martes, 31 de agosto de 2010

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Cansados de tanto escuchar demonios de poca monta valorica. Espero tener fantásticos fantasmas de humanidades vivenciales. Esas vivencias escrutan los espacios artísticos del dolor humano. Un misterio sin resolver.

Te obligan a claudicar por ínfimas vanguardias artistas, solo a consumir realidades. Son raros aspectos de nuestras descripciones humanas. Se acaba el mes de Agosto con sus sabrosos delirios de grandeza atmosférica y con sus raros peinados nuevos.

Un permanente estado de gradualidad socializante para albergar modelos culturales dominantes del imperialismo ético de la patriarcal mentalidad de occidente.

Lecturas poco entendidas por los consensos lingüísticos de la miseria humana, hacer del dolor humano un campo fértil de coloquios intramundanos.

Se expresa ese prurito por la desconfianza que ha otorgado ser civilización. Un acto de patudez atávica propuesta por las elites gobernantes. Un acto de constricción permanente significa vivir con otros, los mineros pensantes han atenuado ese fenómeno.

Por lo menos, hay que personificar, cultivar y promover una ética de la responsabilidad acerca de la modernidad mal digerida expuesta en nuestro país. Esto lo digo para esclarecer la secuencia infinita de problemas que afloran por el hecho de vivir en sociedad.

También, sigue, por momentos, el arraigo visceral del año que se va al fragor de la galopante vida humana tras Febrero 27 y el fenómeno de la vida que ilusiono a los mineros pensantes . Cuando decimos cualquier palabra que exprese asombro acerca de las formas de vida que nos acompañan.

Somos cómplices de jugar ese juego de las relaciones humanas. El sueño de alguien nos puede estar sujetando esas realidades que se escapan frenéticamente cuando uso el lenguaje ordinario.

Pienso que el sinsentido de la vida puede ser obra del relato de un idiota.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Todavía se nos ofrece el crisol de movimientos humanos. Despedidas fugaces a un mes dado a sus conmociones atmosféricas. Lo atmosférico significa amar lo estimulador del ciclo vital del Universo.

Tras la huella de los mineros pensantes, la tecnología de punta hizo algo, mitigar el impacto de ser pobre conforme a los rituales del nuevo milenio.

Emancipaciones inconclusas del saber científico para construir certezas absolutas y situaciones límites. Los prejuicios humanos en su aprendizaje significativo, el lenguaje humano, esculpen abismos históricos.

No solo abismos históricos producen sino que también decesos conceptuales de estridencias éticas con evidente estado de ebriedad callejera, la realidad humana.

Repeticiones del carnaval de obviedades republicanas, vivir en sociedad, en Agosto 31 junto a los mineros pensantes, constituyen un intimidante dialogar colaborativo con los temas valoricos del Chile Profundo, instaurar un contrato social.

Somos temporalidad en aquel mundo humano de los circos adocenados. Por supuesto, esto incluye a Agosto 31 y a la vejada educación.

Una intención humana, el fenómeno de la vida y los mineros pensantes, dispuesta a considerar valiosas tonterías. Son hábitos con los cuales esos animales extraños, seres humanos, hegemonizan perspectivas planetarias y diseminan el néctar embriagador de mitos prehistóricos.

Valiosas tonterías encarnadas en las manifestaciones concretas del compartir en sociedad, el poder vinculado al arte de perpetrar realidades.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


La carencia de necesidades durante los sucesos humanos de Agosto 22, los mineros pensantes y sus angustias, sería lo intimidante en cuanto a la capacidad del ser humano para lograr llegar a un estado de paz interior.

Un budismo de “horario valle” seria deshonroso por todo lo que representa. Una visión filosófica y mística sobre la brevedad acuciante del ser humano cuando vive. Sin embargo, la realidad humana en concreto, nuestros mineros pensantes, hacen lo necesario para que sean literaturas fantásticas. Lo único de saberse guionistas de un sueño fugaz.

No se puede, pues la voluntad de vivir al aferrarnos a la misma es un influjo poderoso que construye estructuras de dominación valorica. Una activa impaciencia que contiene descontentos infinitos, necesidades capitales de vaticinios gregarios.

La vida convoca, en estricto rigor, al motivo humano que subyace al aparecer radical en este mundo de éxtasis costumbristas. Hay que buscarlo. Es una tensa calma.

Implica cambiar la mirada que se tiene de las discusiones narrativas de cómo lograr entender los códigos valoricos de la existencia humana. Es ir al origen mismo de nuestros prejuicios morales.

Entran al juego de las indómitas experiencias humanas la angustia, el desencanto, los miedos, la incertidumbre, las decadencias vespertinas, el ocaso de morir sin morir, soledades indispuestas y las locuras engendradas por no decir lo que se siente.

Percepciones de un mundo humano en constante delirio gregario. Te venden el discurso de que no eres apto si escapas de las burdas e insípidas sutilezas sociales.

Pero es necesario para culminar con las ruindades psicodélicas del existir humano cuyos fenómenos mismos no logran ser comprendidos por las personas. Agosto 31 y sus fenómenos humanos.

domingo, 29 de agosto de 2010

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


La sensatez de emociones humanas para entender las complejidades internas del lenguaje humano para proceder ante el abismo humano, el libre albedrio. Es seductor a su vez seductor hacer uso de ese ángel asesino.

Historias anónimas dictadas por la locura de saberse destinatario de certezas narrativas. Esos mineros pensantes quieren construir relaciones de poder con el Tiempo. Es la única manera de eludir responsabilidades compartidas.

Esos mineros pensantes que albergan expresiones de fecunda percepción humana. No se dan por vencidos. Algo los retiene, es el estar sobreviviendo, como el misterio del querer seguir perteneciendo a una comunidad afectiva.

Muchas opiniones saltan a la vista ahora que la miseria humana de alta definición aparece en las plataformas de comunión humana.

Un grito de dolor mundano de los mineros pensantes durante los días acuciantes de Agosto 2010. Unidos por la necesidad de vencer a la vorágine del tiempo y a sus infiernos psíquicos, estos, adoptaron el absoluto convencimiento de que nada es imposible cuando existe la motivación subyacente en el ser humano, querer vivir.

Unas ganas de superar las adversidades, de permitir el ciclo vital de la existencia misma y las tentativas revolucionarias de descubrir paraísos humanos en las soledades de “un país que cambio”.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


La genialidad diagnosticadora de los mineros fue darse cuenta de que “de lo que no se sabe, mejor callarse”. Puso en entredicho toda la fanfarria republicana de las tecnologías de punta.

Indudablemente, el discurso hegemónico de los mineros pensantes era de una tensa calma con su cuerpo valorico y con la realidad del mundo exterior.

De la misma manera, los mineros pensantes y sus susurros resilientes, configuraron un tajante sentido de la urgencia, asumir que todo lo cambia el momento. Todo discurso humano camina hacia la historia de la voluntad de vivir.

Compleja empresa humana la de analizar el valor de los valores de este drama humano, la miseria humana.

Amante de los delirios cotidianos los mineros pensantes conversaron con las prisiones valoricas que colindaban con las burdas honestidades empresariales. Surrealismos “picunches” ante las preguntas impertinentes de periodistas ávidos por segmentar sus momentos de divertimento volitivo.

Comienzan las incertidumbres humanas. El enigma de los enigmas del sufrimiento humano cuando accede la palabra inicial del lenguaje como tal en esas circunstancias, “nunca más”.

Surgen los bipedismos típicos en esta secuencia finita de mezquindades políticas. Ni siquiera se escapa el mes de Agosto. Fue el mes que permitió vislumbrar el circo psíquico con el auspicio de construcciones gregarias. Circuitos literarios pululan en los campos siniestros del opinar humano. Abominable sentido de la oportunidad para los temas valoricos.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


No es lo que parece lo que se percibe en torno a la realidad del mundo exterior. Palabras y acciones están a años luz en cuanto a esclarecer problemas humanos.

Acá, solo el mes de Agosto cautivo de sus encadenamientos atmosféricos observó lo aparecido.

Engaños costumbristas de un proceso inacabado, pues sigue sucediendo lo caótico en el mundo humano de los proyectos educacionales. Se les acabo el recreo a los privilegiados, nada es para siempre.

Dudamos de nuestras capacidad humanas pero, en ocasiones, surgen milagros inesperados cuando enfocamos nuestras prioridades y asumimos el riesgo de considerar un futuro.

Un dia en Agosto pinta realidades humanas en concreto, y para cada ciudadano del Chile profundo es acto de resiliencia seguir sobreviviendo.

Sin embargo, las dinámicas psicológicas de adecuarse a este tipo de vivencias psíquicas, sobrevivir en este experimento llamado vida, albergan un interesante proceso de conmoción emocional.

No puede ser cuantificado por las ideologías de “horario valle”. Lo único que puede ser cualificado es el planeta Tierra desde la mirada arraigada del tiempo con sus descripciones humanas de la más diversa tonalidad afectiva.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Ha sido un año raro. Durante este mes de vanguardias espurias, Agosto, propone una comedia de sufrimientos humanos, los 33 mineros con la alta definición de sus pobrezas materiales, laborales, histórica y epidérmica.

Jamás logramos la mayoría de edad en términos intelectuales, más aun, cuando no se ha sido lo suficientemente honesto con denunciar los mitos de la modernidad. Son mitos de espeso contenido republicano y de escasa consideración revisionista.

Si el fenómeno de la vida estuviera inequívocamente vinculado al fenómeno de la educación, entonces habría un dialogo colaborativo entre la cultura del ego y la cultura del alma. Compartir experiencias humanas, en este caso, es emancipar temas valoricos de fértil disenso significativo.

Los disensos humanos sirven para distinguir entre las verdades aparentes y las verdades manifiestas. Las verdades aparentes son aquellas que ensalzan todo aquello que permita emancipar al hombre de sus encadenamientos psíquico, en cambio, las otras, sirven para demostrar la bella degradación del ser humano cuando vive en sociedad.

Ir al siniestro abismo de lo pensado, y confrontarlo con el lenguaje humano. Luego, aplicarlo en los creacionismos humanos de un “hoy” en constante perplejidad cósmica.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


La motivación humana se hizo presente con los mineros pensantes. Maravillas humanas cuando construimos edificios de anónimas utopías, compartir experiencias.

Experiencias de los mineros pensantes. Fue un mutuo amor profundo a la tragedia de sentirse al límite de sus posibilidades lingüísticas.

No es necesario pertenecer a una determinada tribu social para eludir la experiencia misma de absurdos significantes solo actuando conforme a los encadenamientos narrativos del quehacer humano, el vivir en sociedad.

Indispensables estrategias de los seres humanos para tranquilizar los pulsionales placeres revestidos de recuerdos prehistóricos. La prehistoria hace presencia con sus hábitos culturales, pues el hombre no podría vivir sin necesidades.

