lunes, 30 de abril de 2012

Un día, un Jacuzzi





Una mujer y un hombre en busca del tiempo perdido, diferencias de edades que no viene al caso mencionar, de vez en cuando, desde el aula magna dicen que es relativo, lo único relativo que pudimos sostener es que resfriados y perdidos, encontramos cierta ordinariez en lo extraordinario de una noche de dimensiones veraniegas tardías, arrebatadas por sus pasiones silenciosas e intrigantes conversaciones con las hojas de otoño que estaban dispuestas a dejarse caer, excepto cuando hubiera cambio de mando.

Un secreto para esos días, el cambio es lo único permanente, aunque lo intuían, la vida resurgía a cada rato, a cambio los humanos han sido una fuente inagotable de inseguridades, miedos, fracasos y asombros siderales. No quieren entender la sensatez acuciante del cambio.

Además, mientras seguía la vida de los organismos pluricelulares, aludo a esto para presentar a la biología de la vida como una herramienta narrativa de impresiones fuertes, buscando sintonía con la disposición de ánimo de esos jóvenes, la mayoría fue beneficiado con el crédito fiscal de fondo solidario, desde otro ámbito de relevancia rural, aquel viaje a Lampa aleccionó a esos muchachos universitarios que querían ser mayores, de cualquier cosa, no aclarada por ellos, pero insumisos ante los rituales de Occidente.




Un día, un Jacuzzi








El aparecer radical de la inconclusa existencia humana, esos hablantes universitarios, desde Javiera hasta el último que llegó a almorzar, por decirlo de alguna manera, Jaime, después un entramado de luchas viscerales y bestiales percepciones minimalistas, con tal de actuar como tales, a fin de cuentas, aun intentábamos explicarnos lo hecho por el ciclo sin fin de la vida, no bastaba haber sido protagonista de valiosas tonterías.

Respiramos el frenesí de ciertas tonterías que generan intratables sucesos humanos con la realidad anónima que nos legó Lampa, tristezas estandarizadas a base de mucha democracia y miradas que acontecían tras prejuicios comentados por cualquiera de ellos, no se olviden de los juegos lúdicos del jacuzzi con la confianza angelical de los trajes de baño que usaron nuestros amigos.

Tonterías, que a propósito, jamás volverán a amanecer, conforme al móvil que lo guió durante esos instantes, solo queda el amor incomprensible del fenómeno de la vida, pura perdida mediática y genialidad en off, eso recordó una imagen que no he pude esquivar: conversar con Karina sobre las confesiones desmedidas que surgen tras verbalizar nuestros demonios internos al aire libre en casa de Javiera. Pude llorar silenciosamente tras escuchar ladridos de perro, nunca lo supieron

Nunca pudimos desenredar nuestras palabras a partir de lo que éramos al fragor de los golpes misteriosos que te daba la vida, esa misma imagen, recién señalada, entregó un espectáculo imprevisto a la civilización occidental de la cual formamos parte. Sentir, a pesar de todo el progreso humano, que la vida es una encerrona.

Encerronas que indagan sobre la confusa expresión humana de distinguir lo absurdo de lo ficticio, estando en Lampa emergieron progresos al respecto, el habla de la calle, nosotros íbamos dispuestos a aclararlo, con sus dramas y preocupaciones diversas, desde la locura del fenómeno de la vida para estar cuerdo, hace poco había terminado esa conversación con Karina.

Un día, un Jacuzzi



"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino    



He descubierto que la educación pública puede interferir en la puesta en marcha, considero esencial comenzar así éste relato otoñal, de algo que ya no recuerdo, a pesar que esto ocurrió a principios de Marzo, por eso mismo, apelo al carácter alucinatorio del mundo, aconteció un primero de Marzo del presente año. No hay nada más que decir, excepto que este año no habrá cambio de mando. 

Con total expansión cósmica, siguiendo la saga anónima de lo narrado hasta ahora, esos 2 días en la vida no vinieron nada mal, incluso, a él, ayudó a buscarse sin excusas tercermundistas, así se logran los milagros.

Los milagros existen, el fenómeno de la vida, como si fueran un hombre arrebatado sin enterarse de las razones desconocidas por las cuales accede a la mayoría de los otros hombres, para ponerlo en perspectiva, y no juzgues sus móviles valoricos, no pudo estudiar en la educación superior, no permitió que la escuela interfiriera en su educación.

Una apuesta arriesgada pero estéticamente ética, juega mucho con la loca aventura de la razón humana que suscita rituales sin errores ajenos, desmedida pasión por vivir intensamente la vida, como un hombre de honor, no hay ganadores ni perdedores, en los golpes sutiles que le infringió a esos jóvenes universitarios, sugiere que hay mucho más que ver, no solo ver la realidad en on de un día en Lampa.

Si de algo sirve, tener aventuras sin retorno, a medida que mejoramos los índices de socialización humorística, esto es, jamás tomarse demasiado en serio lo vívido allá, Lampa apareció, además, nuestros amigos estaban a punto de estallar en revoluciones silenciosas, seguir envejeciendo.

domingo, 29 de abril de 2012

Un día, un Jacuzzi

"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino   



Aparece como algo terapéutico inventar y formular preguntas, más aun, en los aires inmaculados de Lampa, como si fuera algo digno de mencionar, pero, insisto en el punto, nunca esperen recompensa del universo, sabrán pronto a lo que aludo.

