domingo, 30 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Esos protagonistas son transgresores silenciosos de un país con bastante expansión hacia la incertidumbre creadora, por ejemplo, estar hablando pero a su vez establecer un campo minado de luchas valóricas con el querer, ahora mismo, su mundo adulto que los recibe, inicia un recorrido omnipresente por los momentos generados por otros capítulos, sin lugar a dudas, es un giro dialógico a una posterior once a solas con su silencio. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Busca sin piedad comprender el reflejo crepuscular de un dolor, que va más allá de lo médico, apunta al acontecimiento fundador de enfermedades en latente elocuencia, porque cualquiera de sus protagonistas vestidos a la moda puede resfriarse con énfasis. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Detrás de cada conducta había un inescrutable móvil que explica los criterios de comportamiento ético, o sea, el adicto Daniel continua divagando cuáles son sus propias narrativas para dar a entender a su sombra respecto a sus valiosas tonterías, y considerar posteriormente la posibilidad cierta de bañarse sin el temor a que ciertos comentarios lo abandonen, gracias a un capítulo que singularizó con ritmo atildado al sufrimiento.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Desde momentos finitos pero ilimitados sobre la distinción entre visceralidad y racionalidad, lo intuye ese silencio, siempre se repetían los mismos nombres al instante de una compra en un negocio de comida lenta, hasta la lógica de la cuestión por decir algo, emergía de súbito el sufrimiento como discurso ideológico de una civilización todavía en ciernes. En otras palabras, los susurros y murmullos jamás se acaban tras singulares formas de expresión cotidiana, debido a que ir a comprar un par de kilos de pan todavía concierne a la especie humana en complicidad con la biosfera.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



 Cuando ilimitadas avenidas de realidad personal, tanto al inicio como al término de diferentes días en la vida de una persona, surgen producto de una experiencia cualquiera, a veces hubo que abrigarse para creer en la civilización, en la que nadie puede arrogarse el patrimonio milenario de una lágrima o sonrisa, porque ciertas vanguardias anónimas de esas personas asumieron su adicción a la palta, sólo esperaban indicios de un ritual acostumbrado. 

sábado, 29 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



La pregunta por existir observando puede darse si somos capaces de bastante silencio para, por lo menos, plantear preguntas. Continúan inefables personas.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Vivir a diario, no es difícil lograrlo si pones límites al lenguaje, cuando irrumpía deliberadamente en el país de las pequeñas narrativas, en el más acá de lo degustado por él, logró captar el sentido originario de una pregunta, le pareció impertinente tener una respuesta, a saber, ¿podemos desayunar a medida que envejecemos junto al pan que sigue siendo crujiente?

jueves, 27 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




A partir de la misma conducta recién constatada, el observador que es permeable al silencio y a la miseria sin glamour vivencial, inventa argumentaciones repentinas sobre los panes terrenales, fue un acto de inocencia permanente lavarse sus manos, desde hace semanas que estaba atormentado ante especie de confrontación contra todo ritual que carezca de delirantes impresiones fuertes, pensé de ciertas paltas que envolvían sus elocuentes silencios.


Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



 Se puede imponer una visión de cómo interpretar un desayuno junto a esas manos que tocaron la ordinariez de lo extraordinario, en dicho país se comió 2 marraquetas con paltas condimentadas.


Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Observamos para vivir. Eso hacemos a diario, independiente de las cuestiones divinas que hemos engendrado, aún creemos que existen ciertas revoluciones vanguardistas, lo que hay son eventos de baja probabilidad pero de alto impacto tras breves comentarios que no dejan de observar.


miércoles, 26 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Desde el realismo familiar de una boca, esos distintos murmullos que debe adoptar su lengua, porque ésta reside su soberanía personal, en ser una más, en la diligente conversación dentro de la civilización. Incluso puede generar silencios a granel.

Puede, qué duda cabe, emplear una pregunta respecto al acontecer personal de una persona ¿el silencio tiene una civilización detrás de quién la implementa?, uno quiere quedarse bajo la influencia hegemónica del nacer para morir, una de las tantas compras a largo plazo que realiza el ciclo sin fin.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Derivamos a otro problema de educación formal, de algo nos ayuda el exceso de experiencia, que afecta a diversas personalidades que integran una familia, dentro de los cuáles hay bípedos que creen que menos es más, por tanto, tiene lógica degustar una crujiente y deliciosa marraqueta.


Podemos aproximarnos al suceso humano de la creación, solo para discurrir ante la fragancia imponente de un pan terrenal, insisto en la trama central de la vida en off del adulto joven que genera mucha sinapsis, sugiere la idea domésticada de que sus manos deben estar limpias. 

martes, 25 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



A partir de lo expuesto por el autor, su edad es sinónimo de breves comentarios, la mención a cómo duermen los ciudadanos del silencio, puede encontrar un sentido glamoroso a cuantas historias renovadas por el holocausto del tiempo, ahora que alguien asume la importancia de tomar desayuno.


Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




El suceso de la maravilla del cambio en ciernes, o silenciados o sin énfasis, tengo entendido que muchos afectados por la biología de la vida fueron personajes habilitados para seducirse ante las fragancias y olores del país en cuestión, de todas maneras, más de alguno se acalló tan sólo al despertarse en su cama de dos plazas.
.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Pues bien, ahora intentemos describir la intimidad personal de este capítulo,  por lo que la variedad indómita y mágicas de las relaciones humanas no impone un horizonte de sentido estandarizado, a decir verdad, porque el silencio de un capítulo aporta los reflejos viajeros de un dolor indecible, a ver, todos los espectáculos de la vida pueden manifestarse mediante impredecibles juegos del lenguaje que propone el azar. Él desea que las personas no cambien.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




A buen respiro de una calle, las personas juegan a creer que obtienen algo a cambio; revistiéndose al ritmo de las estaciones del año que suministran paradigmas; éstos viven entre lo universal y singular de acuerdo al lúdico entendimiento humano; de repente uno asume que la razón tiende a envejecer  tras el liderazgo de nuestros demonios internos; ni revoluciones ni evoluciones a través de ellos han logrado convencer al protagonista del primer capítulo de que nada supera a la realidad enigmática del silencio; también hubo que tolerarlo a medida que las horas bailaban al fragor de las apariencias callejeras durante un día feriado; hubo dudas sobre la capacidad omnipresente de los días para saber si un país puede cumplir la mayoría de edad; habría sido interesante que dichos días supieran comunicar sus tutelares mandatos ciudadanos; pudo hacerse liquido si la vida dijera su verdadero nombre;  deberemos continuar escribiendo sobre sus propias convicciones. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Al fragor costumbrista de miedos intrínsecos al joven estudiante, debido a que lo puede ser durante todo un ciclo sin fin, colorear la experiencia concreta que se le ocurre sin mayor prisa, cuando comparte con la historia de su país la intriga del azar, adquiere cierta gradualidad o llorar o reírse, siempre con énfasis, donde nadie puede creerse representante de esas narrativas.


Las pequeñas narrativas en tanto institución simbólica de lo que puede hacer o dependiendo de la adicción al caos sobre la cual desarrolló su aprendizaje escolar, reconoce el fascinante mundo de las valiosas tonterías. Respecto a esto, algo de calle pudo emerger. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



De súbita violencia a conmovedoras tramas cronológicas, no hizo falta estudiar mucho para darse cuenta de lo es, a pesar que su sufrimiento sigue existiendo, hasta llegar a la belleza enigmática de palabras que colorean la agenda de adicciones personales de seres extraños, de vez en cuando, se acaba el silencio.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Sólo un silencio puede engendrar sucesivas eventualidades, porque las personas no cambian a medida que están encadenadas al querer, vinculadas a una historia personal. Le importa cómo negociar con la realidad humana a cualquier hora del día. 

domingo, 23 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Creo que cualquier pregunta promueve cambios, espero que exista una definición estandarizada al respecto, en el imaginario colectivo de la subjetividad humana y de sus protagonistas, de modo que, compiten por ser propietarios de calles que no hablan directamente a los ojos de Daniel ni siquiera a los de la deidad de moda, quizás debamos usar un bastón. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




De acuerdo a esto, el milagro inesperado del sufrimiento como expresión de irrealidad en ciernes, se convierte en una narración que fluye para observar el espectáculo antropológico de vivir la comida a través de un microondas, sólo ¿el silencio puede comprender a Dios?


Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste





Al conflicto consecuentemente entroncado, alguien seguía dedicado al caos mientras examinaba a sus compañeros de ruta, a la incertidumbre creadora de una  calle cualquiera, nunca ignoramos su dimensión desconocida, por lo que  cumplía años sin mayor estridencia. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



La sublime percepción de estar perdiéndolo todo, a decir verdad, una vida que compartía fílmicos silencios con el dolor, justo ahora que hablamos sobre ese experimento progresivo y enigmático, cuando el joven que genera momentos callejeros apunta a escudriñar deliberadamente lo establecido por el azar, seguirá sufriendo. No implica que no pueda reírse. 

sábado, 22 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Buscarse sin piedad y sin éticas oficiales, a fin de cuentas, todo conduce a dicho país, lo cual puede significar que la muerte sea el mejor invento, sólo puede ser una pregunta necesariamente precisa en la medida que lo único permanente es el cambio.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