Complejidades psíquicas tras 17 días de desigualdades capitalistas. Todos los hipócritas conscientes algo tienen que decir para reverenciar a los tiempos históricos, “Nunca más”.

Esos mineros pensantes que giran en un mismo lugar. Los mantenemos acotados a una dimensión confusa de particularidades tutoriales. En esto, nuestros profesores de diligencias vivenciales, los mineros pensantes, con sus imponentes rarezas, han penetrado la matriz visceral de las normas éticas.

Vivencias fraudulentas desde que somos niños, infantes y púberes. Educaciones humanas que asumen su debilidad patológica ante los mineros pensantes. Mineros instruidos en el arte de sobrevivir. Un cuestionable diagnostico medico.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Extrañezas simbólicas al clamor de opiniones humanas. Palabras impregnadas de embelesada irracionalidad cuyo componente conductual reside en sobrevivir.

Los humillados y los poseídos, la sociedad civil chilena, son esas políticas de consenso visceral para articular miserias humanas. Siempre, ante todo, conforme a la ley, esa ley del pan de la tierra.

El pan de la Tierra son los mineros pensantes que han levantado la patética ruindad de consumismos espurios del Chile post-resiliente.

Estamos sumidos en juegos de proyectos planetarios. La dialéctica de las plataformas virtuales ensaya todo indicio de un pensamiento de proyecto planetario, crear normas éticas y aplicarla para sus conflictos humanos.

Esos cuentos que relatan absurdos humanos. Esos cuentos asumieron experimentaciones valoricas. Es el valor de los valores. Lo que apareció, entonces, fue la perplejidad volitiva de nuestros mineros pensantes.

Pensantes en cuanto a la inagotable incapacidad de cuestionar las verdades que cimentaron sus hipnosis de condicionamiento social. Desde sus inocencias salvajes y miradas geológicas. Producen realidades humanas planetarias, ir contra la mediocridad colectiva de la condición humana. No fueron y no han sido unos malditos cobardes.

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Hay un lugar en que los fenómenos humanos poseen la tensa calma del Hoy. El fenómeno humano y el Chile Bicentenario. Son 4 palabras englobadas a través de criterios orientadores de sospechas bibliográficas. Todos mienten. Por supuesto, que existen personas que se sienten agraviadas al conmemorar esta ficción historia de 200 años pero el hombre siempre esta vencido, incluyéndolos, a ellos, los anarquismos místicos de la más variada extirpe gregaria. Ni república ni anarquismo, dice el cambio en su dimensión minimalista.

Ahora bien, este mes de las reflexiones cotidianas, Agosto 2010, provoca sentimientos encontrados en la fauna gregaria de los seres humanos. Al fragor de esos mineros pensantes asimismo buscadores de tutelares situaciones límites alcanzaron la belleza de darle un sentido misional a sus vidas, conversaron con el fenómeno de la vida y con la voluntad de vivir. Algo digno de ser patentado, implementado y diseminado por todos los héroes anónimos que bailan al constante devenir de obviedades éticas.

Alguien nos cuenta cosas extrañas. Son nuestros desgarros educativos que no sospechan de la activa incertidumbre de los regímenes democráticos, autoritarios y anárquicos, a su vez, ignoran el pomposo considerar altivo de los medios masivos de comunicación- desde los grupos económicos cuyos intereses intelectuales radican en modelar consciencias colectivas hasta las revistas de inspiración contestaría antisistemicas-; todas hacen su gran trabajo. Se autoimponen y se autoafirman como cómplices de un ritual olvidado. Nos venden la ficción de que solo Ellos son los que piensan.

No es menos cierto que el poder del dinero con sus felices hipocresías de pecados capitales permean capitales valoricos, los Otros, los “pequeños dioses” de convicciones comprometidas, los oprimidos, estructuran un discurso de victimización axiológica.

Ambos son miserables. En estos tiempos históricos los juegos del poder vinculado a los juegos narrativos del “que dirán” son espacios raros en su asunción modernizante. Ni la Derecha ni la Izquierda han logrado encarnar temerarios proyectos de pensamiento planetarios, solo lo han logrado aquellos con sentido de la realidad espeluznante. A lo más, ha habido destellos de enseñanzas democráticas y majaderías morales sobre los DDHH.

sábado, 28 de agosto de 2010

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


De cuando en cuando, las caricaturas humanas para emancipar proyectos educacionales del yugo academicista. Todos opinan. Cuando opinar es la facultad de conocer las apariencias. Desde los programas radicales de frecuencias repentinas hasta los programas televisivos de mediático sentido epistémico imponen un heterogéneo espacio de realidades atomizadas.

Ellos proponen considerar su realidad, esta, sería la única depositaria de la realidad del Chile Profundo.

En este caso, la realidad humana en concreto de los mineros pensantes. Con la altiva sospecha de momentos humanos. Vuelvo a sollozar ante el descontento de antecedentes humanos. Son antecedentes humanos con honesta conciencia de retar al destino.

El mes de Agosto con sus opiniones humanas. La identidad velada de encontrar la verdad mutilada de un mes dador de propósitos significativos. Es un mes de poesías errantes.

Aparecen las experimentaciones valoricas tras Agosto 22. Humillados y ofendidos en cada vocación de docencia minera. Existen dolores fugaces. El desvelo de mes de Agosto en cuanto a lo que vive silenciosamente.

Lo academicista estuvo sujeto a los inescrutables experimentos valoricos que emergieron durante esos 17 días de bipedismos geológicos. Esa es la ciencia cotidiana que narran esos hombres de voluntad inquebrantable.

Superan la oscuridad de verse humillados por la naturaleza salvaje de movimientos subterráneos. Estamos sumidos en la tensa calma de mineros pensantes al borde de precipicios resilientes. Superaron algunos conflictos que no estaban a la altura de las circunstancias. Un tajante desconsuelo.

jueves, 26 de agosto de 2010

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Experiencias únicas de Agosto 2010 junto a los mineros pensantes. Determinaciones objetivas de los mineros pensantes al acudir al llamado de sus temerarias condiciones fisiológicas. Esculpieron en la oscuridad, milagros inesperados, deseos de trascendencia cotidiana. Esos mineros colocaron a todo un país en una posición ética concluyente, estados de ánimos vinculados a lenguajes humanos.

Un vínculo indisociable entre los estados de ánimo de los familiares y las construcciones mediáticas de la miseria humana de alta definición. Nada sabemos de lo que el tiempo expresó ante lo abismal de la codicia humana. El tiempo se va y se caen los días.

Malditos espejismos estatales junto al contubernio de prejuicios empresariales compartieron una constelación de recursos atmosféricos, emocionales, ideológicos, literarios, estéticos e históricos.

Nuestros mineros pensantes fomentan aventuras siniestras por el dialogo colaborativo con la miseria humana. Admirable expresión de vitalidad instintiva de los mineros. A prueba de todo. Muestras indecibles de normas éticas construidas al fragor de oscuridades geológicas. Nada es para siempre.

Aquí, Agosto 22 se hizo presente. Pero no de manera anónima sino de una manera humana. Alcanzo otra importancia valorica. El valor de los valores es deprimirse. Una presencia omnipresente de un “ahora” fluyente. El arte sublime de desfallecer por esas canciones de proyectos de pensamiento planetario. Lo planetario reside en lo genuino de estar sobreviviendo, los mineros, con el éxtasis ético de dar un sentido misional a lo experienciado.

Todo proyecto institucional educativo es un instrumento de poder factual, irónico, epistolar y hegemónico. Un Chile perplejo lo puede verificar todos los días. Es el dia del Juicio Final que se comprueba todos los días. Esos días albergaron, un tal agosto 22, el aparecer radical de 33 mineros pensantes. La razón de vivir de ellos, sobrevivir de la dura soledad de perderlo todo. Un reto al destino inmisericorde de lo trágico.

martes, 24 de agosto de 2010

Mineros pensantes

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Toda realidad tiende a la fragmentación. Y necesitamos de la fecunda racionalidad que nos otorga la filosofía, algo de candor callejero nos regala Agosto con sus tragedias planetarias, en todas sus vastas interpretaciones históricas.

Es lo que vivo. Vivo para cambiar consciencias. Dichas consciencias nos e han enterado de la perpetua sorpresa del pensamiento planetario, descubrir los estratos de aprendizaje significativo de la experiencia humana.

Desde la perspectiva teórica de la pedagogía. Eso estoy haciendo en estos tiempos históricos de Agosto 2010. Es asumir un gran reto al destino en la bulimia generacional del bipedismo posdictadura. Cuestionarse lo que ocurre en el mundo.

Adoptar una actitud de sospecha ante lo que sucede entre el pensamiento y la vida en sociedad.

Para ello, construir con sentido socializante el errante educar desde el siniestro espacio de las relaciones escolares. Sutilezas represivas que cuentan con la complicidad de la libertad, fraternidad e igualdad. Lo siniestro es concerniente a las infinitas hebras que confluyen cuando las relaciones humanas significan mantener, consolidar y preservar poder.

Aparecen los Otros Agostos desatados. No estudiaron para legitimar la feliz hipocresía del democratizar consumos gregarios. Otros, los no calificados, según el sistema imperante, han hecho de las situaciones límites, una inconmensurable belleza al destino humano, milagros inesperados en el psiquismo latente de 17 millones de chilenos escépticos del poder reverencial de la psiquis humana de profusa voluntad de vivir.

lunes, 23 de agosto de 2010

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Viajes repentinos hacia los elementos subjetivos del quehacer humano para incentivar esta perpetua sorpresa de existir. Es un obsequio de la vida. Un existir provisto de la existencia de hacer locuras, pues, si no es así, somos candidatos al suicidio.

Una voluntad de vivir que no se deja intimidar por los afanes, divertimentos o carencias del drama humano. Experiencias de lo temerario durante Agosto 2010.

Un mes de agosto que se va. Obviedades de un proceso de nunca acabar. La negación de toda realidad caótica, a lo sumo, experimentan destellos de pensamiento planetario los bípedos volitivos.

Adiós a las contingencias humanas que provocan polémicas invernales. Distintas opiniones humanas hegemonizan con lo vulnerable de sus génesis psíquicas. Con toda la carga cultural de sus laberintos atmosféricos este mes expresa lo patético de vincularse a afectos humanos.

Siempre detrás de la apariencia de neutralidad del discurrir intelectual se esconde la experiencia del ocurrir vital. Agosto lo anunció.

Para no dejar seducirse, fácilmente, por la libertad en la fatalidad de sentirse un simple mortal en este Universo que no, necesariamente, estamos solos.

Todo lo cambia el momento cuan impredecible inocente. Nos envuelve el instante fecundo de humanidades absortas de benditas miserias. En cada segundo transcurrido de Agosto aparece ese mundo de delirantes racionalidades.

Mes de la solidaridade

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Cualquier situación que ayude a borrar la angustia de no saberse inocente protagonista del fenómeno de la vida. Dicho fenómeno ironiza con los dogmas cotidianos de la realidad humana.