Durante este mes de Marzo solo fue el prologo sobre valiosas tonterías, necesarias para darle un sentido trivial al sentido de la vida, aportan imponentes grados de sensatez, porque debemos recorrer los laberintos de cualquier día respecto a ese mes, irrumpen, las calamidades de la existencia humana buscan constantemente que creamos lo terrible de tratar de vencer al destino, y logran.

Creando nuestras propias realidades, ilusiones persistentes para animales pluricelulares, al fragor antojadizo de esos días, con sus propios peinados nuevos, cada uno de los narradores ofrecía un sorprendente margen de acción para lograr hacer tolerable la realidad, por ejemplo, las dimensiones democráticas de esos jóvenes universitarios irrumpieron como las nimitas surgen en las poblaciones callejeras e intrincadas del Chile Profundo, interesante digresión sugerida.

Somos novios, dijo el universo mediante esos 2 días en la vida al fenómeno de la vida, procurando situaciones límites a los jóvenes universitarios que pusieran en cuestión, tanto a la educación formal como reformas humanas progresivamente burocráticas, debido a que siendo predecible se acaba la magia.

Nadie se atreve a decirlo, pero, por lo menos, la influencia ideológica del ciclo sin fin acudió a uno de nosotros, amar la vida sin lógica, así comprenderás su sentido. Es lo que nos queda. Fue una favorita digresión existencial haber disfrutado de esos 2 días en la vida en esa Lampa. Con ello, la aventura delirante de no tener retorno, sin hacer más comentarios, un aire despreocupado recorrió a mis ojos de verde cósmico. Ayudó haber sido hijo biológico y callejero de la educación pública.

Un día, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino   



Nadie ha querido pedir el papel de protagonista, respecto a lo dicho, no obstante, las tierras vírgenes de la sumisión humana, la moral, sin juegos de seducción con la realidad en on del mundo exterior, no tiene sentido alguno seguir hablando sobre Lampa ¿y si eres feliz no haciendo nada, no perteneciéndote a ningún estado de ánimo encadenado al cambio que enseñaron esos 2 días en la vida?


Un día, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  




Vejez, muerte y enfermedad, hermanos biológicos y mafiosos depurados, progresivamente, captaron sin grandes sutilezas que los humanos están perdidos, pero les intriga su manera de acceder a la realidad, interesante fenómeno planetario, destruyen todo indicio de orden desde dentro de la estructura interna de la sensibilidad humana, cuyo mayor temor es no ser dignos de su propio sufrimiento, todavía no me olvido de ustedes, del más acá que nos regaló esos 2 días en la vida.
       
Es terrible eludir las responsabilidades que nos depara el destino. No resulta comprensible decirlo, a ciencia cierta, a través de simples sucesos humanos impregnados de tradiciones impuestas y prejuicios establecidos por la modernidad, sin embargo, con lo anterior, esos 2 días en la vida tuvieron que enterarse de la perpetua perplejidad de existir que afirmaban esas calamidades.

Calamidades que cualquier respuesta por parte de los humanos parece irrisoria, más allá de la participación universitaria de nuestros muchachos, hay misteriosas señales a las cuales uno no puede sustraerse, es la cuestión de confrontar a la realidad.

Continuando con la idea principal, según lo que diga mi estado de ánimo, la pequeña dimensión de lo percibido relativo a eso, hubo ese gran legado. El universo. El gran legado del universo, con Lampa pudimos sincerar la tensa calma del ciclo sin fin, para obtener una precisa expresión existencial a partir de nuestro ocurrir rural.

El ocurrir rural que escribió, charló, pensó, bailó, rio, lloró, asumió, percibió, atormentó, observo, escribió, intuyó, convenció, llamó, ironizó, creo, resfrió y inventó a través de esos jóvenes universitarios sin más pasión que ser ilustres artistas de sus agendas de adicciones personales. 

Un día, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  




Detrás del acontecer veraniego que Lampa vio nacer, las personas humilladas y ofendidas, suelen pasar a medida que generas vínculos íntimos con los otros, horas y minutos que nacen y mueren al mismo tiempo, nadie te dirá lo que debes hacer, cuando captan el sonido desgarrador de las calamidades de la existencia humana.

Un día, un Jacuzzi




"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  






De repente ayuda tener palabras para combatir contra el crimen dispuesto por el ciclo sin fin de la vida, que uno no eligió vivir, tampoco hemos solicitado morir, quedamos inmersos en la orquesta de naufragios planetarios, se anuncia un diluvio, luego te consideran como personaje de un diluvio mayor, haber manejado tu vida, jamás controlarla. Hay diferencias.

Diferencias que podemos olvidar pero jamás razonar. Son lugares comunes que a la vida misma le parecen valiosas tonterías. A propósito. Aparecieron errores. Errores humanos junto a sus instituciones políticas dedicadas a la estupidez universal, independiente de que haya o no cambio de mando, hemos sabido estar a la altura de las circunstancias.

