vida humana, satisfacer sus mutiladas verdades junto a sus congéneres, y decidió algo: almorzar entre 3 y 4 de la tarde. 

Horario Valle



Una acuciante adultez a esas altas horas de la noche. Convertida la misma en la institución simbólica por excelencia, sin instituciones simbólicas ni  culturales, él se quedó para observar al país de las pequeñas narrativas. 

domingo, 6 de octubre de 2013

Horario Valle




Solo ese día debe saber el secreto, no fue solo estar agonizando pues las personas no cambian, luego alguien seguiría comprando. Aunque siempre  es posible crear una forma singular de expresión humana, conversar sin piedad en los murmullos repentinos de cafés con aderezos, porque el dinero sigue observando

Horario Valle




Disfrutamos con la desnudez inmisericorde de la noche presenciada en aquel día, ni ya recuerdo, pero recorría toda historia humana sin la complicidad del dispositivo móvil, una sorpresa que impuso la vida a esos ciudadanos en medio tantas ficciones estivales.  

jueves, 3 de octubre de 2013

Horario Valle





De las tonterías pluricelulares por ahí, durante muchos atardeceres tras la caída de las Grandes Ventosidades, más encima, la puesta en marcha de la risa y la perpetua comedia de nimiedades estéticas a lo largo de todo el stand de libros, configuró una mayor cercanía con el Hostal. 

Horario Valle




Difícil describir a miles de habitantes, con escasos segundos para condimentar en sus vidas paralelas, de la cual formó parte, en una comuna dispuesta a cumplir muchos años ante el Registro Civil, y cuantas elecciones humanas por considerar a medida que bajaba el precio del petróleo, hubo mucho de rutinas provistas de lecturas clásicas junto a la compañía de almuerzos limitando con negocios de comida lenta. Fue alrededor de una hora después, quién sabe. 

Horario Valle




En eso estamos, intentando descubrir lo gourmet en los libros, pero descubriendo a Los Vilos como una permanente conspiración y seguir con el ritmo demencial de no mirar la hora. Toda mirada sugiere un régimen de lo público a favor de los turistas que envejecen. 

Horario Valle



Querían seguir creando su narrativa, un día como cualquier otro sería provechoso, desde el asiento que tributaba a diario para vender libros, con ello, él jugaba a ser palabra repentina de un ritual olvidado sin derecho a réplica, un seductor personaje adicto a un lugar atípico, siendo la enigmática adultez de un plato con ensaladas y congrio. 

Horario Valle



Hemos experimentado sucesos humanos con glamour, a la aurora de un día de trabajo traslucían sus más deseos primitivos, siempre han estado con nosotros, y diseminaba la libertad de expresión de ventosidades sin nombres propios. Resulta admirable la infinita capacidad de tolerancia ante los imprevistos familiares de un Hostal, eso está por verse. 

Horario Valle

De repente, hablaba el Hostal. Lo percibía como un intimidante juego de enigmas repentinos pero condicionados a una revolución en ciernes, y todo fluye para él, entonces sus propios juegos transcurrían bajo la occidental mirada de un Cajero Automático, según mis bolsillos, sus inquietudes veraniegas reflejaban una Segunda Vuelta. 

Horario Valle


Nadie había avizorado ciertas experiencias de fe durante intervalos de tiempo cronológico, desde dormir sin el pijama proveniente de la Región Metropolitana hasta la hegemonía lúdica del Capitalismo en una caleta de pescadores, solo diremos lo indispensable estableciendo la audacia de un Hostal para observar momentos.


Ahora bien, también dudo de la propuesta de ese joven diletante para observar los juegos del lenguaje de la democracia, aún ella muere por sus propias taras congénitas, junto a la invención de la Imprenta. 

Horario Valle


Lo maravilloso de vincular experiencia con aprendizaje, gracias a ese lugar que acogió a Gonzalo y Jaime. Además, compartió menesteres triviales con la familia de Gonzalo. Poco a poco, desde la óptica de alguien que trabaja para  condimentar su Cuenta Rut, las temperaturas relativas y nubes dispersas se abrían paso para influenciar en los rostros milenarios y no muy agraciados de las personas que compraban libros, seguíamos estando en una democracia inventada más por los griegos que Jaime Guzmán.