Aspectos letales de una comedia llena de errores imprescindibles. Debemos aspirar en un redescubrimiento radical de la experiencia humana. Poesía de lo desconocido para dibujar fenómenos de depurada estimación reflexiva. Esperando valiosas tonterías en la tierra visceral de Occidente.

Relevancia de lo hermoso de vivir, un darse cuenta. Darse cuenta que los seres humanos están sujetos a conflictos de la más variada extirpe gregaria. Despertar del sueño dogmatico de que todo es obvio.

Las personas no piensan por cuenta propia solo apelan a los condicionamientos planetarios del letárgico poder de lo confuso. La bendita ignorancia de los millones de silencios humanos. Fértil espacio de extrañezas vivenciales. Decadencias asumidas tras el desembarco del homo sapiens. Unas sombras configuran el panorama de compartir existencias anónimas en lo extraño de un mes denominado con el calificativo de Solidaridad.

Soportar el impenitente poder del tiempo en la huida espontanea de los años humanos. No hay mucho que hacer. Angustia visceral. Frustraciones satisfechas ante tanto material disponible. Loca senda de lo desconocido de vivir, estas situaciones me suceden a diario, pero con alta definición “picunche”.

Es una infinita terapia hacia las dimensiones corrosivas, siniestras y abisales del sufrimiento humano. Es un fenómeno de coloquiales capacidades narrativas. Un bello espectáculo considerar esas valiosas experiencias.

Disposiciones humanas hacia la elusión emocional de heces dispensadoras de sentido. Travesías emocionales por los anchos pensamientos históricos del opinar humano.

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Poesías de descripciones humanas. Una que otra ética de dimensiones volitivas. Pasan cosas. La dignidad del hombre es ser abismo pensante con sus recursos planetarios. De un segundo a otro, mutan los códigos de aprendizaje humano cuando tentamos al destino ¡que patético es creer tener la opción de vencer al destino! Celos humanos pero incapacidades de ver los silencios elocuentes de la experiencia humana. Es una terrible noticia que nos entrega el vivir a diario.

La vehemencia de vender esperanzas. Sigue la humorada entre el vivir humano, Agosto 2010 y algo más. Discusiones inventadas por la historia de las ideas humanas a través de personalidades inclinadas a imponer temas valoricos, todos mienten. Lo interesante radica en “sobre qué”. Más que ideas, ficciones extraordinarias.

Fue algo hermoso aun saberse ilustre espectador de instancias dialógicas con Agosto 2010, compartir propósitos dispensadores de absurdos significativos. Consciencia de lo extraño que entraña las horas del Chile post-febrero 27. Algo sucedió en estas pasajeras vacaciones de invierno referido a locuras apreciadas en cada dia que apareció despierto. Identidad disuelta en la macula del segundo transcurrido. Eso apunta a la escasa manipulación que tenemos del tiempo.

El tiempo y mis vacaciones de invierno. No solo son hermanos sino que guardianes decididos de mis huellas de nacimiento. Imaginación creativa para decir cosas valiosas, ni tanto.

Infrecuentes ensayos humanos cuando iniciamos cambios que conservan esos raros prejuicios valoricos, vivir en sociedad. Sin embargo, es necesario. Estimar la razón de cada uno de los días que pude descansar en este Agosto 2010 es delirante, caótico y teatral.

Un anónimo día del año, agosto fomenta mis ansias de dominación educativa, que sirva para cualquier conmemoración sobre algún acontecer del vivir humano.

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Rarezas humanas. Un especial cuidado con las emociones humanas cuando se trata de explicar su mundo. Son emociones que acusan confusiones históricas. Inmanencia de lo pintoresco. Un tiempo que juega a los misterios de “una mujer lunes por la mañana”.

Cadena a cadena, los hombres afilan sus prejuicios de “horario valle” para construir esquemas emocionales para penetrar los consensos del sufrimiento humano, que nada es para siempre. Lo pasajero es lo genial del fenómeno de la vida.

No hay aula magna que pueda aprehender el fenómeno mismo de la vida tras millones de años de incertidumbres humanas. Sanas manifestaciones de profecías humanas. Se dio inicio a la comedia de extravagancias evolutivas cuya sinfonía cotidiana ha sido el desarrollo del pensamiento humano. Algunos ríen por ello, otros culpan al Idiota que relata esta historia desorientadora.

Vivir conscientes en la república de las miserias humanas. Miserias humanas de alta definición conmueven al proceso de socialización impuesto por Occidente. Dichas miserias aparecidas desde el inicio de la prehistoria nos aleccionan como hacer de la condición humana una obra de arte en movimiento.

Al parecer entender las conductas humanas supone un caos total de modernidades expuestas. Un espectacular estallido de emociones limites y de coloquios planetarios.

Una ideología de lo desconocido. Vivir siempre se convierte en un experimento de infinitas posibilidades cósmicas. La religión de la incertidumbre. Aparecen los momentos que entrañan enseñanzas humanas, el sufrir. El Universo no sabe de victimizaciones humanas. Es una vía llena de emociones indecibles. Lo inefable de percibir sucesos cósmicos.

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Existe un mes de la solidaridad que se encarga de recordarnos lo vil, repulsivo e hipócritas que somos al usar esas palabras para erigirnos como portavoces de realidades humanas obsecuentes al sufrimiento de los otros. Ese mes se llama Agosto 18. Dedicado a ese reputado, admirable y visionario sacerdote jesuita Alberto Hurtado. Fue un amor incondicional a la experiencia de la cruz. Su cruz eran los pobres, obreros no calificados, los niños y los marginales sin voz. Poseía un sentido de la urgencia y una inagotable capacidad para remover conciencias acomodaticias. Agosto fue su penitencia.

Indecibles experiencias con la experiencia misma del sufrimiento humano. Un cómplice de la misión de su existencia, ir al abismo de la condición humana. No hay palabras que puedan explicar a cabalidad el acto magno de entender al otro. Lo hizo él. Experimentó esas loas del dolor humano cuando ya no hay nada que hacer, la pasión de vivir. Lo vivió en Cristo, y algo más.

Es el mes de la solidaridad. Admirable valentía de un jesuita que con su audaz elocuencia ponía en cuestión el nido de ratas de un catolicismo adocenado, espurio y cómodo con las obviedades de buena crianza. Desnudas existencias humanas en busca de ideologías transeúntes.

Hizo de la cruzada por los pobres su misión de toda su vida, esculpió territorios inhabituales para la iglesia católica, el mundo de los trabajadores. Creía en esa fe que implica éxtasis ético. Abusó del abismo de un Dios ausente asimismo comprendió que vivir en la experiencia mística de la cruz era como salir de sí. Inocencia salvaje cuando su lenguaje perpetraba realidades. Letal lección ante los catolicismos de “horario valle”.

Es un mes de la solidaridad, y algo más. Creacionismos humanos encarnados en la Misión. Es el amor como la tensa calma. Nos regalaste algo de drama humano revestido de abismos psíquicos. Un hombre que penetró todo aquello que significara ir a los elegidos de Cristo, con o sin ideología, para esculpir lecciones de vida.

domingo, 22 de agosto de 2010

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Desde querer vincular nuestros criterios de valoración reflexiva a la “revolución” hasta el desapego reverencial a las cosas extrañas que ocurren en el quehacer diario de este experimento llamado vida. Intrincadas experiencias que no aclaran el fenómeno de la vida tratándose de entender el cambio radical de permanecer en el cambio.

Podrán aspirar, adolescentes en busca de la miseria perdida, a anarquizar tiempos históricos, momentos republicanos, revolucionar estados de ánimo, extirpar idiotismos fugaces, respetar solemnidades combatientes, a emancipar coloquios adolescentes, ironizar con sus conservadurismos antisistemicos y llorar por sus luchas psíquicas.

Nos insinúan la secreta elocuencia de vivir en sociedad. Dentro de estos códigos culturales, los adolescentes, con su audacia, estupidez y pulsional sentido valorico navegan por las aguas tormentosas del “madurar”. Oscura palabra para entender ese proceso de evolución humana, la adolescencia necesita experiencias límites. Siempre estamos esculpiendo incertidumbres tutelares mientras más avanzamos en la temeraria odisea de penetrar nuestros laberintos psíquicos.

Esa autoestima que se condiciona a lo variopinto de la realidad del mundo exterior. Políticas humanas que subyugan ante la belleza inconmensurable de las posibilidades diseminadas a través del tiempo transcurrido del universo. Un tierno amanecer de la miseria humana cuando emergen las complejidades internas de regímenes democráticos basados en la tensa calma de compartir temas valoricos impuestos. Es un mal necesario que engendra demonios socializadores de vanguardias en “horario de valle”.

Surgen dia tras dia resentimientos adolescentes que renuncian momentáneamente a la mediocridad melosa de aceptar la feliz hipocresía del desarrollo evolutivo del educar con sutilezas represivas. Cultura, civilización y educación nos recuerda implacablemente que nada es para siempre.

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.



La no aceptación de los jóvenes al mundo adulto. Lo adulto es la plena manifestación de algo momentáneo. Fugaces verdades hacia el camino del ocaso. No te enseñan en escuelas de pensamiento humano como adecuarte al ciclo vital de la adultez, solo te enseñan a comportarte de manera extraña.

Tantas vidas perdidas en los espacios humanos de la sociedad contemporánea a su vez los jóvenes que abdican de lo impuesto por los adultos concurren al campo abierto de lo “anárquico”.

Pero anárquico considerándolo como algo que pone en tela de juicio las verdades mismas de lo enseñando en Occidente, o siendo unos malditos cobardes con desviaciones pequeñoburgueses o unos benditos miserables de constelaciones psíquicas.

Un eterno retorno al circo de la vida, las calamidades de la existencia humana fomentan nuestros instantes de curiosas aceptación volitiva. Esos adultos, que todos seremos, respetan las leyes vitales de la naturaleza salvaje.

En cambio, los niños de confrontaciones ideológicas, jóvenes dispuestos a susurrar al holocausto del tiempo, adolescentes ante todo aquello obvio, se rebelan. Su dimensión “okupa” es una perspectiva más de las condiciones materiales de la existencia humana tras el frenesí de las transformaciones culturales aparecidas como tal en estos tiempos históricos.

Todos hacemos aquel ritual de verbalizaciones históricas. Querer cambiar el eterno deseo insatisfecho, nosotros mismos, y proyectar propósitos de significaciones emocionales.

sábado, 21 de agosto de 2010

mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Locuras que cambian con el reír siniestro de vidas humanas. Seguimos destruyendo sueños de libertad. El Universo esta en un estado latente de conmoción cotidiana.

Acusa ingratitud humana. No obstante su inocencia salvaje, el universo trabaja a tiempo completo, ocurren aprendizajes significativos en diminutos espacios raros, la vía Láctea acude al llamado vocacional de lo creado.

Asombro ante lo inconmensurable de la vida. Amarla es lo ilógico en estos tiempos predispuestos a las etiquetas “picunches”.

