lunes, 30 de diciembre de 2013

Horario Valle



Íbamos a ver que había al demostrar la sapiencia del dinero como propuesta callejera, nunca olvidé a las Ferias Libres, en la que nosotros estamos encadenados al querer e ignorando las complejidades subjetivantes de una servilleta cualquiera, no solo evocó uno de los protagonistas, y algo que aun sigo buscando. Lo demás, habrá que preguntárselo a cada uno de los hablantes ciudadanos y bípedos pluricelulares. Sus edades son muestras de un presente mutilado. Hay que plantear la duda para trascender las fronteras literarias de un “Congrio a lo pobre”. 

Horario Valle



Con los Vilos, después de la lluvia todos somos empiristas, y el Hostal hubo historias divertidas para relatar trivialidades eruditas. Ubicada en la IV Región de Coquimbo descubriendo su propia narrativa terrenal. Pero a nadie le importó entrevistar a la Feria del Libro. Por lo que se permitieron cosas extrañas. Todavía, eso creo, algunos turistas declamaban por una mayor rebaja oferta de precios. Con billetes que destacaban tras el atardecer. No existió semántica para explicarlo.

Horario Valle



No falto el humor sin que pusiera en cuestión todo indicio de comida gourmet. Apareciendo como alguien inclinado a describir las primeras impresiones de un estomago satisfecho, entre reforma y revolución, que cumple con el mandato de producir acontecimientos. Éstos estuvieron en el momento exacto. Eso dijeron, después de invocar comidas pasajeras pero ilusorias. 

Horario Valle



Cabe señalar lo impredecible de varios casos humanos que escriben para demostrar su cinismo ideológico ante sus comensales virtuales, desde asimétricos recambios generacionales para generar más sinapsis en clave socio-comunitaria hasta bocas alternándose con la obviedad de construir miles de ONG y rectangulares pizarras de acrílico, de buenas a primeras, apreciamos la vuelta de breves comentarios de Horario Valle, siendo que todavía existe humor sin nombre propios. Por ejemplo, él siguió comiendo mariscales. 

Horario Valle



Siendo excusas, insaciable pasión por encontrar la pagina originaria, eso sí, resultó complejo saber a que estaban dispuestos a comprar cuando emergía algo de nubosidad parcial, así lo pude comprobar a medida que transcurrían las horas, a fin de cuentas, todavía no han derogado la Constitución Política del Estado de Chile. 

Horario Valle



A medida que ofrecían libros para que los elegidos disfrutarán de un café Juan Valdés, y lo dijo sin piedad en las aguas anónimas de la avenida principal de la comuna de los Vilos, los vecinos de Gonzalo en la Feria del Libro incurrían en extrañas conductas democráticas, incluso declamaban que seguir siendo excusas pluricelulares mediante la codicia de no pagar sus respectivos arriendos.

Horario Valle



Al comienzo de cualquier empleo remunerado, y sin derecho a la primera palabra, hay intentos desesperados por modificar lo que comenzamos. Pero nosotros somos personajes de primeros planos diluidos en instantes momentáneos. De algo se debe empezar, luego sabremos cómo disfrutar los ingresos salariales desde un Hostal. Éste funciona como escuela de heroísmos anónimos, la locura imprevisible de muchos días de febrero, nadie quiso arriesgarse a no tener sencillo mientras vendían libros. 

Horario Valle



Inevitable no llorar en tiempos históricos como los nuestros, también conmovió su sobriedad crepuscular sin lógicas premeditadas, debido a influencias originadas horas antes, no especialmente en la Caleta de Pescadores, solo asumió el costo de comer cerca de las 23 hrs. Vivir para ser genuinas excusas pluricelulares, a esas horas de la noche. 

Horario Valle

Siguió descubriendo la deliberada acción del ciclo sin fin de la vida, no fue ninguna novedad decirlo, fuimos meros espectadores de una tragedia hecha realidad hilarante, y observé a cierta distancia las estrellas en el cielo que apareció, en una noche el Hostal regaló épicas callejeras, no es trivial decir que su edad supera en millones la nuestra, por lo menos algo aprendió en la educación formal estandarizada. A veces, para convencerse, rió y lloró a la vez. 

Horario Valle




Tuvo su estilo trabajar para generar dinero y ahorrarlo en el Banco Estado, pero como hijo biológico de la educación pública, jamás dejaré de ser majadero con eso, la algarabía de compartir compromisos laborales con la calle como un paternal juego de vanguardias alternativas, significó jamás tomarse demasiado en serio. Por esto mismo, comía mirando a sus amigas PYMES.

Horario Valle



Continuaba al fragor de los segundos nacidos gracias al lecho materno, de alguna historia diseminamos batallas genéticas y asumidos como tales en el juego que siempre perderemos, junto a diarios de una narración sin ambiciones, jugaba ante nosotros los días transcurridos, se transformaron en simples recuerdos de un suceso singular más allá de nuestras necesidades gourmet. 

