sábado, 31 de agosto de 2013

Horario Valle



Hubo mucha dedicación  y disciplina a medida que Jaime continuaba envejeciendo, traía consigo noches y días de otras épocas, por lo que fue un conmovedor avance obtener utilidades con visión y juicio. La visión y juicio de los ciudadanos del más acá, algo tendré que decir al respecto.


A través de una pequeña oración al fragor de cielos abiertos al devenir humano, en todas sus manifestaciones viscerales y racionales, desde el encantamiento imprevisto de la comuna de Ovalle, nunca pudo esa noche entender las sutiles tonterías, en primer lugar, porque al cuarto día supe cual era el paisaje familiar de Los Vilos. 

Horario Valle





Esas vidas paralelas en forma de lugares veraniegos, urbanos, ficticios, artísticamente gourmet, ideológicos pero lucrativos, silenciosos, inseguros para aprender a leer, abiertos al caos, de cunas literarias, de diálogos entre exiliados, ignotos, escolares para mostrarse a veces, lúdicos ante un hostal, condicionaron hábitos culturales milenarios a medida que recibía el dinero de sus compradores. Pronto sabríamos a lo que se dedicaba ese día.

Horario Valle



Lo interesante y conmovedor reside la inagotable inocencia salvaje de sus coloquiales conversaciones pues no hubo la necesidad de preguntar tonterías solemnes, solo hubo palabras bien emancipadas durante algunos minutos, tanto Jaime como los demás, no había mucho qué hacer ante la existencia de un solo cajero automático.


Transcurrían los acontecimientos fundadores con sus respectivas huellas de nacimiento, la feria del libro suponía un paréntesis adecuado para olvidar los afanes cercenados y las ardientes conductas de bolsillos expectantes, todos los días viernes sucedía lo mismo. 

Horario Valle



Por ahora, siendo un día de septiembre aún,  el ámbito ciudadano de los Derechos Humanos pertenece también al Horario Valle, puesto que de alguna manera pertenecer a una institución humana está sobrevalorado, incluso si eres capaz de repetirte el plato a esa hora. 

Horario Valle



Nacían y morían burbujas de rostros asimétricos, en ocasiones, una que otra mujer atractiva, aunque los hombres eran bastantes discretos, a partir de la desinteresada observación de cualquier ciudadano veraneando, podían verbalizar sus primeras impresiones, para posteriormente decir nuevas percepciones no tan ciudadanas, ya eran competentes en materias de Derechos Humanos.

Horario Valle



A veces, a veces la alternancia de humor respecto a cualquier absurdo que hacía ver las vaguedades de la estética humana, con discursos espontáneamente diseminados a fin de cuentas por sus protagonistas, sobre todo, a medida que intentábamos respetar la evolución historia del dinero lugar, descubriendo a la IV Región.

Horario Valle



De cuando en cuando, alguien aportaba con otro Jaime para sazonar el duro día de las horas que dialogan a su manera, por lo que era poco estético no comprar algún libro de breves comentarios durante la primera semana del mes de febrero.


Con ciertos síntomas precisamente humanos, el sonido oracular de un café granulado o en la diversidad ideológica de un té, creo que alguien lo pidió, recién había visto la hora, era solo una cuestión de actitud observarla, sin embargo todo fluía sin cesar en lo relativo a generar lucro, un tal Jaime miraba los fantasmas del pasado representados por el dogmático paso del del tiempo cronológico. 

Horario Valle



Después nacían y morían momentos estivales, de todas maneras. Ni siquiera podíamos evitar disuadir a los segundos que estaban detrás de la conspiración contra la letanía estática de las personas. Solo vivimos enclaustrados en revolucionarias impresiones fuertes, tratar de dormir bajo los ecos sin ambiciones de un puesto de libros a prueba de todo.

Horario Valle




Nadie cedió ante lo que germinaban entre ellos, usaron sus propias vidas que durante cada mañana surgía sin rodeos, sólo existió entre los protagonistas eventos veraniegos bajo la influencia histórica del dinero, esto fue un fiel reflejo de que el drama de agonizar está presente.


Las reflexiones cotidianas, de repente en Los Vilos como en Santiago, de los incumbentes lograba convencer a no sé quién con respecto a una precaria armonía de ciertas valoraciones epidérmicas junto al frenético estado de una ciudad repleta de nubes. Que vivía bajo el arraigo policial del Horario Valle. 

viernes, 30 de agosto de 2013

Horario Valle




El dinero, a pesar de los asuntos humanos que señalé, provocó cierta tensa calma o frágil equilibrio, enfrascados todos en triviales y emancipatorias conversaciones, mí conexión humana fue puesta a prueba, porque poco a poco progresaba el atraso respecto al horario de almuerzo, hasta que alguien insinuó sugirió despotricar e insultar al Estado de Chile, en consecuencia, las personas no cambian. 