El acontecimiento fundador de una señal del destino, su experiencia personal es un incentivo más para intentar comprender el sufrimiento humano en la biosfera, en ocasiones, consideré que la vida era como un anexo repentino sin derecho a segunda vuelta, la aparición de la muerte como tal, con sus derroteros de luces y sombras, es la resultante de una aproximación concreta al lugar que apareció ante mí. No sé por qué algunos lo etiquetaron como el país de las pequeñas narrativas

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Entonces, la variedad acuciante de tonterías inveteradas, de respiraciones momentáneas tras un día de trabajo, con inútiles comentarios sobre el sufrimiento y la experiencia protagónica del observador para intentar explicar el fenómeno del dolor más allá de lo fisiológico, entre que divierten y asombran al suceso histórico de presenciar ese país, lo que hemos constatado es la caída de una cana de un amigo de Alberto. Éstas adquieren una amplitud vivencial que enriquecen, a fin de cuentas, lo señalado hasta acá, puede que tenga su propia civilización y a su vez sea un ritual necesario para entender al silencio. Su silencio. 

Sin hacer más comentarios

"A fin de cuentas, todo es un chiste"
Charles Chaplin



Sólo esperando podemos llegar a comprender la decadente sensatez de una mirada que consume las fuerzas vitales del cuerpo humano, bajo la influencia melódica del ciclo sin fin, la conmovedora explosión de sentido al ver a caer una lágrima humana, considera la opción de agregar otro capítulo acá en la Vía Láctea.  

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


A veces uno tiene que respirar de manera más desapercibida, eso trae consigo un secreto a más no poder, luego habrá eventos de baja probabilidad pero alto impacto, porque la vida humana es un resultado caótico de un dios a medio terminar, no teniendo un mejor léxico para expresarlo acudo al énfasis puesto en las personas. Espero que sirva para reconsiderar la decisión de bañarme 4 veces a la semana. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Volveré al augusto silencio como vinculo necesario con lo sagrado. Porque lo sagrado promueve un discurso hegemónico ante la propuesta irrisoria de la educación formal, pueden que todos seamos empiristas si somos destinatarios de un nombre, para Daniel su vida en “off” es un acontecimiento fundador.


De modo que, la repentina percepción que acudió a él, tanto la vida como la muerte dibujaba decesos conceptuales sin mayores problemas personales, a partir de la cual el silencio emergió para quedarse con alguna once, junto a eso el inicio de este capítulo reflejó la esperanza de un sorprendente secreto. 

jueves, 20 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Esa pertenencia a lo que acontece, de un momento a otro, en días plagados de narrativas viscerales y odiseas momentáneas, entre familias vinculantes, donde la irrealidad de lo respirado a granel significó mirar al dolor con otros ojos, de esta forma las personas son momentos viajeros. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



El sufrimiento en todas sus expresiones cotidianas, cierto chiste relatado por un incorregible insensato, el silencio en ciernes, la verdad anónima de una persona enferma, la religión moderna del dispositivo móvil en dicho país cuestionado, la claridad didáctica de la risa para ocultarse y los momentos precisos de Juan ante el ciclo sin fin, sin los cuales la vida útil del país en cuestión no sería agradable como para que cualquier habitante vaya a comprar pan. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste




Pertenece al ámbito de relevancia educativa de las relaciones humanas, de acuerdo a lo observado con suma diligencia durante 8 capítulos, la genialidad letárgica del silencio bajo el umbral de socialización consciente entre ellos, es decir, lograr hacer que esas mismas personas puedan ir nuevamente a comprar pan e intentar ser dignas antes su propio sufrimiento. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Ahora bien, está a prueba de todo insinuar esa realidad insuperable concerniente a los mismos seres humanos, adquiere una matriz cultural incompleta, dependiendo de la edad de vida útil de la biosfera para concluir su horario laboral, tras variadas negociaciones con países colindantes y los demás voyeristas, el silencio obtuvo la mayoría relativa. 

Sin hacer más comentarios

"A fin de cuentas, todo es un chiste"
Charles Chaplin



En virtud de la certeza novelística del azar, la vida humana se ve envuelta en un entramado familiar de juegos milenarios junto a mapas genéticos inacabados; en aspectos abismales de difícil solución escolar en el ocurrir cotidiano del protagonista; violencia sagrada a diario entre las personas a las cuales debe salvar; lo divertido de saberse imprescindible tras la caída de una cosmovisión en forma de país; el sufrimiento continuará pero con el glamour de una palabra distinta; si no hay miradas holísticas sobre él la aniquilación de todo ser cercano será una realidad escolar.

miércoles, 19 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Así como un peinado puede dejar una impronta imperecedera en calles etiquetadas como tal, lo que perpetra, simboliza y representa son señales de la secreta elocuencia de las personas, por lo que pueden ser analfabetos para vivir con énfasis. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste





Al parecer hubo memorables encuentros con el dolor de un joven protagonista, a saber, dispuesto a posibilitar la opción de nacer y morir a diario. Después el estudio de la experiencia se hizo carne marchita, opté por peinarme de manera singular. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



La existencia lúdica de la risa en tanto expresión de irrealidad gestual, facial y momentánea, impone un ritmo cadencioso de sabiduría practica con respecto al dolor que afecta al protagonista. 