Horario Valle



De repente, alguien hizo caer sus reflexiones de vida, un tema estético a lo largo de febrero. De súbito, ocurrió sin mayores preámbulos estivales el fenómeno planetario de vender libros. Por lo demás, la dimensión placentera del dinero trae consigo valiosas tonterías en ciernes. No hemos olvidado la risa ni las Guerras Mundiales. 

jueves, 26 de diciembre de 2013

Horario Valle



Un tema principal que toco vivir, por cierto, en las calles hogareñas de los Vilos, fue lo inexorable del tiempo cronológico porque permeó la tiranía de las costumbres desde el discurso hegemónico, a partir de sobrias observaciones respecto al sentido de lucrar habiendo solo un Cajero Automático. Se intentaron crear antídotos contra la muerte celular de los protagonistas, leer y humor en “off”.

Horario Valle


Vivir durante 2 semanas en la vida laboral de los libros significó algo, puesto que, describió impresiones fuertes que dibujaron lugares sagrados tras la experiencia íntima de modificar la dieta alimenticia a medida que los Vilos continuaba observando. De dudas deliberadas de los hablantes ciudadanos condicionados por el sonido conmovedor del tiempo cronológico. Habría que comenzar un nuevo espectáculo literario. 

Horario Valle



Reconozco que hace impredecible emitir un juicio de valor al respecto,  pero supera toda capacidad humana no pensar por sí mismo, no obstante esto, la bendita ignorancia alecciona el gran legado de un mariscal al lado del mar.  Viviéndose en la majestuosidad acuciante de una lectura en medio de tanta brisa marina. 

Horario Valle


Agradables e inenarrables jóvenes emancipados de toda carga semántica al estar descansando, a pesar de los ritos civilizatorios que los supeditan desde unas horas atrás. Solo quería expresarlo para evocar lo indispensable de cierto horario con sus influencias musicales. Por lo que sé, todavía tenemos civilización de matriz patriarcal, en cambio, nuestro lenguaje a diario está cesante entre sus amigos y enemigos, aún la Feria del Libro sobrevive

Horario Valle



Derivamos a una música prodigiosa, hermética y asombrosa. Para lo cual hicimos una tregua implícita con los muros del moral oficial, sacarnos la educación formal estandarizada para usar nuestra nueva ropa. Luego, el Hostal nos invitó a su sala de eventos que está repleta de muchas tentaciones minimalistas y familiares. Fue agradable observar las consecuencias del Horario Valle. 

Horario Valle


Nos sucedió en un momento inesperado. Algo hemos logrado a través de la ética del trabajo y desayunos contundentes. Porque conviviendo con días que se estrellan con el olvido y narrar espiritualidades mutiladas de los turistas, recién al atardecer del primer día generó lucro con énfasis, tampoco olvidó las constelaciones éticas a su haber por medio de canciones de Luis Miguel y Beethoven. 

Horario Valle

Después pude constatar la dimensión socio-comunitaria del lenguaje, todos mienten, producto de la frágil estabilidad entre la apariencia de realidad que somos y nuestras narrativas viscerales a toda máquina, a saber, una historia de un amor. No logré vincular al Banco Estado con un bolero. 

Horario Valle



A propósito, hay que decirlo, el uso pragmático del lenguaje impone nuevas complejidades respecto a descubrir ventajas históricas en el Contrato Social, como un importante paso para buscar una mirada integral al problema de los problemas, en un Hostal podemos generar divertimentos de la nada, después reiremos sobre eso.

Horario Valle



Recapitulando contenidos humanos a cualquier hora del día. Seguimos conversando con diversas personalidades. Bueno, en ese entonces, continuábamos conversando sobre cualquier tontería digna de ser mencionada, sin perjuicio de lo anterior, uno olvida ciertos detalles que podrían haber hecho historia, junto a la Ferian del Libro y el Hostal, vinculada al lenguaje, no tenemos absoluta certeza de su origen.

Horario Valle


Resulta interesante hablar sobre asuntos humanos, la puesta en marcha de las narraciones estivales a medida que las vacaciones laborales acontecen, a fin de cuentas, sus protagonistas estaban a punto de egresar o ingresar desde el supermercado Santa Isabel que intercepta las calles principales de la comuna. En principio, todo puede decirse. No tengo idea de cómo podemos saber si nuestras conexiones neuronales viven en proporción a los resfríos de los turistas en época veraniega

Horario Valle

Pronto habláremos de los móviles conductuales de los protagonistas, para mí éstos no son meros ficciones vivenciales, pero alguien tendrá que inventar el lenguaje ordinario para describirlo, por lo que compartir con el país en cuestión es mezcla de heroísmos anónimos y silencios neoliberales. 

lunes, 23 de diciembre de 2013

Horario Valle

Legados humanos sin nombres propios. Sin nombres propios se fomenta la extracción de la ordinariez de lo extraordinario, ojalá las mujeres que acompañan a sus hombres sean más exigentes pues sus “demonios internos” despuntan para quedarse, estaré alternando temas humanos de legitimidad democrática y la belleza incomprensiva de utopías microscópicas. Cierta irrealidad enrojece a los adultos que estiman necesario alardear sobre Chile. 

Horario Valle

Eran 2 o 3 días, ya no lo recuerdo bien, todavía se contar números, los humanos tienden a clasificarlo todo, solo apuestan a darle orden al caos que irrumpe a diario en nuestros ojos, en cambio, cada instante en ese Hostal era un legado de las razones desconocidas. Fueron el gran legado de almuerzos juntos a libros “nuevos”. 