Horario Valle




De las 3 días anteriores, Jaime estaba sentado leyendo mientras esperaba que el lucro fuera carismático, con esa actitud de confianza ilimitada intentando olvidar sus pesares éticos y cierta inocencia mutilada, en cambio, en dicha comuna sólo existe un cajero automático, a propósito de esto, el pueblo de Chile debe caminar más o gastar más bencina, por lo que  la vida urbana en ciernes hace bastante bien su trabajo.

jueves, 29 de agosto de 2013

Horario Valle




Se dejó querer por el capitalismo más silencioso pero dado a mitos fundacionales, es decir, considerar que el guión de Derechas  e Izquierdas esta preestablecido a partir del dinero y que necesariamente adscribe a una determinada posición ideológica política. Esto es lo más burdo y patético que leyó al cuarto día de trabajo en los Vilos porque el capitalismo es una forma de vida ciudadana, y es indistinto a las claves políticas del léxico revolucionario francés, entroncando con revoluciones de distinta índole humana.

Horario Valle




A partir de cualquier día se puede marcar la diferencia, comprender el significado veraniego de ese día, no tengo claro que lo haya sido, su validez simbólica radica en la sujeción ética de personas dispuestos a empaparse sin piedad por las aguas torrentosas de libros acallados, más de alguno invirtió porque era necesario para ser menos miserable, lo único válido radica en la inagotable capacidad de adaptación y pragmatismo del dinero para oler muchos almuerzos.

Horario Valle



Del lenguaje pasamos al asombro que significa vivir perdidos en Ovalle y Los Vilos. Apreció el vendaval de impresiones fuertes y de rituales simbólicos son los almuerzos que comió.

Horario Valle



Los intrincados espejismos y conversaciones familiares durante 15 días de idas y vueltas para familiarizarse con el trabajo de ventas de libros, si bien al inicio tuvo problemas respecto a cómo obtener ganancias, logró oportunidades para el lenguaje humano y al mismo tiempo dinero para los bolsillos de Gonzalo.

Horario Valle



Podría ser, en segundo lugar, pensar que un día bastaba para entender el fluir soberano de una película que constata el fenómeno de la vida humana como algo cómico disfrazado  de sagradas escrituras educativas. Eso, qué duda cabe, no ocurrió en las vacaciones de verano. Sus noches provistas de silencios costeros y de perros ensimismados, olvidaron que la realidad política de Chile alterna lo callejero con pizarras de acrílico. 

Es cierto que a Jaime le generaba especial perplejidad y admiración ver dichas películas, a saber, “Ratatouille”, “Up” y “Toy Story I, con las cuales aparecía como alguien que comprendía su lugar en Los Vilos, no mirar su reloj para justificar el lucro en el cosmos.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Horario Valle



Todavía no hemos salido de las señales e indicios de una vida hecha de detalles históricos y relaciones de amistad forzada con el reloj, incluso los minutos se han convertido en sinfonías paganas en vivo y en directo, permitió despertar a Jaime del sueño dogmático, primero.

Horario Valle



Nada es para siempre, incluso para Pixar-Disney. Siempre lo supo Steve Jobs y la dirección creativa de su departamento gerencial, por ejemplo, sólo lo digo como algo digno de ser pensado. Pero pensar es un riesgo que deriva a otros panes terrenales.

Horario Valle



Sin nombres propios, porque no era interesante preguntarle a cada persona su propósito de comprar libros, entonces no fue necesario un curso ético para seducir al viento que nacía, y muchos de sus compradores son madres solteras con un hijo adicto a las películas de Disney-Pixar.

Nadie debe saber lo que estoy diciendo, ya que la vida digital tras esas películas tiende a ironizar con niños, adultos, ancianos  y perros callejeros, y elude la responsabilidad ética de acentúa el carácter alucinatorio del sufrimiento humano.

Horario Valle




Fue fabuloso darse cuenta de algo, lo didácticamente conmovedor fue sacarse las mascaras que nos precedían, sin temores, estar ahí. Solo hablar, observar, reír, lucrar y sufrir sin nombres propios. Peros siguió marcándonos esa joven comuna. 

Horario Valle




La nueva forma de controlar a un amigo muy especial es saber negociar con nuestros intereses creados y tiranizados por la constante libertad de expresión de singularidades históricas que determinan el paisaje de un vagón de Metro, acuerdos suscritos con los adversarios políticos de la democracia, de viajes urbanos o reflexiones imprevistas en las inmediaciones de una playa.

Horario Valle



No era necesario ser pedestre para darse cuenta que las pulsiones domesticadas por siglos de necesidades biológicas, desde la tradición autóctona del cambio, irrumpían guerras y periodos de paz ilusoria partir de lo acontecía en ese país, permanecía un dialogo entre Jaime y el horario señalado.

Horario Valle



Volvamos a lo nuestro. Recién empezábamos a disfrutar de las bondades burguesas de un objeto cultural con impredecibles influencias planetarias, tanto sus amigos, como sus compradores en la IV Región, que  redistribuye la igualdad de oportunidades que al mismo tiempo interactúa deliberadamente con las manías y obsesiones de los ciudadanos, no tenemos a Steve Jobs para que observara con énfasis.

No está de más mencionar a la ética callejera a través de los humanos porque ella emerge como explicación de azares repentinos e implacables negociaciones con la civilización occidental, por lo que asumir la apuesta por usar un dispositivo móvil y comer empanadas fue una especie de religión secular, después capté su mensaje onírico gracias a él.

