Enamorado de la vida

Enamorado de la vida
Acontece

lunes, 30 de noviembre de 2009

Los 80 y la historia.

Somos coleccionistas de espasmos ideológicos durante una década de videntes silenciosos y de olvidos forzados. Aparecían los 80, una década de mutaciones generacionales y de herejías urbanas. Una existencia fugaz, sórdida, remilgada y asolada por múltiples estructuras de poder que navegaban, confusamente, las papas subterráneas del Chile profundo.

Los 80 expresaron un despertar tributario de aparentes oposiciones democráticas concatenadas con las alucinaciones diplomáticas de la subversión postuma, las poblaciones farfullaban acuerdos de insoportable estrategia electoral. Una perspectiva digna de ser hipostasiada.

Este Chile profundo poco a poco ascendido al milagro inesperado de saberse esclavo dentro de la libertad fragmentaria de las menudencias democratizantes que pululaban discretamente en aquellos tiempos históricos precedidos de diligentes razones diplomáticas.

Un chamanismo ético que no sabe de razones plebiscitarias. De alguna u otra manera, Canal 13 apunta, en esta serie emitida, a ilustrar cierto existir conforme a las eventualidades domesticas vividas por la familia chilena.

Los 80 se forman a partir de un patrimonio histórico precedido por imponentes densidades de promoción popular y revoluciones silenciosas. Nadie fue capaz de construir algo más allá del bien o el mal, la revolución y la reforma como modelos de esperanzas colectivas. Quedo en nada.

Pues bien, de ahí, comienza esta serie. Gestos asediados por el miedo a la adustez límpida del toque de queda, los artíficos conceptuales del milagro económico, las disputas hegemónicas del poder popular, los coqueteos callejeros de los jóvenes universitarios con el ocaso de los megarelatos, por la ingesta excesiva de secuencias progresistas sin tener sentido del gradualismo ético, las vivezas criollas del anónimo chileno sentado en los buses de antaño, la genialidad opcional de la mujer para barajar criterios de orden financiero, la inferioridad numérica para ser dignos de sus propias miserias históricas, la inocencia intratable de los niños para perpetrar realidades, por el silencio despreciativo de la autoridad vigente en lo que cabe a los derechos humanos y el tropel de rarezas contraculturales del humor habitado en Chile pero apariencias configuradas por esta familia, los Herrera, como constructores de sentido.

Un ademan a la vida misma en la que conviven estos interesantes personajes de este Chile perplejo, transando con sus contradicciones que los otros le obsequian descaradamente. Los otros son los incontinentes evangelizadores, o de la revolución o de la reforma.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Dando vueltas



Inciertos momentos de caos moral acechan a mi corazon ardiente bajo la cara y cruz de la existencia. Con el progreso indefinido de la miseria humana para captar las reminiscencias cotidianas dela contecer mundano cuando observaba, sigilosamente, el yugo pontificador de esos ruines dias estivales.

De todo un pco, pasando. Al fragor del abismo pensante envejecido por los consensos audaces profanados por los rituales de Occidente. Siguiendome en la faz resplandeciente de la vida humana, seduciendola por encima de todo, mutilada en sus delirios de grandeza linguistica, locos de ira ene sas intrincadas formas de inmuniedad veraniega que promueven las veleidosas palabras " en off".Te tocan las profundidades del alma humana. De tanto en tanto, verbalizando momentos de originalidad vivencial. Una avasallante estetica del hoy.

Es bueno, ya, expresar el universo inquisidor de las relaciones humanas cuyo juego misterioso, extraño y engañoso satanizan las diligentes valoraciones de cicnismo bibliografico que pululan en nuestras indomables espacios intersubjetivos. El problema de los problemas tras la busqueda incansable de un origen que construya la realidad humana en concreto junto a sus coloquios dispensadores de fines entropicos.

No hay una clara certeza de la razon humana para penetrar als leyes laberinticas de la miseria humana, haciendose un ilustre actor de intuiciones callejeras. Engendros metafisicos y demonios afectivos proliferan en el acto mismo del lenguaje humano.

Es cuestion de actitud interpelar a la moral misma, por ahora, de sus extenuados decesos conceptuales. Insinuaciones psicodelicas para atraer a la vejacion antropocentrica de Occidente.

E-2



Estar en la E-2 es una ayuda para divagar acerca de las preguntas que apuntan a la historia futura de la humanidad. Intuiciones emergidas en repentinos momentos de trasbordos mundanos. Inexplicable suejcion de la razon humana para captar la legitimidad y validez de la E-2 en sus tentaivas de totalizacion excentrica.

Lo excentrico estriba en la sempiterna capacidad de conectarse con esos sacros lugares de ventilacion deliberada, el lugar que le corresponde al minusvalido. Dias que pasan, inexcrutablemente, pero atentos a ese experimento llamado vida cuando observo a cualquier persona que se precia como tal.