Tanto que amar en este Universo. Dentro de su complejidad, caos y expansión, es un reto a los límites del entendimiento humano aceptarlo sin concesiones.

Duele saberse destinatario de membrecías éticas, ya que tiranizan nuestras valoraciones nacidas de consensos básicos, vivir en sociedad. Formas sofisticadas de represión colorean nuestras vivencias psíquicas. Las humanidades quedan absortas de tanto conflicto bibliográfico.

Un termino de descanso, mis vacaciones de invierno, implica una apología al fenómeno de la vida. El fenómeno de la vida acude al llamado de las incertidumbres poéticas del Universo. También, el otro, el universo humano es un curanto de secretas elocuencias volitivas.

El mágico clamor diseminado por millones de realidades que convergieron en un lugar de los experimentos evolutivos. Redescubriendo el fenómeno de la vida.

Lloro ante la evidencia concluyente de milagros inesperados, o desde el universo o en cada dia que transcurre en Agosto, algo está sucediendo

mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Pero nos enredamos en complejos edificios de temas valoricos asimismo con circenses decesos utópicos.

Utopías de adolescencias nacientes, nuestro subterráneo pensar. Los temas valoricos ante todo son una manera de decir que imponemos una determinada realidad para controlarla y narrarla como algo indigno de ser refutado.

Cabe la posibilidad cierta que sean un permanente estado de coacción. Los temas valoricos y sus recursos psíquicos. Son juegos de poder del absorto pensamiento vivido de los seres humanos. Acá, en este planeta Tierra le asignamos el nombre de “elite”.

Un monosílabo insatisfecho de sus respuestas cotidianas. Sus reflexiones cotidianas están en el abismo de esos criterios de elección democrática, los prejuicios.

Votaron los héroes anónimos del Chile Profundo en una época cansada de dictaduras sanguinarias y de realidades chatas. Convirtiéndose en el pasatiempo de algunos que buscan república fresca. Su ironía diplomática fue la denominada Transición a la Democracia.

Mes de la solidaridad

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Resentimientos laicos y cinismos creenciales embargan a los anónimos ciudadanos del No. Un gesto ideológico que confronta realidades con su caótico aparecerse. Apariencias humanas que incitaban a Octubre 88 un cambio de mirada. Una crítica fundamental al coloquio de 2 monosílabos.

Millones de personas dijeron esa palabra. Incluso votaron hacia esa acción de rarezas cínicas. Una alegría que llego para culminar en nostálgicas excepciones dominicales. Con un asado de expresiones culinarias pero siempre a su manera. Es una nueva forma de ser miserable. De alta definición “picunche”.

Sin embargo, vivir en sociedad implicó una tensa calma de felices hipocresías dispensadoras de sentido. Sentidos que buscan respuestas sin preguntas, así prevalece la política.

Un arte de la disensión valorica. Escuelas de pensamiento fugaces cada ciertos años de urnas analíticas. Una palabra que simbolizo la libertad contra dictadura militar y sus instituciones espurias.

Migajas gregarias nos regalaron los caballeros de estómagos republicanos. Informativos históricos ocurren en estos tiempos dados a contextos culturales de confusiones significativas. Frágiles expresiones humanas.

El pecado capital de la identidad humana, la realidad. Demasiada intencionalidad descomedida existe entre los políticos del pensar innecesario. Un mal necesario para tolerar el caos afectivo de los seres humanos cuando se juega la vida misma de vivir en sociedad.

martes, 17 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Sencilla expresión humana. Todavía inicio un viaje sin retorno hacia las contradicciones internas de un Agosto que se va pero se lleva a esas Vacaciones de Invierno diluidas en fragmentos vitales.

Persiste ese frio verbalizado en lecciones de vida.

Escribiendo a la cosmovisión ciudadana del planeta Tierra. Diversas experiencias personales del planeta Tierra y Agosto 2010.

Unos juegos de crueldad complaciente se dan en un tal Chile poco lucido para confrontar sus rarezas planetarias. Nos han estafado durante toda nuestra vida.

Un fenómeno de la vida y de la consciencia humana. Al espectáculo de lógicas consensuales para ilustrar un país dado al gradualismo ideológico hasta el anarquismo metodológico para explicar fenómenos del mundo histórico ante todo aparece el desconcierto de las clases innominadas del Chile metafórico.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Andamos distraídamente por los lugares raros del presente vivido, los minutos de un Agosto asustado. Asustado de tanto mirar hacia atracciones humanas en franca decadencia histórica. Una que otra movilización del Chile Profundo asume su postura filosófica, perpetrar realidades con sus nacientes adolescencias conductuales. Estudiantes simbolizan caracteres letales. Educándonos con Agosto 2010.

Privatizaciones embarcadas en lenguajes siniestros por barruntar conforme al modelo de realidad prevaleciente del cual nos zambullimos hacia cosas extrañas. Dudas razonables sobre el sentido originario de educar.

La ignorancia es buena consejera cuando nos e vive en sociedad. Todos opinan desde sus erudiciones de ideología subyacente pero confundida ante el desmadre de la razón mitológica de la modernidad.

Culpamos al otro de nuestras ruinas mediocridades. Determinadas mediocridades que colindan con el Occidente del vivir conscientes. Es el Chile de las congregaciones virtuales y de las anatomías mitológicas. Una constelación de laberintos crepusculares cuando hablamos para inmunizar nuestra vanidad de ser Chilenos.

Artificios conceptuales cuando se trata de debatir tiempos históricos durante la loca aventura de educar que tiene Agosto 2010. Algunos consideran al Horario Valle como un una hora crucial para didácticas personales. Nunca se sabe. Experimentaciones valoricas en mis Vacaciones de Invierno. Insolentes encuentros con los fantasmas personales de uno mismo.

Todos los miedos con sus dinámicas psíquicas engendran misterios sin resolver, estos, alternan la silenciosa intersubjetividad de los seres humanos. Dudas, hartas dudas cuando divago intenciones humanas.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Los seres humanos y sus dialécticas personales, historias anónimas asumidas por opiniones clásicas, giran permanentemente en un de asombro colérico. Si fuéramos unos animales motivados por simplicidades cotidianas. No es así. Un viaje sin retorno hacia la “nada personal”. Un hermoso coloquio hacia un pesimismo vitalizador. Pero seguimos compitiendo en Agosto.

Es inventarse ciertas verdades en que vivimos y convertirlas en fama, honor y divertimento subsumidos en el nativo aburrimiento de cualquier dia de Agosto 2010. Un poco más de un semestre queda para olvidar momentáneamente mis Vacaciones de Invierno.

Aniquilaciones súbitas de todo cuanto acontece en mi transcurrir cotidiano. Es la indómita luz de la vejez implacable. Ni reformas ni revoluciones pueden permear la estética revolucionaria de la vejez, el Tiempo.

Las personas siguen envejeciendo al mismo tiempo actúan como si fueran a vivir eternamente. Patético, predecible y tormentoso. Incapacitados para entender el fenómeno de la vida. Cansados de tanto esperar la razón de ser de días vividos. Una existencia de lo azaroso. Es una pesada carga. Involuntaria bondad de los minutos acontecidos.

Insaciable curiosidad de amar la ruin bondad de Agosto 2010. Amar sin medida las calles siniestras de Agosto 2010 junto a su secreta elocuencia de aprendiz cósmico. Miedos latentes al mirar la modernidad alienada. Algo está pasando actualmente en Agosto 2010 con sus complacencias republicanas.

Esos raros peinados de la educación formal, culpas compartidas por todos aquellos predicadores de colonialismos criollos.

domingo, 15 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno.

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.

Mis Vacaciones de Invierno y sus cosas extrañas, así se suele decir en Occidente que masifica realidades fragmentarias. Redescubriendo a la experiencia humana. Penetrar el mudo fenómeno del instante vivido. Solo nos queda apuntar a esa experiencia desde la singularidad originaria de lo percibido.

Estuve descansando algunos días. Olvidos de esos días anónimos. Corría enamorado hacia esos días disueltos en permanentes estados de hermetismo narrativo. Del frio matinal al frio crepuscular.
Nadie quería confrontarlo con nuestras verdades humanas. Estaba la tentativa revolucionaria de diseminar creacionismos humanos. Solo crear para vivir. Un espectáculo de absurdos fugaces al tratar de conciliar los fríos de Agosto 2010 con los estados de ánimo de dicho mes. Es exultante saberse conocedor de lo ínfimo que somos cuando tallamos nuestras ficciones personales, algo divulgan esas Vacaciones de Invierno.

Son proyectos humanos inconclusos. Allende y Pinochet siguen envejeciendo, referencias a un Chile bibliográfico. Viven entre tantos muertos vivientes. Creer que podemos romper los esquemas preestablecidos de una educación de angosto pensamiento, los prejuicios. Agosto 2010, mis vacaciones de invierno y sus prejuicios son antecedentes humanos de risible consideración gregaria. Insinúan, otros, revoluciones disociadas de fervientes conspiraciones históricas.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Hace frio. Indecibles sentimientos desmesurados e impulsos ciegos es lo que amerita entender el fenómeno atmosférico de “hacer frio”. Bello malestar volitivo. Descubriendo extrañezas humanas mientras pasan implacablemente esas 3 semanas de descansos momentáneos.

Es una obviedad digna de ser sufrida. Pero vivir en sociedad hace del frio sueños de libertad.

En esto, Chile, no es la excepción. Enamorado de tanto soportar cosas extrañas. Alturas cotidianas de un Chile Bicentenario desconfiado de las muestras pomposas de charlas generacionales.

Cada partícula de tiempo que abogamos en la fugacidad del instante presente así mismo nos enfrentamos con este ritual de frenesí socializante llamado Vacaciones de Invierno.

Son Vacaciones de difíciles decisiones humanas pero estremecedores cambios planetarios. Un misterioso mundo humano que juega a esos cambios planetarios a su vez a esas palabras cargadas de enamorada irracionalidad. No existen fronteras cuando se trata de pensar y de sentir.

Los lenguajes humanos están sujetos a los tiempos históricos de Agosto 2010. Es una maravilla sentirlo. La sanción social, Agosto 2010, imputa temas valoricos a cada singularidad humana mientras vive envejeciendo. Historias personales que se aproximan a los abismos de saberse solo en este mundo. Soledades que nadie se ha atrevido a cuestionar.

Acariciando supuestos culturales que te enseñan desde niño, creer en lo que te entrega la educación y sus comentarios humanos, el Tiempo. Tormentos culturales, los héroes anónimos del Chile Profundo, cuando se trata de hegemonizar determinadas objetivaciones del discurso gregario, democracias representativas más capitalismos inefables.

Tristes percepciones humanas al vislumbrar optimismos insensatos. Muertes y muertes de divertimentos planetarios, los seres humanos junto a su excentricidad volitiva, perpetran fenómenos de lesa decadencia progresista.

jueves, 12 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.