Horario Valle




Para nosotros, hospedarnos en Ovalle y Los Vilos nos otorgó valiosas muestras de descanso y señales confusas respecto al lucro, debo reconocer que seguía con el mismo teléfono móvil.

martes, 27 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth


Nadie puede superar la emergencia avasalladora de la vida en esa hora indispensable. Podríamos rezar una pequeña oración, si es necesario junto a mis amigos y potenciales compradores. Mientras tanto vivimos para comprender la importancia de tiempo como un precepto muy difundido por los dioses de ¡Metro te Ayuda!

Se constata el frenético suceso familiar de lo establecido por una persona con amplio prontuario académico y la letárgica obsesión  al dispositivo móvil multitactil 3G, luego esa empresa estatal construyó un lenguaje coloquial y asiduo a ordenar las miserias humanas democráticas, en esto puede decir que mi mamá me compró un celular hace 2 años atrás sin ningún atributo cota 1000


Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth




Resultó conmovedor apreciar la dimensión veraniega y otoñal de las horas en tanto discurso hegemónico de masas. Según lo impuesto por la moral oficial de las pequeñas narrativas de un almuerzo ofrecido, si bien lo pudo pagar, el campo de acción para preguntar y responder seguía siendo funcional al discurso hegemónico del horario en cuestión.
.

Horario Valle


"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth



Se manifestó a medida que el fenómeno de la vida comparte junto a nosotros sus móviles más inexplicables, el cómo funciona la historia en cualquier esquina de la avenida principal, se impone una ráfaga de perplejidad anónima, que los días seducen a lo que aparezca en esas calles tributarias de dolores y sueños castrados, porque no en todas las calles existen sándwich de miga.
.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth



Las respuestas que uno mismo formula tienen su propia intimidad narrativa, con un profundo cuestionamiento a tener todo bajo control respecto a lo que percibimos en nuestro universo, no hay que confiar tanto en pertenecer a algo o a ser consecuentes, porque las preguntas previas no siempre las planteó en dicha comuna.

Lo reconozco, me surgía al fragor de distintas conjeturas tras una degustación exquisita de un sándwich de miga, salvo cuando tuve que ir al baño lo cual podía durante el presente ilusorio de una conversación entre biografías cruzadas por la evolución humana. No hubo mucha diferencia entre él y ella.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth




Opté por respetar al universo como la narración hecha por indecibles comediantes, espero que hayan tenido su sala de clases para ensayar a diario, mientras tanto, seguía avanzando Jaime hacia el horizonte crepuscular de los Vilos, éste nunca le dio la respuesta respecto a dichos diarios. Pero apreció las preguntas que sustentaban a una narración a prueba de todo.  

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordswordth




La noche como el día, todavía vivimos en una democracia occidental de corte constitucional y con algo de Gutenberg, juega a decirse palabras en la medida que sus incumbentes envejecen, pero para el adulto joven navegar por las capas geológicas de la burocracia escolar de la educación formal es conmovedor y estéticamente relevante, porque tendrás que bañarte alguna vez sin la pillería de una interpretación humana.

Así es como creí en una narrativa hecha a base valiosas tonterías, escatologías callejeras, fotos sacadas desde la revoluciones de la tecnología multitactil, con secretos elocuentes sobre sufrimientos sin derecho a réplica y religiones sin vínculos parentales.


Son los diarios de una pasión incontrarrestable cuando alguien relata las pequeñas narrativas de un país en ciernes, si te atreves a verbalizar contra la corriente del tiempo desde su realidad más inmediata, después aparecieron varias alternativas de respuestas para convertirte en un personaje aburrido pero necesario.

lunes, 26 de agosto de 2013

Horario Valle



Todavía sentados y ensimismados en Santiago, por si no lo saben, una espera puede sazonar las relaciones diplomáticas entre un país y sus calles establecidas, ahora que la hora de salida coincidió con el día viernes 1 de febrero.


No sólo viajaba Jaime también la familia de Gonzalo, por lo que imagínense la cantidad de  juicios dispersos a esa hora de la mañana, pronto la narración tendría vinculo con cierto nombre fundado en democracia ¡Metro te ayuda!, donde existe  una mayoría silenciosa que nació en la época de la Imprenta, es fascinante cómo Gutenberg cooptó a la educación formal. 

Horario Valle




Al habilitarnos para vivir durante soledades entroncadas con alguna calle del Chile Profundo y sus párrafos anteriores, desde su perspectiva desprejuiciada existían ciertas miradas humanas que promovían la ordinariez de lo extraordinario, por esto mismo consideré los heroísmos anónimos que crecían progresivamente bajo la influencia de la historia personal del horario en cuestión, para buscándonos en los libros que nacían para quedarse, sólo hubo que esperar.

Horario Valle




Iban dibujando huellas de nacimiento respecto a la realidad delirante pero literaria que traía consigo, ella es tributaria de circunstancias históricas enigmáticas que conmovieron a Jaime, configurándose a partir de unas cuantas compras hogareñas que no asustaron de manera glamorosa a Adam Smith.