Esas circunstancias históricas inventadas por hombres timoratos, obsecuentes y cobardes, el pueblo, en cambio, haber vivido con ella, Lampa y su Jacuzzi, ha sido la excusa para expresar que ciertos personajes comparten una adicción respecto a negociar con la realidad, la mayoría de los humanos no pueden.

No pueden ni quieren asumir los espasmos de ecos que jamás volverán, la sinfonía de impresiones fuertes, respirar el aire rural de aquel lugar sagrado que dicen que dicen que se denomina democracia, y se burlan, los humanos hablantes de los derechos humanos, para la realidad son supersticiones inducidas por esos bípedos comediantes.

De lo comediante pasamos a cosas tales que teme uno revelárselas a sí mismo, anunciar que nada es para siempre, con la solitaria puesta en escena de uno de los tantos baños que existían en su parcela, todo pudieron resolverlo, sin la fragancia esperada, nuestra Javiera era la directora de orquesta, así, se pudo condimentar aquel acontecer veraniego. 

sábado, 28 de abril de 2012

Un día, un Jacuzzi



Un viaje sin retorno a lo hecho por nosotros, viles expresiones vivenciales no capacitadas para establecer amistades por conveniencia con la experiencia, el enigma de los enigmas respecto a cómo se vive en sociedad, cada uno de nosotros, siguió danzando colectivamente hacia los derroteros veraniegos de una comuna instaurada por alguien.

Una mujer como Javiera, mencionarla es un acto de justa belleza con los heroísmos anónimos que nos otorgaron ellos, egresados estaban y atormentados vivian en Chile, puede generar importantes dosis de ternura enigmática, siempre y cuando quiera concretar lo inventado, que sus amigos se queden en la parcela, ahora, sin duda alguna, fue la génesis de ese viaje sin retorno.

Es la misión sin límites, la cuestión de sentido adquiere ribetes de trascendencia veraniega, superar las fronteras ideológicas del qué dirán, inclinada a demostrarse como tal, a todos y a todas, significó que la vida no estaba para frivolidades humanas, por eso mismo me agradó lo anunciado por ese jacuzzi, un viaje sin retorno.

Espero que no haya algunos que se molesten. Hasta lograr la quietud de espíritu, a saber, encontrar un símbolo de paz, aprender a que la vida es un precario equilibrio entre juegos del lenguaje por parte del lenguaje y tragedias llenas de dolor lúdico, puede que en esa comuna rural haya acontecido algo parecido.

Algo parecido suena como si existieran modelos a seguir, claro está, en cuanto a los humanos, escasas posibilidades tenemos, sin embargo, apostar a la voluntad de querer, una interesante propuesta existencial, con esto, lo vuelvo a decir, haberse bañado en el jacuzzi fue una regeneración ética, todo estuvo permitido.

Ojala no sean unos malditos cobardes y no juzguen lo recientemente mencionado, porque todo estamos siempre queriendo, no olviden eso, muy poco estético asumirlo durante esta democracia en on ¡capten el sentido delirante de las palabras y la tensa calma de lo establecido por el azar ante lo que ofrece la realidad planetaria del ciclo sin fin!



Un dia, un Jacuzzi





No llovió allá. Para empezar a soportar esta dulce condena, describir por medio de las palabras nuestra experiencia estival en Lampa, no resulta trivial problematizarlo, habrá que acudir al llamado del planeta tierra. No es fácil manifestar, con suficiente claridad, un estado de cosas que apelé al planeta tierra.

Solo existió una tenue esperanza de haber entendido a esos día, asumiéndose como tal, el problema de los problemas que afectan a los humanos, que no eligieron ni pidieron nacer, con lo cual, se hace más glamoroso pensar en eso. Actualmente estamos saliendo de grandes transformaciones humanas, no hay nadie que siga resfriado.

Insisto en la escasez paradigmática de la lluvia para incurrir en grandes alamedas domesticadas por el fragor de los minutos transcurridos, emergió el calor desde dentro de la parcela, la mitad de los invitados trajo algo para abrigarse, el cielo estrellado nos miraban con cierta humildad pedante, que Javiera consideró necesario regalar a nosotros.

Da lo mismo, lluvia o calor, en lugares comunes cargados de pasiones inconducentes, es insuperable la realidad, atendiendo el carácter entrópico del mundo humano, así pues, la realidad contingente de los humanos escapa a meros comentarios de sobremesa dominical, tanto en su aparente tranquilidad contemporánea como en su escuálida estimación pecaminosa sobre qué comer, se almorzó harto bien en la parcela de Javiera.

Todavía no puede recuperarme de lo mencionado antes, o sea, lo intentaré explicar, esa alusión a una lluvia en Marzo, ante todo, un mes digno de ser narrado, en otras palabras, no esperemos nada de las nubes que configuraron a este mes mediante uniones de hecho y alianzas estratégicas, por ahora, solo eso quiero decir. No es necesario explicar ciertos fenómenos de la vida para captar sutiles mensajes del universo. 

Un día, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  




Buscar una razón de ser para convivir con el gran legado del universo, es decir, crear impresionantes lugares sagrados, la intersubjetividad humana es una de ellas, mientras tanto, sigo recordando el crepuscular atardecer sobre nuestra educación, no hubo escuela que pudiera interponerse, un viaje sin retorno acerca de lo que somos.