Una etapa de escasa instrucción callejera nos otorga Agosto 2010 con sus reformas a la educación formal. Espasmos ideológicos cuando sabemos que nadie está preparado en la vida para sufrir repentinamente. Nuestras habilidades humanas se las ingenian para construir narraciones extraordinarias en lo que concierne a estar preparado ante la colérica elocuencia del sufrimiento humano. Regalos de certezas mutiladas. Algo tienen que decir mis Vacaciones de Invierno.

Interminables filas de adolescentes desorientados hacia un futuro cultural extraño, competitivo y visceral. Apagón cultural del Hoy tras complicidades cotidianas con diálogos ciudadanos. Enrarecido cuando expreso palabras con sus significaciones éticas. En eso estamos. Miles de aventuras ocurren en un mes de complicidades burgueses. Las muestras familiares del mundo adulto fomentan “algo estúpido” de inspiración gregaria. Un continuo de predecibles días nos obsequia los instantes históricos del pensar sin riesgos. Hallar la senda sin acabar del gozar la vida.

Hay plenitud de vida, no obstante nuestra condición cotidiana de vivir en un mundo de certidumbres indisputadas. La tentación de la certidumbre. Instituimos el saber en tanto inexistencia de reflexión. Aquello que sabemos no nos lleva necesariamente a un desapego de visiones teóricas. Es decadente percibirlo. La impertinencia de saber. Acá, el acto de reflexión es un acto de liberación.

Esas configuraciones humanas de pensar sin límites representan la tentación de lo aventurero. De los dogmas teóricos de cada discurso hegemónico con su correspondiente constitución del sujeto.

Esperanzas depositadas, eso hago, en estos días de conformismos vivenciales, estar de vacaciones. Muchos proyectos personales acontecen, y no me doy cuenta. Te siguen a todas partes.

Desde la Tierra a la Luna existen silencios elocuentes, los hombres no saben vivir, lo cual entraña una serie de inesperados experimentos valoricos, engañarse en lo subterráneo de nuestro haber psíquico.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Dormir en los versos caóticos de los días transcurridos. Ese transcurrir vital superpuesto a lo hermoso de estimar la ausencia de toda preocupación. Con lo cual, apostamos a los limites del sufrimiento humano. El sufrimiento humano como una ética descriptiva.

Así, acariciando orgullosos esperpentos valoricos. Maravillosas consideraciones indignas de ser verbalizadas por el lenguaje humano. El enigma de los enigmas. Vastas teorías humanas para responder a las aventuras teoréticas del lenguaje humano captado por las diferentes etapas de nuestra vida.

Herejías de los minutos ansiados, Agosto y descansar, son inclusivos cuando se trata de respirar prejuicios humanos. Conversaciones con la catedral de oscuridades psíquicas, el Ahora. Bebo ansiosamente lo que me deja descansar cuando Agosto es cualquier dia. Esos días nos agreden éticamente, impredecibles conductas volitivas.

Caminantes decesos humanos a su vez seductoras constelaciones psíquicas al considerar subterráneas escuelas de pensamiento vivido. Describir estratos de aprendizaje significativo.

Eso significativo es lograr comprender la compleja empresa humana de valorar la vida conectada al pensamiento. Disfrutar el sabor amargo de querer sin límites, Agosto 2010 no se escapa de este fenómeno de la vida. Incomprensiones rutinarias tras los alegatos de febrero 27. De cuando en cuando, enseñanzas sencillas de los comportamientos extraños de los seres humanos, a su manera.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


No hay cabida para las prescripciones educacionales. Pobreza del galopante instante de aprendizaje significativo, misterios sin resolver, los estudiantes, ignoran cuáles son sus ejes de referencia para conocer el saber humano, en suma esencia, aquello de lo que les enseñan sus dedicados desmadres educacionales, sus profesores y algo más, apuntan a la premisa equivocada.

Tal vez, esta premisa esta englobada en tantos proyectos culturales que divulgan desigualdades bibliográficas. Es un colectivo de estridencias didácticas. No aceptamos el transcurrir expansivo y repentino de la vida como fenómeno de recursos abismales. Silencioso pero interesante.

Es un mes dado a contextos culturales con sus colaboraciones humanas. Estas colaboraciones humanas amplían el ancho pensamiento de reflexiones cotidianas. No es el caso, implacablemente, de la educación del saber humano que entrañan los consensos de Occidente.

Acorralados bajo la hipnosis del condicionamiento social, los estudiantes, viven sumidos en la tragedia de solo repetir conocimientos básicos para producir realidades instituidas por el proyecto de pensamiento planetario asumido como tal por los “hombres de buena voluntad”.

Ironías causadas por la exultante sumisión de antecedentes humanas, la Voluntad de Vivir, ante el abismo psíquico de instaurar relaciones de poder entre conocimiento, poder y moral social.

martes, 10 de agosto de 2010

Vacaciones de invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Incapacitados para penetrar nuestras dinámicas psíquicas al estar en la rutina misma del instante vivido. Infinitos cotidianos ocurren en estos días de bipedismos ancestrales, la clase política, no hizo sus tareas de caligrafía gregaria. Grotescas actitudes compartidas entre niños de fluida voraz inocencia y de adultos con escasez de tiempo, en la actualidad, nuestras relaciones de poder están entrelazadas por el precio de lo que hacemos, lisa y llanamente, educamos a muchas generaciones con el néctar de la feliz hipocresía de Occidente. Tanta realidad atormenta a los hombres, esos infinitos pueden causar reacciones viscerales. Infinitos cotidianos y los fríos de Agosto componen una inconmensurable belleza de casualidades oníricas.

No solo de frio vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Hoy. Apunta a un fenómeno atmosférico. En efecto, culmina con incontables muestras de nativo aburrimiento, y nada aprendemos de la vida cuando estamos retroalimentados por nuestras “valiosas tonterías”. Nacen y mueren personas de la más diversa asunción gregaria.

Practicando atardeceres narrativos en la inocencia deliberada de Agosto cuando acontece. Muertes experienciales nos regalan los días de Agosto. Son los errores innominados de los seres humanos los que permite seguir escribiendo sucesos de lesa humanidad. Es un ir y venir de espectáculos precisados como propósitos vitales, no ser dignos de nuestro sufrimiento. Un fenómeno con todo el indecible amor del fenómeno de la vida.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Un progreso de cierta emoción colectiva significó levantarme a las 10 de la mañana de un dia que dicen que actúa como Viernes. Había bostezado con extrema cautela, pues debía respetar los rituales de Occidente, no despertar a los enemigos internos de la convivencia humana, nuestras pulsiones primarias. Logre apaciguar los secretos inmoderados de mis estudios universitarios, proyectarme. Proyecte salirme de los códigos éticos de un viernes cualquiera, envejecer. Solo escuchar música logra ese aspecto de sublime letanía. Letanías de un dia que juega a los juegos del lenguaje. La música como la respiración de un tal Dios ausente.

Algo de conspiración existía en lo que divagaba pero opto por dejarme llevar por las fuerzas oscuras del vivir apegado a fuentes dispensadoras de sentido. Todo un Viernes ocurrió estos inesperados milagros. Ignoro ese acto temerario de nombrar a los días de esa manera. Cambiar radicalmente la mirada de lo que somos al despertar en este mundo humano y sus espacios raros. Rarezas reflexivas anidan en el árbol de la verde experiencia humana. Esas Vacaciones de Invierno quieren recobrar la experiencia. Es un aspecto de inmanencia radical. Moriré en la tentativa revolucionaria, redescubrir el sentido originario del instante vivido, son las locuras de la experiencia humana nacida hace unos 27 años.

Es volver constantemente a proponer una recapitulación de la vida, porque los grupos etarios no pueden esperar. Continúo con la disolución racional de los días envejecidos por la vorágine del Tiempo. Tiempos cronológicos y mis Vacaciones de Invierno. Dispuestos a buscarnos en la enfermiza soledad de cualquier frio de Agosto 2010. Esos fríos volitivos anuncian tragedias lingüísticas y ser críticos de una filosofía de la ciudad.

lunes, 9 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


En mi vida. Algunos cuentos he escuchado durante Agosto 2010. Algunas tales que se atreven a entretener al Chile Profundo con sus sutilezas represivas. Con ello, educaciones arrojadas a los arrogantes remedios de discursos dominantes, historias inconclusas de de sentimientos extraños, melodías furibundas al esperar el Transantiago y las interpretaciones parroquiales del Hoy. Cierto cansancio al intentar pensar, pensar cuando las indefiniciones valoricas no pasan por proponer referentes ideológicos sino por los héroes anónimos del diario quehacer nihilista de las revoluciones humanas, vivir en sociedad. Alturas humanas que vuelan sobre Agosto 2010. Un dia en Agosto 2010 es cuestionar mis Vacaciones de Invierno.

La ventaja de esperar algo que haga tolerar el torrente de sinsabores humanos anuncia el inicio de diferentes espacios de captación histórica, eso pensaba, al fragor de una exquisita experiencia culinaria, estaba comiéndome un asado de sentido “picunche”. Era en mis Vacaciones de Invierno. Lo hacía fervientemente. Solo quería algo de autorrealización tras eventos repentinos de clamor popular, mis ventosidades urbanas.

Elegidos animales extraños para controlar los habituales escenarios de revoluciones científicas. Estas revoluciones adoptan pareceres ideológicos, y eso está muy bien. Tanto de que escribir al muro de la moral oficial de Agosto 2010, la feliz hipocresía de enunciar premisas educativas “educación de calidad, gratuita y publica”. Esperpentos de conspiraciones mal diseñadas por los anarquismos de diplomacias viscerales.

domingo, 8 de agosto de 2010

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Y mi mundo tras este año que se va poco a poco es asumir riegos locamente en la imponente aventura de la Fe. La fe es un éxtasis. Un lanzarse a lo desconocido de buscarse en las oscuras regiones de la psiquis humana. De tal modo, un espacio de expresión literaria. Dibujando los contornos de la condición humana.

Dia a dia hacemos escuela de razonamiento dogmatico. Despertarse de ese sueño dogmatico seria el origen de nuestra mayoría de edad. Pero, en la actualidad, Agosto 2010 esta coincidiendo con mis vacaciones de invierno. Han sido semanas de rápidas decisiones respecto al futuro cultural de la miseria humana. Preguntas que a los seres humanos incomodan. Sombras urbanas que ocurren indefinidamente. Estamos esperando certezas que subyuguen nuestros miedos viscerales.

Mis pensamientos se confunden con los quehaceres cotidianos de Agosto 2010. Son situaciones complicadas. Mientras tanto, la educación humana sigue su labor civilizadora, formas sofisticadas de represión.

De tanto en tanto, las duras cadenas de Agosto 2010 nos instan a pensarnos. No lo sabemos hacer. Fragmentaciones de un dia cualquiera. Cuesta descubrir las infinitas relaciones que se dan entre los seres humanos.