Sin hacer más comentarios

"A fin de cuentas, todo es un chiste"
Charles Chaplin



Pero el sufrimiento muestra grandes migraciones hacia horizontes de sentidos estandarizados, segundos antes de socializar con los móviles conductuales de los humanos, sin necesidad de aducirse a partir de la educación formal. 


Dicha educación proporciona un frenesí de manantiales generacionales entroncado con el inicio generacional de un lecho materno, no siempre se podrá reír. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Lo fascinante de jamar tomarse demasiado en serio al país de las grandes narrativas, debido a su tendencia a la acuciante bibliografía de edades geológicas pasadas, en otros capítulos hubo descripciones sobre el sufrimiento humano que significaron algo, hablar del otro país. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



La muerte, podría ser un buen ejemplo al respecto, cuando asumamos el cambio de tema al respecto, algunos lo llaman civilización o el buen salvaje, actúa como excusa perfecta para fomentar la eclosión de diversos artificios conceptuales, incluso esos ciudadanos que compraron pan lo intuyen, a su manera buscan problematizar y conceptualizar su lugar en el fenómeno de la vida.

lunes, 17 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

"A fin de cuentas, todo es un chiste"
Charles Chaplin


Cada instante de conversión cronológica aparece de manera reverencial, sus verdades sagradas agradan a Eduardo, pues él diagnóstica y observa como si estuviéramos enterados de lo que acontece a toda la especie humana, el silencio produce sus pequeñas narrativas.


Lo más interesante que puede ocurrir a este capítulo es que considere, a fin de cuentas, que todo es un chiste. Porque las personas no cambian y cumplen con sus minucias cotidianas, ojalá alguien tenga un rito ya olvidado. 


Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Uno cree estar bajo influencias extrañas, después de responder a preguntas humanas. Desde donde emana un velo de ignorancia interesante, la vida promueve sus propios mandatos, sólo existe el intento de existir a través de momentos únicos y callejeros. 

Sin hacer más comentarios

" A fin de cuentas, todo es un chiste"
Charles  Chaplin



La pregunta apunta a esclarecer una incertidumbre común a toda la especie humana, qué duda cabe, prisionera de los intentos de respuesta, sobre esa experiencia de aprendizaje que entraña el país de las pequeñas narrativas, éste cuida bastante los buenos modales antes que la moral. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Pero este proyecto integra señales e indicios de un destino colosal, superarse ante el fenómeno cósmico del silencio ¿acaso haber señalado un silencio será una especie de acontecimiento fundador?

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Siendo protagonistas de un regalo inesperado sin derecho a réplica, porque no tenemos la mayor injerencia, intuimos algo misterioso en el cerebro de otra persona.


Entender el problema del silencio, no lo tengo muy claro alrededor de tantas mascaras personales y dispositivos móviles de nunca acabar, es entender sus rarezas prevalecientes en cualquier historia que sea ilusoria, ante el espectáculo reverencial de un comida cualquiera, basta para creer saber la respuesta respecto a cierta pregunta, de lo socializado, en suma esencia, hay verdades que no es necesario comentar. 

Sin más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



El silencio es la manifestación culmine de un instante  sin nombres propios ni promesas sobre variedades humanas. 

domingo, 16 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Como criterio de orientación narrativa, diremos algo, por ejemplo, almorzar en sociedad es escapar al aburrimiento que conmueve al protagonista. Pero no hablar mucho, durante esta historia sencilla, implica reconocer nuestra ignorancia ante lo que somos, meros comentarios vinculados al silencio que despertó hace poco. 