Somos la historia a cada instante, captar lo que subyace a uno mismo, de todas maneras, vivir a la sazón en la ciudad prohibida, esto es, convirtiéndola en Lampa, con su apuesta cósmica, compartir impresiones de la misma, son las primeras impresiones que marcan un ritmo muy familiar respecto a estos tiempos ciudadanos.

Lo ciudadano también participaba activamente tras la apariencia de realidad que generó la libertad de expresión, después que viajamos a ese lugar rural, te dicen que es el principal valor en las sociedades democráticas, sin embargo en la maravilla del dolor de la cual se impregna lo rural, todo se relativiza en función de nuestros fines últimos, por lo que dicho régimen político se transforma en la reproducción de la estructura de clases y de narrativas humanas inconclusas.

Más que solucionarlo habrá que diagnosticarlo, observé que cierto resfriado había desaparecido, lo que hace sensata la cuestión de la libertad de expresión, la hubo en aquel hogar de media hectárea, habría que aspirar a conciliar, por un lado, la esfera de los sucesos humanos con sus propios móviles democráticos, y, por otro lado, los limites humanos respecto al sufrimiento, alguien tendrá que ceder.

Ceder para vivir. Demoré bastante días en poder comprender esa afirmación. Todavía seguía abjurando de las narrativas veraniegas que Occidente nos legó, estandarizada mirada sobre las cosas extrañas, no obstante lo cual, aludían al devenir soberano del hoy, nunca tangible, que esos 2 días tuve la claridad para vislumbrar que hemos respondido aun la pregunta equivocada.

Responderla con total sensatez, a esa hora improvisada, dentro del jacuzzi, 4 organismos pluricelulares lo intentaron, indicaría nuestro frágil conocimiento de los límites humanos y del escaso humor para confrontarla, ni democracia no dictadura poseen la suficiente experiencia para considerar que la libertad de expresión, para el ciclo sin fin de la vida, es una superstición muy difundida.

Las supersticiones seguirán existiendo. Ahora bien, veneran la puesta en escena de Lampa sobre sus jóvenes universitarios, creo, según lo que estipula el Registro Civil, se siguen llamando de la misma manera, y sin protestas semánticas. Eso a alguien beneficiara.

Un día, un Jacuzzi

"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino   



 Continua. Interminables decesos simbólicos de unos cuantos días que marcaban sus espejismos engañosos, volver a repetirse el plato tal como se hace en democracia, lo que permitió recorrer historias humanas en constante procesión otoñal, todo aquello ocurría en Lampa, y muchas otras cosas extrañas que posteriormente captamos. 

Captar el origen de la vida, por lo menos, eso, volví a decirlo, no estaba en discusión, con sus disposiciones valoricas a medida que los humanos crecían, solo significaba emprender un proceso evolutivo de indecibles consecuencias. No se emancipó de esas consecuencias nuestra Lampa.

Tal como hemos alimentado a esos días con atrevimientos inexplicables, con ello, apunté a considerar que la vida, en una de esas, consiste en el atrevimiento para equivocarse, pero con errores propios.

Iban transcurriendo la vida a partir de sus propias disposiciones, por ahora, pertenecían a la dimensión de lo planetario, lo cual parecía consistente con lo establecido en Lampa, en ese entonces, los protagonistas seguían siendo 5 jóvenes dispuestos a incurrir en nueva forma de gobernar, ahora mismo, habrán intentos al respecto, está hablando nuestra voluntad de vivir.

Mucho tiempo después, con el acallar de los días de Marzo, sin cesar la fuerza incontrarrestable de la vida imprimía milagros inesperados, de cuando en cuando, aludir a la experiencia viviente hecha carne mediante ese jacuzzi, cuando aquel primer día hizo de las suyas familiares, la voluntad de vivir se hizo presente.

Desde otra perspectiva, digamos valiosas tonterías. Son necesarias para hacer tolerable el sentido de la existencia humana. Ocurrió una historia. La historia de la voluntad de vivir progresivamente marca su terreno en consonancia con la historia de la tradición humana, a saber, haber estado en ese lugar llamado Lampa apuntó a considerar que estos personajes de ilusiones conductuales, querían ser mayores. 

Un día, un Jacuzzi



"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  




Pasaban los minutos con la esperanza anónima de alcanzar a la realidad. Insufrible, caótica y moviéndose con incorregible imaginación. La imaginación es la adulta sensatez de los que están en el abismo. Las honduras ancestrales del abismo no están separadas de lo establecido por la vida durante esos días.

Actuaban estos muchachos, sin anunciar nada al respecto, para vivir. Del mismo modo esos jóvenes universitarios querían asumir sus cadencias pasionales sobre la realidad. Por eso, hubo trajes de baños húmedos, dudas culinarias, gestos remotos, viscerales comentarios sobre personas que no estaban ahí, risas familiares hasta para los perros que nos observaban, melancólicas miradas al llegar la noche, absurdos asumidos por alguien y supuestas maquinaciones humanas que aparecen radicalmente un día cualquiera.