Los amigos vendedores y su optimismo histórico, las señoras con sus bolsos de compras necesarias y de las otras, las niñas y sus observaciones lúdicas, los rotos con sus oídos tapados por la insania del reggaetón, los jóvenes que estudian en el Instituto nacional y sus audífonos de color siniestro, las hijas de las mamas de origen C-3 al lado de ellas con su algo de dialogo libertario, las mujeres de 4 décadas con su teñido de pelo poco estético que se emparenta con la voluptuosidad epidérmica, los muchachos de la generación PSU y sus atuendos de progresismo deliberado, las relativamente Elfas al fragor de su carácter alucinatorio mientras escuchan su música MP3 y los destellos de asombrosa perplejidad de las bebes de mamas de voto blando aliancista que miran con una conmoción en la emoción esas miserias atesoradas en ese laberinto de las pasiones urbanas.

Un amigo en tu camino de las desorientaciones ideológicas, la E-2. Algo de verdad existe en eso, pues persiste en el trabajo colaborativo de las personas vividas tras su carga valorico-histórica una sugestiva capacidad de percibir la miseria humana con sus distintos ropajes de desaprendizaje significativo.

La E-2 girando en el mismo lugar de los paisajes místicos. Mutiladas verdades mundanas acusando recibo de su discurso de legitimación, la E-2, poniendo en cuestión todo aquello sobre lo cual no se hace estando en la soledad cotidiana de tu baño o de la locura gregaria de un horario de punta en “metro te ayuda”.

Cualquier situación de hecho o algún suceso pintoresco sirve para ilustrar los desmadres de la razón constructivista, ene ste sentido, la E-2 me ha ayudado a esclarecer ciertas oscuridades teoréticas en lo tocante a las arbitrarias relaciones humanas cuando se ritualizan.

lunes, 23 de noviembre de 2009

La E-2 y la vida

No hay duda alguna que los tiempos históricos juegan a estar en cualquier lugar que le parezca apropiado para su reproducción en serie. El carácter alucinatorio del mundo cuando vivimos en sociedad, verbalizando esas osadas sensaciones de galopante irrealidad. De ahí, la importancia que le doy al bus que cumple la misión de transportarme a la Usach durante esos 5 días hábiles de estudio inadvertido.

No había comprendido la apoteósica misión que ejerce ese Bus de evidente progresismo indefinido, la E-2. Todos los días tengo un amigo incondicional, discreto y hermético que disfruta cuando asumo una actitud de silenciosa revolución domestica encarnado en un Bus cuyo nombre es la E-2.

Durante 10 meses ha sido un amigo de evidente escuchar y poco dado a los sermones de relativismo “picunche”. Su trayecto se inicia en Puente Alto, pasando por la Florida, la Granja y termina en el terminal de Buses Lo Ovalle.

Desde el otoño hasta el verano, pasando por las 4 estaciones imbricadas en este planeta Tierra, la E-2 acude al auxilio del Chile profundo en toda su crudeza callejera, emprendimiento de nunca acabar y promoviendo la educación universitaria de jóvenes que son la primera generación de estudiantes en ingresar a ese universo académico de significaciones raras.

Toda disposición de ánimo dada por los pasajeros durante este viaje fugaz implica un proceso de nunca acabar para con los Otros. Distintas maneras de expresar hastió, letargo mundano, repulsión al olor a “Pueblo”, escepticismo al estado de higiene del “picunche “urbano o las muestras de sinsentido gestual cuando alguien habla fuerte claro y republicano.

Es un buen recorrido. Te permite no dormirte pero tampoco estar al borde de la insania histriónica. Una que otra mirada furtiva se puede ofrecer, eso si, ante de las 9 de la mañana y despues de las 19 horas puedes coquetear no solamente con la mujer universitaria de inspiración crédito universitario, relativamente voluptuosa, de cierto mal humor con su maquillaje de Mall y con un atractivo que permite jugar a ese juego llamado lenguaje sino que también con toda la riqueza etaria que ofrece la evolución natural de la miseria humana.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Etica del discurso y algo mas

Nuestro amable Elfo Santos nuevamente hizo de las suyas con sus alardes de eticidad temática, en esta ocasión, correspondió al filosofo llamado Von Appel cuya importancia radica haber construido una tentativa de una ética universal a partir de una dimensión pragmático-lingüística con su correspondiente critica al maestro Kant. Fue una prueba de efímera decision libertaria, solo había que rendirla. Nos acompaño un Lunes frío, mustio y hermético. Mientras el elfo Santos espera que Piñera no sea gobierno. En off se capta la agudeza gestual y kinesica de sus comentarios sobre esas problematicas mundanas. Ir a la miseria misma para que aquello que la historia no debe prescindir.

Una ética de la comunicacion, en este caso, significa una perspectiva normativa para develar el carácter pragmático-linguista bajo las condiciones de aplicacion de posibilidad que dan los hablantes en una comunidad humana. En efecto, si solo fuera una ética especial para dichos efectos tendría solamente un rol instrumental, esto es, de medios y de fines en un contexto de acción lingüístico. Para lo cual, una ética del discurso como un agente de responsabilidad solidaria apunta a la fundamentacion consensual de las normas cuyo sentido ultimo es la pretensión de validez y, esto, desde el prisma de la pragmática trascendental como critica a la propuesta metafisica de la moral kantiana.