Horario Valle




Ahora estamos hablando de aquel sueño anónimo pero posible, la pronta llegada a otro minuto significa arte y guerra sin derrame de sangre para él, pues, constatar los imponderables domésticos del viaje era acompañar sus incertidumbres más extrañas. De la misma manera, mientras volvíamos a la comodidad cotidiana de estar perfectamente observando estos recuerdos veraniegos, todas aquellas personas de las cuales jamás olvidó su lugar en el cosmos, avizoró algo que sería sacralizador y conveniente, semanas después, vendiendo libros.

Horario Valle




Los decesos veraniegos, de uno de esos días que ya no evocó con tanta claridad, cansaron su verdad a medida que crecía en valiosas tonterías, si es que existe, debido a que divagaba respecto a cómo responder ante las horas transcurridas de febrero con las consecuencias humanas que ello implica, hubo estimaciones valóricas o ideológicas sobre lo que era estar bajo la influencia de un minuto. 

Horario Valle



Nadie pudo vislumbrar tanto material disponible para generar indicios de un horario sagrado como adicto a la observación relativa a un verano pasajero, después.

domingo, 25 de agosto de 2013

Horario Valle



Ahora bien, lo logró a través de comidas generosas obsequiadas por la dueña de casa, por medio de mujeres emprendedoras en el rubro del gourmet a orillas de la playa, ciertos silencios elocuentes del dinero que guardaban los ciudadanos del Chile Profundo, lúdicas angustias visibles a mucha honra a través de los rostros de activas incertidumbres de los papás que acompañaban a sus hijos a comprar literatura torreja, trabajos intensos de irrelevancia ética durante una hora de almuerzo, sufrimientos concretos y previsibles en la medida de lo posible, miradas inextricables de los perros que dormían la siesta en una de las plazas colindantes, diversas lecturas sobre la comedia humana, sólo ayudó a buscarlo a él.

Horario Valle



Pero existía cierta complicidad entre la elocuente experiencia de un joven sentado en el bus y sus disputas de cómo jugaba a ser humano, a media terminar, porque creía en las revoluciones sin adjetivos milenarios donde éstas aspiran a desarrollarse de manera muy ponderada. Lo cual tenía una razón de ser: el Horario Valle acontece.


Lo inacabado, para nuestros propósitos personales junto a sus taras congénitas, durante ese día, y los otros 15 días restantes, permitió penetrar los entresijos cotidianos de un hostal, me estoy adelantando al relato, dispuesto a dejarse asombrar ante cualquier organismo pluricelular. 

Horario Valle




A cualquier hora las personas intercambiaban sus miedos más recónditos a través de una empanada contundente, económica y bastante elocuente, de todas maneras. 

sábado, 24 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



A cualquier hora las personas intercambiaban sus miedos más recónditos a través de una empanada contundente, económica y bastante elocuente, de todas maneras. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




No hubo nada de qué arrepentirse puesto que aspiramos a olvidarnos de la complejidad del mundo real, por lo que hubo valiosas contribuciones a esos seres extraños, monedas más billetes, por supuesto, que su empleador le aconsejó cómo generar solvencia monetaria para pagar conforme a los rituales de Occidente, y los Vilos no es la excepción. Después, los típicos comentarios de cierto horario, hemos agregado una aproximación preliminar a ese experimento llamado vida. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




A fin de cuentas, la vida personal entre tantos pasajeros en ese bus transformado en un agradable cómplice, cuerpos mutilados por millones de segundos que precedieron a ese instante, éramos unos genes recién descubiertos sobre las incidencias de un día reducido a la pequeñez de un asiento, en ocasiones, alguien hablaba de cualquier cosa luego alguien quiso estar a la altura de aquel evento acusador y muchos billetes provenientes de negociaciones repentinas, desde luego, que Gonzalo  y Jaime observaban el aterrizaje forzoso de la ética de la convicción. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Saber que la vida en Los Vilos generaba adicciones cronológicas, no mirar el reloj del dispositivo móvil, muchos ciudadanos vestían con trajes de baño, éstos  irrumpían entre nosotros como esas miradas indecibles que pude contemplar gracias al claro de luna, que ejercía su ideología propia durante esos instantes, produjo vidas paralelas estar cerca del cajero automático.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Una nueva forma de navegar por las aguas subterráneas de la subjetividad humana, el fenómeno de las lágrimas aparecía a diario y a su vez imponía modelos a seguir, tanto en Los Vilos como en Ovalle, hubo una sensata llegada a lo sencillo. Aprendió a jamás tomarse demasiado en serio.