Así no es como se logra comprender al cosmos, por decir algo, porque para tomarle gusto a la vida hay que asumir riesgos. Esos riesgos raros, nunca ha podido la educación pública entender el fenómeno de la vida, pero aun así, queremos trascender.

Querer más allá de lo posible, y hacer dudar al cosmos a través del silencio oculto que entraña la caída de una hoja de otoño, que a propósito, seguían cayendo. Mucho material disponible regalaron esos días.

De días veraniegos a la delirante narración de la experiencia humana a través de Lampa cuyo énfasis familiar residió en inventar diversos sucesos que condimentaran a la bestia de lo cotidiano. Con Mundos opuestos, el fenómeno de la vida sigue destacando por su letal mutismo. 

Un día, un Jacuzzi




Silencios veraniegos y jóvenes universitarios sin nombres propios. Sus nombres propios pronto serán mencionados. Lo que permite realizar este gran legado es que estamos todavía en democracia. Porque la silenciosa flotación de las cosas humanas, extrañas y dramáticas, buscaba tierra firme mediante lo sencillo. Hacer de lo sencillo algo indispensable.
                                                                                     
No podemos esperar a que esas cosas extrañas para lograr comprender a Lampa. Puede que sea una burda excusa decirlo a través de ciertas palabras que anuncien a la bestia de lo cotidiano, la rutina humana durante esos 2 días en la vida. 

Un día, un Jacuzzi






"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino   




Una afirmación titulada como aparece al inicio de un viaje, bajo la influencia psicodélica de la educación pública y el enigma angustiante del origen de la vida, en suma esencia, amaneceres y anocheceres juegan a jugar el siniestro espectáculo de los lugares comunes, vivir y nacer, y nadie controla esos fenómenos, no hubo mucho que analizar estando perdidos en Lampa. La solución final que suele comprender el ciclo sin fin de la vida.

Interesante y asombroso. Seguíamos viviendo en atomizadas esperanzas cercenadas por el holocausto del tiempo cronológico, por eso mismo, ayudaba mucho generar humor respecto a los afanes y pesares humanos, no solamente en la conmoción pública desde dentro del jacuzzi sino que también en la rigurosidad admirable de los eventos que ocurrían inmediatamente en la casa de Javiera, sirvió para darse cuenta que no había vuelta atrás.

No hay vuelta atrás a medida que agonizamos con la maravillosa espiritualidad y mística pensante de esos 2 días en la vida, no vienen nunca mal, sobretodo, cuando conviven vida y muerte, es indistinto que exista el cambio de mando, es estético concebirlo.

De lo que se trata es buscar sin piedad el silencio de los inocentes, los instantes generados por medio de Lampa que permitieron conocer al jacuzzi, por lo que la necesidad biológica de encontrar un sentido a la vida humana, jacuzzi y esos días expresaron algo, bienvenida la libertad de expresión.

La libertad de expresión creada por los humanos, no es trivial lo que dice, para que superemos las típicas idioteces narrativas y engendros valoricos, cuando hemos aceptado la sociedad como una empresa de significado compartido, de modo tal, que no hay vuelta atrás. 

jueves, 26 de abril de 2012

Un día, un Jacuzzi



"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino  


Lampa continuaba en esos 2 días en la vida. Pero la política tenia que decir lo suyo. Hemos decidido dejar a un lado los intereses creados por los humanos, considerar que las elecciones políticas se ganan en las urnas, la masa hablante elige a las elites que quieren que los gobiernen, jamás lo dirán en on, todavía no hay garantías para pensar lo contrario, en principio, es así como se traman tensiones humanas y conflictos no resueltos, y alguien debe hacerse responsable.

Lograr responsabilidades humanas implica solucionar todo aquello que ameniza nuestra decadencia occidental, por decirlo de alguna manera, queda espacio para seguir condimentando la melancolía expansión anónima de la biología de la vida encarnada en nuestros civilizaciones semánticamente transgresoras.

La decadencia occidental como un efecto residual que perpetra importantes situaciones halagüeñas, sobretodo, para el ciclo sin fin, éste, anuncia el ocaso de lo establecido por la moral humana, no es menor señalar que estimamos necesario defender nuestro hábitat, por esos días, en Lampa.

Solo es una excusa para escribir sobre las cuestiones transgresoras de la miseria humana, dentro de la peculiar singularidad que ofrece Lampa a través del jacuzzi, sospecho que nadie sabe para quién trabaja. Al jacuzzi, por ejemplo, le parece que el universo es un acto revolucionario contra la bestia de lo cotidiano, la rutina humana.

Contener mis instintos incide en cómo espero retar al destino, por estos días de hojas de otoño, ya han pasado un par de meses, la vida misma impone sus propias herramientas ideológicas, misterio y autoridad, algo que suele mencionarse, que curioso, tanto en la educación formal como en las religiones humanas. Estoy perplejo ante la vida.

Perplejos, perdidos y estéticos con la complicidad de los rituales de Occidente, se legitima el vivir para sufrir, le da un glamoroso sentido de sobrevivencia y adaptabilidad a lo que haces a medida que envejeces, a veces, incluso cuando la risa es la poderosa droga para soportar la realidad, no hay nada que hacer ante el ciclo sin fin, la política se orina sin cesar al enterarse. 