Esta ética del discurso alberga una fundamentacion filosófica del principio de universalidad ética, en este sentido, impone una implementación de sentido con su correspondiente idea reguladora de comunicacion humana. Es ir al problema mismo del formalismo moral kantiano( imperativo categórico) y entrocarlo con el principio ético del discurso basado en una nueva manera de construir una etica de interlocutores humanos regulados por las relaciones intersubjetivas que se dan mediante la organizacion de la praxis colectiva.

Ahora bien, una simple ética especial para el discurso o la comunicacion dejaría de lado el ámbito del apriori " yo argumento", desprovisto de la fuerza explicativa que engarza con la perspectiva reflexivo-trascendental de una ética del discurso.

Esta constreñida al reino de los fines. Una evidente instrumentalizacion de la legitimidad concluyente de los hablantes en una comunidad lingüística. Una ética del discurso como el espacio de representacion argumental que da curso al proceso evolutivo de una razón comunicativa.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Educando con Bioetica

En los ulteriores planteamientos bioeticos, con respecto al tema en cuestión, se engarza con la evocación, suficientemente, plausible de asumir el pasado humano como un fiel destinatario de un cambio de mirada respecto a los sucesos inesperados sobre la corriente del tiempo. Poco a poco, emerge el quehacer bioético como un claro de luna sumido en la insondable oscuridad de “muertes legales”.

Es producto de la creación humana, saber tratar a la realidad en concreto sobre la cual socializamos e interactuamos con distintos criterios discursivos sobre el habitar del ser humano en el planeta Tierra. Eso mismo, nos interpela sobre el espíritu aleccionador del ser humano, en sus estadios de progresión evolutiva, para buscar intrincadas formas para solucionar sus finitudes eco-sistémicas.

De esta manera, los dilemas bioeticos nos educan sobre cómo tratar esa naturaleza etaria, en este caso, la población senil, en el vertiginoso mundo humano de los consensos históricos, adosados a la incontinencia praxica de la técnica moderna. No obstante, los beneficios planetarios de la técnica moderna, no hay parangón alguno, con la historia de la humanidad, ha suscitado sus propios demonios sistémicos.

De ello, se sigue, que la bioética es un saber que propone, instaura y alecciona sobre un camino de mirada, a base de, un procedimiento, proceso social y producto.

Desde las formas prístinas de civilización humana para captar la realidad humana en su trato cotidiano con la naturaleza hasta los desequilibrios ecológicos y cósmicos de la técnica moderna por medio del hacer deliberado del ser humano, una ética para la vida se hace necesaria, urgente y perentoria.

Por lo tanto, un pensar bioético a traves de una ética aplicada nos puede conducir a revelar la verosimilitud de lo que es bueno, propio y justo.

Algo llego a su fin y no hay caso. Significa un darse cuenta de la ruin degradación a la que ha llegado el mundo humano en su actuar expertocratico, dogmatico y científico, dispuesto a hegemonizar sus propios discursos de legitimación desde la majadería histórica de asumir la filosofía del progreso como verdad revelada.

Una nueva forma de aspirar a un modo de acceder a la realidad humana y a sus propias complejidades que depara el vivir en sociedad, al mismo tiempo, encontrándose con la mutación de valores y experimentación cultural de raros sucesos de vileza epistemológica mediatizada por el enjambre de dogmatismos integristas

Neira y su posmodernidad



Neira y su posmodernidad son como el ruido de la gran ciudad. No hay nada que hacer cuando los dados están circulando por los siniestros deseos de los compañeros para evitar la prueba misma por aquel Jueves de aristotélica temperatura ambiente. NI la filosofía de la liberación los salvaba. Pero, en fin,eso es no respetar a la condición moderna y sus tribulaciones santiaguinas. Algo de musicalidad le agregue a la situación vivida, les compre galletas a los bípedos pluricelulares, pues, había incurrido en una poco estético comportamiento por el Martes de esa semana. Galletas oriundas de la San Camilo con cierta fragancia a meritocracia urbana.

También Lyotard trata sobre la legitimidad del saber contemporáneo. Se nos muestran 2 perspectivas acerca de los discursos de legitimacion que le conciernen al saber científico. Tanto el especulativo( Hegel y su saber especulativo totalizante) como, el otro, el político versan sobre la búsqueda incesante de conferir legitimidad a la contradiccion de intereses que engendran las relaciones sociales con su consecuente contrastacion identitaria.

En el caso, del primer principio, de una dialéctica del espíritu la perdida de legitimidad radica en la alienación del hombre ante su propia incapacidad de reflexionar su historia. Se acude a la elusion del sentido originario del saber científico, este, no se agota en la comunicacion de lo que expresan los hablantes para una mayor performatividad, tampoco la mera situación explicativa de intereses opuestos. El saber científico no es un simple manojo de significados teóricos sino que, también, su perdida de coherencia interna reside en la génesis del nihilismo del siglo XIX( ciencia, ética y cultura).