Un lugar de los desarraigos ideológicos. Es pura pasión narrativa. Dejarse llevar por las casualidades de la vida que propone Agosto 2010. Una activa incertidumbre propone Agosto 2010 en cuanto espacio de interacción personal. De cuando en cuando, permea mis sujeciones familiares. Estando sumido en la vorágine del vivir en la idea de los demás.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Vacaciones de Invierno engrandecen mis letales inocencias asimismo absurdos gregarios llenan al mes de Agosto con apariciones sublimes de cosas extrañas. Ni el Pulpo Paul puede descubrirlo. Dichas Vacaciones comparten deseos indecibles, cambiar la mirada del hombre Febrero 27. Estrategias de absorción cultural tras el inicio de conflictos humanos, acá, al experimento onírico de imponer discursos hegemónicos, lo único hegemónico es la miseria humana. Se comporta de tantas maneras distintas. Es un ilustre protagonista de situaciones límites. Ama los sentimientos desmesurados.

La comunicación humana, Agosto y las personas, corroen los pilares de misericordia inconclusa, utopías democráticas. Viviendo en los enclaves históricos del Chile Bicentenario. Narraciones ensayísticas y divulgaciones históricas hacia un Público general. Soledades bien dispuestas cuando existe esa que denominamos “Vacaciones de Invierno”.

Los estados de ánimo de Vacaciones de Invierno transforman los temas valoricos de cada dia como tal, y no nos damos cuenta de eso. Sumergidos en vanguardias predeciblemente culturales jugamos a romper los moldes del tedio cotidiano. Sin embargo, los estados de ánimo nacidos en la complejidad estructural del organismo humano algo captan de lo desconocido de contemplar anocheceres gregarios.

Creerse la magnificencia de poner en cuestión esas verdades oficiales de la moral establecida, implacablemente, enternecida por los rituales de Occidente significa cambiar la mirada fraudulenta del hombre moderno. Vientos de modernidades gregarias pero cansadas de tantos prejuicios morales. Miedos que nos embargan a cada rato. Esos miedos buscadores de consensos burgueses.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Un rápido palpitar de los días caídos abundan en los fríos urbanos del Chile Bicentenario. El fenómeno de la vida se hace presente indefinidamente con la complicidad deliberada de mis Vacaciones de Invierno. Son errantes los días de Agosto 2010 en cuanto a sus efectos generacionales, búsqueda incesante de consensos gregarios, un activo observador de milagros inesperados y un sabio exponente de encadenamientos mentales.

Vacaciones de Invierno cercanas a las experiencias personales de millones de individuos en busca de sus fenómenos singulares.

Hace mucho frio en la ciudad de Santiago. Aprendí a abrigarme con la ética prudencial de un Agosto en estado de alerta. Envuelto en la solemnidad proverbial de los perros callejeros que acompañan mi letal espera en los paraderos troncales.

He sabido que dichas vacaciones, aquellas relacionadas con el mes de Agosto, están en una época de costumbrismos bien adocenados por la indigencia informativa entregada por los pueblos poderosos, la especie humana. El lenguaje siniestro de los días invernales es sintomático con los deseos inconfesados de descansos ruidosos. Bella sumisión ante las formas lúdicas del Tiempo, Agosto 2010 y mis Vacaciones de Invierno, relatan pasajes de profunda sencillez abismal.

Atreverse a rupturizar instantes de consagraciones simbólicas. Los simbolismos culturales, por ejemplo, de vivir en un Chile que culmina una época histórica. Suceden cosas extrañas tanto en Agosto 2010 como en los segundos adosados a dicho mes. Meses tenidos como meros pasatiempos personales.

En nuestro país de las deshonestidades históricas, con o sin bibliografía, acuden los oficios republicanos de los juegos del lenguaje que imponen determinadas sujeciones de clamor cupular, alternándose, este estado de cosas existentes, con mis Vacaciones de Invierno

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Tentativas de ambición desmedida que poseen estas Vacaciones de Invierno para promover creacionismos humanos. Lo humano considera la autoflagelación de sus condiciones de posibilidad. Somos una plaga antropogénica. Diversiones letales aparecen durante este tiempo de abrigos republicanos. Es la época de las liquidaciones existencialistas. Espasmos gregarios, cualquier dia del año, confrontan las palabras con sus relaciones de poder, algo de capitalismo entra al baile de los desorientados, que tributan las miserables condiciones de subsistencia planetaria que tenemos los seres humanos.

Los jóvenes universitarios juegan a ser comandantes de verdades mutiladas, educar es gobernar, en la dimensión espacial de mis paradisiacas Vacaciones de Invierno. Ignorancias camufladas bajo el haz de evoluciones históricas. Rentabilidad de los subsidios de la existencia personal, digo estas cosas para amenizar estos narraciones dispersas, de mis Vacaciones de Invierno adopta un valor estético de incalculable belleza familiar.

Una emoción en la conmoción de saberse esclavo de la vejez que nos imputa insignificancias mentales. Jamás olvidarse de crear. Tener ante todo la más absoluta indiferencia respecto al desmadre de la Educación “pensadora” de inspiración patriarcal.

Solo apuntar a la experiencia misma de la creación humana, permear las afecciones psíquicas cuando se trata de vivir en sociedad. Así, es como estas semanas de descansos momentáneos hacen su trabajo humano, producir. Producimos antecedentes humanos, autodestrucción garantizada. Sin embargo, las ráfagas de instantes vividos a su vez la lluvia de aventuras docentes convergen en una fecunda incertidumbre de contracaras culturales.

Vacaciones de Invierno

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Estamos dispuestos a vivir conscientes con Agosto 2010 ante el sopor rutinario de las verdades oficiales junto a su expansiva fuente de alocuciones cínicas. Habitamos en la cotidianeidad de nuestros encuentros absurdos. Aprendizaje significativo al intentar consumir vivencias personas, y con la intención de entender lo que nos sucede como seres humanos. Agosto 2010 y los seres humanos, Agosto 2010 y las Vacaciones de Invierno y Agosto 2010 con ficciones invernales.
Atesoran situaciones de innegable inmanencia psicológica. Entender esta constelación de recursos estilísticos, manifestar vivencias anónimas, en estos tiempos históricos, ayuda a revelar algo de autopreservacion ética en lo que concierne a mis Vacaciones de Invierno.

Comparto Vacaciones de Invierno con mis abismos pensantes, escribir. De súbito, aparecen días de cercano interés en educarme, Agosto 2010. Confusas apariciones morales al preguntarme por los supuestos éticos de envejecer implacablemente. Su verdad es un éxtasis estético que penetra realidades progresistas. Una tesis de grado que este mes de Agosto 2010 empieza su travesía por los mundos humanos de nuestras Vacaciones de Invierno. Son Vacaciones entregadas por el mundo exterior. Un mundo en constante discusión experiencial. Me gusta vivirlo. Hay que ponerle el hombro a nuestros asuntos humanos, entonces volvamos a lo nuestro.

Acumulados sufrimientos humanos nos vierte esas Vacaciones de Invierno más sus sueños de libertad. Un cosa cómica para los actuales tiempos históricos. Un planeta Tierra hecho mudo en su experiencia misma. Muertes humanas en cada rincón que afecta a los hijos de la Tierra. Nadie nos enseño en este jardín e indecibles sufrimientos liricos el cómo salir adelante, salvo la música. Música como la historia de la voluntad humana.

viernes, 6 de agosto de 2010

Agosto 2010

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


De cuando en cuando los grupos de interés se convierten en nauseabundas ficciones didácticas. Son unos obedientes exponentes de adolescencias históricas. Se sigue de aquello que educar implica orientar consideraciones cognitivas, salvo por el detalle que la educación es algo más que propuestas evaluativas en pos de un determinado proyecto ideológico subyacente. No se enseñan aquellas cosas que deben saber en un sistema educativo con sus normativas de asfixia gregaria. Nadan a contracorriente de lo que dejo Febrero 27. Pero, sin embargo concluye en la ascensión progresiva a divertimentos mundanos. No sabemos para quien trabajamos, pero.

Aquello que significa vivirse en los juegos del lenguaje cuando interpreto la realidad y un falseamiento de la misma. El lenguaje construye realidades. Estoy convencido que puede lograrlo. Miradas más o miradas menos, es la genialidad de crear. Creacionismos humanos superpuesto al mes de Agosto, bellas irracionalidades intuidas. Falsas disuasiones “picunches” cuando debemos negociar con la realidad humana del Chile Profundo.

Patéticas expresiones de prejuicios morales asimismo comentarios antojadizos, en Horario Valle, sobre cómo lograr cambiar la educación. Pura razón de vivir, te hacen creer eso, un encuentro único con la inmanencia cotidiana de Agosto 2010 al fragor de su surrealista estrategia de disolución racional, educar para promover un NEM gregario.

No se antepone el pensar en el fenómeno del universo como explicación cabal de genuinas habitualidades planetarias sino que se propaga la simple experiencia de reduccionismos humanos. Agotarse en el mes de Agosto esta dimensión de asombrarse por el carácter alucinatorio del mundo, no es así, solo apelo a una poesía de vivientes realidades callejeras. Lo callejero es, acá, lo que corresponde a la perspectiva humana de sus vanidosas verdades mutiladas.

Agosto 2010

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Con sus drogas lúdicas, encuentros cercanos con el sufrimiento humano, superaciones con los límites del lenguaje humano, dictaduras latentes en nuestras alturas humanas, utopías forzadas de los vendedores ambulantes, siniestras profundidades del instante asumido, tristezas consagradas al calor humano, fríos invernales que fomentan cosas extrañas, apariciones algo estúpidas de los narcotraficantes recordando sus infancias, enseñanzas escolares de incompleta progresión valorica, amores indecibles en cada hogar familiar, códigos éticos independiente del orden vigente, universos incompletos de promociones populares, narraciones inesperadas de los perros de la esquina, escombros de domicilios de 3 dormitorios, estridencias morales con el Tiempo adictivo, desesperanzas escolares al emplear vidas paralelas, segregaciones urbanas, olores impregnados de lesa humanidad, recuerdos primigenios de “pobres gentes”, genialidades callejeras al captar lo implacable de la miseria humana, infancias quitadas a niños en proceso de socialización, ideologías de alta definición pragmática, adultos disociados de su quehacer anarquista, discursos de horripilante neutralidad axiológica, historias anónimas poco dadas a las etiquetas históricas, alegrías que no llegaron, redes fantásticas de oscuridades psicológicas, adicciones etarias, elocuentes silencios al estar desempleado, expresión súbita de la pobreza como enfoque multidimensional, alcoholismos concluyentes, prostituciones infantiles, gulas callejeras, educaciones inefables, decadencias asumidas por el mundo adulto, diversiones fugaces de adolescentes angustiados, existencias dadas a consumir las oscuras regiones de la psiquis humana y en donde la perdida de referentes discursivos, culturales y estéticos transcurren diariamente por los pasadizos vividos por los Otros.
Tantas situaciones humanas envueltas en el trágico deceso de días anónimos. No solo en Agosto 2010 ocurren este tipo de vanguardias extraoficiales, sino que también ocurren en el competitivo quehacer aventurero del “ahora”.
Eso conlleva la pesada carga de la razón humana, y algo de autorrealización decadente. No hay paz, entonces ni para ricos ni para pobres.