En ocasiones, solo basta ubicarse desde la tribuna del desconocido, jamás tomarse demasiado en serio, y contemplar panorámicamente ese despertar que deja huellas.

Estamos en presencia de cosas extrañas. Mientras hemos usufructuado de la vida mediante diversas etapas de socialización planetaria, muerte y vida esperan una reforma tributaria, lo cual, podría convertirse en la solución final. Sin embargo, los humanos siguen envejeciendo. 

miércoles, 25 de abril de 2012

Un día, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino 


Cuando hablo de generación perdida es solo para inducir a comentarios antojadizos y prejuicios poco glamorosos por parte del anónimo lector. Tengo mis dudas sobre la capacidad lectora de la democracia para considerar la posibilidad que existan potenciales dictadores y tiranos en medio de aquella generación perdida.

De digresión en digresión, quiero colorear con los espejismos engañosos del querer humano, digo esto para suspirar con mayor glamour, no obstante, la esperanza de vida es de 78 años.

Poco a poco conocí la profundidad anónima de esos días. Sumado a la locuacidad asumida por el fenómeno de la vida, aparecerse sin revoluciones informáticas. Del mismo vivir vendrá una educación que deja huellas y que se separa mayoritariamente de la especie.

Luego lo diré, no, mejor ahora, recordar que la escuela no debe interferir en nuestra educación. Si sirve de algo, estos son sus nombres, espero que el universo no diga nada: Javiera, Isidora, Karina, Carlos, Fedora y Jaime.

Y esos 6 nombres propios envejecieron, aprendieron y sufriendo ante la propuesta veraniega que existió esos días. Con esos días, otros temas surgieron, y algo diremos al respecto.

No hace falta ser columnista de alguna columna virtual para impartir cátedra sobre las regiones oscuras de nuestra subjetividad humana. Siempre queriendo, cuestionables necesidades biológicas. No sabemos quienes somos.

Tanta tontería estandarizada, espero que existan columnistas lo suficientemente lucidos para condimentar lo que acontece en la subjetividad humana, desde circenses manifestaciones ciudadanas hasta las majaderías valóricas para responder la pregunta equivocada, seguíamos viviendo todavía en Marzo. De alguna manera estamos envueltos en un confuso mundo de impresiones fuertes y revoluciones sin prescripciones valóricas.

Respecto a lo mismo, cabe señalar la constante sujeción a los rituales de Occidente, la institución simbólica por excelencia que se ha desarrollado durante la temporalidad anónima de las sociedades modernas, aparece como una fuerza enigmática que reproduce míticas manifestaciones humanas sobre el sentido que puede tener disfrutar del goce bestial de un verano cualquiera.

Un día y un jacuzzi hicieron de las suyas veraniegas, el fenómeno de la vida humana hecho realidad cotidiana, estilos de vida y etiquetas ideológicas descubiertas por Lampa, en principio, volviendo al problema de origen, como lo ha sido durante todo este trayecto hacia Lampa.

Aportó como si fuera a diluirse su capacidad negociadora con la realidad. La realidad es insuperable. No hay nada que hacer. Dicen que este mes no hubo elecciones políticas en Chile.


Un día, un Jacuzzi



"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino
 






Era necesario decir, por lo menos, intentarlo para sobrellevar de una mejor forma el duro peso de los días que nos confronta a diario, la realidad caótica de la democracia. Se le abandona para institucionalizar sacrificios humanos con difícil resultados concretos.

Abandonos que ocurren en Lampa. Con ello, abrimos la conversación con otro de los personajes enigmáticos, el jacuzzi. No estuvo exento de conflictos no resueltos debido a que tratándose de humanos implica negociar con la realidad.

Se intenta negociar con la visceralidad, racionalidad y espiritualidad humana, con lo cual, esos días veraniegos, son comediantes ensimismados que agonizan sin cargo de conciencia. Enfrentan al caos. Son signos y hombres de honor.

Cuando razonamos, hemos abandonado al caos como narración extraordinaria. Entonces, se convierte en un entramado de juicios estandarizados. Sin embargo, la ordinariez de lo extraordinario radica en el ciclo sin fin.

Por ahora, esos días sugieren rituales que reflejan cierto estado de cosas existente, que no hay cambio de mando, volvamos a lo nuestro, existencialmente relevante y políticamente irrelevante, solo experimenta este mes.

Experimentando con estos días que, a nadie le viene mal, porque debemos seguir hablando para decir la palabra, por cierto, relativo a lo que ocurrió esos días en nuestro claroscuro, siguen siendo hijos biológicos de Marzo así como observadores adictos a la educación pública.  

Lo recordé mientras estaba buscando un símbolo de paz, esto es, contemplar y comer una manzana verde usando para eso un suave cuchillo noventero, hace unos días atrás, salvo que alguien quiera refutarme, bueno, respecto a esto, siempre estamos queriendo, y, por lo tanto acudí a esa generación perdida, mis amigos de Lampa.



Un día, un Jacuzzi





"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino 




La inocencia salvaje apareció a partir del abismo estético del hoy, busquen al sufrimiento y a la miseria, no olviden que estuvimos en Lampa, forman al artista, sin las cuales, seria patético comprender las tierras vírgenes de la psiquis humana.