Desde la otra óptica, esto es, de la cuestión política la humanidad como el sujeto practico a partir de la autonomía de la voluntad dada en una situación dada y un poder político existente para considerar un estado de cosas concluyente, evidente y patente. Sin embargo, los juegos del lenguaje y sus relaciones agonisticas, al mismo tiempo, con una visión lúdico-agonistica de la sociedad con respecto al saber científico desde ese enfoque pierda consistencia histórica asi como asume en la mas absoluta incomprensión la condición y el método del saber posmoderno.

Ambos principios, en definitiva, son una clara demostración de la incapacidad hermeneutica-reflexiva para representar desde la idea de progreso la historia humana. En efecto, se da una representacion agonistica de la historia junto a la activa participacion de los juegos locales de invencion imaginativa de índole azarosa, de lo inesperado y de la sorpresa de asumir la fuerza de la convicción explicativa de la comunidad de expertos.

Ante todo, el saber científico no es sino un acotado espectro de verdadas mutiladas y de proliferacion de un sentido lúdico para comprender la condición humana.



la condicion posmoderna



Nuestro profesor Neira nuevamente nos ayuda a promover, consolidar y preservar el rigor intelectual y la disciplina academica. Un dia de Noviembre nos correspondio rendir la prueba sobre la " condicion humana" cuyo autor es Lyotard en donde la Filosofia de la Historia tenia harto que ver. Sin embargo, la miseria humana se hace siempre presente en estas situaciones concretas. Muchedumbre de compañeros al borde del gregarismo en off y del histrionismo gestual. Pero Neira no transo, ante todo, esta la capacidad de construir nuestro propio proyecto originario.

Tuvimos que responder acerca de la pragmatica del saber cientifico y sus consecuencias relativas al saber narrativo. Entonces, empece la acotica locura de la fe por responder conforme al canon de mi voz interior.

La pragamatica del saber ceintifico alude al cuestionamiento que hace Lyotard sobre el estatuto del saber y la condicion misma que le cabe al saber posmoderno. Ademas, los discursos de legitimacion de proposiciones, ene ste caso, del saber cientifico con su correspondientes reglas de uso implica la emergencia de una relacion, a partir de la institucion de la ciencia como modelo de juego, exigida desde un destinador, destinatario y referente.

Ahora bien, se concibe este aspecto de relacion con un juego de lenguaje. Su importancia radica en la correspondencia del saber cientifico con el conjunto de condiciones sobre la cual se construye un enunciado. Existe un legislador que legitima las condiciones de posibilidad a traves de normas promulgadas por ley y no asi con el saber narrativo.

Esta pragmatica adquiere precisamente una significacion y sentido preciso que afecta a la comunidad real de comunicacion. El autor, distingue, por cierto, los aspectos de enseñanza y de investigacion. Estas perspectivas epistemologicas asumen, en contraposicion, al saber narrativo, el caracter denotativo de su finalidad cientifica.

Asi, el juego de lenguaje de caracter denotattivo es aquel que utiliza eld estinador para aseverar su referente y verificarlo ante el destinatario, lo que informa al destinador tiene una validez relativa con respecto al destinatario, el destinador solo muestra las competencias ejercidas por su disciplina tematica y el papel que juega el destinatario como contraparte argumentativa, adquiere un modo de mirar distineto en cuyo caso el saber narrativo no necesita legitmarse a traves de la implementacion de leyes de uso cientifico.

De este modo, el saber narrativo apela a la autolegitimacion del relato que emerge desde la historia creada, construida y protagonizada por los hablantes en un entramado valorico cuyas pretensiones de validez consensual indica, eneste sentido, un saber escuchar, saber decir y un saber hacer.

Existen ciertas consecuencias referidas a ambos saberes, por un lado el saber cientifico no considera que el saber narrativo sea parte de un saber absoluto, verificado y previsto por los instrumentos de reflexion humana, mas abien, lo expone como un saber mitico, como un prologo a la asuncion del saber que representa, nitidamente, la cosmovision pragmatica desde su propia vision agonistica.

El saber narrativo como el instrumento de narracion reflexiva y su correspondiente absorcion del saber cientifico el cual forma parte de las condiciones historicas de posibilidad. Nos relata el diario quehacer de los hablantes asi como nos ayuda a formar buenos enunciados( preescrptivos, denotativos, valorativos). Expone la realidad humana en concreto, la especificidad del acto humano en concreto cuando, este, esta inmerso en una comunidad historico-linguistica.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Noviembre y mi Historia.

Son dias de sorpresas los asumidos por el mes de Noviembre en lo que le cabe sus designios temporales. Durante este mes he sido un fanatico de experimentos culturales. Si es que eso es posible de expresar, entonces voy encontrando esas pequeñas respuestas a lo que me asombra plenamente, la vida misma.