Sin hacer más comentarios




Diría que la vida de los demás, según él, es un acto emancipador sin mayores comentarios, si es que puede ser expresado así, a continuación.  

sábado, 15 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Constatar la evolución inexorable de momentos culturales, no es estético olvidar una historia del silencio, más aún, cuando nace desde el sufrimiento humano a partir de la aurora, porque los humanos confrontan sus miedos y los mutan en juegos paradójicos de socialización gregaria, dándole forma a una cierto artificio vivencial, hacer de la experiencia del ensayo y error, ofreciendo comentarios para enriquecer este experimento llamado vida que asombra, no hay suficiente vida para lograr comprender la totalidad personal de los momentos, continua hablando las bocas humanas.

viernes, 14 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Horas después aparecían bellamente establecidos el silencio, sus momentos personales y la fantástica sumisión a los rituales estilísticos de ese país, hubo que divertirse al fragor demencial de corazones cuestionados, miradas chatas, afirmaciones de  rebaño y a comidas sin chistes cuánticos.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



A cierta distancia personal existe ese lenguaje familiar del silencio, que observa dispersos quebrantos humanos con glamour. Ojalá sea cierto que existan algunos comentarios.

miércoles, 12 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Tras haber movido la boca para tolerar la misma inmensidad misterios de unos labios anónimos. Respira, huele, observa, engulle y seduce a su personaje repentino. Tras esto, luego perplejos ante el enigma fisiológico de una lágrima que cae, algún día ellos cambiarán, eso dicen los vientos de una moral cotidiana.



De repente, ciertas personas juegan a brindar el espectáculo espectral de cielos extraterrenales, de vez en cuando, un dolor grandioso de un silencio acontece en él. Aunque dudo que haya cumplido con el mandato de inventar acontecimientos callejeros, otoñales, históricos y milenarios, al parecer seguía almorzando.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


Bueno, es tan diverso el ámbito de relevancia ética, entre ellos y nosotros, un dúo de intrincada devoción familiar, a nadie le pareció extraño considerar la opción de que nada cambia, cuando caminan por distintas y diferentes calles que parecen las mismas, y cuando esta epifanía demencial en penumbras gira a su propio ritmo cadencioso, su énfasis reside en jamás tomarse demasiado en serio.


De repente, ciertas personas juegan a brindar el espectáculo espectral de cielos extraterrenales, de vez en cuando, un dolor grandioso de un silencio acontece en él. 

Aunque dudo que haya cumplido con el mandato de inventar acontecimientos callejeros, otoñales, históricos y milenarios, al parecer seguía almorzando.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Y todos buscan el momento de prodigiosa sensatez cósmica, cualquier puede tener asignado un nombre propio, perdidos pero perplejos, ante un caminar descubierto por él. Lo cual indicó que nada es lo que parece.

Gracias a la incertidumbre creadora de su observación repentina porque las personas aspiran a reconocer las 4 comidas al día, en ocasiones, existía la sensatez ante el olvido. Significaba seguir viviendo en el país del más acá. Lo bello de comprenderse sin certidumbres educativas. Es estético intuirlo, somos eso.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


De fenómenos humanos risibles, inacabados y enigmáticos, es menester acudir a un reloj que viva la oportunidad de mirarse sin piedad, siendo su experiencia un problema planetario que impone ciertas limitaciones lingüísticas, no me olvidé de los comentarios de los protagonistas.


Sus sempiternas dudas, a veces, humanas vinculadas a la ilusión persistente de una calle urbana; hay una inclinación a contribuir a comentarios que describan los silencios y estridencias del país mencionado; sólo queremos encadenarnos a las lágrimas que valgan la pena ante el ciclo sin fin que conmovió al anónimo escritor; incluso dicen que seremos artífices de lo establecido por aquélla incertidumbre; tal vez habrá que generar valiosas tonterías con énfasis respecto a fenómenos pluricelulares en ciernes. 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Sin paisajes humanos, no hay manera de olvidar a cierto silencio, que dijeran cualquier asunto personal, a medida que los días ocurrían en cierta ciudad conmovedora, la historia emerge para quedarse a través de alguien, cierto protagonista despertaba para lavarse sus dientes.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste


También abundan como espectadores adictos a cualquier sugerencia arbitraria que impone Alberto, por lo que hemos observado a lo largo de estos segundos transformados en capítulos, ellos juegan a envejecer con glamour de manera que cada suceso silencioso fue interesante. Apunté a ese país de las pequeñas narrativas que sabe de silencios precisos, no se dió por vencido. 

martes, 11 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Mientras existan jóvenes mamíferos habrá sugerencias al ciclo sin fin, sin lugar a dudas, no cambiarán en medio de tantos silencios.

Sin hacer más comentarios




A la deriva de muchos momentos transcurridos, las personas continúan en lo suyo, y con ello, la biología de la vida junto a sus eras geológicas que adquiría un velo de ignorancia que nadie captó, solo él percibió algo ante lo cual le permitió seguir envejeciendo, sólo aportó a condimentar palabras con letras, entre vecinos se entienden, está cerca del abismo su dolor que extraña a muchos.


Porque las personas, tengan o no apellidos, acostumbran a buscar reglas del juego que coincidan con la ínfima porción de realidad que pueden captar. Solo que no hay civilización humana que imponga su pequeña narrativa, a buenas cuentas, sin derecho a réplica 

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste



Como un intimidante fenómeno abismal y abisal que perpetra realidades que evolucionan a medida que se construye la civilización, lo único interesante es que el pan no necesita de tanta estridencia humana.