Dedicados al caos, observó una hoja de otoño junto al silencio crepuscular de esos raros días veraniegos, en esto, acuso al golpe, recién al segundo día en la parcela de Javiera, capté los latidos melancólicos de la flora y fauna que configuraba el estar descubriendo a Lampa.

Atormentando por no saber cuantas hojas de otoño habían caído, existía lógica en aquel misterio, asumí la pintoresca labor de observarla sin apuros cronológicos, aun cuando, Fedora estaba en el baño, a esa hora Javiera e Isidora estaban deliberando sobre cuestiones domesticas, en cambio, Karina y Carlos conversaban animadamente respecto a sus propias miserias que el planeta tierra anhelaba que dijeran.

Así, pues, con especial cuidado en captar la inmediatez visual que ofrecían esas caídas aleccionadoras, las hojas de otoño sutilmente convertidas en mayores de edad, siendo que todavía el verano seguía siendo alguien respetado por las fuerzas inescrutables de la vida.

Hubo nostalgia, mutiladas verdades en off y cuando la vida misma nos pasa la factura, habría que analizar el carácter incitador del caos, de nada sirve tener cierta edad cronológica para acariciar el sorbo angelical que el caos recoge de la misma interacción con esos animales extraños.

Con escasa inclinación al caos. A la democracia le genera migraña esta situación planetaria, puesto que, no puede totalizar cual es su propósito electoral. Por lo menos, para millones de ciudadanos el caos reside en la incapacidad de ciertos personajes polifacéticos para lograr conciliar la tiranía de los intereses creados de las miserias humanas en on con las complejidades contemporáneas ante cualquier empresa de significado compartido que entraña formar sociedad e imponer panorámicamente a  ciertos humanos como chamanes remunerados de un ritual olvidado. 

Un día, un Jacuzzi




"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino



Buscando una forma de ser humano. Una comedia de trágicas dimensiones cósmicas, sobretodo, en el más acá. Que esta hastiado de tantas revoluciones humanas que convierten al libre albedrío en algo seductor y, a la vez, tormentoso. Además, para no sentirse culpable, no habrá cambio de mando. 

El cambio de mando llego para quedarse al mismo tiempo convierte a esos días en frágiles equilibrios veraniegos. Lo olvide, cuento un relato desde este mes de Marzo, pero quiero seguir asumiendo riesgos ante la dimensión espacio-temporal de lo planetario. 

Una difícil experiencia planetaria para animales pluricelulares. Dispuesta esta la biología de la vida a proponer educación pública. Escuche rumores que mencionaban eso, ayuda tener informantes. 

Muchos de los informantes a los cuales aludo son producto de mi delirante imaginación otoñal, porque quiero encadenarme a los silencios elocuentes del humor, permite darle magia a esta encerrona que impone la vida, me genera miedo decirlo, a veces, los vientos de la vida son regalos siniestros.

Dentro de las cuales, la constatación evidente de que la vida perpetúa un vigoroso taller de impresiones fuertes, grandes y chicos podrán envejecer, vivir perdidos en Lampa, esos días prestados, provocó algunos momentos. 

Pero siempre se podrá encontrar ese gran legado que intuye alguien. Supera la arrogancia  en on propuesta por la racionalidad patriarcal. Es cuestión de observar y ser adictos a este experimento llamado vida. 

En este más acá, unas hectáreas que verbalizan tonterías interesantes, la semántica humana queda desempleada. Con total niñez de inocencia salvaje lo digo. 

martes, 24 de abril de 2012

Un dia, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino




Algún día, eso espero, puesto que esos días fueron excusas para cambiar la rutina de la cual formamos parte, queremos dulcificarla y narrarla, y encomiablemente buscar la dosis de locura necesaria para hacer de lo sencillo algo indispensable. A veces el fenómeno de la vida te lo entrega. No obstante, siendo seres enigmáticos que buscan algo, no funciona a cabalidad.

Siguen siendo hijos biológicos de verdades mutiladas. Mutiladas consideraciones a diario por parte de los días de Marzo. Por si no lo saben, ni siquiera se lo dije al universo, estuvimos en un lugar llamado Lampa.

Un dia, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino

A él. Mientras tanto, debemos hacer uso de la bestia de lo cotidiano: el aburrimiento que se comporta como un nativo protagonista. Se puede hacer algo pero con glamour. Pronto volveré a lo referido al glamour.

Soy un joven. Tengo escasa edad en comparación al universo. Lo cual ayuda a mantener las distancias del caso. Las matemáticas tendrán mucho que decir al respecto. En cambio, la lógica deja de ser evidente cuando somos temporalidad fluyente en Lampa. Por eso mismo, es complejo hablar de distancias fuera del planeta tierra. Acá, las palabras tienen su juego propio, sigo teniendo un nombre.

Dudo si alguna vez le celebraron algunos cumpleaños. Es tímido y silencioso ese comediante insumiso. Según mis informantes le encanta correr. Y lo hace con total hidalguía y honor a su vez impone la palabra de honor cuando quieren hablar con él. Persevera en su lucha por ser menos miserable e inclinado al humor en off. De la misma manera, a medida que pasan los segundos mi nombre sigue siendo Jaime.