Horario Valle



Pensar de manera racional, poco estético resulta decirlo. No se puede racionalizar, solo intentos descarados para mitigar el duro peso de los días con descarado lucro, a propósito de esto, algunos de los ciudadanos itinerantes lloraron con silenciosa dignidad viviéndose en la elocuencia familiar de unos billetes de a $20.000. A esas horas, recordó que lo único permanente es el cambio. 

Horario Valle


Cumplir con esos requisitos no es sinónimo de mantener control sobre el espacio público de la Feria del Libro, una fuerza inefable y oceánica, solo pinta con fruición su propia voluntad de vivir entroncada a cuantos diálogos de Jaime con sus colegas amigos, para eso estamos. 

Horario Valle

A uno mismo con la siniestra dulzura de la realidad veraniega del ciclo sin fin, de modo que, debamos abarcar lo que nació entre nosotros, una intensa mirada a cómo negociar ante comunas y sus engendros anónimos. En esta ocasión, las horas cumplen con todos los requisitos académicos del caso, ven a los humanos almorzar. 

Horario Valle



Manifestarse en Horario Valle es vivir como cualquier ciudadano al borde del abismo. Para cambiar la mirada, de millones de bípedos pluricelulares, es jugársela por creencias poco difundidas en los tiempos históricos actuales, hacemos lo imposible por olvidar, esos días aportaron algo, la espiritualidad y racionalidad configuraron nuestra mirada, cuestionarse sin piedad respecto a los libros abiertos por alguien que comió. 

Horario Valle



Hubo interminables inocencias interrumpidas debido a la elocuencia corrosiva del ciclo sin fin del dinero, no era necesario estudiar para captar la tiranía de las costumbres que traía consigo consumir, emergió una cartera de personajes estructurados bajo el dogma de condimentar el nativo aburrimiento, horas después eran destinatarios vitalicios de lecturas estereotipadas. 

Horario Valle



Hablar, por cierto, de perplejidad es hablar de la sed insaciable ante lo expectante que puede observar a ciudadanos que compran libros, de la misma manera, durante estas 2 semanas en la vida jugó a un enigmático juego de señales superpuestas, ahora el olor a Cuenta RUT relata su propio cuento infantil.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Horario Valle



También envejecimos con el ingenio de las horas transcurridas, siempre he intuido que alguien disfruta viendo a los demás envejeciendo de manera Kuchen, a pesar de los primeros días muy madrugadores en Jaime existió la locura por terminar de comer, quedarse perplejos ante la belleza enigmática de la democracia en el Chile en “off”. 

Horario Valle



No estuvimos libres de decir tonterías, sin ellas cada día seria como la democracia sin conspiraciones palaciegas, lo que demuestra nuestra tendencia a la incertidumbre. Aparentemente somos decesos de algo ecuménico, dicho sea de paso, es la única manera de hacer tolerable el fluir ilimitado de las horas cronológicas que inciden en los almuerzos de la incipiente comuna. 

Horario Valle



Al comienzo de nuevo día hasta la llegada de una noche, Gonzalo y su familia alternaban entre Ovalle y los Vilos, pude comprenderlo después de ingerir ese café de grano con unas tostadas con palta. Por lo menos, creí una pintoresca forma de satisfacción horaria, a esas horas de la noche logramos lucrar con énfasis. 

Horario Valle



Luego apareció ella. Su nombre lo dice todo. La maestra vida como propuesta pedagógica  siempre fue digna de su propio sufrimiento, era a lo único que le temía. Un aspecto indispensable si quieres descubrir las tierras vírgenes y elocuentes de la Feria del Libro. 

Horario Valle





También optó por ser un nombre buscándose a través de ciertos días, a decir verdad, bastantes silenciosos para encontrar obviedades éticas al fragor de un par de billetes, de todas formas

Horario Valle




Somos hijos de una comunidad lingüística en medio de millones de Constituciones Políticas. Todavía ignoran éstas debido a la versión dogmática del Cajero Automático. Desde una aventura laboral aportando importantes sucesos veraniegos cuya espectacularidad del cambio es crucial para seguir descubriendo a las calles de los Vilos

Horario Valle



Una sempiterna experiencia personal en el país de las Pequeñas Narrativas para adornar su espacio público alrededor de tanto Horario Valle, nadie carece de la inocencia salvaje de contar historias humanas, donde no es necesario saber lo evidente de Occidente. 

Horario Valle



Después descubrió, envejeció, comenzó, vivió, escudriñó, investigó, sonrió, dudó, insinuó, vislumbró, recordó, motivó, nació, murió, dibujó, silenció y divagó sobre la emergente espiritualidad del cambio en la IV Región. 

martes, 17 de diciembre de 2013

Horario Valle

De secretos inconfesables a respuestas sin preguntas necesarias. Lo supimos previo al dinero de nuestros turistas. Además, nadie nos advirtió sobre ese incontrarrestable legado que posee el ciclo sin fin de la vida: el cambio. El enigma de los enigmas a medida que lo intentamos. A metros del Banco Estado no fue la excepción.

Horario Valle



Siendo una propuesta arriesgada, no bastaría con trabajar unas horas extras para saciar los demonios internos de un protagonista, te permite legitimar cierto estado de cosas sin la cual no habría glamour respecto a sufrir, por lo menos hubo conexión con las raíces insondables del Chile Profundo, habría que enrojecer a su secreto. 