En el claro de luna que se traslucía a través de las ventanas y la oscuridad premeditada por la noche veraniega, fueron noches sin el subsidio del capitalismo en todas sus variantes familiares, a propósito de esto, desde el primer día supe que mi hospedaje sería en un hostal a 50 metros de mi lugar de trabajo. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




Eso jamás, aquí radica lo interesante, se verbalizó a medida que la corriente del tiempo cronológico ejercía su docencia escolar contra la variedad difusa de ciudadanos que compraban libros, antes ingresaban al único cajero automático de la comuna, no obstante esto, el cambio permanecía siendo lo único permanente para dichos fabuladores de sucesos fundadores. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Con la ayuda de otras cercanas digresiones, su bus seguía por la Ruta 5 Norte junto a sus consecuencias más familiares entre ellos, especulaban respecto a la dinámica desquiciante del cambio, siendo precisamente un adicto al silencio, nadie se atrevió a averiguarlo, por respeto a no sé quién.

viernes, 23 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Pero seguían buscando ese lugar de la IV Región que será el antídoto contra el olvido del Horario Valle. 

martes, 20 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Unos jóvenes que, de todas maneras, buscaban compartir el duro peso de vivir en función de sus necesidades biológicas, identitarias y libertarias, sólo al atardecer del día intuía lo ilusorio de un segundo transcurrido, pero vendió hartos libros. 

Horario Valle


"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Espero que así quede en los anales del cielo estrellado y melancolía sempiterna de juegos enigmáticos mediante desayunos, almuerzos, onces y cenas, con alguien observando a viento lento, le ayudaron a un mejor grado sinapsis.


Cada noche en Los Vilos descubrió, acarició, persuadió, reconoció, intuyó, constató, envejeció, murió, dudó, descubrió, educó, provocó, valoró, reflexionó, progresó, descubrió, ejerció, convulsionó, enamoró, atemorizó, escudriñó, evocó, conmovió a esos jóvenes convertidos en breves comentarios de un ritual olvidado. Creo que le decían ráfagas de viento. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Nuestra condición de ser breves comentarios de un drama lúdico revestido con el azar de lo establecido. Lo establecido, en principio, por él, no sólo desde la región sagrada de negociaciones duraderas con las influencias estivales que promovían muchos días de la semana. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Porque en un país hay distintas alternativas de cometer sacrilegio contra el fenómeno de la vida, creer que el fenómeno de la vida tiene una determinada carga ideológica de corte política, resultó patético cuando alguien calló para subordinarse a nuestro amigo extranjero. 

Horario Valle

El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



La apacible y, a veces, impredecible existencia veraniega de la comuna en cuestión alternaba un entramado de heroísmos anónimos a granel y plagas éticas a ciertas horas del día. Pero las historias de Jaime fueron genuinas tonterías en su país. 

Horario Valle


"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




 Aunque todavía debe haber más claridad en esto, ni verdades oficiales ni actos civilizatorios tendenciosos, a saber, juzgar a través del velo de ignorancia de una comuna adicta a compromisos efímeros con las personas, pronto sería necesario acudir al lenguaje oral para generar una emergente ciudad dentro de Los Vilos. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Eso es lo que intento descubrir por medio de meses que envejecieron, lograr constatar el hecho histórico del ocurrir vital de una excusa para crear entre tantos humanos que lucran con sus propias subjetividades andantes en ciernes, para comprender lo que creemos creer sobre una hora.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



No solo vive de horizontes cósmicos unos adultos en busca de algo, debe sazonarlo para hacerse acreedor de sus móviles más oscuros y comprenderlos, pero también adopta decisiones radicales, volveré al asunto en 6 meses más.

lunes, 19 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



En uno de los rincones recónditos de la memoria, habrán muchos escultores que intentan tallar contra el destino, por ahora le llamaremos valiosas tonterías al intento de querer lograr el control de ella, eran señales poderosas ensalzar el néctar psicodélico de una imagen prohibida a medida que las temperaturas relativas jugaban a esconderse sin piedad cuando la ubicación geográfica era evidente, incluso con diversas dudas que a diario fundaban su horizonte cósmico, iba a cambiar su opinión sobre ese capítulo que afectó a su vida, no tuvo mayor resfriado que una tos al tercer día de almuerzo allá. 

domingo, 18 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Hubo importante indicios de que la vida personal de los protagonistas en ese entonces, de una miseria a una más alfabetizada, imponía novelescos encuentros con la divinidad mutilada de los kilómetros recorridos por bus, sólo describí una aproximación preliminar respecto a unas 6 horas no sin antes sugerir la grandeza anónima de jamás tomarse demasiado en serio, a pesar de los 3 peajes concesionados que ví.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




Asume su condición de posibilidad planetaria, lee cualquier libro con sabor a Horario Valle, espero que pronto lo entiendan. Además, ha podido reírse de sí mismo y ante todo de la encerrona holística que obsequió un mes como febrero. Mira a mujeres mientras tanto su amigo habla a través del móvil con su pareja, la tía Ángela.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




Ama la vida sin cesar, sin lógica. Atormentado por el inexorable holocausto cronológico del tiempo, si bien no existe como realidad humana, aprecia no darse cuenta pues vive intensamente su caos negociando con el verano sin reloj. También es seducido por la música que despierta, en él, su instinto creador, inescrutable, delirante y lúdico, observa y recuerda asiduamente al ciclo sin fin de la vida. Sin embargo, capta que es un ser inquieto y sensible hasta la muerte y lleno de incertidumbres psicológicas, pero no duda del dinero porque sólo quiere obtener momentos. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
Williamn Wordsworth