Agosto 2010

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Vivirse en la ruindad desinteresada del mes de Agosto. Un mes proclive a transiciones atmosféricas pero de teatrales vínculos afectivos actúan como verdaderos guardianes del espacio humano. Encuestas sin profundidad laberíntica pero con obviedades pulsiones. Sus experimentos valoricos tienden a hacer cuestionados. Cuestionados por los laberintos perceptivos de la condición humana. Unos sanguinarios espectáculos de conflictos confusos, la condición humana es una confabulación de minimalismos “en off”.
Cuando concurre el mes de Agosto a negociar con la realidad originaria de un “hoy” extático se puede captar la eterna magia de abominables vínculos personales. Rarezas presentadas con el auspicio de valoraciones vigentes y de inocencias perdidas. Es lo único que tenemos. La fricción entre Agosto 2010 y Febrero 27 aporta una riqueza cultural a la psiquis humana.

Lo confuso es creer que estamos solos y que somos narradores de explicaciones humanas. No obstante que tienen sus apoyos circunstanciales. No es necesario, tal vez, asumir teorizaciones abstractas para entender que durante el transcurrir invernal del mes de Agosto están sucediendo cosas extrañas. Solo hay que asumir posturas significativas de ir a la génesis misma de nuestra experiencia personal.

Es un mes que reviste de problemáticas educativas. Todos opinan, la facultad de conocer las apariencias, sobre la educación como el motor de sanaciones culturales. Porque mientras se educa supuestamente durante horario diurno, con sus republicanas desigualdades sociales, tras el ocaso de vivir en la luz del siniestro reproducir indigencias informativas, en la noche transcurren otras instancias de consideración humana, esto es, muchas cosas extraoficiales acontecen en el Chile Profundo.
Algo estúpido engendra la educación concebida como algo sujeto a planes y programas de estudio. La reflexión planetaria al respecto no ha estado a la altura de las circunstancias. Millones de fracasos personales adicionado a incontables muestras de angustiante incertidumbre vivida por jóvenes ansiosos por superar sus instintos pulsiones.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Agosto 2010

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Los seres humanos junto a sus singularidades aclaran el paisaje interno de nuestros psiquismos fugaces. Un mes de Agosto dispuesto a matarse y a deducirse a partir de experimentaciones valoricas. Hace mucho frio asimismo es una antídoto contra el paso del Tiempo. Nunca sabremos como abarcar las formas lingüísticas del mes de Agosto. Este Agosto 2010 trae sus cosas extrañas, desde el voto popular de las ficciones democráticas hasta las ironías represivas del Tiempo cronológico, y fluye implacablemente.

Estos juegos permiten la adopción de una pluralidad de hechos lingüísticos. Sus efectos claramente los podemos dimensionare en cualquier situación familiar como tal. Es fantástico darse cuenta de la sempiterna ansiedad de decirlo todo. Su uso se asume cuando hay cierta regularidad en la comunidad lingüística de los ilusos demócratas. Tantos ilusos demócratas que pululan durante este mes de Agosto 2010. Encuentros cercanos con la lealtad de la vejez humana.

Locuras humanas que caminan por simples sucesos históricos. Un Agosto irresoluto ante la moral, religión, la educación y la burda política de los cinismos gregarios. Los seres humanos no saben distinguir entre el valor y el precio de sus acciones. Un frio que ofrece sus filantropías de 3 letras.

Agosto tiene sus héroes anónimos. Tampoco se puede vivir bajo el yugo emancipador de prejuicios morales, un país ansioso de eso, pues nos genera un paisaje de difícil solución para saber cómo se constituyó el sujeto. De algún modo, nuestro Agosto 2010 abjura de su sinsentido explicativo para anidar en la menesterosa degradación de las estridencias urbanas del año que se va.

Lo que importa, es que creo poder asimilar y albergar todo aquello que esta latente en esta caótica realidad de ensueño inconmensurable y vivirla lúdicamente. Aquí, esta hoguera de impiedades gregarias, provoca unos momentos de ocio espiritual. Agosto 2010 hace muy bien su trabajo. Es más soportable, tolerable y, por cierto, místico. Lo místico es, para mi, el sinsentido de lo que esta mas allá de los limites del lenguaje. Debe ser así. No lo se claramente, pero lo único que se es contemplar en acción el paraíso alucinatorio del mundo.

martes, 3 de agosto de 2010

Agosto 2010

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


Viajes sin retorno hacia un mes de Agosto junto a sus coloraciones humanas. Lo increíble de todo esto es que se busca un destello de fértil egoísmo por medio de los juegos confusos de la vida misma.
Un coloquio de discusiones internas, desde adentro del lugar provinciano que alberga nuestra Vía Láctea, el planeta Tierra genera percepciones humanas. Son juegos dispuestos a enfrentase con los afectos desatados de los seres humanos. Preparándonos para vivir siglos de fragilidades humanas.

Inicios de un ceremonial bien mirado. Un ceremonial asumido ante la exaltación volitiva de un mes escéptico de las revoluciones silenciosas, el mes de Agosto. No sabe encarnarse en personas. Las personas le parecen microscópicamente racionales pero seductoramente extrañas. Millones de percepciones anónimas le han otorgado la clara experiencia de no confiarse respecto a esos animales extraños. No lo ha podido el saber humano.

Idiotismos bien narrados por la historia natural del tiempo humano. Humanidades consagradas a meses fugaces. Cualquier persona que camina por las profundidades callejeras del Chile Profundo, las poblaciones del surrealista CASEN, observa que las acciones del lenguaje son simplemente necesarias para inventar ficciones. Esas ficciones motivan a esos héroes anónimos, cualquier bípedo que camine, construir estructuras de mentiras objetivas, vivir en sociedad.

Ahora, por ejemplo, le toca el turno al mes de Agosto. Es la didáctica de la emoción silenciosa. Dimensiones expectantes cuando se vive en un país donde mantener el poder se ha convertido en algo épico.

Por si no lo saben, estamos trabajando, si es que se puede decir así, con la hipocresía denodada de un dia cualquiera. Son los días sagrados. Sagrados por el solo hecho de existir, más aun, tratándose de su atesorado absurdo. Indecibles absurdos que alternan con las heterogéneas opiniones del “picunche” espectáculo de lenguajes humanos. El mes de Agosto y sus palabras. Todos mienten, salvo nuestras ficciones psíquicas.

domingo, 1 de agosto de 2010

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.



Conocer al ser humano mediante la educación es entender que estamos para compartir realidades, revelar aprendizajes significativos y confrontar adversidades. No sabemos quiénes somos cuando sabe más pero entendemos cada día menos. Por lo menos, esta Pauta de Diagnostico permite un marco de referencia del modelo a utilizar.

Cuando ha podido el sentimiento y no ha podido el saber, es el caso, de la resiliencia en la educación. Ni el más ancho pensamiento ha podido develar la importancia del trabajo colaborativo entre la vida y el dolor humano. Algo de eso se pudo responder a partir de un proyecto de investigación aplicado a la educación.

Cuando aplicamos ciertas metodologías de investigación de carácter cualitativo parea explicar a partir del paradigma interpretativo lo que le acontece a una niña (Estudio de caso), en consecuencia, existe una tendencia a dogmatizar lo acontecido por esa realidad humana en concreto.

Sin embargo, tratar la resiliencia y educación, en estos espacios de atomización axiológica que emergen tras las transformaciones materiales de la existencia humana, el cómo se educa actualmente, involucra un sentido de pertenencia con las manifestaciones gregarias de lo enseñado. Las asfixias emocionales de los adolescentes al tener que decidir su futuro durante escasos años de vida.

El aporte temático de reputados autores (Naranjo, Melillo, May o Cyrulnik) depuró el aspecto teórico del tema a investigar. Haciendo resiliencia en una etapa difícil de nuestras vidas. La eterna fugacidad de tentativas identitarias. En este aspecto, la entrevista no-estructurada a la protagonista (Estudio de caso) aporto a enriquecer el debate interpretativo sobre el rol de la resiliencia como modelo a seguir entre los adolescentes.

Ese modelo a seguir, la resiliencia, implica tremendas responsabilidades durante el desarrollo evolutivo de los adolescentes. Sumidos en la tensa calma de las consideraciones conductuales. Interactúan con diferentes aspectos mundanos de la realidad que se les aparece.

Pero vivir en sociedad adopta la necesidad misma del conflicto. Toda relación humana tiene como motor histórico el conflicto.
No todas las personas poseen la capacidad necesaria y suficiente de superar las adversidades cuando carecen de la voluntad de vivir o, más bien, de la actitud del querer seguir sobreviviendo junto a cualquier fuente dispensadora de sentido (música, arte, literatura, ciencias, deportes, política, etc.)

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


En este marco teórico, a la luz de la investigación referida al tema en cuestión, aspectos pensantes tales como la adopción de ciertos enfoques históricos, filosóficos, psicológicos y sociológicos significaron un amasijo de riquezas humanas.
Autores como Claudio Naranjo, Aldo Melillo, Patricia May o Boris Cyrulnik sustentan una mirada rupturista, genuina y al límite de las posibilidades del patriarcal legado que nos ha dejado Occidente en su manera de considerar la estructura psíquica del ser humano cuando está sumido en el sufrimiento de sentirse solo.

Se pudo ir al hombre mismo en todo su derrotero de luces y sombras cuando debe actuar repentinamente en este experimento llamado vida. También estriba la importancia en la inagotable capacidad de analizar al ser humano, y aun así, no se agota su enigma de penetrar la realidad del mundo exterior que le toca protagonizar.

Sobre todo, al precisarlo como aquello de lo cual viven en constante sugestión gregaria, los adolescentes siendo educados en un determinado modelo de realidad prevaleciente. Se educan en este holocausto de verdades mutiladas, los programas de estudio junto a sus confusos objetivos transversales.

Porque si hemos de tener una educación orientada al desarrollo humano, deberemos pasar del monopolio del intelecto a una pedagogía muy económica en lo tocante a teoría; una educación muy cuidadosa de evitar la redundancia, que se apoye en lo posible en los ordenadores o en lo audiovisual para no desperdiciar a los maestros encomendándoles, como hoy se hace, una función casi mecánica.

Hacer de la educación algo digna de ser vivenciado. Más todavía cuando tratamos con adolescentes, con sus inestabilidades emocionales y estabilidades inciertas, con lo que, la resiliencia en la educación implica un acto de asunción psicológica.
En otras palabras, superamos las adversidades cuando tenemos la capacidad inventiva para construir a partir del dolor humano. Los jóvenes no pueden esperar mientras tanto la reproducción de las contradicciones internas del sistema social al cual pertenecen sigue promoviendo aspectos deleznables.