Horario Valle

Advierto al bípedo comprador de libros. sin ánimo de juzgar contra las cadenas anónimas de una respuesta precisa, lo único preciso fue responder a la pregunta ejecutada en las aguas repentinas de cierta calle plagada de negociaciones planetarias, que el ciclo sin fin continúa observado a la Feria del Libro. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

Horario Valle

Es lo que hay, había que enfatizar el carácter musical del mundo humano, muchas veces no se puede percibir, debido a los nuevos dioses de la observación que emergen, independiente del Hostal que albergó a jóvenes, solo queda rezar conforme al abismo emocional que cada uno aspira tener ¿enamorarse de la realidad anónima de los Vilos?

Horario Valle

Debo reconocer que las impresiones fuertes, incluso descubriendo el dinero que uno puede perder, con una importante dosis de locura extra-académica tanto en on como en off, en las calles adyacentes a la Feria del Libro aparecen historias contadas por el bolero. A veces, por el rock. 

Horario Valle

Siendo una ideología extraña, Jaime olvidó respirar de otra manera, la de estar capacitados y admirados para observar la totalidad de las influencias otoñales y veraniegas que navegaban durante ciertos días de ganancias lucrativas, con la ayuda enigmática de los libros que callaban, otros seres dados a plantear narrativas. Éstas provocaban impresiones que condimentaron a cuando bípedo evolucionado. 

Horario Valle

Después etiquetarse como alguien que quiere algo, desde el anuncio de problemas familiares como meras excusas veraniegas, como una manera de establecer a través de las impresiones humanas, compra de libros y sus reformas anónimas, hasta expresar cierta fascinación por observarlo todo junto al Horario Valle. 

Horario Valle



Ir a esa realidad veraniega del Chile Profundo proporcionó bastante material literario, no obstante esto, algunos bípedos ciudadanos usaban cualquier excusa para recordar a sus dioses, valió  una observación esta narración. Alternó entre altas horas de la noche en Ovalle y las sugestivas demostraciones de inocencia interrumpida en la segunda ciudad, también hemos constatado la importancia verificar un Hostal en una comuna. 

Horario Valle

Con el dinero suficiente, siendo 11 horas de trabajo remunerado, se imponía la revolucionaria moral burguesa con la complicidad de la nubosidad parcial, sin remordimientos gestuales ni saldos colectivos, que dibujaba eventos repletos de heroísmos anónimos olvidándose de su propia escolaridad. 

Horario Valle

Descubrir que somos vulnerables, no sé para qué, donde la construcción de creencias culturales a la luz de cierta antropología de lo cotidiano, desde dentro de la Feria del Libro pude captarlo. Además, iba captando de inmediato otras conductas inusuales, hasta cierto punto, porque trabajar durante 2 semanas en los Vilos significó negociar ante el ciclo sin fin.  

viernes, 13 de diciembre de 2013

Horario Valle



La evolución biológica junto al norte ético de los turistas, de los momentos compartidos por sus hijos espontáneos, ahora que insinúan que la especie humana puede ser descrita a través de mensajes sin adjetivos calificativos ni nombres propios, ni usos denodados a los muros de la moral oficial de Occidente. Y bastante monedas a cambio, entregaron nuestros amigos  acá, en nuestra psicopatología de lo cotidiano. Por favor, descúbrelo pronto.

Horario Valle



Compartiendo narrativas inefables respecto al Chile Profundo, un prólogo necesario que dibuja ilusiones persistentes bajo la observación de un bastón de alguien anciano pero perdurable, espero ser didáctico en lo que digo, significó modificar toda mi semántica veraniega y balbuceo intermitente, a todos nos ocurre eso, porque agradecí su humor atildado y el ser digno de su propio sufrimiento. Descubrí que la genética es un día feriado muy importante. 

Horario Valle



Aquel encantador y enigmático Jaime conversa majaderamente el uso cotidiano del Chile Profundo. Desde su lugar en el cosmos, en la Feria del Libro de los Vilos interceptada por un Banco Estado, abrirá interesantes derroteros, propósitos y ventosidades que soslayan a la educación formal escolarizada. 

martes, 10 de diciembre de 2013

Horario Valle


Pronto hablaremos del Chile Profundo como institución simbólica para describir las valiosas tonterías de una tempestad pluricelular, no aspiramos a decirlo todo, solo diremos que la vida misma es una encerrona inescrutable. Todo signo de revolución humana resulta insuficiente, téngalo presente. 

Horario Valle


La niñez desatada durante la primera semana de febrero, difícil saber cómo adecuarse en el país de las pequeñas narrativas, tanto conversaciones suministradas por ciudadanos con los bolsillos vacíos, como la maravillosa espiritualidad del cambio, construyeron una especie de abismo ilimitado entre el Hostal y el Cajero Automático. No obstante esto, no hubo un país visualizable. 

Horario Valle



Más allá de lo vivido durante horas, íbamos negociando con los gestos sinuosos de las personas, éstas tienen el glamour suficiente para apelar a la inocencia salvaje de un ceremonial simbólico del silencio. Pero hubo harto interés por reposar unas 2 horas, mirar la diversidad de nubes que construían experiencias humanas sin estándares oficiales y entrevistarse con el Hostal. Gracias, Charles Chaplin.