Se la dificultad de describir la totalidad viviente de alguien dotado de importantes conexiones psíquicas, neurológicas, viscerales, volitivas, descriptivas, narrativas y corporales con la realidad del mundo exterior. Así, creo entender, están dotados los humanos, y con algo más.

Sumidos y perplejos ante el holocausto temporal de los días, por ejemplo, de Marzo, ante la lucidez descarnada del universo para construir alianzas estratégicas sobre cuestiones educativas, todavía no lo diré, eso si, a nuestro amigo es adicto a la libertad de expresión. Alguien opta por no asumirlo, la estupidez con énfasis de la moral establecida.

Algunos piensan que podrán trascender los días de Marzo, a partir de lo mencionado, pero las honduras abismales de Lampa, nos deparan sorpresas provocadoras, esa es la cuestión, pero no sabemos nada. A lo mejor, el universo puede ofrecernos una nueva forma de gobernar porque estamos perdidos en Lampa.

Un dia, un Jacuzzi



"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino



 
Ojala podamos pronto aludir a ese país, sin embargo las cadenas del querer humano tras esos días en la vida, encontrar a Lampa como expresión simbólica de lo azaroso, por ahora, pensamos para angustiarnos, no en términos psicofísicos o neurocognitivos, solo apuntar a los limites veraniegos de una historia como la nuestra, sino que la vida misma suele ser una vorágine horaria.

Siempre estamos queriendo, y respondemos la pregunta equivocada, no sabemos quien asegura que estemos siendo portadores de redenciones apreciadas por la democracia, para decirlo de alguna manera, pero nadie regala nada, nadie garantiza que Lampa tenga la respuesta.

Intuyo que hay que seguir el silencio interrogante de una noche en Lampa. Mucha fuerza natural, valiosas necesidades biológicas, incontrarrestables encerronas intrigantes del ciclo sin fin, duraderas canciones leídas por los zancudos, espasmos ideológicos al terminar de comer, sutilezas diplomáticas respecto al aparente frescor que albergó a nuestros cuerpos, importantes negociaciones con el jacuzzi y experimentaciones antojadizas de nuestros estómagos.

Siguió el ritmo adocenado de los momentos veraniegos, a ciencia cierta, hechos fenómenos de la vida escolar, digo esto para abrir la discusión sobre saber más y conocer menos respecto a lo tragicómico de vivir en ese país, para evitar confrontarse con los demonios internos que observa el libre albedrio, de cada uno de nosotros, esas noches aportaron bastante material para descubrir a Lampa.

Un misterio interminable, en tanto expresión de emancipación existencial, estar inmerso en el silencio en Lampa, mueren y nacen personas, un callejón sin salida para esos días, jamás volverán, la realidad lo puede todo, seria un avance progresivo hacia la búsqueda incansable de una novela aparente, lograr el precario equilibrio entre racionalidad y espiritualidad, de todas formas, debemos todavía rezar. Una pequeña oración a él.

Un dia, un Jacuzzi


"¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino 


 
Necesito distensión para manifestar delirios veraniegos acotados, que la biología de la vida apareció, en gloria y majestad, imponiendo sus propios anhelos revolucionarios, saber que nada es para siempre, sirve manifestarlo, cuando no tienes a la mano tu dispositivo móvil, la encerrona valorica que obsequia la vida, es duro enterarse así.

Si te enteras de esa manera, entonces habrá interesantes entrevistas con alguien. Durante esos días estuvo ahí. Pude comprenderlo conforme al paso del tiempo cronológico hegemónicamente veraniego, en ese entonces, lo era, enterarse significó aportar mensajes.

No olviden estimados amigos que 2 días en la vida existieron para Lampa. Hubo dudas, tonterías dispersas, miradas que acontecieron y engendros ideológicos que convergieron en Occidente.

Dudas que sobornaron la activa certidumbre de muchachos en busca de créditos de fondos estatales. Lo estatal como ciudad minada de semánticas cínicas. Dudando de la patética aspiración de la razón instrumental de Occidente, a Lampa le parecía inconveniente seguir viviendo como si fuera un paréntesis rural, la considera un área devastada, enfermando a vidas humanas provenientes del país del No. Ese monosílabo penetró las áreas geológicas de un tal Chile.

Después supe que la biología de la vida se hizo presente. Lo interesante de contemplar panorámicamente los caminos confusos de la biología de la vida por medio de Lampa. Fue inventada por los humanos.

La belleza singular de las dudas como narración enigmática, hubo tantas conversaciones entre todos ellos, insisto en el punto, comiendo sin limites modernos y sin lucha de clases, porque la única lucha de clases que existió fue ver o no Mundos opuestos y lavarse los dientes.  

Por un lado, las mujeres de impresiones fuertes, portadoras del gen de la diversión incausada, Javiera, Fedora y Carlos disfrutaban de los silencios elocuentes de dicha serie. Por otro lado, Karina y Jaime les parecían inconmovibles las muestras de masividad ciudadana que encarnaba esta dualidad de luces y sombras, se quedaron conversando bajo la noche de un azul profundo al lado de la piscina que acompaño a nuestras tiránicas percepciones de horario valle. Se asemejaba al color sutilmente sugerido por el país del NO.