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


“"Respuestas correctas", especialización, estandarización, competencia estrecha, adquisición ávida, agresión, desapego. Sin ellas, nos ha parecido que la máquina social no podría funcionar. No debemos culpar a las escuelas de crueldad cuando sólo han cumplido con lo que la sociedad les ha pedido. Pero la razón por la que necesitamos una reforma radical de la educación es que las demandas de la sociedad están cambiando radicalmente. No cabe duda de que las características humanas que hoy en día se inculcan dejarán de ser funcionales. Ya se han tornado inapropiadas y destructivas. Si la educación continúa siendo como solía, la humanidad terminará destruyéndose tarde o temprano.”


Responder a la compleja empresa humana de entender lo qué es la educación inducida a través de un enfoque instrustrializador de conocimientos al servicio de una estructura mental patriarcal es hacer de la resiliencia entre los jóvenes, nuevos horizontes intelectivos que permitan comprender el caótico estado de desafección prevaleciente entre la educación recibida por Occidente y las acciones de las mismas por las realidades repentinas que se aparecen inevitablemente.

En cambio, lo interesante radica en la capacidad de sobreponerse a las experiencias de la adversidad: el estrés, el trauma y el riesgo en la vida personal, que incluye abusos, pérdidas y abandono, o simplemente las tensiones comunes de la vida.

La resiliencia es un proceso, un conjunto de fenómenos armonizados, en el cual la persona afronta un contexto, afectivo, social y cultural. También la define como el arte de navegar en los torrentes (Cyrulnik 2002)

Resiliencia y educación son una clara demostración de que los adolescentes no pueden esperar. Ambos son expresiones del sustento antropológico que poseen cuando están provistas de referentes discursivas. Pues bien, el marco teórico apunta a dar razón de que enfrentar al adolescente con sus situaciones límites significa que, en este sentido, el profesor debe ser guía, orientador y constructor de aprendizajes significativos.

De lo que se puede señalar, en suma esencia, la resiliencia se la entiende como la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas" (Edith Grotberg, 1998).

Otra penetrante interpretación, esta vez, vertida por Aldo Melillo, afirmando que la resiliencia emerge como resultado de una interacción, es decir de algo que ocurre a partir de la relación de un sujeto con su entorno humano. Desde este punto de vista, resulta fundamental el hallazgo de figuras sustitutivas o instituciones que, oficiando de contenedoras, le proporcionan sostén y recursos identificatorios alternativos .

En el caso de los adolescentes, específicamente, el estudio de caso que implementé, existe una escasez de referentes discursivos, valoricos y sociales. Por lo que, la capacidad de reinventarse de las instituciones asociadas a esos supuestos referentes radica, más bien, en el más absoluto desarraigo societal.

No es menos cierto, que la capacidad de construir el marco teórico nos ayudara para vislumbrar el modo cómo la resiliencia en educación es un proceso de superación de la adversidad y de responsabilidad social. Es un trabajo colaborativo entre los actores protagónicos de ese proceso consciente, deliberado e intencional, la educación.

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


El problema de cómo la resiliencia se puede convertir en un modelo a seguir entre los adolescentes que se están educando es un imperativo critico de evidente concluyente.
En esto, juega un rol indispensable el trato del mundo adulto, sobre todo, con los adolescentes en el marco de las relaciones interdependientes que se dan en el proceso enseñanza-aprendizaje vividos inexorablemente tanto en el aula como en las actividades extraprogramaticas.

Ahora bien, el problema de investigación se aboca a cómo la resiliencia permite un desarrollo integral de los adolescentes en tiempos donde la incertidumbre es la constante antropológica de las relaciones entre profesores y alumnos.

Reflexionar hoy sobre la resiliencia nos permite conceptualizarla y valorarla con una perspectiva renovadora, concibiéndola como la capacidad de la persona humana de sobreponerse a los riesgos de la existencia no sólo superándolos sino desarrollando al máximo su potencial, proceso realizable a través de la construcción de una Pedagogía preventiva resiliente.

No es menos importante mencionar que el significado mismo de resiliencia tiene su origen en el latín, resilio que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. El término se utiliza en física. Expresa la cualidad de los materiales a resistir la presión, doblarse con flexibilidad, recobrar su forma original, no deformarse ante presiones y fuerzas externas y su capacidad de resistencia al choque.

Para la educación el término implica, lo mismo que en física, una dinámica positiva, una capacidad de volver hacia adelante. Sin embargo la resiliencia humana no se limita a resistir, permite la reconstrucción. La reconstrucción de los entresijos del alma humana. La resiliencia en educación está concebida como eso que permite superar las adversidades a pesar de las situaciones límites que entraña compartir la subjetividad del Otro.

Ante todo, las complejidades internas de la educación del siglo actual supone la cabal expresión de múltiples exigencias impuestas por el mundo exterior mediante el cual vivimos en sociedad- Sin embargo, infinitas necesidades, en este caso, de los adolescentes para afrontar la constelación de estímulos respecto a qué hacer con sus vidas cuando se comportan gregariamente.

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.


El problema de investigación se aboca a cómo la resiliencia permite un desarrollo integral de los adolescentes en tiempos donde la incertidumbre es la constante antropológica de las relaciones entre profesores y alumnos.

Ahora bien, los antecedentes humanos de lo expresado como cabal manifestación de la resiliencia en la experiencia misma de la adolescente se puede expresar a través de una historia de vida y una autobiografía de lo vivido por ella. Opté por esta metodología cualitativa con lo cual apunte a una aproximación con su concreta de la realidad humana de la estudiante previa a la presentación del problema de investigación. Esta experiencia personal de ser analizado mediante dicho método cualitativo está fuertemente impregnado por la educación en su más fuerte componente hegemónico y de una evidente crisis en valores.

Pero ¿cómo es posible que tras milenios de reflexión acerca del destino humano, de la felicidad que trae la virtud y de la perfectibilidad de nuestra condición, exista en el mundo civilizado una institución que se llama “educativa” y que no se ocupa más que de cosas relativamente insignificantes?
Pues es evidente que en lugar de ocuparse de ayudar a las personas a ser buenas personas para que así tengamos un buen mundo, se ocupa de enseñar materias que, se supone, van a servirnos en nuestra vida de trabajo o que, se supone, van a servir para la educación de nuestra mente, pero que ni siquiera sirven de gran cosa en la preparación de los estudiantes para una futura vida de servicio, sino sólo para la educación de ciertos aspectos de la mente en detrimento de otros.
Más que nada, la educación actual sirve para pasar exámenes y así lograr un lugar privilegiado en el mercado de trabajo, por lo que es exacto decir que el órgano social al que correspondería velar por el desarrollo humano se ocupa de irrelevancias, olvidado de su función –y esto justo cuando el desarrollo humano se ha tornado sumamente urgente en el estado actual del mundo.

Las irrelevancias educativas están a la orden día con ambiciosos proyectos de institucionalidad republicana. Sin embargo, el enseñar en estos tiempos históricos no está dado por una estrecha vinculación con las necesidades el mundo humano. No somos conscientes de la interculturalidad que construimos alrededor de múltiples experimentos valoricos. La educación se ha convertido en un ángel asesino de imponente razón instrumental.

De la misma manera, la resiliencia en la educación aporta, en esencia, es la capacidad de recuperarse, sobreponerse y adaptarse con éxito frente a la adversidad y de desarrollar competencia social, académica y vocacional pese a estar expuesto a acontecimientos adversos, al estrés grave o simplemente a las tensiones inherentes al mundo de hoy. En la actualidad todo docente y estudiante, y de hecho toda persona, niño, joven, maduro o anciano, requiere desarrollar resiliencia.

Entonces, en cuanto a los antecedentes de la investigación, las perspectivas a analizar son la relación de la resiliencia con la educación, cómo la resiliencia en educación afecta a la adolescencia aplicándolo al caso particular de una estudiante y la crisis de la educación para entender los temas valoricos.

Educacion y resiliencia

despues de la lluvia todos son empiristas y todos somos rotos.



Hablar de la resiliencia en educación es hablar de un amplio campo de situaciones límites, si esto es así, la experiencia personal de una alumna que vive sus propios conflictos dentro del aula de clases así como en el mundo exterior de dicha aula, propenderá a clarificar un enfoque digno de ser interpretado en su total elucidación temática. Por eso mismo, tratar con la resiliencia desde la mirada genuina, individual y compleja de una alumna es solo un reflejo de realidad mediante la cual se basara el tema en cuestión.

Para ello, el marco teórico y la construcción hipotética de la misma permitirán ofrecer un sustento reflexivo y de evidente capacidad investigadora a lo que se busca proponer, Un método biográfico y una entrevista no estructurada para entender lo que comporta la resiliencia en educación.

Además, el problema de investigación alude a cómo la resiliencia en la adolescencia puede afectar el desempeño evolutivo, y culminar en la superación de los conflictos internos.

En estos tiempos históricos, hemos vivido una larga secuencia de nobles propuestas y revoluciones encarnizadas por el cambio social que descuidaban el cambio individual, y pareciera que ya es hora de que entendamos que, si queremos una sociedad diferente, necesitaremos de seres humanos más completos: no se puede construir algo de tal naturaleza sin los elementos apropiados.

Este es un tema bastante silenciado por las relaciones de poder existentes entre la educación, modelo de realidad prevaleciente y los tiempos históricos que nos toca vivir en contextos culturales dados.
Pues bien, la resiliencia entrevé el valor indubitable de la educación del individuo, el político y, por supuesto, utilizo el término “político” en el gran sentido de la palabra, que alude al bien público y no al maquiavelismo de la política de poder.

Pensaba entonces que la comprensión del potencial de la educación para la evolución social sería una cosa muy fácil de trasmitir a personas receptivas en el sistema educativo, cambiar la educación para cambiar el mundo. Si bien el ejemplo dado a través de la experiencia misma del adolescente en busca su sentido originario por aprender. Pensar como un riesgo que pone en cuestión todos las verdades entrañadas por el sistema de valores morales establecidos por el amasijo de realidades patriarcales de Occidente, no significa una total aceptación de que la resiliencia es capaz de cambiar el mundo.

Enseñar la educación como una violenta imposición. Por lo que enseñar eso que llamamos educación en Occidente se puede describir como una institución muy bien intencionada, un gremio en el que en cada país se habla continuamente de reformas posibles y particularmente de currículos complementarios o alternativos, se celebran conferencias, se invierte mucho dinero, y no cambia nada fundamental, pues domina una gran inercia institucional.

Sin embargo, la resiliencia en la educación como modelo a seguir entre los adolescentes es un trabajo digno de ser proyectado como la clara demostración de revelación psicosocial aplicado a las situaciones domesticas del diario vivir de una adolescente de 16 años.