Ante lo cual la biología de la vida y su efectos familiares, y todo ello muy proclive a que él siga durante varias semanas en la IV Región, quiere construir algo que le permita sostener con glamour dicho espectáculo, tanto en el bus como en el puesto de trabajo, cuyo equilibrio que existe entre la realidad que aparece y el cómo asimilar ese fenómeno de la vida, apareció como alguien que ríe sin nombres propios

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
Williamn Wordsworth



Comparte la visión en off de que el optimista es el pesimista bien informado, si se trata de conciliar a la evolución y revolución en un país como el de las pequeñas narrativas, pues quedaban algunas horas para llegar a la ciudad de Ovalle. 

sábado, 17 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Su visión de la intimidad humana, siendo que nada es real pero que se relatará con énfasis, según los buenos muchachos, adictos y agradecidos de que el reloj exista como capricho muy difundido,  es la secreta elocuencia de las señales de la IV Región para llegar a ella, sin necesidad de solicitar el teléfono móvil a los Vilos. Siempre hubo en Jaime algo de coraje ante el mariscal. 

viernes, 16 de agosto de 2013

Horario Valle


"El niño es el padre del hombre"
Williamn Wordsworth



Por lo visto, ese joven busca una razón para vivir a través de ciertos pecados capitales que aparecen. Lo logra a través de sus adicciones personales: libros que pronto leería para fines laborales, escritura en su memorias de tesista, diálogos otoñales junto a su amigo porteño, humor ante la ordinariez de lo extraordinario, considerar a la política como el espacio público de lo condimentado en virtud de la cual los humanos intuyen que ésta es un arte de captar la infinitud de matices que a diario irrumpen. Después nadie seria el mismo, por qué será. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Cuando alguien entiende eso, su coloquial necesidad ética será mitigada y tolerada, si fuiste privilegiado comiendo un mariscal junto a 3 tercios de condimentos, creo que me estoy adelantado al relato que voy desterrando. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Que muchas veces tienen razones desconocidas cuando desean amar sin crucifijos preestablecidos ni obviedades educativas. De esas razones desconocidas salta al deseo endemoniado de captar el origen del universo a partir de ciertas personas, hay un terror sagrado saber que la vida misma puede definirse excluyendo la ideología planetaria del Horario Valle. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Luego buscándose sin piedad, sin bondad, cuando quiere emanciparse de sus cadenas del querer horario. Avanza a ser hambrienta, enigmática, lúdica y alocada ante el frenesí hermético de la imposición cronológica de cualquier día a través de los humanos. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



De la sencillez él aspira al azar de lo establecido, ni siquiera le importa a Metro la seguridad social de las “grandes narrativas”, ya que alguien convenció a las masas ciudadanas y sus correspondientes élites endogámicas que todos sus problemas personales se entroncan con algún fetiche conceptual de la Revolución Francesa, o Derechas o Izquierdas, ojalá que la historia como tal haya aparecido en alguna estación de Metro, ayudó que no hubo elecciones horas después. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Cometer actos de rebeldía íntimos, eso ocurría a diario desde el faro de nuestras percepciones cotidianas, y todo acontece para burlarse de la certidumbre valórica de la democracia, derivó a un exilio permanente pero aleccionador, desde una playa habitada por algo más que mariscos y crustáceos, en ocasiones, su amigo Gonzalo hablaba sobre la importancia de trabajar para comprender a Mafalda, tiempo después el Horario Valle quiso, por alguna extraña razón, escuchar música o disfrutar de las cosas sencillas. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Ellos también trabajan, esto pronto lo aplicarían en la comuna de los Vilos, si bien allá no hay que constatar la existencia de horario tal como acá, calculaban en unas 2 horas más lograr llegar a su puesto de libros almacenados y estructurados bajo la influencia pedagógica de Gonzalo.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Siendo una empresa de significado compartido en “off”, vivir como si el cambio fuera lo único permanente, sin mayores estridencias mediáticas ni sucesos hegemónicos de tonta gravedad, los ciudadanos en Chile buscan sin saber por qué, él ingresó naciendo como buscando un destino, intuye que será una frágil armonía tolerar las fragancias y perfumes nativos de personas que trabajan.

miércoles, 14 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth




El enigma por descubrir, a la luz de lo acontecido días atrás, es la supuesta conveniencia de asignarle un nombre al horario, cuando el lenguaje humano emana desde la calle misma con la demostración coloquial de ser parte del ritual del Chile Profundo.


martes, 13 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Ahora bien, el joven en cuestión adopta una tensa calma sobre la manera que tiene para afrontar sus problemas íntimos e incidentales. Incluso muchas veces para este enigmático y al mismo tiempo atractivo fenómeno de la vida contemporánea del Chile  post-dictadura, vivir es un breve comentario. Alterna la naciente alegría del retorno a la democracia occidental de intentos civilizatorios con la sublime épica de momentos subterráneos. No se quiere lo suficiente pues esta descubriéndose  a medida que transcurre cada instante. Debe lograr ser un modelo a seguir para millones de ciudadanos, que ha sido su tabla de salvación ante la caída de las pequeñas narrativas. Lo cual es bastante cierto pero enigmático. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