Un infinito inagotable de hipoteticas teorias en busca del origen perdido e innumerables muestras de indecision humana nos demuestran la evidente complejidad de confluir en sola respuesta. Ante lo cual, tengo , por ahora, a algunos canales de saber historico, por ejemplo, los emitidos por la television por cable, The History Channel, Discovery channel y el NatGeo. Son mi clable a tierra cuando llego a mi casa.

Una abierta pasion por vivir encuentro en la emision de ciertos programas de caracter educativo-existencial. Busco el vertigo mismo de lo enfocado por los protagonistas, esos hablantes pedagogicos que consensuan tanto su realidad vivida como trama misma de lo explicado por la historia humana.

Es de dificil solucion develar esos psicodelicos instantes de viveza humana, estos, encarnados, en programas tales como " a prueba de todo", " Tabu", "Ciudades ocultas", " Auge y caida de Roma" , " la tierra sin humanos", " la caida del muro de Berlin" y " Rusia Salvaje" son un aperitivo para encontrar la especificidad del acto humano cuando vive subjetivamente.

Asumo el habito prevaleciente de domar mis miserias fisicas en cuyo caso me preparo para analizar, observar y pensar sobre lo vivido en esas horas que fluyen desconsideradamente por consejos de un tal tiempo esclarecido.

Sobornan mis escuelas de pensamiento tercermundista estos programas de inspiracion historica. Agradecido tras la experiencia personal de muchos dias acogidos por estos programas, es que contemple en accion nuevas fuentes dispensadoras de sentido para mi vida personal. Un juego con los infinitos urbanos de un caotico sueño de oficios mundanos. Un Noviembre y su Historia que pasan por los caminos del azar, estos, rodean las sombras diluidas de la razon humana.
Algunos arrebatos aspiracionales por tratar de encontrar esas cualidades irreales tributadas por esos programas emitidos por la satelital television por cable. Alguien tiene que ceder en la eleccion de la historia humana. Indudablemente, Noviembre alecciona esos temples de sueños urbanos incentivados por las dudas circulares de mi venerable televisor de " picunche" resolucio digital.





Pedro de Valdivia

Un nombre histórico que se confronta con un espacio de satisfacción ciudadana, las boleterías del mismo nombre que pertenece a la moralidad en off de la linea 1 del Metro, porque Metro te ayuda. Insinuaciones visuales que quedan en el inconsciente de situaciones vividas. Existo, desde luego, en este sentido, en aquella estación de aliancismo electoral, pues, me junto con mi elfa Claudia y algo mas. Ese algo mas trata sobre lo que relato junto a ella en los alrededores urbanos de nuestra caótica ciudad. Fragmentos de nuestras vidas se diluyen y se diseminan en las avenidas de fantásticas realidades edilicias.

Lo único que queda es totalizar amantes momentos de discordia societal. Claudia y yo, Pedro de Valdivia con su consecuente Anden, caminan por esos tiempos vividos cuya finalidad es vivir en paz con el mundo exterior y en tormenta con sus entrañas.

Nos juntamos en Horario valles, así, evitamos el olor a pueblo y otras agudezas fisiológicas. Algo impuntual resulto ser mi elfa Claudia pero dentro de los cánones de normalidad femenina, a su vez, suele llegar siempre por sector norte de la estación de metro, o sea, estando, yo, hacia el sector sur de la estación. Sus encantos de sobrio maquillaje y de cierto toque de sensualidad visual se reitera, silenciosamente, en todas las ocasiones en que nos hemos visto. Mientras la espero, pacientemente, leo , observo y miro a las personas que pululan, de modo siniestro, hacia sus respectivos propósitos teleologicos.

Horas y horas de atomismo axiologico y de besos que estremecen nuestras joviales cajas toraxicas. Vastos silencios concluyentes de esas miradas que narran paraísos soñados , al mismo tiempo, despertares absurdos cuando nos toca observar la miseria humana que camina por los pastos viscosos de " nueva costanera" y otras áreas verdes asumidas como tal.

En realidad, en ese lugar situado, ahí, en Providencia es donde con Claudia hacemos de cada encuentro realizado una arte humano de sensualismos urbanos. Nos proyectamos, caoticamente, por cuanto sirva para vivirnos apasionadamente. Cualquier cosa que hablamos deriva hacia nuestras burbujas de asuncion afectiva. Después nos callamos repentinamente.

Este Pedro de Valdivia y sus decepciones holisticas. Jamas nos ha abandonado este histórico nombre, pues, ha sido un privilegiado espectador de un proceso irreductible, mutilado y de nunca acabar, el besarnos o el decir adiós.

También, por otro lado, existen ciertas personalidades de raigambre tribal, estas, en sus delirios de grandeza neoliberal y de coloquios tribales confluyen en una especie de laberíntica.

Estos laberintos de individuos deshumanizados viven en pos de lograr un propósito único, pasar el torniquete, luego, viene el diluvio gregario. Es un lugar en el cual cohabitan mujeres emprendedoras cuya estética es bastante patente, jóvenes estudiantes de liceos emblemáticos, ancianas de venerable absorción consumista, hombres cuya riqueza etaria es un progreso indefinido hacia la miseria acotada, y rarezas gregarias al lado del camino hacia el cajero automático.