Sin hacer más comentarios

A fin de cuentas, todo es un chiste

Pues bien, aludir en esos términos coloquiales, es sólo mencionar un cierto estado de cosas que avasalla a cualquier persona que usa un reloj, esto permitirá escudriñar los móviles pasajeros de la miseria humana full HD. 

Sin hacer más comentarios




Han sido innumerables las eras geológicas para llegar a una calle habitada con mucha gente, personas, ciudadanos y silencios que acontecen, con la complicidad demencial de un instante preciso, en donde el sufrimiento del protagonista sabrá salir airoso

Sin hacer más comentarios




Sugiere otra mirada incluso comparable a considerar a esa calle principal como suceso mítico de reflejos viajeros, puesto que él besa la totalidad del cielo estrellado que intercepta a la vida, muerte y a muchas revoluciones sin nombre propio. Dudó si ese ocaso vivió en aquél país.

Sin hacer más comentarios



La vida, la crisis de creencias de la educación formal y la belleza cadente, un indigente o alguien intrigado por la pompa del poder, de provocar sinapsis son rasgos estructurales que ordenan la singularidad personal del protagonista en ciernes, ya que los humanos ante situaciones límites como la muerte, vejez y enfermedad, tienden a tocar una sola vez la cadena del baño. Es muy poco estético, eso.


Esta vida personal, creo ir dispuesto a finalizar un ciclo, expresa una mirada desoladora de la existencia humana ante lo sublime del silencio. Nada más enigmático que poder respirar los entresijos de la subjetividad humana a partir de un paseo por las calles que se interceptan para ver unas piernas que caminan simbólicamente a un ocaso que agrada. 

Sin hacer más comentarios




De vez en cuando, la interpretación de lo hecho por personas que viven a diario con un microondas, adquiere otras motivaciones nunca antes vistas con el problema en cuestión, la vanguardia andante del silencio continua su viaje sin límites, desde ciertas perspectivas de valoración narrativa, o la incertidumbre o el sufrimiento, puede enriquecer gradualmente la experiencia culmine de personas en singular, mantener un frágil equilibrio entre la identidad del bien y el mal, caminando y evocando la unión eterna entre un desayuno y una disposición de ánimo, si es que pudiera existir lenguaje alguno para decirlo.  

sábado, 8 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios




La emergencia de una exclamación que describe la importancia de lo sagrado como experiencia concreta de cierto silencio. No hay que olvidar que las personas pierden un pedazo de su rostro al estar sumidos en ese país.

Si el espectáculo teatral de lo sagrado que acontece en su país, no es una historia que aburra a sus incumbentes, uno procede desde la unanimidad violenta de un vínculo que se conecta a otro mediante palabras dotadas de influencias pasajeras, por supuesto, con la unidad vivencial hecha o rehecha en el viaje repentino de él hacia otras calles. Que no sean hijas biológicas de las grandes narrativas éstas. Incluso se bañó antes de salir.  


La marea avasalladora de momentos cotidianos refleja el carácter dinámico de lo sagrado para su silencio. Su origen mismo radica en la sempiterna capacidad humana para captar la creadora corriente existencial del sufrimiento humano, su propia verdad irrumpe para quedarse. Se vincula con el orden lúdico al cual la incertidumbre dejó vislumbrar, gracias a Luis por obsesionarse por usar un microondas cuando su estado civil es soltero. 

Sin hacer más comentarios





Todo ritual emancipa, de alguna manera, la pesada carga que tiene un ser humano al confrontarse con el silencio, sobre todo el que corresponde a este capítulo, porque puede que sea necesario de vez en cuando acudir a un remedio que gradualmente imponga un sentido bizarro a las historias de personas que caminan. Pero la civilización humana comienza a decir noticias interesantes, dice ¡hemos vivido para navegar en la fragilidad acuciante de una noticia que nunca llega pero que permite ver caer las hojas de otoño en esas calles!


viernes, 7 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V. Beethoven


Esos miedos ciudadanos, así denominan a las personas que no cambian y con mapa genético por descubrir, que describen inexorablemente la ingenua puesta en marcha de las expectativas que tienen los humanos ante la incertidumbre creadora del país de las pequeñas narrativas, que constató alguien con sus preceptos intangibles, no basta haber estudiado en la burocracia escolar para comprenderlo, a él le apareció una duda ¿el silencio tiene un mapa genético a través de los humanos que generan momentos?

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V. Beethoven




Buscando un sentido al ilimitado numero de rituales temporales, secuenciales y hogareños que estructuran una mirada holística sobre la realidad de la que se ha dicho a lo largo de los capítulos, seguiremos observando al silencio.