Horario Valle



Nunca faltó la inocencia salvaje y la humildad siniestra de días instaurados por la secreta locura de la vida, con especial interés en la congregación de historias humanas, no solo Jaime almorzó según Occidente, para entender los motivos principales de éste, después existió un postre dispuesto a cumplir su mandato. 

Horario Valle



Uno cree creer que describiendo innumerables sucesos generacionales, incluso a variados estómagos veraniegos, que afectan al diario vivir de sus singulares protagonistas, habrá más comentarios de Horario Valle transformados en reuniones pendientes. 

lunes, 9 de diciembre de 2013

Horario Valle



En medio de tantas incertidumbres humana, la biología de la vida y la tecnología digital, muertes celulares que jamás captamos y llamadas telefónicas de origen ciudadano, diversos cuerpos genéticamente enigmáticos con la expresión erótica de los dispositivos móviles que avisaban respecto a conexiones familiares repentinas y percibió que la locura de comer como leer generó imprevistos cronológicos. 

Horario Valle



Avanzó. Creo, sin duda alguna, que intuye cual es su camino hacia otros derroteros gastronómicos, captar la sencillez póstuma de lo estético tanto para observar como degustar las horas, por si no saben, era su segundo día trabajando para cierta Constitución Política.

Horario Valle

Esa atractiva comida, no muy expresado por otras personalidades, suministró como expresión contemporánea y rupturista cierto optimismo sobre la experiencia de un postre, se buscaba sin piedad a través de sabores precisos y la delicada ternura para conversar junto a ellas. 

Horario Valle



Hacer como si el lenguaje del mar no desaparezca, resulta algo indispensable en comunas cuya existencia de Bancos es evidente no solo para las amigas PYMES de Jaime, puesto que, ellas establecían su propia épica de lo cotidiano, alternar la bendita ignorancia en horas ordinarias y el afán deliberado de un beso gourmet. 

Horario Valle



Silenciosamente hogareña y brevemente visceral, el norte ético de dicho personaje, gracias a la ingesta de líquido purificado y a innumerables almuerzos a metros de la Caleta de Pescadores, creó inciertas emociones y dudosas verdades de Mall urbano, y junto a nuestras existencias personales, convirtieron sus escolaridades ciudadanas en un segundo acéfalo.

Horario Valle



Nunca abjurando de ser entretenidos y observados por alguien que viste de ropa ligera. Puede que se haya transformado en una mera demostración de sagrada enfermedad, no hay nada que permita enfatizar la absoluta verdad impuesta por la narración en “off” del joven artista, cuando millones de millones de conexiones neuronales comparten vehículos comunitarios entre diciembre y diciembre, dispuesto a tomar un vaso con agua.

Horario Valle



No hay que estallar en llantos, también existe el azar como el gran novelista. Es así el ciclo sin fin de la vida. Por esto mismo, se agradece su forma humana para presentarse ante esa comuna,  ésta enseñó a Jaime que jamás debes tomarte demasiado en serio. Tal como esas 2 semanas en la vida del Horario Valle. Con su secuencial participación callejera, solo negocios encontró en la Feria del Libro. 

Horario Valle



Cuando agonizamos a medida que la genética impone su nueva forma de gobernar, calamidades permanentes acechan a los turistas, cuando unos cuantos vientos de impresiones fuertes avanzaban, enfermedades silenciadas por innumerables abismos entre el diagnóstico humano y el diagnóstico reservado de los microorganismos, después nadie recordó el lugar del Cajero Automático respecto al Hostal. 

viernes, 6 de diciembre de 2013

Horario Valle



Con el pasar de los minutos, la vida íntima de la Feria del Libro acontece con énfasis. Ojala algún día alguien diga ¡el Horario Valle es una oportunidad histórica para seguir comiendo mariscos!

Horario Valle

No nos olvidaremos de la vida en medio de tantos Hostales, a decir verdad, porque no hay nada que supere sus encantos inenarrables y a su vez sus lenguajes hogareños. Solo basta con amarla sin lógica alguna y penetrar sus comentarios breves. Después, varias visitas al baño para coincidir con el ciclo sin fin. De lo cosmológico pasamos siempre a lo escatológico, gracias a la avenida principal de los Vilos. 

Horario Valle



También existieron historias personales, de pantalones de telas como de poleras rockeras, respecto a la reiterada alusión de alimentos en democracia, como una genuina revolución en ciernes. Por lo demás, aparece una media docena de panes tostados y tiernos, comentarios anónimos de las servilletas, encuentros enigmáticos con el dueño del café literario, tazas llenas y adornos alimenticios, un ambiente de complacencia pecaminosa al percibir el sonido del viento. Ojala éste hable con alguien. 

Horario Valle



Con ello, la emoción exagerada de Jaime al ver billetes del Banco Central y el actuar misterioso de los libros que descansan, junto al contenido doméstico de sus referencias personales configuraban un interesante arcoíris de sucesos veraniegos, en donde la participación repentina de los turistas ocasionó otros efectos colaterales, a saber, la representación simbólica de miradas humanas para ver más allá del Prólogo, solo hubo que agregar más minutos al ciclo sin fin.

Horario Valle



Ocurren tantas singularidades humanas tras una reunión de ciudadanos pero endeudados sumado al cuestionable ocurrir ideológico de las playas de los Vilos, en ese entonces, provenientes del sur de Chile, adornaron una muestra grandiosa de panes engullidos por ellos. Además, alcanzaba el dinero para observar a cierta vida. 