De repente suele salir con sus teorías sobre cómo gestionar y crear poder desde lo popular, pero desde una acepción holística e incluso multifacética de sobremanera lo enfatiza más cuando comparte con estudiantes universitarios su credo ciudadano. No obstante el Horario Valle avanza sin transar a través de la ruta 5 Norte. Su conversación mientras tanto circula por otros derroteros veraniegos, reside en jamás tomarse demasiado en serio porque mezcla didácticos cronogramas imponentes con historias humanas en “off”, tanto su imposición semántica, como su totalidad cronológica, le están diciendo cosas. Todavía no las captan nuestros amigos emprendedores. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Este asfixiado por los fantasmas de su pasado, no quiere pensar de manera poco estética, a veces, sugiere que haber nacido en Valparaíso ha sido una epifanía Full HD, además, cuando embriagado ante tantos eventos de baja probabilidad y alto impacto, tanto porteñas como literarias, resulta ser lúdico respecto a sus juicios éticos sobre el lucro, economía y miseria humana en el Chile de cualquier historia. No es trivial tampoco, que aporta con su humor sardónico respecto a los asuntos que afectan a la comunidad gregaria que aún pertenece, cuando estableció ¡que no hay nada que supere a la realidad!, bueno, eso lo había dicho el gran Juan Luis Martínez. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Ante todo el comienzo de algo veraniego mezclaba la evolución con la revolución, por supuesto, que a su manera, debido al orden jerárquico que supeditó  todo trayecto de aprendizaje en el aula, había que ensalzar a la biosfera como la aventura extraordinaria, sin olvidar que durante horas junto a Gonzalo adquirió un velo de ignorancia, a fin de cuentas. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



A propósito de esto, Jaime hace unos meses atrás defendió su examen de grado en una institución universitaria pública, o dicho de otra manera, es un hijo biológico e inefable de la educación pública establecida en la biosfera. 

viernes, 9 de agosto de 2013

Horario Valle


"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Entonces, vivir perdidos en la ordinariez de lo extraordinario, puede que dicho joven tenga su propia educación formal adicionado a lo subyace a su discurso de realidad prevaleciente, ciertas revoluciones condimentan los entresijos de las urbanas y ciudadanas, por esto mismo, no hay lugar para las verdades de “pizarra de acrílico”. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Sólo la bondad siniestra de una experiencia humana a medida que encarna unos gestos hogareños y tal vez familiares, emergían nuevos derroteros con estándares de certificación callejera, a fin de cuentas, eso era lo suscitaba iniciar una historia sobre la historia del héroe anónimo, así le decían a Horario Valle.  Luego será indispensable señalar cuál es la mirada de ésta sobre las relaciones humanas. Porque, espero averiguar pronto, su dinámica  alternancia respecto a la misma, entre familiar misantropía y estable observador de los acontecimientos fundadores que acontecen en Metro, por si no saben. 

jueves, 8 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


De un momento a otro, hubo muchas más al fragor distendido de alguien que aconsejaba a Jaime, su amigo Gonzalo le ofreció un empleo como vendedor y jefe de local de libros, de modo que, durante horas existía la sensación de que las horas estaban vinculadas al orden personal de sus protagonistas, era conmovedor ver más allá de lo que ofrecía una empanada distinta. 

martes, 6 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



De un momento a otro, hubo muchas más al fragor distendido de alguien que aconsejaba a Jaime, su amigo Gonzalo le ofreció un empleo como vendedor y jefe de local de libros, de modo que, durante horas existía la sensación de que las horas estaban vinculadas al orden personal de sus protagonistas, era conmovedor ver más allá de lo que ofrecía una empanada distinta. 

lunes, 5 de agosto de 2013

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Adquiere una aura de inocencia interrumpida a medida que el paisaje humano se confunde con la ilusión persistente de afanes personales cuya adherencia al universo pronto sería verificado, insistía en charlar amenamente desde su propia intimidad, poco a poco ha ido sanando sus demonios internos. De observaciones repentinas, a pesar de su carácter lúdico con el cual pintó sus muertes simbólicas, perseveró en la repetición de otra empanada de mariscos.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



De la misma manera, ese viaje al Norte Chico estaba llegando a su fin, por lo menos  eso decía su lenguaje corporal, intensamente apasionado y motivado ante el espectáculo laboral de comprar libros, cuando se trata de cuestiones íntimas, asumió una postura de cierta manipulación con la realidad de su tiempo personal. Lo cual es bastante terapéutico, a veces, divagaba mediante lo inverosímil de escuchar música de bolero en  las inmediaciones de la ciudad de Ovalle.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Quiere ser mayor, o sea, estar habilitado para dejar huellas allá en aquella comuna.  Por ejemplo, no mirar al reloj mientras come con suma fruición, muchas veces lo logró. Tiene un fuerte sentido callejero, sobre todo, durante el tramo cronológico del Horario Valle que alguien instauró para conciliar de manera milenaria a capitalismo con democracia occidental de corte constitucional, pero desde una perspectiva holística.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Concluía cada minuto como un espacio público de deliberación para continuar con alguna historia, entre segundos familiares y no tanto, porque el objetivo final para Jaime era llegar a Ovalle y luego a los Vilos, con ello cumpliría con el mandato de producir acontecimientos. Sí, hubo instantes precisos en que sus conversaciones desgranaban sus propios sentidos metafóricos, hay que decir palabras sobre la revolución sin nombres propios de las vidas paralelas y  estilos vanguardistas, durante 3 semanas estaría vendiendo en un puesto de libros usados y antiguos, que a través del protagonista canaliza un claroscuro de impresiones fuertes. Lo supo después al engullir unas exquisitas empanadas de marisco.