Ese personaje de mandatos inefables que tuvo y tiene huellas de nacimiento en cierto almacén, a partir de la cual un campo minado de indecibles narraciones extraordinarias afectó a nuestro Daniel ¿Quién dijo que existió terrenalmente en el Antiguo Testamento? Dudo que esta pregunta haya ido a comprar pan y algo más.

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."L.V.Beethoven



Entonces, el incentivo progresivo para ir a comprar al almacén de la esquina, el país de las pequeñas narrativas tendrá la última palabra.  

jueves, 6 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



No era una barrera infranqueable comprender el experimento musical y atemporal del silencio, por supuesto, a los meses después hubo “pie de página” para considerar su aporte planetario, dudé de la veracidad de aquellos comentarios lejanos, cuando describe la realidad humana en emergente natalidad como la sacralización del acontecimiento disoluto.

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Volviendo a estar encadenados a los sucesos callejeros que él esculpe y teje sobre lenguajes que no pueden describir la biología de la vida que yace dentro de la boca de sus colegas atendidos, inmersos en el espacio público de lo socializado, por ejemplo, las relaciones familiares del silencio y de la diplomacia deliberada del protagonista, estos mismos configuraban un panorama de escepticismo lúdico al orden cultural que días antes emergió, creo que se le acabaron las farras

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


El ritmo y el estilo que aconsejó nuestra civilización referido al anterior párrafo, aparece como si fuera el arquetipo religioso por excelencia, como una evolución en la cadena del querer humano y de la sútil madurez de la otra mano, se limita cuando hay que evocar una historia demencial del sufrimiento,  puede que quiera pronunciar el silencio. 

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Una exclamación declarativa no hace la diferencia pero puede permitir abrir avenidas de comentarios más acogedores, sublimes y didácticos, esas extrañas personas no juegan a ser fósiles vivientes, adquieren el sentido misional de describir la incertidumbre creadora del joven adulto. No busca honores escatológicos.


Lo que hemos sabido, según fuentes cercanas a la biosfera, que aprendió a leer y a escribir a los 4 años, consideró también que sus ventosidades son representativas del ideal democrático de la revolución en “off”, así es como señalo su infatigable inclinación al dedo sin anillo. 

miércoles, 5 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


A la brevedad posible, somos ilustres empiristas de necesidades biológicas vinculadas a la deprimida educación formal, desde aquello, la persona que camina o trota con bastante intensidad, transforma su génesis de lo cotidiano en una embelesada verdad cuestionada. El silencio podría afirmar ¡tienes que bañarte para vivir con énfasis!

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Posteriormente las personas, o sanadas o muertas, a partir de la observación que perduró durante largos instantes, obtenido del dios o del dominio al precio de un azar intrigante, el tema de las enfermedades que viajan a velocidades abisales, destacando los organismos pluricelulares involucrados en el negocio, luego arrojado como pasto a la dinámica del cambio del cual todos agonizaban, entregado a cualquier reflexión de una persona que camina, o, en menor medida, a diagnosticar y constatar enfermedades, sugiere percibir la dimensión mística de un comentario sin cual no habría existido un primer capítulo.


Si bien a diario hemos construido innumerables palabras para intentar penetrar el silencio del país de las pequeñas narrativas, ya ni siquiera recuerdo la cantidad de capítulos creados, lo que sea para acudir a comentarios acerca del sufrimiento es un latente espectáculo al abismo y una lenta agonía hacia las edades geológicas del autor. 

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


Hay días en donde ese lenguaje tiene una importancia mayor de manera tal que podría contribuir a preservar el carácter alucinatorio del silencio.


Sus consecuencias humanas están plagadas de mandatos políticos, tenemos que vivir con las raras propensiones a caminar de modo lineal, porque justificar el empleo de narraciones extraordinarias puede resultar exultante para Daniel, no es infrecuente pensar que es vecino de la persona que camina a diario. Su nombre es homo sapiens.

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


 Influye este protagonista anunciado, ante los extremos de una misma pregunta puede generar víctimas y victimarios, bueno, es lo interesante de imponer una visión sobre los artificios gramaticales y ficciones semánticas que fluyen indefectiblemente en dicho país, a decir verdad, alguien dijo que las personas no cambian. 

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Solo que la complejidad cultural de relatar una historia del silencio, todo esta permitido si conduce a cualquier calle que tenga dimensiones humanas, no obstante es posible describir alguna ráfaga de familiaridad personal y ¿si el lenguaje que usa es una sofisticada de represión? Puede tener relevancia ética describiéndola pero no prescribiéndola.