Horario Valle



La vida, seguiría durmiendo sin interrupciones ideológicas, parece que la Feria del Libro le pidió un favor, que todavía no puedo asimilar porque invadió  sus singularidades sin nombre propios, de manera tal, que siguió disfrutando de su suceso vivencial, sin embargo aprendió bastante de la dueña del Hostal. Unos panes terrenales y cafés granulados, aparecía sin condescendencias históricas, solo es un detalle el nombre de la calle. 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Horario Valle




La vida dispersa desde su primer bostezo, como todos, replicaba su autoridad simultáneamente  con aspectos íntimos de los acompañantes de Jaime, muy sorprendentes en cuanto a las conversaciones que creó, de repente veía con suficiente claridad la hora.

Horario Valle



Después existieron consecuentes decisiones humanas,  a partir de lugares comunes descubiertos por cada café de grano que tomaba el joven artista, desde insinuaciones valóricas repentinas a melancólicos eventos cronológicos bajo la dirección del Horario Valle, a favor de éste apareció una aurora desquiciada. Iluminó a los habitantes de los Vilos. 

Horario Valle



Resultaron ser unos cuantos días de febrero repleto de temperaturas relativas, de indomables tentaciones sugerentes a la fisonomía de los bípedos ciudadanos, ciertas prohibiciones vinculadas al hedor generado por empanadas engalanadas con mariscos, los fracasos íntimos del Cajero Automático impregnado del papel ideológico del mercado en los rostros de perros domesticados y las letales singularidades cósmicas que nuestra biosfera ofrecía. 

Horario Valle



La sensata inclinación de comer fiambres una sola vez al día, entre novelas románticas y libros de best-seller, como cualquier otra actividad humana no generaba otro legado, eso sí, deben saber que lo divertido era comer y darse cuenta que lo único permanente es el cambio. Todavía febrero marcaba un norte ético sobre el Hostal. 

Horario Valle



Acompañados por muchos nombres propios y resfriados para justificar compras de libros. En esto, alguien siguió relatando cierto cuento, éste abarca la totalidad callejera de su presente que existió, como hijos biológicos de una democracia sui generis e inventos gourmet para verificar nuestros accidentes genéticos, junto al mito muy difundido de atribuir una necesaria vinculación política entre el dinero y el sistema de partidos políticos en Occidente. Luego, compró pan integral para acoger a sus “demonios internos”.

Horario Valle



Para percatarse de lo establecido por él, que puede estar andando en otros derroteros cronológicos, una aspiración genuina a medida que decaen las Grandes Narrativas del día anterior, sin embargo nuestros amigos siguen repletando nuestras Ferias del Libro. Lo cual es conmovedor, misterioso y único. A diario crecen ese tipo de posibilidades humanas, sin esperar nada a cambio, el bolsillo de Ignacia lo asume. 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Horario Valle



Mientras la vida da y a su vez quita, a Jaime le seguía pareciendo trabajar para la herencia cultural del Capitalismo, esa ínfima experiencia viviente pero provista de variadas leyendas visionarias, aunque vivir perdidos en los Vilos aportó al debate veraniego, por lo que permitió escudriñar en nuevas formas de singularidad humana, espiritualidad y racionalidad tuvieron que convivir, entre 9 y 11 de la noche, también existió una nueva moral tributaria del Cajero Automático. Espero olerla más. 

Horario Valle


Desde una moral singularizada en las contingencias personales de una persona que vende muchos libros, en el descubrimiento estremecedor de una comuna de agradable trato secular, no fue necesario hablar con demasiados abuelos, en realidad, éstos fueron hijos del niño que representaba al padre, ahora bien, adecuarse al lenguaje del silencio de la vejez puede generar onces junto a endulzantes y galletas descifrables. De un momento a otro, ellos querían ser experimentaciones valóricas de algo transcurrido, venían de vuelta de la playa. 

Horario Valle

Pudo hacer sido así o disfrutando de la importancia de hablar otro idioma, pero, siempre surgen imprevistos domésticos, vínculos de compromisos entre comunidades políticas, por ejemplo, persisten almuerzos de digestión lenta. A nadie hay que culpar desde la experiencia gregaria de un monosílabo. Debido a que la culpa proviene de los hablantes ciudadanos o turistas neoliberales. En la que es vasta la herencia cultural del dinero al lado de un libro cualquiera.  Desde donde, y sucedió, a un conmovedor joven imaginó, o creyó hacerlo, una nueva forma de gobernar. 

Horario Valle



Ellos agonizaban con la locura de jamás tomarse en serio aunque mejorando a la raza humana, tomando café granulando más la lectura en relieve del joven Voltaire. Si bien es mejor no olvidarse del Hostal, no tardó en quejarse de la solvencia valórica de la educación formal. Su vida es delirante pues apareció Javiera como alguien que sabe de móviles tecnológicos, eso sí, ella no tiende a tomar café. Solo habla muy bien el idioma francés. 