De momento esas inquietudes que percibo en el cielo estrellado de decadentes certezas históricas las iré dejando para dar paso a discretas apariciones cosmicas en todo eso que preserve ese amor alucinante que tengo, por ahora, es Claudia y ese Pedro de Valdivia.


jueves, 12 de noviembre de 2009

Noviembre y algo mas.





Amar con locura la vida
incluso sus asombros generacionales
haciendo un trato con la realidad
buscandolo aletaoriamente.

Noviemvre de los desorientados
pulsionales insinuaciones
un pasado reticente a moderarse
confrontando a sus propis dioses paganos.

Lo irrisorio de racionalizar vivencias
el verde campo de la experiencia humana
muda por la ingenuidad salvaje del hombre
silenciosas seducciones al libre albedrio.

¿ como comprender lo que soy?
beber la copa de la vida
un nuevo trato con la libertad
navegar temerariamente por el lenguaje.

Multiples obsesiones consumistas
encadenamientos mentales declarados
las marcas de nacimiento
del vivir en su ciudad.

Moral, religion y dinero
los idolos explicativos del planeta Tierra
donde la Navidad
apela a un lenguaje minimalista.

Cambiar para mantener
el grito desgarrador de la moral humana
esperando en la lista de espera
de los equilibrios cosmicos.

Soy otro

Soy otro cuando camino boyante por los senderos inescrutables de recuerdos liceanos. Lo pensé, eso creo, estando absorto en épicas sujeciones de clamor universitario, mientras tanto, los compañeros de cuestionables vidas paralelas almorzaban con un fervor de evidente paternalismo estatal, En ocasiones, dudo de la existencia misma de lo que vivido, esto, me deriva a un viaje sin retorno hacia irónicos milagros inesperados que están a la vuelta de la esquina. En cualquier esquina por la que he estado.

Soy otro en un Noviembre peleándose con totalidad urbana de imprevistos personales bajo la asuncion de inexplicables juegos del lenguaje. Buscándome en la absurda letanía de la razón humana, sin dolor, sin aspavientos y sin ataduras mentales. Ese Noviembre albergando remotas situaciones éticas al tocador de la civilizacion de Occidente.

Soy otro cuando estoy como otro mirándome en el vasto espejo de las relaciones humanas, el tiempo. Queriendo totalizar mágico momento de ruindad moralizada. Incapacidad para conocerme en la faz resplandeciente de la miseria humana. Es algo pero insuficiente para penetrar los abismos generacionales de la vida en comunidad. Fantásticas alusiones sobre el oficio de vivir a partir de una emoción.

Soy otro, soy otro Noviembre corriendo por las vastos espacios raros de mi vida como estudiante secundario en aquel liceo de emblemático saber intrasistemico. Iba, por ahí, a tratar de confrontarmelas con la realidad ingenua de mis ídolos explicativos. Fue un proceso inacabado de aventuras alucinatorias cuya decisión silenciosa fue no decir nada.

Soy otro pensando la realidad humana en concreto cuando describimos históricamente la fuente misma de la miseria humana. El enigma de los enigmas describiendo las andanzas del activo observador al mismo tiempo esculpiendo especificidades epistemicas.

Soy otro amando la vida sin lógica, sin razón y en off. Tantas experiencias menores pero algunas de cierto placer estético. Invocando a la voz interior que apura la concreción de mis situaciones limites. De cuando en cuando, los meses que fluyen pomposamente en sus declamaciones cómicas, incentivan el corrosivo poder del no decir originario.

Soy otro enamorándome de la realidad que toca la rareza vital de los juegos con el infinito y con el tiempo, estos, están de acuerdo, con que este con mi Elfa Claudia. Seducciones ñuñoinas que giran en un mismo lugar que quiere cambiar.

Soy otro cuando aprecio la inconmensurable belleza que nos ofrece el planeta Tierra y su silenciosa reflexion bioetica. Hay tanto por hacer en esta biosfera de confuso saber humano desde el Hoy que nos aterra vertiginosamente.

un dia y sus sombras





Un dia y sus sombras bailan en un mismo lugar y se acogen a la servidumbre de occidente. Asi, cualquier dia sobre cual me instalo a pensar, observar y alucinar con lo ocurrido en este mundo humano de los paraisos encadenados. Nos ayuda Noviembre y su experiencia muda. Cuesta saber cual es la realidad humana no soñada cuando nos enfrentamos al pavor miscelaneo de optar a nuestra libertad. Siguen haciendose y jugandose en la vereda del enfrente los espacios raros de la razon humana. Para lo cual, insinuaciones de clamor sensual y de fulgor ancestral anidan durante este mes, ahora, encarnados por ese experimento llamado Jaime. Un proceso de nunca acabar para la miseria humana.