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth


Cuando continuaba viajando, y estando a unos 300 kilómetros de la Región Metropolitana, en un bus que albergaba a muchos amigos y enemigos al mismo tiempo, Jaime y Gonzalo conversaban sobre la historia ética del dinero, a la cual pertenecíamos todos nosotros con énfasis, con diversos grados de cinismo atildado, por esto mismo nuestro horario pertenece al capital inescrutable y geológico del Chile Profundo, profesa cierta inclinación al mundo humano de los organismos pluricelulares, posee cierta nostalgia al saber que nunca más verá a esos pasajeros. Intenta, dudo que lo puede resumir en breves palabras, crear humor a partir de las verdades mutiladas que ofrece un viaje interprovincial, sin embargo no es tonta solemne el “horario valle”, e intenta reírse mucho de sí mismo. Sugiere que las personas sean brutalmente honestas, aunque intuye que son extraños y esclavos de las dinámicas políticas del ciclo sin fin. Además, sabe que debe pronto adoptar y adaptar decisiones respecto al conflicto humano. Por último, no hay que apresurarse porque la paciencia es indispensable para comprender el arte de esos atávicos horarios. 

Horario Valle

"El niño es el padre del hombre"
William Wordsworth



Así pues, hemos llegado al hogar del primer horario que constata e indaga las valiosas tonterías e idiopáticas miserias de los humanos, en la que abarca la mayor parte del día respecto a cualquier hijo de vecino con su visión cosmopolita, valórica y secuencial desde la provincia. Asume un viaje sin ambages, que alterna la tradición familiar de los siglos creados con historias de heroísmos anónimos por poner en cuestión dicha tradición de dialogo colaborativo, sólo hubo que escribirla para existir. También vive intensamente la opción por descubrir los móviles inescrutables de los ciudadanos, ama sin lógica el fenómeno de la vida a través de su adicción a los letreros con afirmaciones declarativas, le encanta degustar los lenguajes impuestos por cualquier habitante del Chile Profundo, quiere cambiar la mirada sobre la existencia originaria de dialectos ciudadanos, por eso mismo, comparte con la música tutelar de los jóvenes personajes durante su cosmos mediante cualquier dispositivo móvil, lee entre silencios titánicos y silencios democráticos, comparte esa tendencia milenaria de intuir que lo único permanente es el cambio

Horario Valle

" El niño es el padre del hombre" 
Willian Wordsworth


Desde la tribuna del desconocido, a partir de unas cuantos frescos la vida seguía apareciéndose, desde la experiencia singular de un bus él creía estar bajo paisajes geográficos que se estrellaban con estos recientes hablantes ciudadanos. Lo fueron. Impusieron una innovadora y al mismo tiempo alocada forma de gobernar, jamás tomarse demasiado en serio. 

Horario Valle

" El niño es el padre del hombre" 
Willian Wordsworth


La maravilla de la espiritualidad del fenómeno de la vida a civilización cosmopolita de occidente, por medio de ciertos protagonistas que entregaron su gran narrativa. Por lo demás, esos jóvenes de diálogos íntimos fueron interceptados por una señal común y corriente, durante su estadía en aquella ciudad. Con ello, sus nombres aún siguen llamándose, a saber, de la siguiente manera: Horario Valle, Horario Punta y Horario Bajo

Horario Valle

" El niño es el padre del hombre" 
Willian Wordsworth


Estamos conscientes, eso creo. Según lo visto y percibido en las personas siendo mascaras transfiguradoras de matices, ocurrieron maravillas inextricables no obstante lo que sucedía a Jaime. Por ahora, no dirémos mucho. Pronto lo descubrirán si es que son destinatarios de unas memorias sin nombres propios. Ahora continuo trabajando a medida que las razones desconocidas de cada día aparecen sin permiso alguno, también alguien respondió.

Horario Valle

" El niño es el padre del hombre" 


Willian Wordsworth



La nueva aventura sin retorno de viajar hacia un lugar inexorablemente genuino con lugares comunes alternado con negocios de inspiración occidental, dentro de los cuales accedimos tras varios diálogos con las horas del día, desde aquí viví el privilegio de acudir a él, también recordé cómo una percepción puede cambiar a su mundo. Sin mayores preámbulos veraniegos, pronto serán descritos y asumidos como tales esa impronta cotidiana de influencias planetaria.  

Horario Valle

" El niño es el padre del hombre" 


Willian Wordsworth



Así todavía le dicen en su hogar de la misma manera perdidos y perplejos ante una nueva aventura tras un año envuelto en enigmas repentinos, sucesos históricos matizados con el cáliz de la sagrada enfermedad secular y horas diluidas en democracias supersticiosas.