Horario Valle

La mesa principal de estos autores significaba, a lo sumo, para Jaime una importante oportunidad de negociación sobre la cual esos hablantes ciudadanos dibujarían, por ahora, encadenamientos literarios con el querer humano. Así pues, encadenarse para engullir páginas impresas en el sueño mutilado del Horario Valle. De acuerdo a esto, según las posibilidades humanas por comer con énfasis, lo que significó ser torreja porque no hubo huevos revueltos, siempre puede ser mejor celebrar observar la figura de Juan Valdés que almorzar sin un vaso con agua en democracia. 

Horario Valle



Lo divertido de perdonarse ante lo que ofrecían algunos PYMES gourmet, entre todos ellos ayudaron al Sí y al No como narrativas inconclusas a escribirlo por medio de un lápiz mina, pero de repente, tantos nombres propios junto a Jaime, miraban sin interés el respeto a los DDHH originarios de una ética callejera en concreto, con sus escombros debajo de sus zapatos deportivos y zapatillas herméticas, luego distribuyeron sus billetes para comprar las Obras Completas de Isabel Allende, Jorge Luis Borges, “Las 50 sombras de Grey”, Disney-Pixar, Edgar Allan Poe, Paulo Coelho, Pablo Simonetti y de Lenin.

Horario Valle



Aprendan, aprendan con énfasis. Por favor, la vida en febrero 2013 puede entregarle sujeciones familiares y prejuicios milenarios a la usanza de occidente, para que ese café promueva esas raras fragancias nuevas, solo optó por ser un referente ético en la calle. Además, surgió como una utopía posible de realizar entre ellos, entre incumbentes literarios y negocios de Centro de Llamados cerca del Hostal, y sigo esperando unos huevos con ajo crudo. 

Horario Valle



A esa hora, continuaba la faz de la Tierra jugando mediante un relato coherente, el Universo seguía expandiéndose sin la promesa de ¡Metro, te ayuda pero recordando al Barrio!, pero acá en los Vilos, Gonzalo y Ángela son un matrimonio mesocrático con lo cual adornaban los propósitos literarios de Jaime bajo la influencia oceánica del mercado. Su realidad fluyente derivó en modificar su patrón de ingesta de café Juan Valdés. 

Horario Valle



Pudo haber sido cualquier día compartir con esos huevos, porque, agonizaba y acontecía a su vez  junto a otras circunstancias humanas. Por lo que actuaron diversos protagonistas, hablantes ciudadanos vestidos como turistas repentinos, sirvió como paliativo el lucrar a través de libros comprados en el Barrio San Diego. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

Horario Valle



Espero que me disculpen, pero así actuaré. Para decirlo de manera más glamorosa, desmitificar las duras cadenas valóricas que permitan bañarte a las 3 de la mañana o comer unos panes integrales con huevos revueltos junto al  reformista café granulado.

Horario Valle



No los mencionaré hasta que la democracia no sea un comentario muy difuminado hasta la era histórica del Homo Sapiens, esta y otras reflexiones de Liceo Emblemático, continuaban configurando una pequeña oración a favor de cenar en el escenario diletante del Horario Valle. 

Horario Valle



 Mejorando la calidad de vida en las afueras del Hostal. Se logró a medida que se respiraba el aire confuso de la libertad individual, tenía sus ventajas comparativas ser protagonista duradero, sin perjuicio de lo cual todos ellos se diluían al tener coincidentes accidentes genéticos. 

Horario Valle



Pasaron cosas extrañas. Es inexpresable respirarlo y escribirlo. Hubo que vivenciarlo para ser menos miserable, de alguna manera, las personas inventan nudos indescifrables a partir de sus decisiones adoptadas en una sala de clases, pero él compartía sus millones de conexiones neuronales.

Horario Valle




Albergar  experiencias singulares con un genuino propio estilo de vida, por ejemplo, almorzar todos los días mariscal con un vaso de soda, involucraba diversas formas de diversión mundana y comentarios antojadizos sobre el contenido ideológico del Horario Valle. Fueron intensamente alimentos a la sazón cómplices de un lenguaje ordinario. 

Horario Valle



Consideró urgente entender el eco conmovedor de una palabra espontanea, en democracia junto a sus miserias 3G, lo cual no siempre será lo que uno quiere escuchar, pero convenció a centenares de turistas para comprar más libros. 

Horario Valle



Tener a un amigo, en el país de las pequeñas narrativas, es compartir los demonios internos y extraer la ordinariez de lo extraordinario sin demonizar sus prejuicios, todavía no hay palabras para convencerme de lo contrario. Para encontrarse con ciudadanos que compraban, en los Vilos, convenció a alguien de que la vida es una herida abrasadora e infinitamente asombrosa, no sin antes enfatizar el carácter alucinatorio del Horario Valle.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Horario Valle



Ahora bien, durante la intimidad urbana de los Vilos, existían esos vínculos de aparente fugacidad humana a través de comentarios cerca de la Caleta de Pescadores, por definición, adoptó una actitud de arraigo familiar con esas personas “locales”.

Horario Valle




Muchas de las amistades de Jaime creadas al fragor de inestables contextos culturales, algo de calle evocaban, importa más por el contenido improvisado de sus respuestas que de sus ritos cronológicos de Occidente, desde allá captó la naturaleza caótica del tiempo cronológico a medida que reía convulsivamente de los miedos subyacentes que traía consigo el cambio. 