Hasta el dia de hoy(cualquier dia de Noviembre) un dia y sus sombras acechan al hipocrita lector para decirle que la magica esperanza de develar misterios sin resolver cuando , uno, se atreve a conocer mas alla de su corporal pensar mundano. De tanto en tanto, esperando nuevas posibilidades de relatos que den cuenta de lo que acontece en el Noviembre profundo del Chile democraticamente lactante. Libertad mientras optamos a nuestro proyecto imaginario. Risas que surgen en esas sombras de dudosa discrecion en off.

Algunas sombras nos sujetan a esos inconmensurables sucesos de decesos historicos asi como de encadenamientos mentales, asimismo, constriñen lo aprendido y no hay nada que hacer, en ese entonces. Por de pronto, apelo a la impredecible hilaridad de inspiracion mesocratica para,asi, soportar con criterio las hegemonicas pretensiones de ruindad concluyente del tiempo fluyente. Esa una manera terapeutica de vivirlo, protagonizarlo y tolerarlo.

Alguien tiene que ceder. Pero, por lo menos, adopto una postura de total desafeccion acerca de las situaciones concretas acontecidas al mundanal ruido de los dias dados por difusas manifestaciones de destinos consagrados. Ese dia y sus sombras inculcan inocuos instantes de consagracion misantropica.

Este Noviembre al fragor de sus paradigmas estivales condimentan esta lactante existencia del joven oyente. Por lo demas, quiero narrar vibrantes epicas de sujecion cotiadina, o sea, en eso que llamamos situaciones limites y nos confrontan con el rostro impavido de la vida humana.

Amo locamente lo vivido, tambien, pienso en lo que fascinante de dar una lucha incontrarrestable al mundo humano y sus entropicas palabras.


sábado, 7 de noviembre de 2009

Hola Noviembre, hola mundo

Hola Noviembre significa responder a las dudas engendradas por la vorágine del presente caído, mientras pasa. Estoy trabajando con la realidad silenciosamente, porque es la única manera de construir un antídoto contra el holocausto del tiempo. Además, el mundo emana como el hermano misterioso de cualquier hecho inesperado originario que cada calle nos ofrece en sus propias decepciones electorales. Un bello día de Noviembre es, por ahora, mientras vivo, un destello de voluntad de poder. Me permite tener mas problemas reales y menos imaginarios.

Saludando al mes de Noviembre con respecto a ese experimento idiosincrásico llamado Chile basado en meras ficciones históricas. Hay que saludar a todo aquello que nos permita seguir envejeciendo vertiginosamente. Somos habitantes de un realidad humana dispuesta a sorprendernos repentinamente con el velo primaveral de sus dudas vocacionales. Van y vienen las personas en este mes de las decisiones finales. Un tiempo de diagnósticos diferenciales y de reminiscencias democráticas. Debo, por cierto, saludar a cada situación vivida encarnada en convicciones cronológicamente sujetas al carácter alucinatorio de Occidente.

También existen las situaciones limites de Noviembre en su propensión de habito sugerente, sugerente para construir artificios humanos de cuestionable legitimidad valorica. Incluso, esperando los absolutos historicos concentrados en franjas políticas, esmirriados debates de indefensión corporal, asertivos exponentes de idiotismos estivales, docentes alucinados por saber la condición de su enseñar posmoderno y el decadente aleccionamiento de miserias silenciosamente contraculturales.

Noviembre y sus minimalismo de confrontación espiritual. Es un canto desatado a las venas profundas del Chile profundo. Experimentación poética al oír susurrando al tiempo atmosférico entrelazado con ese polen de progresismo estético. Un resfriado al andar de inmunes bípedos al leer destinos circulares.

Piñera, Frei, Marco y Arrate siguen envejeciendo en sus estados de indefensión cósmica cuando la corriente del tiempo hace muy bien su trabajo. Dicen argumentar con sus extenuadas palabras dignas soluciones a la galopante mediocridad de nuestro anodino país. Sigue muerto Pinochet, entonces la Concertación deriva a un psiquismo de inspiración entropica. Una izquierda asfixiada en sus entramados de hipocresia consensual. De este modo, cada bípedo demócrata juega a ese juego denominado lenguaje.

Es menester saludar tanto a Noviembre y al mundo que, aparentemente, nace con la correspondiente oscuridad epistemologica. Somos los pasajeros de un Bus que concentra todo el espacio fantástico de las relaciones humanas.

Su marxismo sui generis

Incurri en la impertinencia de responder la pregunta elaborada por el profesor Neira. Habia que hacerlo, porque si no tendria que asumir las perplejidades poco esteticas de una cuestionable evaluacion. Haciendose al andar los caminos seculares del profesor Neira entre tanto bipedo asumiendo su concluyente mediocridad tercermundista.