Con esto, el mito de la pregunta como propuesta ética, siendo un joven adulto académicamente competente y emocionalmente torpe e incestuoso ante el uso y desuso de las palabras para escudriñar su propio sufrimiento, no solo de ausencias vive el hombre de las pequeñas narrativas, aspira a convencerse de la respuesta. 

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


Si es así como buscamos singulares muestras de inmortalidad sin aspavientos ante la llegada de la inteligencia artificial cotidiana, pues pronto sabremos cómo llorar sin esperar el rol planificador de las lágrimas, de la misma manera, cuando sus propias decisiones alertaron sobre el inicio de una nueva época,  descubrió otros comentarios. 

Sin hacer más comentarios


¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Esa soledad que a través de conductas de carne y hueso, heroísmos de té y  café, conversaciones artificiales de sus silencios respecto a las enfermedades de las personas, discursos hegemónicos de los jóvenes ante sus destinatarios imaginarios, comportamientos, móviles viscerales y cierta tendencia obsesiva convirtió su momento en un registro de anécdotas cosmopolitas y creadoras de incertidumbres.


También supo cómo adecuarse al nombre propio que le ofreció este capítulo que, a fin de cuentas, transcurría de manera glamorosa. A finales del cambio de milenio alguien agradeció.  

Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



En la creencia corrosiva del querer humano, por decirlo de alguna manera, se manifiesta en la majadera pero conveniente sujeción a los rituales de Occidente, porque permite indagar la importancia en ciernes al silencio, cuyo propósito es lograr millones de millones de eventos inesperados, por ejemplo, él se encadenó a los ritos y rituales suministrados por otro capítulo como forma de eludir nuestra soledad,  le ayudó para estar ocupado. 

lunes, 3 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



Hablar, alguna vez, del país de las grandes narrativas, es la cuestión de hecho, para protagonistas adictos a empresas vivenciales inacabadas. Donde la vida humana puede definirse y mimetizarse, según creo, en un entrevista colaborativa entre una calle y agenda personal, solo aportando y dialogando con él habrá convicciones para minimizar comentarios.


Con la finita capacidad de comprensión de los humanos, incluyo a los hijos biológicos del planeta tierra, son seres que orientaron y explicaron el trayecto de los bípedos: organismos pluricelulares. Creo que también juegan su propio juego en busca del tiempo perdido. 

Sin hacer más comentarios

"!Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven


Ahora bien, durante la crisis de cualquier persona que caminó a medida que el protagonista envejecía, se manifiesta la trascendencia de lo establecido por el ciclo sin fin, desde el origen de la biosfera alguien observó esta palabra captando lo que sea, como un genuino relato de fuerzas superiores y bizarras que superan la realidad oficial de un acto civilizatorio, decir muchos comentarios. Pero el papel jugado por las personas y sus acontecimientos fundadores, derivaron a jamás tomarse en serio, porque ellas no cambian. 


No basta con decir que aludiendo al nombre de este capítulo humano habrá maravillas resilientes, ya que lo único persistente es el cambio, que simboliza el paso del acontecimiento fundador, puede que haya sido sin humanos, a una unanimidad fundadora; esto podría garantizarlo el sufrimiento como una odisea de múltiples colores. 


Sin hacer más comentarios

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V. Beethoven


Después, creo suponer lo que pasará, los límites del lenguaje de los habitantes dotado de una vida para jugar hará de las suyas familiares. Donde hubo palabras, fenómenos humanos por descubrir. Nunca estuvo en duda, según él.



sábado, 1 de junio de 2013

Sin hacer más comentarios

"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino."
L.V.Beethoven



No es menester señalar que hablar en permanente complicidad con los otros capítulos conduce al laberintico entramado de actos de habla y repentinas teorías del significado, él y esas personas, pertenecen a una comunidad lingüística.

La audacia del lenguaje humano para perpetrar y depurar realidades, éstas solo saben de elegantes comedias sin derecho a tener subtítulos, porque habitar su país implica mitigar el nativo aburrimiento.  De  diversos y distintas personas que no cambian pero se dejan seducir por la incertidumbre.


Conmueve la aceptación hecha por millones de años, aunque el reloj es un instrumento de selección múltiple pero arbitraria, dentro de los cuales cualquier hecho humano es una especie de emergencia cómica y algo más, no olviden al silencio.

Sin hacer más comentarios

¡ Actúa en vez de suplicar. Sacrificate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos  tú  antes.  Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino. "
L.V. Beethoven



El silencio puede determinar lo que hay de interesante tras vivir en una ciudad situada en el país de las pequeñas narrativas, de cualquier habitante recién nacido, con la vanguardia intrigante de un lenguaje que sigue expandiéndose.


Para lograr el propósito anterior se necesita humor sin pie de página, los buenos modales ante el ciclo sin fin y comprender el lenguaje de los matices en cierto país.