Horario Valle



De tanto esperar las personas captan sus cuestionables vínculos afectivos, juegan a ese juego durante millones de horas con sus engendros valóricos, pero adquieren la sencillez de una sinfonía improvisada, intuir los derroteros veraniegos de una comuna. No pidió mayores negociaciones, ésta quería cumplir la mayoría de edad. 

Horario Valle



No obstante, trabajando en los Vilos, junto al sonido estremecedor de su presente agonizando, incluyo a las monedas y billetes obtenidas ayer, para encontrarse con el legado, darse cuenta sin ataduras academicistas ni sujeciones narrativas de algo, hay un supermercado Santa Isabel ubicado a 3 cuadras de la Feria del Libro. 

Horario Valle



El lenguaje humano es un modelo a seguir para las distintas perspectivas, manifestaciones, corrientes y situaciones que ofreció el ciclo sin fin del Horario Valle, pero tener un solo Banco no enseña nada que se le parezca.

Horario Valle



Hablando tras la consecuencia de experiencias de ensayo y error, ya que, comer impone su secreta elocuencia en el lenguaje humano. Pero también existía una especie de vivir el almuerzo, observando hacia el techo de ese Banco. Solo respetó el lenguaje que suministró para  sus adentros intimistas e inefables. 

Horario Valle



Una confesada observación de dimensión humana, que surgen de las bocas ciudadanas, nuestros muchachos ayudaron a un buen lucro, gracias a un modelo de realidad prevaleciente. Empezaban a vivir, no obstante, compartiendo cierto tipo de mariscos. 

Horario Valle



Siguen los instantes perpetuándose en la esquina del Banco Estado convenciendo a los ciudadanos bajo la influencia pedagógica del azar que tiene larga vida útil, mientras nuestros ciudadanos consumían, observé miles de móviles de tecnología multitactil. 

Horario Valle



La enfermedad crónica de no saber quiénes somos, desde la ignorancia sugestiva de bocas humanas, no hay razones que expliquen lo visionario de tomar un vaso con café de grano. Siempre habrá razones. En este caso, existe un abismo, muy humano para divertirnos, del cual Jaime intentó sacar ventajas monetarias. Después logró pagar su Plan Juvenil de Móvil “torreja”. 

Horario Valle



Cuando se usa el lenguaje para seducir a ese mundo, hacer de las cuestiones humanas un entramado de enfermedades crónicas, bien redactadas por el tiempo cronológico, pero indispensables para generar lucro en la venta de libros. De los Vilos al Hostal hubo propuestas literarias callejeras, los ciudadanos veraneantes intercambiaban saludos. 

Horario Valle




Si bien a diario construí lenguaje para quedar satisfecho, esos días de nubosidad parcial difundían la crisis de creencias de la comida familiar, que durante algunas horas el arte de la política y su norte ético fueron empresas de significado compartido, entre el Hostal y el Horario Valle, hubo Keynes y Adam Smith. 

lunes, 25 de noviembre de 2013

Horario Valle




Siendo bípedos ciudadanos de causa desconocida, no así para el ciclo sin fin de la vida, debido a la infaltable maravilla de la vida cuando respira, el desayuno y el almuerzo poseen su propia formación artística.

Horario Valle



Habló para permitir cambiar su mundo, hasta que tus móviles más oscuros hablan. Nadie lo dirá sin algún grado de interés y manipulación sobre la parte interesada, nuestros pescadores jugaban a su propio juego. Se permiten  superar la realidad de su mundo.

Horario Valle




Hemos de enfatizar la inconmensurable belleza de la evolución humana en lo cotidiano de un vivir a diario y a su vez los rituales de Occidente configuran una incerteza avasalladora en la calle, ésta suscribe saludos necesarios con los smartphones. Con ello, sus días condimentaron cierta revolución en ciernes que abarcó hasta la última caleta de pescadores. 

Horario Valle



Para entenderlo es cuando no sabes a qué atenerte respecto al nacimiento de los días. Nacen como demócratas escépticos, de modo que, muchos de esos niños sin pedigrís académicos, era conmovedor darse cuenta del caos que subyacía a los días. Pero no claudicó en observarlos para generar sinapsis. 

Horario Valle



Lo vivían con atildada ignorancia respecto a sus efectos a corto plazo, en cambio, a sus efectos a largo plazo, no existía ninguna certeza de proponer un proyecto de pensamiento planetario a cualquier hora en los Vilos. 

Horario Valle



Desde donde mujeres vestidas como musas instituidas, jóvenes adultos invocando cualquier indicio de educación formal, turistas agradecidos por el descubrimiento del dinero, acudieron al susurro del fenómeno de la vida, un proyecto de pensamiento planetario que germinaba en cada uno de las fisonomías observadas. Sus niños ofrecían inocencia salvaje. 

Horario Valle



Con insistencia se habló con diversos personajes de ideas liquidas, como consecuencia de almuerzos en lugares de “comida lenta” vinculado a los accidentes genéticos que él regaló, y no fue la excepción haber compartido momentos en  el Horario Valle.

Horario Valle



Decirlo, era cuestión de tiempo para instaurarlo, la experiencia domestica de un libro en la IV Región, dignificó la democracia anónima de los bípedos ciudadanos. Si esto es así, solo intuimos las circunstancias atenuantes de la realidad. Por mucha observación, el Hostal albergaba a la vida y a la muerte.