Un saber humano propuesto por el maestro Sastre. Un tema de nunca acabar la situacion vivida de las problematizaciones vividas por la historia construida por el hombre. Sastre afirma que el ser humano es el proyecto. Es un constante deseo de ser. Esta dotado de su proyecto ontologico originario: ser libre. Asi, confluyen la situacion y el mundo como aquello que asume el ser humano mientras lo vive subjetivamente. Lo vivido como el espacio emancipador en cuyo caso la jerarquizacion de mediaciones, en este caso, ir al significado y a la vivencia concreta de Flaubert en correspondencia con el acontecer politico-social de la pequeña burguesia durante el Segundo Imperio, permite accder a la obra especifica y al individuo especifico. Rechaza, en este sentido, la interpretacion marxista de la historia cuyo carcater funcionalista reduce la situacion de Flaubert como consecuencia de la estructura productiva de la pequeña burguesia.

Sin duda, la decision del ser humano orienta la existencia que consiste en asumir el proyecto como tal y construir fines. De acuerdo a esto, sigueindo con el ejemplo, Sastre elabora el metodo progresivo-regresivo para explicar , interpretar y comprender los recovecos del actuar vivencial del autor e ir al lugar mismo de su dimension existencial, la infancia. Aca, en contraste al marxismo anquilosado el niño no nace percibiendo o teniendo el primer sueldo o surgiendo del movimiento obrero. No se agota su ser en el hecho de ser pequeño burgues.

Esa infancia acontecida sumida en un mar de idolos explicativos(religion, moral, educacion y la familia) acentua la situacion vivida, carece de un significado en el momento mismo del hecho humano, que se traduce en detreminaciones reales vividas de forma oscura. Esta pasmosa oscuridad ocurrida significa un despertar existencial y un trabajo de observacion y de descrpcion fenomenologica que hace Sastre para comprender la confluencia de su filosofia de la historia, la estructura politico-social, el proyecto y lo vivido.

Insisto, en lo de " revivirlo oscuramente" , para el autor es ir al problema mismo dels er humano en lo tocante a su capacidad de asumir y comprender e interpretar el sentido de la historia y el sentido del mundo que da el individuo, intencionalmente, a este estado de cosas.

Ante todo Sastre rechaza que el ser humano o, en otras palabras, el individuo real sea absorbido en un sistema de ideas o en un concepto(marxismo clasico). Por eso mismo, incurre en revelar la problematica del marxismo clasico, este, fosiliza al ser humano concreto, a partir de una vision mecanicista e idealista del proceso historico que vive el hombre.

Sastre, en esta primera infancia, quiere reinvindicar el marxismo en nombre del existencialismo, es decir, quiere comprender al ser humano, sus obras, sus acciones pero, por, sobre todo, la historia. Por ello, se pregunta por el ser humano, la obra del ser humano y la sociedad en la cual se realiza la obra.

Sastre y su agitado Neira

Dada esta prueba con las dudas evidentes de un estudiante algo dispuesto a estudiar y a comprender el universo pensante del multifacetico filosofo Sastre. Esta prueba solemne fue dada en als postrimerias del mes de octubre, cuando Octubre era ese mes de los consensos mutilados. Asumi el riesgo impertinente de respoder a las preguntas formuladas por nuestro profesor Neira. Un hombre bastante agitado, intelectualmente, por ir al Sastre mismo y algo mas en su situacion limite.

Ante todo la respuesta unica , respecto al prueba, seria de una patudez inconmensurable pero, bueno, al miseria humana tiene bastante que decir en sus actos de habla. Ahora bien, aludia, una de las preguntas a la dialectica y, la otra, acerca del proyecto humano en su versiond e narxismo sui generis en constraste al marxismo fosilizado, clasico e idealizado, entre otros, por el stalinismo y sus intelectuales de escolastica ramplante.

Sastre afirma que la verdad en el ser humano es la totalizacion que se da de manera perpetua y distinta en cada momento del accionar humano. En esto, la verdad historica que reside en la totalizacion, destotalizacion y retotalizacion, la dialectica, como el metodo que permite construir la experiencia de lo concreto, permite constituirse como el espacion antropologico-historico provisto de conocimiento reflexivo.

La dialectica como el motor de prigreso en el proceso historico en cuanto tal. No es algo dado la dialectica, sobre todo, cuando se trata de comprender las vivencias concretas del ser humano. Va dando curso a las orientacion dada por la historia humana a traves del proceso de totalizacion que engendra conflcitos, contardicciones y superaciones, esto,a contece cuando las relacioens humanas se nutren del entramado de situaciones vividas y de proyectos constantemente haciendose.

Por lo que la dialectica es, basicamente, un instrumento de reflexion historica que consiste en revelar la legitimidad del saber humano. Este estado de permanente legitimacion filosofica, la dialectica discurre por los derroteros metodologicos que aborda, tambien, el existencialismo, abordan la experiencia para descubir sintesis concretas.

Con esto, esta sintesis concreta representa inequivocamente la culminacion en lo que concierne a este saber dialectico, de la determinacion real del individuo en una situacion dada y en lugar historico dado. Es una culminacion no adscrita a caracteres causales, sino que mas bien entroncado con al constitucion de fines.

Ha terminado la respuesta y ha comenzado los consejos del agitado Neira.